sábado, 2 de mayo de 2015

OTITIS MEDIA AGUDA (OMA)


Tod@s en algún momento de nuestras vidas hemos sufrido o sufriremos de otitis. Ese dolor insoportable y terriblemente molesto en el oído, producido normalmente por una infección en la que el oído, y/o sus partes, se inflaman.
OTITIS MEDIA AGUDA (OMA)

Aunque la población más recurrente a sufrir este tipo de afección son los más peques, ninguno de nosotr@s, sea cual sea nuestra edad, estamos a salvo de esta molesta enfermedad.

Existen varios tipos de otitis, dependiendo de la parte del oído involucrada o según la duración de la enfermedad.

Dependiendo de las partes del oído involucradas encontramos la otitis media y la otitis externa.

La primera de ellas, involucra el oído medio, localizado detrás del tímpano y su causa general suele ser infecciosa.

Mientras que la otitis externa o de nadador, es la inflamación del conducto del oído externo y el conducto auditivo externo, siendo sus causas más comunes la entrada de agua o los traumatismos.

Y dependiendo de su duración, encontramos la otitis aguda, cuando se presenta de un modo repentino y durante un cierto período de tiempo, o crónica, si se produce de un modo repetitivo durante un lapso prolongado.

Hecha esta pequeñísima introducción, si os parece, en el artículo de hoy, os voy a hablar de la otitis media aguda. Y si os parece, más adelante os hablaré de la otitis externa.

Aunque sé que me vais a leer, no puedo evitar deciros que "sed todo oídos" Jejeje ¡Vamos allá!

La otitis media aguda es un proceso de tipo infeccioso e inflamatorio que afecta al tejido conjuntivo epitelial que recubre la caja del oído medio y suele durar un corto período de tiempo (de ahí su nombre).

Usualmente siempre se ven afectados las trompas de Eustaquio y la estructura mastoides.

Como supongo que estos nombres os sonarán a "chino filipino", si os parece, os voy a explicar un poco la anatomía del oído medio.

A ver, el oído en su conjunto total, está formado por 3 partes: el oído externo o conducto auditivo externo, el oído medio y el oído interno o laberinto.

El oído medio, que es el que nos interesa hoy, es una cavidad aérea formada por 3 partes comunicadas entre sí. En el centro encontramos la caja del oído medio que por delante comunica con la trompa de Eustaquio, que os he comentado antes, y por detrás, con la mastoides.

OTITIS MEDIA AGUDA (OMA)

Esta caja del oído medio, tiene forma de cubo irregular, de 6 caras (pensad en un dado para haceros una idea aunque no sea exactamente igual). La trompa de Eustaquio comunica esta caja con la rinofarinje, que para que os situéis, es el espacio que queda por detrás de la nariz. Y la estructura de la mastoides la constituyen una zona compacta y otra formada por cavidades neumáticas o celdas mastoideas, que para que más o menos podáis visualizarla en vuestra mente, tienen forma de un panal de abejas.

Pues bien, la trompa de Eutasquio es el drenaje natural del oído medio, y es por este tubo que nuestro oído equilibra las presiones y mantiene un ambiente correcto para la transmisión de vibraciones, y cuando no puede realizar la función de drenaje, es cuando aparecen las infecciones, dolores, inflamaciones, etc, en la zona, dando lugar a la otitis media aguda.

En un oído sano las ondas del sonido se transportan a través del oído y hacen que el tímpano vibre, y a su vez, esto hace que los 3 huesecillos del oído medio se muevan (martillo, yunque y estribo), y el movimiento envía las ondas de sonido a través del oído medio hasta que llegan al oído interno. Y es cuando desde el oído interno se envían los sonidos hasta el cerebro y esto permite que podamos escuchar los sonidos del exterior.

Pero cuando una persona se resfría, por ejemplo, los agentes patógenos de la nariz y garganta pueden ascender por la trompa de Eustaquio hasta el oído medio y causar una infección e inflamación, y es por ello que las ondas del sonido no se podrán transportar y tendremos esa sensación de tener el oído tapado.

Las causas de poder llegar a sufrir una infección del oído medio pueden ser muy diversas, aunque por norma general, son las bacterias las causantes de dicho mal. Entre ellas las más "más famosillas", vamos las que están el top de las bacterias causantes de la otitis media, son los neumococos, los estreptococos-A y los estafilococos, siendo estos últimos los causantes de que lo sufran especialmente los lactantes.

Aunque con menor frecuencia los virus también pueden ser otros de los detonantes, como pueden ser el virus de la gripe o de los refriados, como os he apuntado antes.

Y ¿cómo pueden llegar estos "bichejos" a nuestro organismo?

Pues el desencadenante que suele ser más frecuente, son los resfriados e infecciones gripales, ya que debido a la inflamación de la garganta y nariz se disminuye la ventilación del oído medio, favoreciendo así la acumulación de mucosidad dentro de la cavidad, y por consiguiente, aumenta el riesgo de que las mucosidades se infecten y aparezca una otitis media aguda.

Con menos frecuencia, hay gérmenes que pueden llegar al tímpano causando una lesión y a su vez llegar de un modo directo hasta el oído medio. También puede darse el caso que haya una presencia de virus y bacterias en la sangre y causar la infección mediante el torrente sanguíneo.

Otra de las causas podría ser que hubiese una anomalía congénita de la faringe o una obstrucción de las fosas nasales por pólipos por ejemplo, que podrían dar lugar a que la inflamación del oído medio fuese crónica.

Ahora que conocemos algunas de sus causas más características, vamos a ver cuales son los síntomas más recurrentes en este tipo de dolencia.

La otitis media aguda suele comenzar de un modo repentino, en el que sufrimos dolores punzantes en los oídos y/o palpitaciones (en uno o ambos), y en algunos casos, puede presentarse fiebre y mareos, que son las respuestas inmunitarias de nuestro cuerpo contra los virus o bacterias invasoras.

A la vez, se desencadenan un tipo de manifestaciones, además de los dolores, como son el enrojecimiento, la sensación de calor e hinchazón de piel y/o la mucosa, también se produce una sensación de mal estar generalizada, disminución de la audición y dolores de cabeza.

Aunque he dicho que iba a centrarme en la otitis media aguda, comentaros que una inflamación crónica, se manifiesta por la disminución de audición, excreción de líquido de un modo persistente por la oreja, ruidos en el oído y el riesgo de proliferación de tejido inflamado, por lo que es importante que nos tratemos de la otitis en sus fases iniciales, evitando así que dicha dolencia pueda resultar una enfermedad crónica.

Después de ver sus causas y síntomas más significativos, ahora vendría hablaros un poco del diagnóstico. Aunque la verdad no me voy a extender mucho en el tema, ya que considero que lo único importante sobre ello que os pueda decir es que su diagnóstico siempre debe ser efectuado por un médico especialista (otorrinolaringólogo).

Para que podáis entender lo que puede hallar el médico cuando os efectúa una exploración, después de haberle indicado los síntomas iniciales, os hago un pequeño apunte.

A ver, un tímpano sano es de un color nacarado, ligeramente transparente y brillante. Su superficie es lisa y tiene una gran facilidad de movimiento. Pues bien, si el médico especialista descubre mediante una otoscopia signos de inflamación en el tímpano, algún enrojecimiento y abombamiento del mismo, seguramente os indicará que estáis padeciendo una otitis media.

También puede darse el caso de que el tímpano esté más grueso o presentar ampollas, e incluso una perforación con salida de líquido, en esos casos, también estaréis padeciendo de otitis media, pero con un grado mayor de peligrosidad a sufrir algún efecto adverso, como puede ser la pérdida de audición de un modo parcial o total.
Después de su diagnóstico por parte de profesionales sanitarios, el tratamiento que suele llevarse a cabo y más efectivo, es a base de antibióticos cuando hay la sospecha de que hay la presencia de una infección por bacterias.

Pero los antibióticos, no siempre son útiles, ya que pueden causar efectos secundarios leves y promover la resistencia de las bacterias cuando es un tratamiento prolongado, por ello es necesario que no sólo os visite el médico para su diagnóstico, sino que se mantenga un seguimiento paulatino de la enfermedad de un modo constante para poder saber como va evolucionando, y evitar a la vez, la propagación de la infección en zonas vecinas.

OTITIS MEDIA AGUDA (OMA)

Tampoco os quiero asustar ¡eh!, ya que en la mayoría de los casos los antibióticos sí son útiles y la otitis se cura de forma espontánea y sin más complicaciones. Y en el caso de que no sean eficaces, el médico siempre nos podrá evaluar y cambiar el tratamiento por otro más adecuado.

Pero hay veces que sí puede darse el caso de que haya algún tipo de complicación. Ya sea por la que os he citado (resistencia al tratamiento antibiótico) o que haya una sospecha de que la inflamación se haya extendido al hueso de detrás de la oreja (mastoides), provocando una mastoiditis e infección, haciendo que el pus alcance las cavidades de aire del apéndice óseo. Por lo que es sumamente importante recibir un tratamiento adecuado para que esta inflamación no se extienda más, y de lugar a la inflamación de las meninges (meningitis) o la inflamación del oído interno (laberintitis).

También puede producirse una rotura del tímpano, haciendo que el pus fluya del oído y que notemos una mejoría de repente y creamos que estamos curados.

Además, si la causa principal de la otitis viene desencadenada por un resfriado o gripe, la obstrucción de la respiración nasal puede causar una inflamación del oído medio de forma crónica, y provocar dificultad de la audición y ruidos en el oído, como también os he indicado antes.

Así que repito, y perdón si soy pesada, que es de vital importancia que acudamos al médico y que éste haga un seguimiento exhaustivo de la enfermedad para que no haya ningún tipo de complicación, (aunque la mayoría de ellas pueden tratarse mediante una cirugía, pero es mejor evitar llegar a ese extremo ¿verdad?).
Lo negativo de esta dolencia es que en su mayoría y de un modo general, no se puede prevenir, por lo que a la aparición de los primeros síntomas es importante acudir al médico, ya que un tratamiento precoz puede remediar que suframos una otitis media crónica o /y sus consecuencias..

Por otro lado, sí podemos tomar algunas medidas para que los más peques de la casa, que suelen ser los más vulnerables a sufrir esta enfermedad. Según el Ministerio de Salud, la lactancia materna retrasa la aparición de la otitis, como también evitar el uso de biberones, aunque si es necesario, administrarlo mientras el bebé este sentad@. Es importante, y no sólo para prevenir una otitis, que el peque no esté expuesto de un modo directo al humo del tabaco, como también recomiendan que se tengan las vacunas al día según el calendario nacional de vacunación.
Y ahora, os dejo con lo que más me gusta a mí, algunos remedios caseros para la otitis media, que en este, y como en muchos otros casos, nunca, jamás de los jamases, sustituirán a los tratamientos convencionales por los médicos, sino que pueden ayudar a complementarlos.

Calor seco

Coge una bolsa térmica (una bolsa de agua de toda la vida), y llénala con agua caliente. La debemos cubrir con un paño seco y limpio, para evitar el contacto directo que puede ocasionarnos quemaduras (lo digo por experiencia, ya os contaré..), y colócala sobre el oído infectado.

El calor produce un efecto calmante y analgésico, así que nos ayudará a calmar el dolor de oído.

Eucalipto

El eucalipto es una planta con potentes propiedades, tal y como pudisteis verlo en el post de la Guía de Salud de la A a la Z, que podéis recordar aquí. Pues bien, para tratar la otitis media nos irá de perlas para atenuar el dolor, además de ser un potente desinfectante y nos ayudará a disminuir la inflamación.

Lo más recomendado es que nos hagamos un vapor con sus hojas. Para ello, ponemos a hervir un litro de agua con dos o tres hojas de eucalipto. Cuando hierva, lo retiramos del fuego y lo introducimos en un recipiente de borde alto.

Hacemos un cono de papel y ponemos la parte ancha cerca del recipiente, sin que llegue a tocar el líquido, para que los vapores vayan subiendo a través del cono hasta la parte más estrecha (punta) que la colocaremos cerca del oído infectado.

Podéis hacerlo antes de iros a dormir, por ejemplo.

Ajo

El ajo contiene innumerables beneficios para nuestra salud, y además de un modo medicinal, entre las que podemos destacar, las propiedades antibióticas y antiinflamatorias.

Pero obvio que no os voy a decir que os metáis un ajo en el oído... Lo que sí podemos hacer con el ajo es un aceite para poder ser aplicado en el oído.

OTITIS MEDIA AGUDA (OMA)

Para poder fabricar dicho aceite, deberemos calentar un vaso de aceite a baño maría, sin que llegue a hervir. Machacaremos dos o tres dientes de ajo y los añadiremos al aceite cuando esté caliente. Lo removeremos durante unos minutos para que el aceite vaya absorbiendo el jugo de los ajos, y lo retiraremos del fuego.

Lo colamos y lo dejaremos enfriar. Una vez tibio, lo introduciremos en un gotero y ya podremos aplicarlo en el oído infectado,(dos o tres gotas).

Aceite de oliva

Ya que os he hablado del aceite de oliva, también por sí sólo puede resultar un remedio efectivo para aliviar el dolor producido por la otitis.

Simplemente deberemos calentar media cucharada sopera de aceite de oliva, o una de postre, y cuando esté templado, empapar una bolita de algodón, escurriéndola antes de colocarla en el oído para que no gotee.

La dejamos durante una hora.

Lavanda

Y sin dejar los aceites, el de lavanda es otro de los más eficaces para poder combatir el dolor y la inflamación gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas.

Podemos encontrar el aceite de lavanda preparado en cualquier herbolistería, pero si os animáis a hacerlo en casa, os dejo las indicaciones.

Pon en una taza, por ejemplo, o en cualquier recipiente, flores de lavanda y déjalas que se sequen al sol durante unas horas (todas las que sean necesarias hasta que veas que las flores no están para nada tiernas).

Las machacamos en un mortero, tampoco es plan que os queden como papilla ya que así perderán su esencia, con que estén un poco machacadas nos vale.

Introducimos aceite de almendras en una olla, con la relación de 3 tazas de aceite por 1 de flores de lavanda machacadas. Podéis usar otro tipo de recipiente, pero es importante que la relación sea la misma. Como también, si queréis que no tenga un olor tan intenso, reducir una de las tazas de aceite, es decir, en lugar de 3, 2.

Calentamos el aceite a fuego lento, y cuando esté caliente introduciremos la taza de flores de lavanda, y lo dejaremos en el fuego, repito lento, durante unas dos o tres horas.

Pasadas estas, dejaremos que se enfríe un poco y colaremos el aceite y lo introduciremos en un frasco tapado, guardándolo de la luz para que no se estropee.

Y ya tenéis vuestro aceite esencial de lavanda.

Para la otitis, aplicaremos dos o tres gotas, con un gotero, en el oído infectado.

Manzanilla

La manzanilla es una de las reinas de las infusiones, ya que es una de las que tiene más propiedades medicinales y por ello es uno de los remedios más recurrentes.

En un vaso, añadiremos una cucharadita de aceite de oliva tibio y dos gotas de infusión de manzanilla. Lo removeremos bien y aplicaremos un poco de dicha mezcla en el oído infectado. Podemos hacerlo con un gotero (vertiendo 2 gotas) o empapar una bolita de algodón y colocarla en la entrada del oído durante una hora, igual que en el remedio del aceite de oliva. No os olvidéis de escurrir el algodón para que no gotee.

OTITIS MEDIA AGUDA (OMA)

Cebolla

Os lo he dejado para el final, ya que aunque es uno de los remedios caseros más populares para poder tratar la otitis, el olor a cebolla.... no es que "enamore". Pero como lo que queremos es soluciones válidas, no lo descartéis por el olor, porqué es uno de los más eficaces.

Debemos cortar una cebolla con varios trozos y la machacaremos bien sobre una compresa o gasa de algodón. Cuando la tengamos bien machacadita, la envolveremos con la compresa y la exprimiremos bien para que la compresa absorba bien su jugo.

Retiramos los trozos de cebolla y calentaremos la compresa (por ejemplo en el microondas durante unos segundos) y la colocaremos sobre el oído infectado.

También podéis optar por asar la cebolla y batirla hasta obtener el líquido. Colar después y añadir un poco de aceite de oliva o almendras y aplicarlo con un gotero, como los aceites esenciales que os he indicado antes (dos o tres gotas)

En todos los casos, os recuerdo que es importante que estén a temperatura corporal, antes de introducirlos en el oído, vamos tibios, para evitar que nos quememos.

Y antes de terminar con los remedios caseros y el artículo, unos últimos consejos.

Si presentáis episodios de fiebre o la otitis a afectado al tímpano, nada de utilizar remedios caseros, ya que podrías dañar el oído. Por ello es importante, como siempre os digo, que consultéis con vuestro médico cuales de los posibles remedios naturales y caseros podéis llevar a cabo, dependiendo de vuestras dolencias, fases, etc. antes de hacer nada.

Espero como siempre, que el post os haya sido de utilidad.

En breve, haré uno sobre la otitis externa, estaros aten@s.

Como recordaros que estaré encantada de leer vuestras opiniones, sugerencias e incluso vuestros remedios naturales sobre la otitis.

¡Un saludo maj@s!

94 comentarios:

  1. Muy buenos consejos, he tomado nota. Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. Toco madera, nunca he sufrido una y la peque de momento tampoco, pero está genial conocer un poco más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que suerte.
      Claro que sí, el saber no ocupa lugar jejeje. Gracias por pasarte por aquí y comentar cielo. Besos

      Eliminar
  3. ay madre con lo que duele una otitis...yo la he sufrido leve, no aguda, y es horroroso...tarda mucho en curarse y lo mejor es el calor seco como dices. te da un gustito...jajajaja
    buenisimo el post!!
    un besito tesoro!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja el calor es mano de santo, calma un montón ese dolor taaaaaaan insoportable.
      Muchas gracias tesoro ^_^
      Besotes enormes

      Eliminar
  4. Hola Carol! Yo suelo sufrir de otitis externa. No recuerdo si en alguna ocasión me ha dado media. En mi caso se me quitan con gotas las colicursi de gentadexa o algo así.
    Algunas veces ha sido mas complicado pq una vez tenía un tapón pero bueno es importante tratarlo a tiempo. Excelentes consejos. Me anoto los remedios caseros! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola tesoro! Lo pensé cuando llevaba medio post jajajajaja La más recurrente es la externa y yo va y me lió con la media. Si es que.. soy lo que no hay. Así que, en nada me pongo con la externa, así como tenéis esta información en "fresco", se puede complementar y así os volveréis un@s expert@s en otitis jejejeje.
      Gracias por tus palabras como siempre cielo.
      Besos

      Eliminar
  5. ¡Maravilloso artículo! Yo no he sufrido ninguna, pero mi hijo pequeño sufrió una otitis media aguda cuando sólo tenía 15 días. A pesar de estar con lactancia materna exclusiva, cogió la gripe y eso, entiendo, acarreó la otitis. Tenía fiebre, lloraba mucho y le supuraba líquido (entiendo que del oído, aunque era dificil verlo, sólo se veía el lóbulo impregnado de amarillo). Afortunadamente no ha vuelto a coger ninguna. ¡Gracias por la información!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y por contar la experiencia de tu peque. Me alegro que sólo fuese un caso puntual, porque pobretes lo pasan mal. :( Besos

      Eliminar
  6. Muchas gracias por la info, los idos tb hay que mimarlos. Ten un buen martes preciosa!!

    ¿Nos seguimos en GFC o Bloglovin? Házmelo saber y yo también te seguiré ;)

    Te invito a mis sorteos internacionales: 10$ para Jexshop & Vestido de lunares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por aquí y comentar. Ahora te visito ;) Besos

      Eliminar
  7. Podrías poner los síntomas? saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! Los síntomas ya los he puesto, pero si quieres información más detallada mándame un mail mejor. ^_^
      Besos

      Eliminar
  8. Hola guapa, yo por suerte de momento no lo he padecido pero sé que es muy doloroso, suelo cuidarme y si hace viento tapar los oídos, boca y nariz, pero nunca estamos libres de padecerlo, tomo nota de tus remedios, gracias por explicarnos todo, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que suertuda! Yo no hace mucho padecí una pero externa y la verdad es que es super molesta y dolorosa...
      Haces bien, así la previenes. ;)
      Gracias a ti guapa. Besos

      Eliminar
  9. nunca lo he tenido pero tocare madera,tiene que ser doloroso,pero como siempre me quedo con tus consejos que siempre vienen muy bien,perdona por mi ausencia,poco a poco espero ponerme al dia con todo,besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo! Pues que suerte, porque la verdad es muy dolorosa y molesta.
      Perdona dice.. ¡si es que me la como! De perdona nada eh! Que puedes pasar cuando quieras por aquí. Y si no te pasas o no comentas, no pasa absolutamente nada. Que por mi parte, ya tienes el cielo ganado Jejejeje
      Besos guapa

      Eliminar
  10. Que buen post, la verdad que duelen mucho y siempre va bien tener cositas naturales a mano y leer para entender mejor

    ResponderEliminar
  11. Gracias a Dios, nunca he sufrido de una, pero mi marido sí, así es que me llevo todas tus recomendaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apunta, apunta.. que nunca se sabe jejejeje Besos

      Eliminar
  12. Gracias a Dios, nunca he sufrido de una, pero mi marido sí, así es que me llevo todas tus recomendaciones.

    ResponderEliminar
  13. ese dolor es de los peores! muchas gracias por tus consejos ;)

    ResponderEliminar
  14. ese dolor es de los peores! muchas gracias por tus consejos ;)

    ResponderEliminar
  15. Yo he tenido sobre todo otitis externa causada por la alergia y es horrible.. gracias por tus consejos.
    un beso

    ResponderEliminar
  16. De chica tuve muchas veces, siempre me curé con remedios caseros: calor y manzanilla :) me alegra verlos aquí puestos!!! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. La vedad que son mano de santo, aunque claro está dependerá del tipo de otitis y su grado. Gracias por pasarte y comentar. Besos

      Eliminar
  17. Gracias por estos consejos tan útiles e interesantes!

    ResponderEliminar
  18. Un post buenísimo!! Gracias por los consejitos.

    ResponderEliminar
  19. Muy buen post, completo y bien explicado. Gracias de verdad

    ResponderEliminar
  20. si, la he padecido, gracias por los consejos.. buen post

    ResponderEliminar
  21. Me gusta mucho que hagas un post así porque yo he sufrido de otitis y me ha gustado mucho leer un post así!!

    Un besoo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. En breve os haré otro sobre la otitis externa ;)
      Besotes

      Eliminar
  22. Me gusta mucho que hagas un post así porque yo he sufrido de otitis y me ha gustado mucho leer un post así!!

    Un besoo!!

    ResponderEliminar
  23. Muy muy interesante, muchísimas gracias Carolina, me es súper útil para la peque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por aquí y por tus palabras. ^_^

      Eliminar
  24. Hace unos años tuve otitis y fue el dolor mas insoportable de mi vida, muy utiles tus consejos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya si lo es... además la mayoría no sabemos cómo reaccionar. Gracias por tus palabras

      Eliminar
  25. Muy interesante! Gracias por la información! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada cielo, gracias a ti por pasarte y comentar ^_^

      Eliminar
  26. Gracias por los consejos sobre estos malestares de oido, mi hija los padece mucho, casi siempre por causas gripales. Los consejos siempre vienen bien en estos casos. Felicidades por el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada corazón. Celebro que mis posts os puedan ser de ayuda. Besos y muchas gracias

      Eliminar
  27. Gracias por la información. Por suerte, si no recuerdo mal, nunca he tenido otitis, pero nunca se sabe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor, pero como dices, como nunca se sabe es mejor estar informad@s ^_^

      Eliminar
  28. Hace tiempo que no he tenido una otitis, lo que yo recuerdo es que ni madre me calentaba pañuelos y es lo que me ponía, así se me aliviaba. Por el momento Ines, y toco madera, no ha tenido una. Muchas gracias por toda la información. Un saludo.?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada guapa. Las gracias a ti por pasarte y comentar. ^_^ Besotes

      Eliminar
  29. Gracias por la información! El dolor de oídos me parece de los peores dolores, pero gracias por los remedios caseros, siempre están bien saberlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte y animarte a comentar ^_^

      Eliminar
  30. siempre creo que las medicinas naturales tienen mucho efecto y son ideales , y mas aun esas pautas para la otitis , gracias por tus ideas :)

    ResponderEliminar
  31. Un post muy interesante. Que mal se pasa con una otitis!

    ResponderEliminar
  32. Que post mas interesante, me gustan mucho los temas de salud y en algún momento de mis inicios como blogger pensé hacer un blog que fuese de temas de salud, excelente tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas, encantada de hacer un colaborativo ;) Besos guapa

      Eliminar
  33. Un post muy interesante, voy a empezar a prestarle más atención a mis oídos. Gracias por los consejos, un saludo

    ResponderEliminar
  34. Que casualidad , hoy publique un post sobre el oído, coincidimos en algunas imágenes... Jijiji, besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Pixabay es una gran fuente de imágenes ¡eh! jajajaja Ahora voy a verlo ^_^

      Eliminar
  35. Muy buena la info, que suerte que no me ha pasado jejeje!
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es una auténtica suerte Jejeje . Gracias. Besos

      Eliminar
  36. Excelente información, gracias por tan buenos consejos.

    ResponderEliminar
  37. Mis hijos son muy propensos a las otitits, heredado de su santo padre. Y la verdad, me han encantado los remedios para aliviar las molestias, (algunbos los conocía pero otros han sido una sorpresa), porque es cierto que pocas cosas hay comparables al dolor agudo de oidos...Me han encantado este post concretamente. Mil gracias!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada guapa. Celebro poderos descubrir nuevas cositas ^_^ Gracias a ti por tu visita y tus palabras

      Eliminar
  38. Mis hijos son muy propensos a las otitits, heredado de su santo padre. Y la verdad, me han encantado los remedios para aliviar las molestias, (algunbos los conocía pero otros han sido una sorpresa), porque es cierto que pocas cosas hay comparables al dolor agudo de oidos...Me han encantado este post concretamente. Mil gracias!! :)

    ResponderEliminar
  39. Muchas gracias por esos consejos me lo apuntopor sue este hinvierno he tenido a la pesue con otitis y que mal si saber como poder aliviarla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por el blog y comentar Besos

      Eliminar
  40. Puff, cuando era pequeña tuve 300 días del año otitis, era insoportable! ahora ya no tengo tanto, aun que este año que me he puesto tan mala también me ha dado, probaré con el aceite de lavanda ya que es un remedio y me relaja el olor jij besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puf pobrecita, te compadezco. Porque se pasa verdaderamente mal. Gracias cielo por pasarte por el blog y comentar ^_^

      Eliminar
  41. Un post para guardar. Muchísimas gracias por compartir

    ResponderEliminar
  42. Me encanta este post,es muy interesante y son muy buenos consejos.Un beso,M.

    ResponderEliminar
  43. Muchas gracias por un artículo tan completo, alguna vez mi pequeña a sufirdo de otitis y esto me sirve mucho
    besos

    MAITE
    Nice, Cute and Pretty: Outfits inspirados en nuestras películas favoritas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti guapa por pasarte por el blog y comentar

      Eliminar
  44. Pufff , los oidos duelen muchisimo !! gracias por la info guapa !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada corazón. A ti por visitarme y animarte a comentar.

      Eliminar
  45. Pufff , los oidos duelen muchisimo !! gracias por la info guapa !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      De nada. Gracias a ti por tu visita y comentario.. aunque te responda al cabo de un año jajaja Perdón, no lo había visto.
      Besos

      Eliminar
  46. Muy buenos consejos, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      De nada guapa. Sorry no me había enterado del cometnario ¬¬
      Besos

      Eliminar
  47. Creo que uno de los peores dolores que se pueden sentir en la vida, a nivel físico, son las otitis. Y dirás, ¡qué tremendista! Pero a mi de pequeña me daban constantemente y era horrible. Me tumbaban y no podía hacer nada, por los mareos y el dolor. Es que no se puede ni pensar.
    Afortunadamente hace muuuchos años que no me da una (toco madera). Pero por si acaso me he leído al pie de la letra todos los remedios. Porque aunque no sustituyan el tratamiento médico, sólo con que alivien los síntomas ya hacen mucho.
    Un besazo Carol!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      La verdad es que coincido contigo, es sin duda una de los peores cuadros sintomáticos.
      Me alegra que los tengas bajo control, es decir que no te den en la actualidad.
      Muchas gracias por tu visita y comentario.
      Besos

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!