LOS ABRAZOS, FUENTE DE MAGIA

jueves, 28 de agosto de 2014

¡Hola maj@s!

 No sé si me he levantado hoy con el chip "mimosín" pero cuando me he cruzado con mi madre por el pasillo de casa, le he "arreado" un abrazo de esos que te dejan sin respiración unos instantes. (Creo que va a solicitar una orden de alejamiento... no digo más jejejeje).

LOS ABRAZOS, FUENTE DE MAGIA

Así que inspirándome en ese abrazo, he decidido hacer este post, sobre los abrazos y sus múltiples beneficios.

"Necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir. Ocho abrazos al día para mantenimiento. Doce abrazos al día para el crecimiento" Virginia Satir, terapeuta familiar.

¡Que "rulen" los abrazos!

Cuando abrazamos y/o nos abrazan, de verdad (no esos abrazos "rancios"), surge una magia que hace que el tiempo se pare, que se rompan todos tus miedos. De un modo inconsciente cierras los ojos y te dejas llevar por esa sensación de bienestar, de seguridad, de ternura. Sientes que con él, no son necesarias las palabras, y que en él se encierran las palabras más maravillosas del mundo.

Los abrazos son una de las mayores muestras de afecto que podemos dar y recibir. Una muestra del cariño que sentimos por aquellas personas que queremos tener a nuestro lado siempre.

Los abrazos de una madre pueden calmar en un instante a un niño pequeño (y no tan pequeño jejeje). Un abrazo de un amig@ nos puede aliviar de las penas que nos agobian en determinado momento de nuestra vida.

El abrazo es la respuesta perfecta cuando lo único que necesitamos es sentirnos apoyados y acompañados de las personas que nos quieren en nuestros momentos más duros y complicados.

Pero no sólo en esos malos momentos necesitamos de los abrazos. Cuando estamos alegres, sentirnos rodeados por los brazos de alguien a quien quieres y te quiere, es pura magia.

Pero..¿existen beneficios para nuestra salud en los abrazos?

Tocándonos de esta forma transferimos energía y el ser humano es una batería de ella. Al estrechar a otro o viceversa, esa fuerza se transmite y afloran sentimientos que curan.

Según muchos estudios, los abrazos nos proporcionan múltiples beneficios para nuestra salud y nuestro bienestar. Con un simple abrazo podemos aportar a la otra persona muchos beneficios y una gran cantidad de energía positiva que le sirva adelante para seguir con sus problemas.

En muchos hospitales y clínicas, médicos, enfermeras y otros profesionales del campo (entre los que incluyo a los de mi rama, los fisioterapeutas) han cambiado sus políticas en tanto frías en torno a los pacientes. Hoy en día se ha instaurado el llamado "tacto terapéutico", que no es otra (¡tan fácil y a la vez tan difícil y complicada!) que tocar, lo que se pueda, a los enfermos, incluso abrazarlos. Los resultados de esta terapia se han visto en la cantidades de incrementos de altas que se firman a diario. (Aunque no tocaré el tema de la sanidad de hoy en día, por qué estoy muy zen y no quiero contaminar este post).

LOS ABRAZOS, FUENTE DE MAGIA

Al abrazarnos logramos muchas cosas que tal vez nunca imaginamos, o no paramos a pensar en ello. Podemos disipar la soledad, es tan obvio, y pocas veces lo pensamos.

Este acto derrota el miedo, reduce la tensión y el insomnio, y al estar cerca de alguien, de este modo, nos sentimos protegidos. Nos abre las puertas a sensaciones por el contacto con ese otro cuerpo. Cuando nos tocan o nos sentimos tocados, elevamos nuestra autoestima, ya que sentimos cariño y amor. Y a la vez nos ayuda a reducir el apetito, porque nos sentimos nutridos. ¡Vamos que los abrazos también ayudan en nuestras dietas!

En los niños es de suma importancia, porque ellos están más receptivos que los adultos. Les mejora el crecimiento, el lenguaje, la inteligencia, entre otras habilidades.

Varios especialistas coinciden en los beneficios que un sincero abrazo te ofrece:

Eleva la autoestima. Muchos especialistas asocian la autoestima con el contacto físico que recibimos desde que somos niños. Las sensaciones experimentadas a una temprana edad nos marcan de por vida y con esto se incrementa nuestra capacidad de querernos y respetarnos por el resto de nuestra vida.

Cuando abrazamos nos sentimos amados, especiales, seguros e importantes para las personas que están en nuestro alrededor. Gracias a esto, nuestra autoestima se alimenta y el amor propio se mantiene.

Reduce el estrés y la ansiedad. Los abrazos y el contacto físico en general, reducen la producción de una hormona llamada cortisol, la cual favorece el estrés. Al reducir se aumenta la cantidad de serotonina y dopamina, las cuales de inmediato nos darán sensaciones de bienestar y tranquilidad.

Mejora el sistema inmune. El contacto físico de un abrazo y recibir esa muestra de cariño tan sincera y espontánea activa el sistema inmunológico de nuestro cuerpo y favorece la creación de glóbulos blancos. Eso nos hace estas más sanos y nos ayuda a prevenir enfermedades y nos sentimos mucho más fuertes.

Cuando nos sentimos débiles o con las defensas bajas, un abrazo puede mejorarnos la salud. Incluso cuando estamos resfriados o enfermos, con los abrazos y el cariño de nuestros seres queridos y amigos hacemos que nuestra recuperación sea mucho más rápida.

Reduce la presión arterial. Gracias a los abrazos, activamos nuestro sistema nervioso, se alibera oxitocina y activamos los Corpúsculos de Pacini, unos mecanorreceptores de la piel básicos para nuestra salud.

Estos mecanorreptores son encargados de  activar la parte del cerebro que reduce nuestra presión arterial. Una cadena de reacciones que mejora nuestra salud gracias a un simple abrazo.

Beneficios cardiovasculares. Según expertos, los abrazos con las personas que amamos aumenta el nivel de oxitoxina, tal y como he comentado antes, tanto en hombre como en mujeres. Gracias a esta hormona recibimos grandes beneficios para la salud del corazón y el sistema cardiovascular.

Rejuvenece el cuerpo. Cuando abrazamos se estimula el proceso de transportación del oxígeno a los tejidos y gracias a esto nuestro cuerpo prolonga la vida plena de las células, evitando que envejezcamos y dándonos más tiempo de juventud.

Reduce el riesgo de padecer demencia. Los abrazos nos estimulan, nos dan tranquilidad y equilibran el sistema nervioso, por ello, los abrazos desde temprana edad reducen el riesgo de padecer demencia.

Relaja los músculos. Los abrazos estimulan la circulación en los tejidos blandos y gracias a esto se pueden calmar las dolencias musculares y liberar la tensión.

Aleja los miedos. Sentirnos acompañados hace que nuestros miedos desaparezcan, Con un abrazo estamos diciendo a la otra persona lo mucho que nos importa y lo mucho que deseamos que esté bien y que le  vayan bien las cosas.

Los abrazos reducen las preocupaciones y mandan al celebro una sensación agradable de tranquilidad. Sea cuál sea nuestro miedo, un abrazo puede ser el apoyo de nuestros seres queridos que necesitamos en un momento de tensión o tristeza. Un abrazo puede calmar a cualquiera.

Genera confianza y seguridad. Los abrazos nos hacen sentir apoyados y en confianza. Gracias a esto se genera una seguridad que favorece la comunicación tanto con personas cercanas como con el público en general. Recibir un abrazo antes de hablar en público hará que nos desempeñemos mejor.


LOS ABRAZOS, FUENTE DE MAGIA

Alivia las tensiones y relaja. Pero, sobretodo, si algo consigue el cariño y el afecto de nuestros seres más allegados y sus abrazos es hacernos sentir relajados. Nuestro cuerpo se siente protegido y eso alivia nuestras tensiones y nuestro estrés, como he comentado antes. Cuando nos sentimos queridos, no tenemos que preocuparnos, y eso se nota en nuestro bienestar y nuestra felicidad.

Un abrazo puede ser el mejor remedio contra la ansiedad y la depresión. Hacer sentir querido a esa persona que tenemos a nuestro lado y lo necesita mucho.

Así que pon en tu dieta las vitaminas A, B, C= Abrazos, Besos y Caricias.

Es una maravilla que algo tan simple, gratis y sin caducidad, nos aporte tantos beneficios.

Venga, deja lo que estás haciendo, y corre rápido a abrazar a todas aquellas personas de vuestro alrededor que te importen de verdad.

Yo desde aquí...¡OS MANDO EL MÍO!


¡Un saludo maj@s!


12 comentarios:

  1. la verdad que nos tendriamos que abrazar mas,en estos tiempos no nos damos cuenta porque siempre vamos con prisas pero un buen abrazo... sienta de lujo,jajaja,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón del mundo mundial. El poder de un abrazo a veces es milagroso. ;) Besos guapa, y como siempre, gracias por comentar.. Un abrazo ¡de los que te hacen cerrar los ojos! u.u

      Eliminar
  2. Que bonito, un abrazo es algo que deberiamos dar cada día a los seres queridos y amigos, algo muy a menudo y que como dice Bea Vima no hacemos porque vamos demasiados acelerados, besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda tendríamos que acostumbrarnos a darnos unos achuchones cada día. Pararnos en seco y empezar a disfrutar de esas cosas tan simples que nos perdemos a diário por no pisar el freno. Un beso guapa y ¡manos arriba que también te mando un abrazo! ^_^

      Eliminar
  3. Qué post tan bonito y tan lleno de energía y amor… a mí me cuesta mucho abrazar a los míos, pero con el paso de los años he intentado que se me quite la vergüenza, pero poco a poco…. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno yo es que soy mucho de achuchar... a veces me hago pesada y todo. jajajajaja Nunca es tarde si la dicha es buena ;) Gracias por comentar.... Y para ti un abrazo de esos que quitan los miedos de golpe! Besos!

      Eliminar
  4. Es cierto!! Me ha encantado la entrada, deberíamos hacerlo varias veces al día, seguro que desaparecían las tristezas, el estrés, etc. Un besito
    el blog de Sunika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Celebro que te haya gustado maja! La verdad que sí. No hay nada mejor en esta vida que el amor a los tuyos y demostrarlo. Gracias por comentar y para ti...deja que piense.... Un abrazo que haga desaparecer tooooooooooodo lo malo! (me estoy pasando con lo de los abrazos lo sé jajajaja) Un beso guapa!

      Eliminar
  5. Oooh, qué importantes son, yo también intento dar mucho abracitos a las personas importantes en mi vida!
    Recibo el tuyo y.. te mando un abrazote!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibido!! ;) Si que lo son, a veces, como ya he dicho, no nos damos cuenta de lo importantes que pueden ser los pequeños detalles de nuestro día a día, y los abrazos creo que lo son. Para ti un abrazo de esos que te hacen cerrar los ojos sin querer!! Gracias por comentar, un beso guapa

      Eliminar
  6. La verdad es que no sabía que tuviera tantos beneficios, a partir de hoy, muchos más abrazos!!!! Yo también te mando otro abrazooooooo muuuuuuy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhhhhhh, ese ha sido en plan oso amoroso total eh! jajajajajajajajaja Te mando otro para ti guapa, de esos que te transportan en un lugar idílico... un beso !!!

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!