miércoles, 24 de septiembre de 2014

LAS VARICES, DEJA DE VIVIR BAJO PRESIÓN 2 (REMEDIOS)

Como vimos en el anterior post (y si no es así te invito a que le eches un vistazo) las varices están consideradas una enfermedad, y como en todas, debemos intentar prevenirlas y, en el caso de sufrirlas, combatirlas lo antes posible para que no acaben siendo algo más que un "simple problema estético".

LAS VARICES, DEJA DE VIVIR BAJO PRESIÓN 2 (REMEDIOS)

En el anterior post os he mencionado que hay múltiples posibilidades de combatirlas partiendo de un tratamiento convencional, vamos, ponerse en manos de médicos.

Es obvio que es lo más aconsejable, y no reniego de ello, ni mucho menos, simplemente siendo amante de los remedios naturales, he querido hacer este post en el que os quiero facilitar algunos de ellos, basados en :alimentación, ejercicios y remedios naturales, los cuales nos pueden ayudar a combatir las temibles varices y/o prevenir su aparición.

Si quieres saber más.... ¡pulsa leer más! (mira, me ha salido un pareado sin querer jajaja)
Empezamos con los ejercicios para poder mejorar el retorno venoso, aumentar el tono de las venas y mejorar nuestro tono muscular para poder mitigar los síntomas de las varices y piernas cansadas.

Los mejores ejercicios para este tipo de problemas son andar, subir y bajar escaleras, practicar la marcha, la natación y el yoga. De éstos no te voy a poner ninguna pauta, ya que son súper fáciles, refiriéndome a andar, subir y bajar escalera, practicar la marcha o la natación. En el tema del yoga, como es obvio, lo más aconsejable es poder apuntarse en alguna escuela y empezar clases monitorizadas por un profesional del campo. Aunque si sois como yo y os gusta ser autodidactas, hay múltiples páginas que podréis encontrar por la red, en los que, vale no terminaréis actuando en el Circo del Sol, pero siguiendo bien las pautas, podéis realizar algunos ejercicios de un modo más o menos correcto, que os servirán para mejorar el tema que hoy os he abordado. 

No obstante, y dicho esto, lo que si que os voy a dejar son un par de pautas de ejercicios que podéis hacer cómodamente en casa y que os pueden ser de gran utilidad.

Os he hecho diferentes pautas de ejercicios que podéis ir alternando, acoplando ejercicios de las unas con las otras y así haceros vuestras propias pautas personalizadas.

Para no hacer un post "hipermega largo", os dejo unos enlaces que os conducirán a las pautas.

Antes de pasar a ellos, os aconsejo que mientras los pongáis en practica, vuestra respiración sea lenta, intentándola acompasar con las fases de cada ejercicio. Es decir, inhala aire cuando estés empezando el movimiento y al finalizarlo ve expulsándolo despacio. De este modo podréis conseguir que vuestro cuerpo se vaya relajando a medida que vayáis realizando los ejercicios. También no está de más que os procuréis de un ambiente cálido y relajado, que puede conseguirse con velas o poniendo un poco de música relajante. (Si te gusta el heavy, por ejemplo, haz un esfuerzo y cámbialo por otra música más suave, al menos por unos minutillos).



Y vistos los ejercicios, pasamos ahora a ver alimentos que nos ayudarán a prevenir y combatir las varices,

Los mejores aliados para ello son todos los alimentos ricos en potasio. Su gran propiedad es favorecer la eliminación del agua del organismo que es excelente para evitar la retención de líquidos, mejorar nuestra circulación y tratar las piernas hinchadas. Este mineral, el potasio, lo podemos encontrar en grandes cantidades en el plátano, el tomate, las espinacas, el melón, las zanahorias, los espárragos, el aguacate, las uvas, y en cereales integrales y legumbres.

También es de suma importancia aumentar nuestro consumo de líquidos, y para ello nuestra mejor aliada es el agua, aunque también los zumos naturales y los caldos serán unos fieles aliados para ello, ya que lograremos eliminar toxinas y mejorar la circulación de la sangre. El té rojo también es una de las bebidas con mayores beneficios para el tratamiento de problemas circulatorios. Así que si te gustan los tés (que no es mi caso) no dudes en tomar una infusión al día y aprovechar sus magníficas cualidades (que éste tiene además muchas otras).

Las varices: deja de vivir bajo presión II (Remedios)

Por otro lado, alimentos con un alto contenido en vitamina C y E, también nos aportar buenos resultados a la hora de tratar las varices, ya que pueden reducir las molestias y los calambres. Si hablamos de la vitamina C, destaco la naranja, el limón, la mandarina, el kiwi, el pomelo, los canónigos, el brócoli, las fresas y la grosella. Por lo que a la vitamina E, los aceites vegetales, el aguacate, la piña, el kiwi, el gérmen de trigo, entre otros (tampoco es plan que os de la chapa...).

Tampoco debemos olvidarnos de la fibra, ya que es ideal para prevenir las varices. La fibra nos ayuda a facilitar el movimiento intestinal, e impide la absorción del colesterol y las grasas, por consiguiente, nos ofrece mejoras en la circulación sanguínea. Así que incluye alimentos en tu dieta como las judías verdes y otras verduras frescas, frutos secos, legumbres, plátano, aguacate, cereales y pera.

Todos los alimentos que os he citado son muy buenos para poder prevenir y combatir las varices y así mejorar nuestra circulación, por lo que es de suma importancia consumirlos de un modo periódico. Asimismo, toma en cuenta que si padeces de varices es conveniente evitar las bebidas alcohólicas, la sal, los embutidos, el café y las comidas con grasas saturadas, o si las consumes, que sea moderadamente.

La fitoterapia nos ofrece diferentes plantas medicinales que contienen activos flebitónicos, compuestos naturales con una actividad tonificante en venas y capilares, que son muy efectivos tanto para mejorar los síntomas como para frenar su evolución. 

Entre estos compuestos destacan los taninos que nos mejoran la tonicidad de los capilares y los flavonoides que nos aumentan la resistencia de los capilares venosos disminuyendo su permeabilidad y mejorando su funcionamiento.

Éstos pueden ser administrados en forma de gel o crema sobre las piernas mediante un ligero masaje ascendente o ingeridos en forma de preparados como cápsulas y ampollas, o a modo de infusiones.

Así pues, ya que son muchas las plantas que podemos utilizar y muchas las maneras aplicarlas o tomarlas, os he hecho un pequeño resumen de remedios caseros, que os he puesto en orden alfabético.

Puesto que la mayoría de sus ingredientes son fáciles de encontrar en herbolarios, os aconsejo que consultéis con los profesionales qué modo de subministro os iría mejor en vuestro caso, teniendo en cuenta si queréis prevenirlas o si en cambio queréis combatirlas, ver en que grado están.

Ajo: Si eres un atrevid@ y no te molesta el olor a ajo.... este remedio es de mucha utilidad. El ajo, es un gran estimulante de la circulación sanguínea, y ya en la antigüedad nuestros antepasados, se tomaban ajos en ayunas para favorecer la circulación sanguínea. No os voy a decir que os tomáis un ajo diario (aunque no es mala idea si quieres prevenirte de "vampir@s"), aunque el remedio que os traigo puede que sirva también para ahuyentarlos, ya que debe aplicarse por las noches... Bueno al lío. Pela unos cuantos ajos y córtalos en varios trozos. Machácalos con un tenedor e introducir en un recipiente con alcohol. Deja que maceren durante toda una noche. Al día siguiente, empapa un algodón o gasa con el compuesto resultante y aplícalo sobre las varices todas las noches antes de irte a dormir. Según los expertos, si eres constante y empleas este remedio casero a diario, las varices desaparecerán en poco tiempo o, al menos, se atenuarán de un modo considerable (puede que también tu pareja también desaparezca....¡cuidado!jejeje) Para conservar este compuesto de ajo y alcohol en buen estado varios días, lo mejor es que lo guardes en la nevera justo después de haberlo utilizado. Así no tendrás que preparar un ungüento nuevo todos los días y podrás aprovechar los ingredientes al máximo.

Áloe vera: Este remedio es realmente sencillo. Consiste en realizarse un masaje con áloe vera, que nos ayudará a activar la circulación de forma natural por un lado, eliminar la hinchazón y vaciar el sistema venoso. Para ello, el masaje con áloe vera debe hacerse con las piernas elevadas, os tumbáis en un lugar cómodo, y os vais comprimiendo el pie hasta la parte superior de la pierna, suavemente. El movimiento, si podéis, debería ser continuo, es decir, que empecéis en el pie y sin despegar las manos de la piel, id subiendo por toda la pierna.

Arcilla: La arcilla es una potente arma para combatir diversos problemas ya que tiene múltiples propiedades (bactericida, cicatrizante, poder de absorción, analgésica, desinflamatoria, descongestionante, etc) En los casos de  varices en las piernas, nos ayudará a desinflamarlas. Para ello poner un cataplasma frío sobre la parte afectada y dejar que se seque. Una vez seca lavar con agua tibia y jabón neutro. Es de suma importancia que cuando amaséis la arcilla con el agua (preferiblemente que no sea del grifo) no lo hagáis ni en recipientes metálicos y no uséis cucharas, tenedores u otros utensilios metálicos, ya que éstos hacen que pierda muchas de sus propiedades. También podéis amasarla en polvo con una decocción de llantén, cola de caballo o de corteza de encina.

Árnica: El árnica es una de las hierbas medicinales más antiguas que pueden ser ideales para quitar varices, ya que es una hierba con un gran poder de activación de la circulación. Para tratar el problema de las varices, debemos hacer una infusión de árnica, y simplemente, humedecer paños o gasas con ésta y aplicarlos sobre las piernas a modo de cataplasma durante unos 30 minutos aproximadamente.

Las varices: deja de vivir bajo presión II (Remedios)

Castaño de Indias: Éste tiene un papel muy reconocido como tónico venoso (propiedades venotónicas). El uso de esta planta nos previene de la formación de las varices y arañas, y en caso de padecerlas, nos reduce la inflamación o dilatación de las venas, evitándonos la aparición de las úlceras. Todo ello hace que disminuyan los síntomas  el dolor producido por las varices, por lo que esta planta constituye un recurso natural muy utilizado para la elaboración de cremas para rebajar y combatir las varices. Resulta ideal como preventivo en multitud de situaciones que pueden desencadenar la aparición de las temibles varices (personas que trabajan muchas horas de pie, personas con problemas de circulación, personas que sufren de piernas cansadas por el esfuerzo, etc). La forma más segura de tomar el castaño de indias es a través de un complemento normalizado que podéis encontrar en farmacias o herbolarios. Las dosis habituales suelen ser de 500mg diarios por las mañanas. También puede utilizarse el líquido restante de la decocción de la corteza, tomando una cucharadita por vaso de agua, tomando un par de tazas al día.

Cola de caballo: Este remedio es utilizado con frecuencia para tratar las venas varicosas. Sus propiedades medicinales lo hacen un buen remedio natural para problemas urinarios, de retención de líquido, problemas en las uñas, inconvenientes en los riñones, calvicie, etc., y en este caso, para combatir las varices. Es usada con frecuencia para controlar este problema ya que nos permite eliminar el líquido retenido y tiene un efecto positivo sobre las venas inflamadas. Por tanto, usar cola de caballo para combatir las varices, lograrás desinflamar la zona afectada de un modo considerable. El modo que os presento para ello se basa en infusiones. Para ello, coloca en una tetera o un recipiente agua con 2 cucharaditas de cola de caballo seca. Hierve el agua durante unos 5 minutos, y deja que repose durante un par de minutos hasta que esté tibio o frío. Puedes beber una taza diariamente. También puedes aplicar un cataplasma de esta hierba, dejándolo actuar un par de horas, así estarás contribuyendo a desinflamar los vasos sanguíneos.

Hamamelis: Son varias las propiedades que nos brindan la hamamelis para las varices. Ello se debe fundamentalmente a su hoja, rica en taninos y flavonoides. Los taninos tienden a mejorar la tonicidad de los capilares, lo cual como os he dicho anteriormente, favorece la vasoconstricción. Mientras que los flavonoides lo que hacen es disminuir la permeabilidad capilar, aumentando así la resistencia venosa. Esta planta puede ser tomada tanto en forma de infusión como a través de cápsulas. A modo de infusión, realizarla igual que cualquier infusión convencional, hervir agua y añadir dos cucharaditas de hamamelis y dejar reposar 5 minutos. La toma en cápsulas, y su dosificación dependerá de la explicación que contiene la caja del producto, ya que dependerá del contenido en mg. de cada cápsula. Consúltalo con el experto.

Menta, manzanilla y laurel: Estas tres plantas, tienen unas propiedades sumamente calmantes que nos ayudarán a combatir el dolor de las varices. Para el uso de éstas, hazte con un recipiente, un barreño por ejemplo, o en la bañera, en el que puedas introducir las piernas. Llénalo de agua templada y vierte en su interior hojas de menta y laurel, flores de manzanilla y bicarbonato de sodio. Después, introduce las piernas en el interior de esta agua durante unos 15 minutos. Transcurridos éstos, sal del agua y seca las piernas con la ayuda de una toalla. Repite este proceso diariamente. Si eres constante las varices se atenuarán y podrás presumir de piernas en tan solo unas semanas. Además de ser un remedio súper natural y efectivo para las varices, este truco casero también te dará la oportunidad de relajarte al máximo gracias al agradable aroma que desprenden el laurel, la manzanilla y la menta, por lo que ponerlo en práctica antes de meterte en la cama será una excelente idea si deseas combatir también el insomnio y dormir como un bebé todas las noches.

Vinagre de manzana: Aunque este remedio no tiene bases científicas, mucha gente usa el vinagre de manzana para aliviar el dolor y reducir el tamaño de las varices. El modo de usar el vinagre de manzana es muy sencillo, vamos que no tiene ningún misterio, sólo debéis tener un frasco de este producto. Fácil, ¿no? Tenéis dos opciones de usarlo, bueno en realidad tres, pero uno lo descarto porque no me agrada la idea de ingerir vinagre de manzana aunque sea diluido. En cambio las opciones que os presento son de uso tópico, así me aseguro que no pueden suponer ningún problema adverso. La primera opción es aplicar sobre las piernas directamente, realizando masajes ascendentes (de abajo hacia arriba). Retira el producto después de 30 minutos y realizar diariamente. La segunda opción es haceros unos cataplasmas, muy útiles si dispones de tiempo. Embebe unas gasas en vinagre de manzana, después pon estos paños (gasas) húmedas sobre las piernas con varices o en el lugar donde se encuentren las venas varicosas. Déjalos durante 3 horas y después enjuagar. Puedes realizarlo diariamente.
Hay muchísimos más trucos usando plantas medicinales, pero no los he querido poner todos, sino esto sería peor que la biblia. No obstante os menciono algunos de ellos: vid roja, avellano, ciprés, rusco, infusiones de castañas, infusiones de avellano, apio, arándano, malva, milenrama, achicoria, consuelda, llantén,extracto de semilla de uva y un largo etc.

Otro remedio muy útil para poder combatir y prevenir las varices, es aplicarnos baños de contraste. Como es un tema que ya abordé no hace mucho, os dejo el enlace aquí (Baños de contraste)

Espero que este post os sirva de ayuda, y luzcáis unas piernas de escándalo (no como las famosas y su photoshop).

Las varices: deja de vivir bajo presión II (Remedios)

Y ya sabéis, si tenéis otro tipo de trucos para poder prevenir o combatir las varices, espero que los compartáis con tod@s nosotr@s,
¡Un saludo maj@s!

6 comentarios:

  1. Lo de aloe vera me gusta,jaja,besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que la áloe es una planta con tantos y tantos beneficios que suele estar presente en muchos de los remedios naturales.
      Yo suelo usar mucho ya sea para uso personal o profesional, a modo de cremas comercializadas (de herbolario) o "robándole" a mi madre del jardín, que tiene unas cuantas (em... mami si lees esto... es broma ¡eh! jejejeje)

      ¡Besos guapísima!

      Eliminar
  2. ¡Hola Carolina!

    A mi madre y a mi nos ha gustado mucho este post por todo los remedios caseros que nos has dado. De hecho, mañana vamos a ir directas al mercadillo en busca de hojas de menta, manzanilla y laurel, porque este remedio de poner las piernas de remojo 15 minutos nos ha llamado mucho la atención porque además es muy práctico. Queríamos preguntarte si el agua tiene que tapar totalmente las piernas?
    Tenemos estos dos post en favoritos para repasarlos de vez en cuando. :) Gracias por los consejos que has dado. Los tendremos muy en cuenta. Has hecho un gran trabajo y por ello te felicitamos.

    Un beso grande de Chona y Lidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre mía! Me pondría colorada...pero es que nunca me pongo jejejejeje
      El agua tiene que tapar toda la zona afectada por las varices, aunque si "tapas de más" , no hay ningún problema, al contrario ;)

      Me alegra muchísmo, de verdad, poder ayudar aunque sea con estos posts, porque vamos, si estuviese cerca, las piernas de tu mami no se espacarían de un buen masaje y drenaje, siempre valorando el estado de éstas. (ha quedado un comentario un poco raro, ¿no? :S) jejeje

      Encanta de poder ayudaros hermosas. Ya sabéis que me tenéis aquí para lo que sea y cuando sea.

      ¡Besitos para las dos! ^_^

      Eliminar
  3. Me han encantado ls entradas, me apunto los ejercicios, están muy bien y el tema del aloe. Un besito
    El blog de SUnika

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!