PSORIASIS

viernes, 28 de noviembre de 2014


Hace unos días hablando con una de mis pacientes, se me pusieron los pelos de punta al puro estilo Espinete.

La cuestión era que, a una conocida suya le habían diagnosticado psoriasis, o como ella lo definió "sorasis" (algún día os tendré que hacer un recopilatorio de como la mujer bautiza con nuevos nombres a las enfermedades, objetos,.... e incluso personas. Por suerte mi nombre lo pilló al a primera jajajajaja).

Pues bien, según mi paciente y sus reflexiones, que reconozco que muchas veces me parto de la risa, pero otras me escandalizan tanto, que estoy intentando hacerle unas pequeñas clases express mientras la trato (aunque a veces me es imposible porque se queda sobada..jajajaja). Bueno allá voy que siempre me lío. Su gran reflexión fue: "eso lo pilló en las piscinas, que lo se yo...." Y fue justo entonces, en ese preciso instante, que los pelos empezaron a elevarse hasta ponerse totalmente de punta.
PSORIASIS

Pero como la señora es relativamente mayor, pensé, "es falta de conocimientos" (que no digo que sea inculta, simplemente que ella escuchó algo por aquí, algo por allá, y ale, ella sola se hizo la película, como hace mucha gente mayor).

Entonces decidí hacer una mini encuesta a pacientes más jóvenes, y mi sorpresa es que una gran mayoría tenía un concepto totalmente erróneo de lo qué es la psoriasis.

Así que me dije, este tema lo voy a tratar sí o sí lo más resumidamente posible pero que sea un documento válido, por si entre mis lector@s hay gente en la misma situación, o tienen alguna duda sobre lo qué es la psoriasis, sus causas, diagnostico,síntomas, tratamientos....

Pero antes de todo eso quiero puntualizar, la psoriasis no es contagiosa. Para que quede bien clarito antes de empezar con todas las explicaciones del mundo mundial

Para empezar, y creo que es lo más importante es dejar bien aclarado qué es la psoriasis.

La psoriasis no es una simple erupción cutánea, es una enfermedad que puede llegar a ser dolorosa, debilitante y que puede llegar a afectar al desarrollo de algunas de las actividades cotidianas

Esta enfermedad está provocada por el funcionamiento defectuoso del sistema inmunitario que provoca un exceso de producción de células cutáneas, que son las encargadas de reponer las capas de la piel en constante renovación.

Psoriasis

Para que os hagáis una idea, este exceso puede llegar a alcanzar un nivel de sustitución hasta 7 veces superior que lo normal, y eso da lugar a las características placas de dicha enfermedad, que suelen adoptar formas de manchas rojas resaltadas y cubiertas de descamaciones, que normalmente se localizan en tronco, codos, manos, rodillas, cuero cabelludo y las ingles, aunque pueden localizarse en otras zonas que veremos más adelante.

Además el exceso de producción de estas células también produce una infiltración de glóbulos blancos en la piel. 

Aunque son totalmente desconocidas las causas o el origen concreto de esta enfermedad, sí se sabe que es una enfermedad genética. De hecho, se ha localizado el gen cuya alteración influye en la aparición de la patología.

También se sabe que es una enfermedad hereditaria, es decir, si uno de los padres es proriásico, uno de cada ocho hijos puede llegar a padecerla. Y si los dos progenitores la sufren, la probabilidad asciende a uno de cada cuatro. Pero por el hecho de ser psoriásico, no tienen porque serlo también los hij@s, Además, puede ocurrir que se herede la alteración genética pero que no se desarrolle la enfermedad.

A todo ello, tengo que añadir que hay también factores externos que intervienen en su aparición. Como pueden ser:
  • Estrés nervioso
  • Infecciones crónicas
  • Enfermedades como la artritis reumatoide
  • Cambios hormonales
  • Traumatismos (golpes, heridas, quemaduras solares...)
  • Obesidad
  • Alcohol
La mayoría de los enfermos suele tener su primer brote entre los 15 y 35 años, aunque también puede aparecer a cualquier edad. A eso, debo añadir que una cuarta parte de los jóvenes coincide en que su primer brote de psoriasis apareció después de una infección, como puede ser una infección por estreptococos.

La sintomatología de la psoriasis suele empezar como una o varias pequeñas placas que se vuelven muy escamosas. Además es posible que se formen unas pequeñas protuberancias alrededor del área afectada.

Estas primeras placas pueden desaparecer por sí solas, pero enseguida suelen aparecer o formarse otras.

Algunas de las placas pueden tener siempre el mismo tamaño, que suele ser inicialmente, para que os hagáis una idea. del tamaño de la uña de un dedo meñique. Pero otras pueden extenderse hasta llegar a cubrir grandes superficies del cuerpo, adoptando así una forma de anillo o espiral.

Las zonas más comunes dónde suele afectar la psoriasis es el cuero cabelludo, las rodillas, las nalgas, los codos y la espalda. 

En el cuero cabelludo, la descamación puede ser confundida con un problema grave de caspa, pero las placas que caracterizan a la psoriasis, que se mezclan con áreas totalmente normales, suelen distinguirse fácilmente de la caspa.

También puede aparecer alrededor y debajo de las uñas, aumentando su groso y haciendo que se deformen, en las cejas, ombligo, ingles y axilas. Pero se ha demostrado que en muchos casos pueden aparecer en otras zonas que no os he citado.

En términos generales, la psoriasis sólo produce una descamación, y el picor no suele ser frecuente. Claro está que siempre hay excepciones, y como os he dicho, hablo en términos generales.

Cuando las zonas afectadas por escamas se curan, la piel suele adoptar una apariencia completamente normal y el crecimiento del pelo se restablece.

La mayoría de las personas que padecen psoriasis limitada, tienen pocas molestias, a parte de la descamación y el aspecto de la piel.

PSORIASIS

Pero no todas las psoriasis son iguales. Es decir, existen muchos tipos, dependiendo de su forma, el patrón de las escamas y la gravedad.

Empecemos pues, según la gravedad:

Psoriasis leve: Es la que cubre un 2% de la piel, o menos y está cubierta por las manchas que os he comentado. Estas manchas o placas, suelen estar aisladas y localizadas en rodillas, cuero cabelludo, manos, pies y codos. Su tratamiento es de uso tópico, utilizando lociones, champús y cremas.

Psoriasis moderada: En este caso las manchas cubren entre el 2 y el 10% de la superficie corporal. Puede aparecer en piernas, brazos, tronco, cuero cabelludo y otras áreas. Su tratamiento es de uso tópico y de fototerapia, y en algunos casos puede que se incluya una terapia farmacológica.

Psoriasis grave: En este caso las manchas cubren más del 10% de la piel y puede aparecer en cualquier de las zonas antes citadas. Su tratamiento suele basarse en fototerapia y medicamentos de vía oral.

Dependiendo del patrón y su forma podemos hablar de:

Psoriasis en placas: También conocida como psorasis vulgaris, esta es la forma que suele ser más típica de dicha enfermedad, ya que un son 80% de los pacientes que la sufren. La cúspide de la placa de las escamas está compuesta por células muertas, que se van desprendiendo de las placas. En ocasiones, su sintomatología incluye dolor, picor de la piel y resquebrajamientos.

Psoriasis en guttata o gotular: La psoriasis de este tipo se manifiesta como pequeñas gotas rojizas en la piel, son lesiones que suelen aparecer en el tronco y las extremidades, y a veces, en el cuero cabelludo. No son tan gruesas como la psoriasis en placas, y pueden estar causadas por algún tipo de infección. Su aparición suele darse durante la infancia.

Psoriasis inversa o en pliegues: Este tipo aparece en las axilas, ingles, debajo de las mamas y en los pliegues genitales y nalgas, de ahí el nombre de en pliegues. Suele aparecer en pieles lisas y secas, en forma de enrojecimiento e inflamación, pero no tiene la aparición de escamas. La psoriasis inversa suele ser propensa a la irritación por el roce y el sudor, por lo que las personas que padecen de sobrepeso, suelen tener más problemas.

Psoriasis eritrodémica: Este es un tipo inflamatorio de la psoriasis, es decir, las manchas aparecen acompañadas de inflamaciones. Suele afectar a la mayor parte del cuerpo y se caracteriza por un enrojecimiento de la piel muy agresivo y acusado. Suele ser poco frecuente, y puede presentarse como forma seca y húmeda o edema, siendo la última más severa,

Psoriasis pustular generalizada: También conocida como psoriasis pustular de Von Zumbusch. Suele ser muy poco común y se manifiesta con grandes áreas de la piel enrojecidas, dolorosas y con pústulas. Cuando dichas pústulas se secan, vuelven a aparecer de forma cíclica.

Psoriasis postular localizada: Igual que la anterior pero las pústulas aparecen en manos y pies.

Acropustulosis: En esta forma de psoriasis, las lesiones en la piel se localizan en las puntas de los dedos y a veces también en los pies. Sus lesiones pueden ser dolorosas e incapacitantes, llegando a producir deformidades en las uñas, y en casos extremos, cambios en los huesos de la cara.

Artritis sistémica: Es parecida a la artritis reumatoide, aunque es más leve y con menos deformidades. Se asocia a algún tipo grave de psoriasis.

Dentro de ésta encontramos;
  • Artritis sistémica, que suele afectar entre una y tres articulaciones, suele ser leve. 
  • Artritis distal interfalángica (entre los dedos) predominante, afecta a un 5% de los afectados de psoriasis, y ésta afecta a las articulaciones distales de dedos en los pies y manos. 
  • Espondilitis, también afecta a un 5% de los casos, y su sintomatología característica es la inflamación de la columna vertebral.
Artritis mutilante: Esta artritis presenta deformidades. La sufre menos de un 5% de los afectados de artropatía psoriásica y suele afectar a pequeñas articulaciones de pies y manos.

Al principio la psoriasis puede ser de diagnóstico incierto, ya que muchas otras enfermedades pueden cursas placas y descamaciones similares. Pero a medida que la psoriasis avanza, los profesionales médicos pueden reconocer fácilmente su patrón de descamación característico de esta enfermedad. Por lo general, no son necesarias pruebas diagnósticas. Aún así, para confirmar su diagnóstico, el médico debe realizar una biopsia de piel, es decir, extraer una muestra de piel para poder examinar mediante un microscopio. 

Llegados a este punto, en el que se ha hecho un diagnóstico completo, da lugar a los tratamientos, y lo digo en plural porque dependerá del tipo de psoriasis que se padezca.

A pesar de no existir cura para esta enfermedad, sí se puede mantener controlada completamente y en algunos casos su sintomatología (inflamación, descamación, enrojecimiento y picor) no tiene por qué volver a aparecer. 

Entre los diferentes tratamientos convencionales podemos encontrar:

Sustancias de uso tópico, ya pueden ser cremas, limpiadores, lociones y pomadas, que se aplicarán en las zonas afectadas. Éstas suelen ser el tratamiento convencional de inicio en la mayoría de los psoriásicos. 

Fototerapia. El sol es beneficioso para este tipo de pacientes y algunos pueden necesitar un refuerzo específico con luz ultravioleta artificial, los conocidos rayos UVA, o la combinación de luz ultravioleta y medicaciones, denominada en este caso PUVA (Psoraleno junto con la aplicación de los UVA. Sí, se las apañan para poner unos nombrecitos... pero también es conocida como fotoquimioterapia.) En este caso se toma el medicamento por vía oral o inyectado para potenciar los efectos de los rayos UVA.

Fármacos sistémicos, que suelen ser de tipo oral, aunque pueden también ser inyectados, y es más, en algunos es necesario.

Medicación de uso tópico: Son cremas y lociones, que como bien indica su nombre, son medicamentos. Entre estos encontramos:
  • Esteroides: son los más comunes en psoriasis leves y moderadas. Son medicamentos que limitan la acción de ciertas hormonas que produce de forma natural nuestro organismo.
  • Alquitranes: supongo que os habéis asustado, pero las preparaciones basadas en alquitranes se han utilizado durante siglos para tratar dicha enfermedad. Pero la principal desventaja es su olor desagradable.
  • Cacipotriol: es una forma sintética de la vitamina D. Se suele utilizar en pacientes con psoriasis leve o moderada, y aunque no actúa de un modo rápido, a largo plazo es eficaz para controlar la enfermedad. No es recomendable aplicar en la cara ya que puede causar irritación.
  • Retinoides: son derivados de la vitamina A, y suelen utilizarse en combinación con los esteroides. 
  • Antralina: es eficaz en la psoriasis leve o moderada y no tiene ningún efecto secundario a largo plazo, pero puede provocar irritabilidad en la piel.
  • Ácido salicídico: tod@s habéis pensado en la famosa Aspirina, seguro. Pues bien como tratamiento complementario se utiliza para eliminar las escamas de las placas de psoriasis y dejar preparada la piel para la aplicación de otros medicamentos de uso tópico.
También existen los tratamientos sistémicos. Dichos tratamientos afectan al cuerpo desde el interior, y se pueden administrar por vía oral o mediante inyecciones. Estos tratamientos suelen aplicarse a enferm@s con síntomas muy severos que no responden a los medicamentos tópicos convencionales o la fototerapia.
  • Corticoesteroides: no son recomendados a largo plazo, ya que con dosis altas pueden precipitar los síntomas de psoriasis. Suele aplicarse en pacientes con artritis psiriásica, y por inyecciones, que son de dosis bajas de esteroides e inyectadas en las articulaciones inflamadas y alrededor de los tendones, aliviando así la hinchazón y mejorar la amplitud de movimientos del paciente.
  • Mediamentos antireumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD): tratan la inflamación y al mismo tiempo interfieren en los procesos que causan la enfermedad. Entre ellos, y para no alargarme más, encontramos los antimaláricos, 
  • Ciclosporina: suprime elementos del sistema inmunológico, y esto hace que los procesos de la enfermedad sean más lentos.
  • Metotrexate: suele venderse como medicamento genérico e inhibe a una enzima implicada el el crecimiento rápido de las células, haciendo más lento el proceso de crecimiento de las células de la piel. También se usa para la reducción de inflamación dentro de la artritis psoriásica.
  • Sulfasalazina: actúa moderando el sistema inmunológico, como en la ciclosporina.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID): ayudan a aliviar el dolor, hinchazón y rigidez de las articulaciones. Suelen estar disponibles en formulaciones de diferentes potencias, es decir más potentes o menos, y pueden tomarse con o sin receta médica. Por ejemplo, la aspirina y el ibuprofeno.
  • Retinoides orales: son una forma sintética de la vitamina A y ayudan a controlar la multiplicación de las células de la piel, incluyendo la rapidez del crecimiento y la exfoliación de la superficie de la piel. 
No os quejaréis, hoy os he enseñado un montón de nombres, a cada cual más raro, lo sé jejeje.

Bien, visto todo esto, vayamos ahora a por algunos remedios o consejos totalmente naturales, que aunque no pueden curar la enfermedad, si pueden ayudarnos a paliar alguno de sus síntomas.

PSORIASIS

La alimentación es muy importante, y en este caso es sumamente recomendable seguir una dieta crudí-voro-vegetariana (¡qué caras habéis puesto!). Para que me entendáis, tenéis que añadir en vuestra dieta una gran cantidad de frutas y vegetales. Además se puede complementar la alimentación con caldos depurativos hechos a base de ortigas, cebolla, apio y 5 dientes de ajo, a los que se debe añadir un poco de zumo de limón fresco cuando se tome. Se recomienda tomar dos tazas al día repartidos a lo largo de éste, es decir, tomar uno pero la mañana y otro por la tarde, por ejemplo.

Es importante el contacto con el sol, por y para ello es recomendable tomar lo que se dice "baños de sol", es decir, que durante el día vaya tocando el sol, pero sin abusar de él. Y teniendo en cuenta que la mejor hora para tomarlo en invierno es a las 11 de la mañana y en verano a las 9.

Darse baños de vapor dos veces por semana es otro de los remedios útiles para la psoriasis. Los otros días se pueden dar baños completos con agua tibia arcillosa. Es decir, verter arcilla en el agua y darse un baño con ella. Sin olvidarse luego de quitarse los restos de arcilla del cuerpo.... jejeje.

La gimnasia, sí, hacer ejercicio todas las mañanas al aire libre o en algún sitio de casa que esté bien ventilado ayuda.

Antes de irse a dormir, se pueden aplicar compresas derivativas en las zonas afectadas o tomar un baño calentito. Por las mañanas cepillarse bien las zonas afectadas para descamarlas de la piel enferma, y después untarse la piel con aceites, de oliva o almendras dulces, por ejemplo, o con alcohol de enebro, con la finalidad de ablandarla. Para l@s que no lo sepáis, las compresas derivativas son simplemente compresas empapadas con agua fría. (Perdón a veces me pongo a escribir y os pongo cosas que deduzco qué sabéis, pero no tenéis por qué saberlo.)

Otro remedio es, aplicarse antes de acostarse un paño mojado en leche descremada durante unos 10 minutos sobre las zonas afectadas y complementar con una infusión de zarzaparrilla.

También aplicarse durante 2 horas y un par de veces por semana una envoltura fría y completa, con agua arcillosa a la que se debe añadir el agua resultante de la cocción de planta de cola de caballo.

Los cataplasmas fríos y gruesos de arcilla durante una hora y dos veces cada día, también puede ayudar. Y después se pueden hacer lavados con infusiones de flores de manzanilla fríos.

La gran áloe vera, y digo gran porque es una de las plantas con más propiedades que conozco, puede usarse también para la psoriasis. Ayuda a quitar los picores, a que la piel se regenere y a reducir los enrojecimientos de la piel.

Hay infinidad de remedios más, pero os he hecho un pequeño resumen.

Ahora es cuando os digo que..... (ya lo sabéis y seguro que lo estáis diciendo mentalmente). Siempre consultad con un experto médico si vais hacer uso de alguno de los remedios. Yo siempre intento poner los que sé seguro que van bien y no suponen ningún riesgo, pero consultarlo con el médico no está de más, ya que cada cuerpo es un mundo.

Empapados ya de información sobre la psoriasis, espero que si algún día os pregunto, no me soltéis lo que me soltó mi paciente ¡eh! ¡No tenéis excusa! jejeje

Como siempre, espero que el post os haya resultado interesante y de ayuda. Y si tenéis algún otro remedio, información, duda o lo que sea, ya sabéis que os leo encantada.

¡Un saludo maj@s!

19 comentarios:

  1. sabia cositas de la psoriasis,pero no tanto,ajjaj asique encantada de saber mas y los consejos naturales me han encantado,que grande es nuestra amiga aloe,ajajajaj.Pues si tu paciente se queda dormida me voy atener que poner en tus manos haber si me relajas, pero si se me cae la babilla la culpa seguro que es tuya,jajaaja,besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que donde no esté la áloe... jajajajaja Encantada yo de que siempre saques unos minutillos para leerme y comentarme ^_^
      Bueno se queda dormida a media sesión, porque al inicio tiene un palique.... jajajaja
      besos tesoro

      Eliminar
  2. Me ha encantado el post, es muy interesante. Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Ohhh! ya había leído sobre esto que le pasaba a un chica y que era feo porque te sientes mal en cuestión de autoestima también! Nuevamente gracias por explicar muy, muy bien!!!

    ResponderEliminar
  4. Desgraciadamente nuestra sociedad tiene tantos prejuicios.... pero bueno, lo que tenemos tener presente que seamos como seamos, pase lo que nos pase, tenemos que amarnos por encima de todo. Gracias por comentar tesoro. BESOS

    ResponderEliminar
  5. que interesante! hay que ver, nunca me hubiera imaginado que hacer ejercicio ayudaria con la psoriasis...
    y lo del Aloe... hay algo para lo que no sirva!! que tesoro de planta!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer ejercicio ayuda a mantener sana nuestra piel también, por ello también repercute a la psoriasis ^_^ Eso sí, siempre hacerlo al aire libre o en un lugar bien ventilado.
      La áloe, es como la caja de Pandora, a la que la estudias, no paras de descubir beneficios
      Gracias cielo, y gracias por comentar . Besotes

      Eliminar
  6. Me ha parecido muy interesante, en mi familia sí lo conocemos de primera mano, a mi hermana con tan sólo 2 años le salió ... demasiado pronto y ha tenido momentos más relajados y otros con brotes don mucho picor. Esperemos que se encuentre una solución definitiva porque es una alteración de la piel muy incómoda. Gracias por tu entrada, y sobre todo lo de recalcar que no es contagioso... que parece que es lo primero que piensa todo el mundo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y por animarte a comentar cielo.
      Tienes toda la razón, y como he dicho en el post, hay gente que no tiene clara en qué consiste esta enfermedad y sacan sus propias conclusiones herróneas, como lo de que es contagiosa.
      mi deseo, igual que el tuyo, es que algún día se pueda contar con alguna solución definitiva para curar dicha enfermedad.
      Un beso preciosa

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por este post, yo la padezco y todo lo que sea que la gente la conozca es de agradecer para que la empiecen a ver como algo "normal" y que sepan que no es contagiosa. Me guardo este post para apuntarme algunas soluciones que das, como sabrás, siempre hay probar remedios nuevos, hasta que no das con el tuyo pueden pasar años!!!! Un beso y gracias de nuevo!!!!

      Eliminar
    2. De nada corazón. Es de vital importancia que estos temas se aborden para que la gente empiece a conocerlos, porque como tú bien dices, es bueno que la sociedad lo vea como algo "normal".
      La falta de información nos lleva a tal desconocimiento que tendimos a hacer nuestros propios juicios los cuales nos llevan a errores garrafales, como en este caso el pensar que es contagiosa.
      Me alegeo mucho que te haya gustado el post, y agradecerte a ti por leerlo y comentarlo.
      Un beso enorme cielo

      Eliminar
  8. Mi marido tiene psoriasis y cuando era mas joven lo pasaba mal porque tambien pensaban que era contagiosa...me encanta tu entrada,es muy interesante...me quedo de seguidora y me gustaria que si te parece interesante mi blog te quedaras de seguidora,gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. Muchas gracias por quedarte por aquí. Y me alegro que te haya gustado mi post.
      Ahora mismo paso a visitarte. Un besote

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!