EXFOLIANTES FACIALES CASEROS SEGÚN TU TIPO DE PIEL

miércoles, 16 de septiembre de 2015


Ya me tenéis aquí con una de esas entradas que os suelen gustar, que curiosamente suelen ser aquellas a las que os "hago trabajar en casa luego". Si es que tengo un@s seguidor@s la mar de salaos y currantes. Jejeje

Bueno digo que os hago "trabajar", normalmente con el mortero, porque esta es una de aquellas entradas en la que os muestro instrucciones para realizar vuestros propios potingues con productos naturales, los cuales nos proporcionan múltiples beneficios para nuestra salud y su coste final de chiste.

EXFOLIANTES FACIALES CASEROS SEGÚN TU TIPO DE PIEL

Hace unos días hice un artículo sobre mascarillas faciales caseras según vuestro tipo de piel. Y en uno de los comentarios me preguntaban ¿qué tipo de exfoliante me iría mejor?

Así que sin pensármelo dos veces, he rebuscado entre mis fichas y apuntes, y rauda y veloz he decidido realizar este post, en el que os voy a dar diferentes exfoliantes faciales caseros según vuestro tipo de piel, y así tod@s os podéis hacer con la información.
Antes de presentaros los exfoliantes que os tengo preparados para hoy, dejadme comentaros algo.

El hecho de exfoliarse es importante para nuestra piel, ya que con ella eliminamos las células muertas y así favorecemos la renovación celular de nuestra dermis. Además el hecho de exfoliar nuestro rostro contribuye a que las cremas hidratantes, anti edad, etc, funcionen de un modo mucho mejor, dando un resultado total de una piel saludable.

Pero es importante que tengamos presente que no nos sirven los mismos exfoliantes que usamos para el cuerpo. ¿Por qué? Pues pues porqué como ya sabréis la piel de nuestro rostro es más delicada, y los exfoliantes destinados para el cuerpo suelen tener un grano más grueso, por lo que podrían causarnos irritaciones, que supongo que queréis evitar.

Antes de proceder a exfoliar nuestra tez también tenemos que tener presente limpiar bien nuestra cara, y aplicar el exfoliante con el rostro húmedo, ya que de este modo el producto se esparcirá mejor y conseguiremos eliminar las células muertas con más efectividad.

Igual que en las mascarillas faciales, es importante aplicar el producto de un modo en concreto. En el caso de las exfoliantes deberemos aplicarlo realizando movimientos circulares suaves, para conseguir eliminar las células muertas sin dañar la dermis.  No os paséis haciendo presión o terminaréis con la cara como un tomate.

Los movimientos deben ser ascendentes, osea hacia arriba, y desde el centro de la cara hacia la zona exterior, lo que facilita que la piel se mantenga más firme.

Yo soy partidaria en este caso de aplicarlo con las yemas de los dedos, así tenemos un mejor control de la presión en la que aplicamos el exfoliante, y podemos aprovechar para realizarnos un pequeño y suave masaje, durante un minuto aproximadamente, e incluso un poco más, pero no es necesario que estéis mucho rato "dale que te pego".

Para finalizar, retiraremos el producto con agua fría, para que los poros de la piel se cierren.

Y es entonces cuando ya podremos aplicarnos una mascarilla o crema facial.

Este proceso se recomienda realizar una vez por semana, de este modo tu piel siempre estará libre de células muertas y se verá iluminada y saludable. Además con ello favoreceremos que el maquillaje que usemos a diario se aplique mucho mejor. Pero ojo, si tienes la piel sensible, por ejemplo, espacia más las exfoliaciones, una vez cada 15 días. 

Como no tod@s tenemos el mismo tipo de piel, por ello creo, que igual que en las mascarillas, lo mejor es daros diferentes "fórmulas".

EXFOLIANRES FACIALES CASEROS SEGÚN TU TIPO DE PIEL

Dicho esto, y recordándoos que realicéis las mezclas en envases de cristal o plástico, nada de metal para que los productos no pierdan sus propiedades, vamos a ver ya sí diferentes exfoliantes faciales dependiendo del tipo de piel.

PIELES GRASAS

En las pieles grasas, a no ser que se presente algún tipo de anomalia, que deberéis siempre consultar con un especialista, podéis realizar la exfoliación una o dos veces por semana. Eso sí, es recomendable que entre exfoliación y exfoliación dejéis unos días de margen.

Los productos que vamos a usar para estas mascarillas tendrán una misión extra aparte de eliminar las células muertas, que será acabar con el exceso de grasa en la piel.

Exfoliante de leche, avena y plátano

Para realizar este exfoliante haremos "papilla" un plátano en un bol, y añadiremos una cucharada de leche y dos de avena. Lo removeremos bien hasta que nos quede una pasta espesa. La aplicaremos en la cara y cuello, y nos daremos un masaje con las yermas de los dedos durante unos 5 minutos aproximadamente. Lo retiráis con agua fresquita y ya veréis como notaréis el rostro fresco y se habrá perdido la consistencia grasienta.

Exfoliante de azúcar, naranja, miel y aceite de oliva

Gracias a la vitamina C y otros ácidos que nos aportará la naranja, este exfoliante será muy efectivo para exfoliar la piel de un modo totalmente natural. Para realizarlo, exprimiremos una naranja y pondremos tres cucharadas de su zumo en un bol, en el que añadiremos una taza de azúcar, dos cucharadas de aceite de oliva y una de miel. Lo removeremos bien, y aplicaremos el producto con las yermas de los dedos y tal y cómo os he indicado antes, en la cara y cuello. Con un par de minutos será suficiente. Os quitáis el producto con agua fresca y ¡milagro!, la piel se verá luminosa y fresca y estará lista para aplicaros una chachi mascarilla o crema hidratante.

Exfoliante de azúcar y tomate

El tomate es un potente antioxidante de la piel, por lo que será un gran aliado para luchar contra la piel envejecida por el paso del tiempo. Para realizar este exfoliante extraeremos el jugo de un tomate y lo mezclaremos con dos cucharadas de azúcar. Una vez lo hayamos mezclado bien, como en las otras mascarillas, la aplicaremos en la cara y cuello con las yemas de los dedos, y nos realizaremos un pequeño masaje de uno a dos minutos. Lo retiraremos con agua fría, y ya tendremos la piel lista para el siguiente paso (aplicar crema hidratante, anti-edad o mascarilla).

Exfoliane de azúcar y limón

Mezclaremos una taza de azúcar y media de aceite de oliva. Lo removeremos bien y añadiremos dos cucharaditas de jugo de limón. De nuevo veeeenga a remover, hasta obtener una pasta homogénea que nos aplicaremos en la cara y cuello, y que además también podremos usar para manos y pies. Con un par de minutos de aplicación es suficiente. Una vez más lo retiraremos con agua fría. 

Exfoliante de avena y manzana

Con la mitad de una manzana, que pelaremos y machacaremos bien (la otra mitad puede serviros de aperitivo mientras fabricáis el exfoliante) y la mezclaremos con una cucharada de harina de maíz y otra de harina de avena. Lo removeremos bien hasta conseguir una pasta totalmente homogénea y suave. Como en las demás mascarillas, aplicaremos la pasta en el rostro y cuello durante uno o dos minutos, y la retiraremos con agua fría.

Exfoliante de kiwi

Pelaremos un kiwi y lo trituraremos bien. Añadiremos en el bol dos cucharadas de azúcar y dos gotitas de aceite de girasol. Lo mezclaremos bien y, ya estará lista para aplicar. Con un minuto será suficiente. Y recordaros de enjuagaros con agua fría. Este exfoliante también es muy útil para manos y piernas.

EXFOLIANRES FACIALES CASEROS SEGÚN TU TIPO DE PIEL

PIELES SECAS

En el caso de caso de las pieles sensibles o secas, la cosa es más delicada, ya que a este tipo de pieles no se les debe someter a exfoliaciones de un modo frecuente. Como os he comentado antes suelen recomendarse cada quince días, e incluso un mes, para evitar posibles reacciones adversas debido a la sensibilidad de este tipo de pieles. Ya que un uso constante de los exfoliantes da lugar a rojeces, e incluso puede que la piel seca se seque todavía más.

Pero no todo son malas noticias, aunque con menos frecuencia existen recetas naturales para exfoliare que seguro os irán la mar de bien si tenéis la piel sensible o seca. 

Ya veréis que en casi todas ellas utilizaremos avena, ya que ésta es un potente limpiador natural que no reseca la piel.

Vamos a ver algunas de ellas

Exfoliante de avena

Mezclaremos en un bol cuatro cucharadas de copos de avena, una de miel y dos cápsulas de vitamina E, que suelen ir en formato aceite). Lo removeremos bien. Luego añadiremos (este paso es opcional) una manzana pequeña para impulsar un efecto antioxidante. Lo mezclaremos bien en una licuadora o mortero hasta conseguir una pasta homogénea. Aplicaremos el exfoliante en la cara haciendo suaves masajes, durante un par de minutos. Enjuagaremos la cara con agua fría, y ya la tendremos lista para el siguiente paso, ya sea la aplicación de una mascarilla o crema hidratante.

Exfoliante pétalos de rosas secas

Este exfoliante es un poco más elaborado, pero ya veréis que vale la pela. Haremos una infusión con tres cucharadas de pétalos de rosas secas a la que añadiremos dos o tres cucharadas de copos de avena y lo dejaremos macerar durante unos 20 minutos. Pero nada de estar mano sobre mano, mientras aprovecharemos ese ratito para machacar un puñado de almendras con un mortero o trituradora, y añadir dos cucharadas de aceite de oliva y remover. Pasados los 20 minutos añadiremos el preparado de rosas con los copos de avena a las almendras y aceite y lo licuaremos o trituraremos todo hasta conseguir una masa homogénea. La aplicaremos igual que los demás exfoliantes durante dos minutos, y lo enjuagaremos con agua fría. 

Gracias a este exfoliante además de acabar con las células muertas e impurezas, nos ayudará a combatir el acné e hidratar la piel.

Exfoliante de aloe vera y avena

Mezclaremos dos cucharadas de avena y dos cucharaditas de azúcar moreno y lo removeremos (si quieres un exfoliante menos áspero, muele el preparado). A esta mezcla añadiremos dos cucharadas de gel de aloe vera y una cucharadita de jugo de limón. (El aloe ayuda a calmar y nutrir la piel seca, y el limón actuará como tónico). Una vez tengamos la mezcla hecha podremos aplicarla en la cara durante un minuto, y enjuagar con agua fría.

Para el resto del cuerpo, triplica los ingredientes y aplícala del mismo modo mientras estés en la ducha centrándote en los codos, rodillas y pies, que suelen ser zonas especialmente resecas. Ya veras el cambio.

Exfoliante aceite de oliva y azúcar

Mezclaremos 4 cucharadas de aceite de oliva con dos de azúcar hasta que tengamos una mezcla homogénea. La aplicaremos sobre la piel como los demás exfoliantes durante un minuto y lo enjuagaremos con agua fría. El aceite nos ayudará a hidratar la piel y el azúcar a exfoliar.

Exfoliante de sal marina  y miel

En este caso mezclaremos dos cucharadas de sal marina gruesa y cuatro de miel. Como siempre, y ya me siento un poco loro, lo removeremos hasta conseguir una pasta homogénea y lo aplicaremos en la piel durante un par de minutos mientras nos realizamos un suave masaje. Lavaremos la cara con agua fría y la tendremos lista para aplicarnos una mascarilla o la crema hidratante.

Exfoliante de avena, almendras y aguacate

Mezclaremos un par de cucharadas de harina de avena, con un par de almendras molidas y la pulpa de un aguacate. Lo removeremos todo todito y con la masa resultante, ya tendremos nuestro exfoliante que aplicaremos en la piel del rostro y cuello durante tres minutos. Y chim pom, a enjuagar con agua fría. En este caso el aguacate nos ayudará a hidratar la piel.

EXFOLIANRES FACIALES CASEROS SEGÚN TU TIPO DE PIEL

PIELES MIXTAS

La piel mixta, tal y como os comenté en el otro post, presenta más complicaciones que los otro tipo de pieles, al tener zonas grasas y secas a la vez, por ello es importante que los exfoliantes sean suaves para no castigar la piel, y centrándonos un poco más en las zonas grasas, que como recordaréis suele ser la zona T (mentón, nariz y frente).

Exfoliante azúcar

Este es quizás uno de los exfoliantes más sencillos, pero no por ello menos eficaces, aunque no nos aportará los mismos nutrientes que otros exfoliantes, pero yo lo recomiendo por aquellos días que tenéis prisa y vuestra piel necesita una exfoliación urgente.

Deberemos mezclar una cucharada de azúcar blanco no muy fino con un poco de agua caliente (no mucha, que sino se deshacerá por completo). La aplicamos sobre el rostro, durante unos cinco minutos y lo aclaramos con agua fría.

Exfoliante de bicarbonato y aceite de almendras/ sésamo

Mezclaremos dos cucharadas de bicarbonato, con tres de aceite de almendras o sésamo. Usaremos este tipo de aceites al tener una concentración menos grasa. Lo removeremos bien, hasta obtener una pasta homogénea y, eso ya es opcional pero os aconsejo que lo hagáis porque le dará un aroma delicioso y ayudará a que el proceso de exfoliación sea un ritual más terapéutico (rollo aromaterapia), un poco de ralladura de naranja. Como en todos los exfoliantes, lo aplicaremos en la piel dando un suave masaje durante unos tres o cuatro minutos, que finalizaremos con el enjuague del rostro con agua fría.

Exfoliante de avena, miel, azúcar y agua de rosas

Mezclaremos una cucharada de avena molida, una de miel, una de azúcar y dos de agua de rosas hasta obtener una masa homogénea. Nos la aplicaremos en el rostro durante un par de minutos y enjuagaremos con agua fría, y ya estará lista para embadurnarla con una crema hidratante o realizarnos alguna de las mascarillas que os comenté.

Exfoliante de café y jojoba

Mezclaremos tres cucharadas de café molido, una de azúcar moreno, una cucharada de miel y una cucharada de aceite de jojoba. Lo mezclaremos bien y lo aplicaremos en el rostro durante uno o dos minutos masajeando la piel con suavidad. Nos enjuagaremos la piel con abundante agua fría y ya podemos aplicar nuestra mascarilla o crema hidratante especial para pieles mixtas. También podéis usar este exfoliante para el resto del cuerpo.
EXFOLIANRES FACIALES CASEROS SEGÚN TU TIPO DE PIEL

Existen también exfoliantes para todo tipo de pieles, los hay para pieles con tendencia a sufrir acné, y un amplio etcétera, pero si os parece os los iré mostrando en otras entradas, que no quiero empacharos con tanta información.

Espero que el artículo de hoy, como siempre os sea de utilidad y recordad, humedeceros la piel antes de aplicaros el exfoliante.

¡Un saludo maj@s!




26 comentarios:

  1. Piel atópica y muy sensible, me exfolio cuando me veo que me hace falta ( es decir, de pascuas a ramos ) con un producto de Pranarôm que es para mezclar con lo que gustes. El truco para mi piel está en mezclarlo con leche desmaquillante natural, o con gel limpiador no jabonoso, de los que debemos usar quienes padecemos de atopía..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. Genial tu aporte para las que tienen piel atópica. ^_^
      Muchísimas gracias por la información.
      Besos

      Eliminar
  2. me apunto los de pieles mixtas, de hecho me voy a hacer uno ahora mismo jejej
    besos
    EL ARMARIO DE UNA SHOPADDICT BY PATRIORO

    ResponderEliminar
  3. Productos sencillos y que tenemos a mano. Estupendo artículo, saludos.

    ResponderEliminar
  4. mil gracias! si es que nosotras lo hacemos en casa pero el gran curro lo haces tu buscando y encima tan bién explicado. la mía es mixta así que me parece que voy a empezar a hacer la de agua de rosas que es lo unico que me falta en casa y luego a tumbarme en la cama y que no me lo coman las perras!
    besotes y ya te informaré de como va la operación divinas siempre =))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja me encantas! Jajaja
      No es nada, si agradezco horrores que me propongáis nuevos temas o me hagáis preguntas para así poner mis dedos a trabajar y desempolvar apuntes Jajaja
      Me mantienes informadísima eh!
      Muchas gracias por la idea del post
      Besos reina

      Eliminar
  5. ayy me los quiero comer!! si es que lo estaba leyendo y a cada cual mas bueno! kiwi, tomate.... mmmm
    Pues fijate que la semana pasada me quede sin exfoliante y asi de repente se me ocurrio coger una cremita suave y un pellizco de azucar y sali del paso tan ricamente... toda una pionera he sido jajajaj
    Ahora eso si, como tus recetas no hay nada. me apunto las de pieles mixtas porque yo no vuelvo a comprar una exfoliante en muuuuucho tiempo
    Un besazo carol!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Hola tesoro!
      Yo hace mil que no compro, bueno miento, alguno cae de vez en cuando natural, eso siempre.
      Ya me contarás que tal pues.
      Muchas gracias por tu visita como siempre.
      Besos cielo

      Eliminar
  6. Me encanta la entrada! Super completa :) Suelo utilizar bastante el de bicarbonato con un aceite, aunque tengo la piel sensible me va muy bien. Y con avena es fantástico! Gracias por compartir, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada guapa. Gracias a ti por tus palabras y por visitarme.
      Si pruebas alguna con avena ya verás....;)
      Besos guapa

      Eliminar
  7. oye, qué interesante, me quedaré por aquí para poner en practica estas recetas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Encantada que te quedes por aquí y bienvenida ;)
      Besos

      Eliminar
  8. Me lo apunto. Fantástico post, muy interesante!!
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  9. Yo ahora, como sabes, estoy usando un exfoliante natural también, de uvas frescas, y de momento no voy a necesitar otro, o sí... para ir combinando, pero éstos, como dice Laura más arriba, dan ganas de comérselos más que de aplicarlos sobre la piel. Lo que sí me urge ya es exfoliante para pieles con acné. No porque lo necesite para mí, aunque ya sé que cada día estoy más joven, ya lo sé..., pero te recuerdo que tengo a un hija adolescente a la que se le está empezando a llenar la naricilla de granitos (pobre mía) y está agobiadísima. Yo ya le he dicho que se lo voy a preguntar a mi amiga (o sea, tú) y me ha dicho "ah, sí, la que le puedes preguntar todo, que para todo tiene respuesta?" Serán las hormonas, pero se está volviendo más repelente... Para eso hay algo también? jajaja. Un beso grandote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja ¡Hecho! el próximo artículo de "potis" naturales, irá dirigido a los adolescentes y el acnéOjalá que para todo tuviese respuesta, o no.. que sino dejaría de aprender y eso no mola, y yo sí que sería la mar de repelente Jajajaja
      Espero que el exfoliante te esté gustando, el post si eso lo guardas para cuando se te termine. ;)
      Besos cielo

      Eliminar
  10. Buenos días Carolina! :)

    Este post me recuerda que tengo 0.0 tiempo en mi vida y que cuando tengo 0.2 segundos de tiempo se me olvida exfoliarme la cara con lo importante que es.
    Como siempre voy al apartado de pieles secas y quién lo diría cuando en mi adolescencia con la grasa de mi cara podías freí papas fritas jaja en fin.... pues a pieles secas me fui y salvo por la avena.... a ver si cuando esté preparando la mezcla de almendras y aguacates voy y me la como eh? jaja Ahora en serio, siempre he escuchado que el aguacate tiene muchas propiedades, además de ser mi fruta favorita. Me guardo esta receta casera para ponerla en práctica lo antes posible. Ya te contaré que tal me va. Un besote muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tesoro. Eso eso, tú pruebalo y luego me cuentas, si puedes resistirte a zampártelo Jajajajaja
      Sí el aguacate tiene un sinfín de propiedades. Lo verás como ingrediente en múltiples potingues caseros.
      Besos cielo

      Eliminar
  11. uy con lo que me gustan a mi estos enredos...jajajja
    que casualidad, publicas tu el de cara y voy yo hoy y publico en de labios!!jajajaja estamos sincronizadas!
    me ha encantado, de echo ya he anotado los de piel mixta porque sabes que me encanta probarlo todo!
    un beso enorme princesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja sí lo he visto antes (ahora me voy pitando a cotillear, que hoy he estado en plan Walking Dead y no me he pasado por ningún blog)
      Si es que ..será cosa del nombre Jajajaja
      Besos cielo, si lo pruebas ya sabes, me informas.

      Eliminar
  12. Voy a ver si pongo en practica esto porque casi nunca exfolio mi piel ya l parecer es muy beneficioso :) Gracias por la info.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! sí que lo es. si lo haces ya veras que las mascarillas y cremas tienen mejor efecto, y verás mejora en general de la piel.
      Gracias a ti por visitarme y animarte a comentar.
      Un beso

      Eliminar
  13. Uyuyuy entre Carol con el exfoliante de labios y tu con exfoliante de cara me vais a dejar hermosas! Mañana probaré el de las dos que los domingos son para mimos, a ver si en las fotos del lunes no me reconocéis de lo exfoliada que he quedado! besitoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja os vamos a dejar como bebés Jajajaja Oye ponte una pegatina o algo diciendo que eres tú por si las moscas.. jajajaja
      Ya nos cuentas que tal.. Besos cielote

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!