CÓLICO NEFRÍTICO

miércoles, 5 de noviembre de 2014

¡Hola maj@s!

He aparcado todo lo que tenía en mente hacer hoy para el blog, para poder atender a una petición de una lectora. (Ya sabéis que me encanta que me propongáis temas o me hagáis preguntas).

Como es un tema que, por el comentario, creo que urge un poco, me pongo a ello con mi máxima concentración (móvil en silencio, música relax para inspirarme, en concreto estoy escuchando a Pavarotti ...y ¡al lío!).

CÓLICO NEFRÍTICO

El tema que va a tratar este post, es el temido cólico nefrítico. Digo temido, porque por los especialistas de salud es considerado uno de los dolores más intensos que existe. Su dolor es catalogado peor que un parto, una rotura de hueso o una herida por arma de fuego. Así que imaginaros... el/la que lo padece, sufre de lo lindo.

Desde mi modesta experiencia, como sanitaria, y "sabiduría", os hago este post, que espero de todo corazón os sirva de ayuda.

Psssss ¡Sí tú! Aunque no estés padeciendo o no conozcas a nadie con esta dolencia en la actualidad, no te me despistes y léete el post, que nunca se sabe en esta vida.... además, como dice esa frase popular "el saber no ocupa lugar". (Que demagogia más barata estoy usando para que os quedéis a leer todo el post jajajajaja Soy consciente de ello, pero si yo no me hago buena publicidad de mis posts....)

Bueno, vamos por lo que interesa.
Para empezar, tanto por l@s que sabéis que es un cólico nefrítico, como para l@s que no tengáis ni la más remota idea, os voy a hablar de que se trata.

El cólico renal, que es también como se conoce al cólico nefrítico, es un dolor muy intenso que aparece de un modo repentino y que se produce por la presencia de cálculos en el conducto que parte de los riñones hasta el tracto urinario cercano a la uretra. Estos cálculos obstruyen el paso de la orina y ejercen una hiperpresión en el tracto urinario. 

Para que os hagáis una idea de lo que estoy hablando, en condiciones normales la presión es de unos 15mmHg. pero cuando se sufre el cólico puede llegar a alcanzar la cifra de 100mmHg. (Aunque no entendáis de presiones, sólo con mirar la cifra, es una pasada la verdad).

El dolor suele comenzar en la zona lumbar de la espalda, para que me entendáis en la parte inferior de ésta, y de allí va expandiéndose sin piedad por toda ella. Suele describirse, y para que entendáis un poco a l@s quienes la sufren o por si os encontráis con esta situación, como una especie de presión muy intensa que se presenta en forma de "latidos" (una especie de pinchazos) pronunciados que pueden inducir muchas veces al desmayo. Y en algunos casos aparece micción con hematuria (sangre en la orina).

Este dolor puede venir acompañado de un cortejo vegetativo con náuseas, vómitos y sudoración. Puede y suele darse también un dolor irradiado hacia la ingle, que generalmente indica que el cálculo ha alcanzado el uréter. A veces confundido con una apendicitis, por lo que es esencial que os valore un médico.

CÓLICO NEFRÍTICO

Cuando el cálculo está situado cerca de la vejiga o dentro de ella, puede aparecer un cuadro irritativo con polaquiuria (aumento de la frecuencia de micciones), disuria (expulsión de la orina con dificultad, dolorosa e incompleta) y tenesmo vesical (deseo urgente de orinar que obliga a hacerlo constantemente).

Pero también debemos tener en cuenta que esta obstrucción de la que os estoy hablando es lenta y progresiva y puede ocasionar escaso dolor en ocasiones e incluso pasar desapercibida. Así que debemos estar atentos y no bajar la guardia nunca.

Este tipo de cólicos pueden presentarse sin previo aviso en personas que aparentemente tienen un buen estado de salud, un buen modo de prevenirla, y sin querer adelantarme porque os lo contaré más adelante, es hidratarse de un modo correcto para poder así evitar las formaciones de cálculos en las vías urinarias.

Ahora que más o menos ya sabemos, o nos imaginamos, que es un cólico nefrítico, creo que lo conveniente es que os comente cuales suelen ser sus causas más comunes.

La uropatía obstructiva, que es la obstrucción de la via urinaria, por una litiasis renal, un tumor, un coágulo, un síndrome de la unión pieloureteral o una patología retroperitoneal (linfoma, fibrosis).

Y después de algunos estos "palabros" que os he citado estaréis con cara de : "vale maja, porque tu lo dices.....". Así que será mejor que os los aclare un poco, tranquil@s que sólo va a ser un poco y obviaré que sabéis que es coágulo y un tumor, que no os quiero liar más.

Litiasis renal, es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres y vejiga). Estos cálculos se componen de sustancias normales en la orina, pero por diferentes razones se han concentrado y solidificado en fragmentos de mayor o menos tamaño.

El síndrome de la unión pieloureteral, consiste en una obstrucción congénita de la unión que forma la pelvis renal con el uréter, y suele darse por la malformación congénita del uréter. Suele ser más frecuente en los hombres y puede afectar a los dos riñones a la vez.

Patología retroperitoneal, es un trastorno en el cual los conductos (uréteres) que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga se bloquean.

Otra de las causas es la pielonefritis aguda. Ésta es una infección de la vía urinaria superior que afecta a la pelvis y al parénquima renal (tejido funcional del riñón). Es un cuadro clínico caracterizado por el dolor lumbar, escalofríos y fiebre. Su importancia se debe a las graves complicaciones que puede originar, pero en su mayoría se suele diagnosticar de un modo temprano y aplicando un tratamiento precoz hay muchas posibilidades de que el paciente evolucione favorablemente. 

La pielonefritis aguda es dividida en complicada o no complicada, dependiendo de la existencia o no de un trastorno anatómico o funcional de la vía urinaria que pueda influir en la respuesta al tratamiento y en la evolución clínica del paciente. La presencia de la cistitis recurrentes, cálculos (piedras) en el rñón o alteraciones en la forma normal de los riñones o vías urinarias aumenta el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Otras dos causas, que creo que no es necesaria que os haga explicación más concreta, ya que es obvio que pueden afectar en el tracto urinario, son los tumores renales avanzados y los traumatismos renales.

Pero de todas estas causas, debo comentaros que la más usual y fundamental para sufrir un cólico nefrítico es la litiasis renal. En España, la incidencia de litiasis alcanza el 4'2% de la población, y son los hombres quien suelen sufrirla más.

Hecha esta explicación sobre las causas, me surge una duda.. ¿sabéis lo que son los cálculos renales? Vale, supongo que tod@s tenéis en mente que son como pequeñas piedrecitas, que es así, pero a lo que me refiero es si sabéis de que están compuestas. Para no quedarme con esta duda, os hago una breve explicación. 

Los cálculos renales son unas estructuras sólidas que están compuestas por diversas sustancias minerales, y éstos se forman y crecen en el interior del riñón. Ocasionalmente, pueden desprenderse del riñón hasta llegar al sistema excretor. (Os lo he prometido, sólo iba a ser una pincelada).

Claras las posibles causas pues, vamos a ver como se diagnostica un cólico nefrítico.

La primera actuación ante esta dolencia es tratar el dolor, y para ello se debe hacer un diagnóstico diferencial con otros cuadros clínicos tales como el dolor osteomuscular, apendicitis (como os he comentado antes), dolor ginecológico, entre otros.

Por y para ello, es fundamental que se haga una buena historia clínica y una exploración física del paciente que permiten calificarlo de cólico renal simple o complicado.

Las pruebas que suelen hacerse para diagnosticar un cólico nefrítico son; 
  • radiografía simple de vías urinarias 
  • bioquímica sanguínea (urea, creatinina e iones)
  • analítica de orina
  • ecografía
Y si es necesario, pueden y deben realizarse otras pruebas más complejas como el TAC, una urografía, entre otras.

Ahora viene cuando os comento el tratamiento convencional para un cólico nefrítico, pero como siempre, también os voy a dar tratamientos naturales.

Venga, o voy a resumir el tratamiento convencional, simplemente para que lo tengáis en consideración, pero claro está que debe de ser siempre un profesional médico que después de valoraros os dé unas pautas para vuestro tratamiento personal. Ya que, cada persona debe percibir un tratamiento de un modo específico, no todos los cólicos son iguales ni se deben por las mismas causas.

CÓLICO NEFRÍTICO

Así que lo primero y fundamental es que el profesional conozca la causa y la intensidad del dolor para poder realizar un tratamiento adecuado, usando las medidas farmacoterapéuticas disponibles, y además, tener en cuenta las circunstancias concretas de cada paciente.

Así que como considero que esto es algo que os lo debe facilitar vuestro profesional, simplemente os nombraré la existencia de fármacos analgésicos que son clasificados por niveles.
  • Antiinflamatorios no esteroides (AINES) y otros analgésicos no opioides.
  • Opioides débiles.
  • Opioides potentes.
Ahora viene lo que me gusta a mí, los consejos y remedios naturales para poder aliviar y paliar la sintomatología de un cólico nefrítico. Eso sí, siempre acudid a un centro hospitalario o vuestro médico para que os haga una valoración, ya que es de suma importancia. Yo siempre os voy a poner consejos que sean totalmente indicados en cada caso, pero como siempre os digo, cada persona es un mundo, así que cuando acudáis al especialista, no está de más que le consultéis  e informéis de dichos tratamientos naturales.

Antes que nada, debo comentaros que durante las primeras horas del tratamiento del cólico evitéis la hiperhidratación ya que esta produce un aumento de la presión renal y también del dolor, posteriormente es aconsejable una ingesta de 2-3 litros al día. Vamos, que no dejéis de hidrataros durante todo el proceso porque es vital que vuestro cuerpo no se deshidrate, pero hacedlo de un modo progresivo.

Durante la crisis, es decir, cuando haya presencia de ese dolor insoportable podéis:

Ingerir infusiones de brezo, grama, arenaria y menta. Poned dos pizcas de cada hierba y una cantidad de agua equivalente a un vaso. Dejad la infusión que repose durante unos 5 minutos, la filtráis y podéis tomar esta infusión 3 o 4 tazas de ésta al día. Es importante no añadir azúcar.

Haceros baños de agua muy caliente de 10 a 45 minutos. En el caso de cálculos renales, el agua debe estar tan caliente como se pueda resistir (sin que llegue a quemaros que no es plan que salgáis chamuscados), ya que de este modo se dilatan los uréteres y el cálculo podrá salir más fácilmente al exterior sin el dolor tan intenso que supone un cólico de este tipo. Para daros el baño de tronco, llenáis la bañera de agua y os tumbáis con las piernas levantadas, apoyadas sobre una tabla, por ejemplo o a los lados de la bañera, de modo que sólo quede sumergido el tronco del cuerpo y parte del muslo.

Envolturas muy calientes. Para ello utilizad una toalla grande, y la mojáis en agua muy caliente (entre 35 y 40 grados centígrados) y os envolvéis desde las axilas hasta las nalgas. Luego por encima os ponéis una manta para que el resto del cuerpo no se enfríe, y os podéis tumbar si estáis más cómodos. Renovar la envoltura cada 30 minutos, y realizadla dos veces al día. También lo que podéis hacer es en la zona que esté en contacto con la espalda, esté empapada de una infusión de manzanilla, y dejar hasta que ésta se enfríe.

Infusión de flores de habas. Poner en unos 600ml de agua hirviendo unos 40 gramos de flores de habas. Dejar media hora en infusión, colar y del líquido obtenido fraccionar en cuatro partes y tomarlo durante 4 días seguidos.

La alimentación es muy importante durante el periodo de crisis. No se debe ingerir nada excepto agua pura y natural. Ya si eso en el segundo día ingerid zumo de naranja, limón o pomelo, eso sí, recién exprimidos.

Debéis evitar consumir lácteos, bebidas alcohólicas, vísceras animales, charcutería, cerdo, cabrito, anchoas, arenques, pan, sardinas, salmón, truchas, marisco, champiñones, espárragos, legumbres, dulces, guisantes y otros extractos de carne. Consumir poca proteína y bajar el consumo de sal.

También debéis evitar consumir alimentos ricos en calcio para así evitar la formación de cálculos de calcio, y alimentos ricos en oxalatos (judías, tomates...) ya que éstos forman cristales de calcio.

Fuera ya de la crisis, podéis y debéis beber abundante agua durante el día.

Os podéis hacer infusiones de tomillo, salvia, abedul y brezo. Como antes, utilizáis una pizca de cada hierba y dejad que la infusión repose 5 minutos, la filtráis, y tomáis una en ayuna y otra antes de acostaros, sin edulcorar.

Infusiones de cola de caballo, o de otras plantas diuréticas para así poder eliminar más orina. Podéis tomar un par al día.

Podéis seguir con los baños de agua caliente y las envolturas, y más si con ellas notáis un alivio.

Por lo que a la alimentación se refiere, al segundo o tercer día podéis comenzar a comer un poco de fruta fresca del tiempo. Al cuarto día, seguid comiendo fruta, por ejemplo en el desayuno, y a mediodía tomad una ensalada de lechuga, cebolla, zanahoria, con un poco de aceite y una pizca de sal marina sin refinar. No uséis el vinagre aún. Después podéis comer un plato de acelgas al vapor o puerros cocidos con un poco de aceite sin pan, De cena, podéis tomar un vaso de zumo natural.

CÓLICO NEFRÍTICO

Esta dieta la podéis seguir durante unos tres días, e ir añadiendo alimentos progresivamente. Lo suyo, y lo que os aconsejo, es que cuando acudáis al especialista, que como y sabéis, él o ella será el más indicad@ para valoraros y hacer una dieta específicas con vuestras necesidades.

También podéis realizar los siguientes remedios naturales para eliminar los cálculos renales:

Ingerir agua escasamente mineralizada con lo cual podréis obtener una evacuación de los cálculos renales pequeños.

Infusión de agrimonia y milenrama. Primero hervir dos litros de agua hasta que ésta quede reducida a 1 litro aproximadamente. Una vez reducida añadir 100 gramos de agrimonia y 50 de milenrama. Dejar hervir de nuevo durante unos 5 minutos, filtrar y distribuir el líquido restante en 8 partes. Tendréis producto para 4 ingiriendo 2 partes diarias. Podes hacerlo durante 20 días consecutivos, ayudando a que se expulsen los cálculos.

Infusión de rizoma de grama de botica, flores de maravilla y ulmaria. Como en la anterior, hervir 2 litros de agua hasta que quede reducido en 1. Añadir 120gr de rizoma de grama de botica, 60gr de flores de maravilla y 50 de ulmaria. Lo tapáis y dejar que infusione durante una hora. Colar y distribuir en 8 partes, como la anterior. Esta infusión os dará producto para 4 días, a razón de ingerir 2 veces diarias, durante unos 12 días. Descansar una semana entera y tomar de nuevo 12 días, vamos en total será de 24 días. Esta infusión favorece la eliminación de arenillas y/o cálculos renales.

Infusión de raíces de gatuña, corteza de abedul y flores de brezo. Para ella hervir durante unos 10 minutos en un litro y cuarto de agua, 60 gr. de raices de gatuña, 40gr de corteza de abedul y 30gr de flores de brezo. Cuando haya pasado este tiempo, retiradlo del fuego, filtrar y distribuir en 8 partes, igualito que en las dos anteriores (tendréis producto para 4 días e ingerir 2 veces al día). En este caso tomar durante 20 días consecutivos o hasta que notéis que los cálculos han sido expulsados.

Infusión de agrimonia y flores de saúco. Hervir 2 cucharadas de agrimonia y 2 de flores de saúco en un litro de agua durante 10 minutos. Lo retiráis del fuego, y dejáis que se refresque y filtrar. Remojáis en un paño de algodón limpio, o toalla, con esta infusión y colocar, a modo de compresa, en las áreas donde el dolor está más localizado. Este remedio es eficaz para aliviar los cólicos o dolores renales producto de los cálculos que se encuentran retenidos en los uréteres mientras se procura su expulsión.

Todos los productos de estas infusiones pueden encontrarse fácilmente en los herbolarios. Esta vez sólo os he nombrado las plantas sin dar muchas explicaciones, ya que considero que el post ya está siendo la mar de extenso y por no daros más "la chapa" . Además, os recuerdo que sigo trabajando con el proyecto de haceros una guía de plantas, así que seguro que éstas y muchas más las podréis encontrar en ella.

Antes de comentaros como podemos prevenir la aparición de los cólicos nefríticos, no está de más que os informe una técnica que puede resultar muy favorable dentro y fuera de una crisis de cólico nefrítico. Es la utilización de reflexología. Como reflexóloga, os comento y para que os podáis hacer una idea de como sería la técnica; en este caso se trabaja el sistema urinario utilizando la técnica del pulgar, de arriba abajo, de abajo arriba y de modo transversal. (En el dibujo lo podéis ver marcado con las líneas discontinuas). Para poder localizar el uréter, basta con levantar el dedo gordo hacía atrás, y cuando se hace se nota que sobresale el tendón de la planta del piel. A lo lardo de dicho tendón se encuentra el reflejo del uréter. La vejiga se encuentra en la parte más cercana al talón y el riñón en el otro extremo.
Y ahora sí, os dejo unas pautas para poder prevenir piedras en el riñón y en consecuencia poder sufrir un cólico nefrítico.

Bebe mucho líquido.

Pero no cualquier tipo de líquido, sino que sobre todo vuestro consumo sea de agua para poder incrementar la producción de orina. De esta forma se evita que se acumulen las sustancias que pueden dar lugar a las piedras.

También podéis consumir infusiones, zumos y caldos, pero debéis evitar que los caldos sean de "tipo sobre", los tés y las bebidas alcohólicas, ya que son ricas en oxalato.

Para saber si vuestro consumo de agua es el suficiente, hay que mirar la orina. Si ésta es de color amarillo claro, nos indica que estamos bebiendo lo que nuestro cuerpo requiere. En el caso de que sea de un amarillo oscuro o anaranjado, nos indica que tenemos que beber más.

Controlar la dieta.

La alimentación como en muchas enfermedades o dolencias, tiene un papel fundamental. Se recomienda limitar la cantidad de carnes y pescados, y evitar realizar dietas ricas en proteínas, ya que éstas incrementan el riesgo de padecer piedras, ya que facilitan su crecimiento.

Además, un exceso proteico en nuestra dieta, aumenta la pérdida de calcio por la orina. al igual que ocurre con el azúcar de absorción rápida (mermeladas, pasteles, miel, etc).

CÓLICO NEFRÍTICO

Hacer ejercicio.

Ya sabéis que el ejercicio siempre es bueno para nuestra salud en general, y en este caso en concreto para evitar piedras en los riñones. Cuanto más se sude mejor, ya que cuando practicamos alguna actividad física transpiramos sal. De este modo, los huesos pueden retener mejor el calcio, en vez de que se acumule en los riñones.

Reducir el consumo de sal.

Una persona en circunstancias normales, debería consumir unos 5 gramos de sal al día (según la Federación Española de Nutrición). Y cuando hablamos de que alguien sufre de cálculos relanes la cantidad debería disminuir.

Sin embargo, y para que os hagáis una idea, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), los españoles toman de media unos 9'8 gramos de sal al día, ya veis que supera con creces lo recomendado, por lo cual provoca que cada vez más gente estñe expuesta a sufrir piedras en el riñón.

Y para finalizar, permitir que os dé unos últimos consejos y advertencias.

Averiguad qué posibilidades tenéis de tener piedras en el riñón. Si tus padres han tenido alguna, existen mayores posibilidades de que tú también puedas desarrollarlas. Las personas que suelen padecer infecciones de tracto urinario, problemas de tiroides o enfermedades renales, así como los caucásicos, los hombres de más de 40 años y las mujeres de más de 50, suelen ser más propensos a desarrollar piedras, que luego pueden viajar por el tracto urinario.

Pregunta a tu médico si necesitas medicación para evitar la formación de piedras (ya sabéis que yo siempre opto por cosas más naturales), pero es importante que tengáis una buena comunicación con vuestro médico. Cuando se detecten pequeñas piedras mediante un estudio de rayos X o TC, tratarlas de inmediato es fundamental, antes de que éstas puedan viajar por el trato urinario. Los tratamientos pueden incluir medicación que destruya las piedras, cirugía o una técnica no invasiva que utiliza unas ondas de sonido en un tubo grande de agua para destruirlas.

Si descubres que tienes una piedra, no olvides que es posible que se sigan formando más, así que modifica tu alimentación y estilo de vida, que seguro son las causas de éstas.

Como siempre, espero que la información os resulte interesante y sobretodo de ayuda. Si creéis que se me ha quedado algo en el tintero o queréis hacerme algún tipo de consulta, ya sabéis que os atenderé encantada (ya sea en los comentarios, mediante un correo o mensaje en cualquiera de las redes sociales donde el blog está presente).

¡Un saludo maj@s!

18 comentarios:

  1. He tomado buena nota, pero la verdad es que mejor que no me hagan falta. Besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero.... porqué se sufre que no veas (no lo digo por experiencia y lo escribo tocando madera...) Besos guapa

      Eliminar
  2. Tus remedios son buenísimos, nunca he padecido pero amigas/os que lo han sufrido dicen que es peor que un parto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. Sí, sí, todos los expertos lo catalogan como uno de los peores cuadros clínicos, cuando se habla de dolor.... yo tampoco he sufrido, y espero no hacerlo... U.U
      Gracias por comentar guapa. Besos

      Eliminar
  3. Una. Gran información,mi madre lo ha sufrido creo dos veces y la verdad que lo ha pasado muy mal,genial tus consejos,besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias corazón. Pues ahora ya sabes algunos truquillos que puede realizar tu mami. ^_^ (espero que no los necesite claro está) ^_^ Besos cielo

      Eliminar
  4. Ahhh que me olvido! tienes un premio en mi blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que compenetración, lo he visto justo antes de leer tu comentario ^_^ Muchas gracias cielo

      Eliminar
  5. No sé cómo te las apañas para sacar "de la nada" y en un momento un post tan completísimo!! Te agradezco muchísimo que hayas dejado de lado otras cosas para acudir al rescate! Eres genial!! Lo dicho, me lo imprimo y se lo pongo a "mi contrario" en la cabecera de la cama, como manual de usuario! jajaja. Gracias otra vez y besazooooossss gordosss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es nada mujer, si me haré pesada, pero me encanta que me propongáis temas, o me hagáis preguntas. Que como siempre digo, para eso es este blog. Espero que "tu contrario" se mejore de verdad. Ya me mantendrás informada ;) Besos cielo y no me des las gracias, gracias a ti por estar siempre ahí :*

      Eliminar
  6. Hola guapa soy nueva seguidora de GFC, es genial tu blog
    espero no necesitarlo pero muchisimas gracias por todos tus trucos y consejos
    un besote
    te invito a pasar por mi rincon http://mirincondequitaypon.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, bienvenida ^_^
      Yo también espero que nunca los necesites jejejeje Me alegra que te haya gustado, y nada de gracias. Gracias siempre a vosotr@s por dedicarme vuestro tiempo y encima, molestaros a dear un comentario .
      Besos cielo, ahora mismito me paso ;)

      Eliminar
  7. Me ha encantado el post, super super completo. Un amigo lo sufre desde hace años y el pobre lo pasa fatal. Le voy a pasar el link para que se apunte lo de los remedios naturales.

    Un beso,
    Laura
    Arriba Muñecas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ricura, muchas graciaspor tus palabras ^_^ Os pego unos rollos que no veas jajajaja pero si os pueden ayudas a vosotr@s o a conocid@s, me doy por sadisfecha. Besitos cielo

      Eliminar
  8. En mi vida solo he tenido un episodio de estos, y espero no repetir, pues el dolor es intenso. Tus consejos naturales son muy útiles. Me gusta tu blog y me quedo por aquí. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, bienvenida seas pues jejejejejeje
      Pues nadie más que tú podrá saber lo que se sufre con ellos. Me alegra que te hayan gustado mis consejos y más si te pueden ayudar a ti o algún conocido. Gracias por comentar. Y ahora mismo te hago una visita ejejejeje
      Besos cielo

      Eliminar
  9. Hola, yo hace un año tuve por primera vez y ultima (eso deseo) un colico nefritico, lo pase fatal, en el mismo dia tuve 3 veces unos "ataques"de dolor horribles, aun no soy madre....pero mi doctora me dijo que el dolor era peor que un parto! Ya no me da miedo parir!!!! Muchissimas gracias por tan buen articulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      Yo yampoco soy madre y toco madrea, porque no he sufrido ningún cólico, porque toda la gente que conozco que lo ha padecido me han dicho que es horrible... Espero que no se te repita ;)
      Gracias por tus palabras guapa. Besos

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!