lunes, 8 de febrero de 2016

SALES DE BAÑO EN CASA

Como sé que hay much@s manitas por aquí a quienes les gusta realizar sus propios productos naturales en casa, en esta ocasión he decidido enseñaros a realizar vuestras propias sales de baño.

SALES DE BAÑO EN CASA

Las sales de baño actúan como relajantes musculares, además de poseer principios anti estrés y energéticos por lo que son ideales para disfrutar de un baño relajante después de un largo y ajetreado día de trabajo o para una sesión de spa de fin de semana (que es cuando tenemos más tiempo para mimarnos).

Para gozar de uno de estos baños, bastará con sumergirnos durante unos 30 minutos en una bañera con agua caliente (sin que nos quememos ¡eh!, no me seáis bestias) y disfrutar de todas sus propiedades, que a su vez, nos ofrecen.

Vamos pues a ver cómo fabricar vuestras propias sales de baño en casa.

Si os parece, os voy a decir cómo preparar las sales de baño de un modo genérico, es decir, la "receta" que se va a repetir en todos los procedimientos. Claro está que hay infinidades de "recetas" sobre realizar sales de baño. Yo simplemente os cuento la mía.

Las cantidades pueden variar si queréis realizar para varios baños o para uno sólo. Yo pos pongo las cantidades para varios baños, teniendo en cuenta que en cada baño se usarán entre 50 y 100 gramos de sales.

Receta base

-Tres cucharadas de sales Epsom (sulfato de magnesio).

-Dos cucharadas pequeñas de bicarbonado de sodio.

-Un kilo de sal marina (u otra sal. A continuación os citaré algunas)

-Siete gotas de colorante cosmético o alimenticio (opcional).

-Diez gramos de flores secas, al gusto.

-Una cucharada pequeña de glicerina (opcional).

-De quince a treinta gotas aceites esenciales, al gusto.

SALES DE BAÑO EN CASA

¿Y qué nos aportará cada ingrediente?

La sal de Epson, al añadirla en el baño, es absorbida por nuestra piel actuando como un "liberador" de toxinas, es decir, saca las toxinas de nuestro cuerpo, además de tener un efecto sedante en nuestro sistema nervioso, ayuda a reducir la hinchazón y relajar la musculatura. Además de, ayudarnos a ablandar la piel y exfoliarla para liberarnos de la piel muerta.

El bicarbonato de sodio ayuda a que se neutralicen los ácidos de la piel, a lavar los aceites y favorece la transpiración de la misma, dejando la piel como la seda. Además de ser útil para aliviar la picazón.

La sal marina, ayudará a limpiar los poros de la piel y a aliviar a la misma de las sequedades. La sal marina puede encontrarse en forma de cristales gruesos y finos, los cuales ambos son totalmente aptos para este tipo de recetas, aunque debemos saber que, cuanto más grande sean los cristales, más tiempo van a tardar para disolverse.

Otras sales:
  • Sales del Mar muerto: Poseen potasio, magnesio y bromuro entre otros, que suavizan la piel y alivia los músculos cansados.
  • Sal de baño del Atlántico: Esta sal es una sal marina sin refinar, que contiene minerales intactos gracias a que carece de tratamiento.
  • Sal de baño gris marina: Posee un color grisáceo debido a que procede de la arcilla, y contiene minerales esenciales muy beneficiosos para la piel.
  • Sal del Himalaya: Su color rosáceo es gracias a la gran cantidad de minerales que posee. Es un mineral puro y libre de químicos, que nos ayudará a revitalizar la piel, relajarnos y renovar nuestras energías. En esta ocasión yo no añadiría ningún tipo de colorante.
La glicerina líquida es un eficaz humectante para nuestra piel. 

Aceites esenciales. Además de hidratarnos y nutrir nuestra piel, lo más importante son sus virtudes relajantes, tonificantes o descongestivas, captadas todas ellas al instante por el olfato. Dependiendo del aceite esencial utilizado, estaremos gozando de las propiedades de las plantas medicinales que los componen. Lo mismo pasará con las flores secas.

Colorante. El colorante en sí no nos aportará ningún beneficio a nivel de salud, pero sí será útil para que nuestras sales sean más atractivas visualmente.

Podéis realizar diferentes sales de baño, y diferentes cantidades, sólo tendréis que escoger la sal de tu preferencia de las que habéis visto, adaptar las cantidades de los ingredientes dependiendo de la cantidad total de sales que queráis hacer y los aceites esenciales de vuestro agrado dependiendo de las propiedades y efectos que os resulten más favorables.

¿Cómo preparar las sales de baño?

Primero paso: separaremos la sal marina en dos partes, eso si escogéis dale un toque de color y jugar con el color que escojáis y el blanco. Si queréis que todas sean de un sólo color no las separéis. Si no queréis darle un toque de color, saltaros este paso, y adaptad los pasos siguientes sin tener en cuenta la parte de las sales sin colorante.

Tenemos por un lado medio kilo de sal en un frasco de cristal y por el otro, otro medio kilo en otro frasco de cristal. En uno de ellos introduciremos unas 7 gotas del colorante que hayáis elegido. Cerraremos el frasco y lo agitaremos como si fuese una coctelera, para que el color se extienda bien y de un modo regular.

Segundo paso: en ambos frascos, añadiremos una cucharada y media de las sales de Epson y una cucharada de bicarbonato de sodio. También repartiremos las gotas de los aceites esenciales de un modo proporcional en cada tarro, y los agitaremos bien para que los ingredientes se mezclen bien.

Y ya podemos repartir proporcionalmente, las flores secas y los agitaremos de nuevo para que se mezclen bien con los demás componentes, e igualmente con la glicerina, si habéis elegido usarla.

Tercer paso: en un frasco de cristal más grande y bonito, porque es dónde ya dejaremos las sales de baños para el uso, podremos todas las sales, las "coloreadas" y las que no. Y aquí es cuando podéis ser creativos. Es decir, podéis mezclarlas todas, o ponerlas a capas (poner un puñado en el tarro de las sales con color y luego otro sin, etc) o medio tarro con cada sal. ¡Imaginación al poder!

Y ya tenéis unas sales económicas, naturales listas para ser usadas y disfrutar de un baño relajante, o incluso para ser regaladas.

SALES DE BAÑO EN CASA

Yo personalmente soy de hacerlas de un sólo color, pero he creído conveniente explicarlo por si queréis que sean de dos colores. También podrían hacerse mezclando más colores, pero no soy muy partidaria, porque a la hora de deshacerse en el baño, os puede quedar un color muy "chungo" jajajaja.

Recortaros sólo que, las sales suelen conservarse perfectamente durante muuucho tiempo, pero sin embargo tenéis que tener en cuenta que como llevan aceites esenciales es mejor que no superen los 3 meses. Así que si hacéis muchas deberás usarlas con relativa frecuencia para que no se estropeen.

Espero que os haya gustado el post de hoy. Y si tú tienes otras recetas de sales de baños, anímate a compartirlas.

¡Un saludo maj@s!

38 comentarios:

  1. Me pido las sales del mar muerto para los músculos!! jajaja
    que apañá que eres, Carol. Me encanta la "receta" de las sales de baño. A ver si saco un poco de tiempo y pruebo a hacerlas.
    Gracias mi niña!

    un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Jajajajaja Yo me pido tirarme en bomba al mar muerto directamente... Jajaja
      Gracias a ti tesoro como siempre ^_^
      Besos cielo

      Eliminar
  2. Pero si es un plis plas!!! chica que maravilla y yo comprándolas a precios desorbitados!!! la próxima tiene que ser un post de bombas de baño(siempre me he preguntado como se hacen: con aspirina efervescente? peta zetas quizás?,...ahí queda el reto!!!)
    Yo me pido hacerlas con sal del himalaya que, como ya tengo en casa pues me ahorro el comprarme otro!!
    Por otro lado, también tengo colorante alimentario!!! si es que tengo que darme una vuelta por el fondo de los armarios de mi cocina, a ver si resulta que voy a tener todos los ingredientes y este fin de semana lo inauguro con un baño hiper relajante!?!?!?
    Me encantas!!!!!!!!!!!!!! estos posts son lo mas!!!!!! cientos de miles de millones de besos!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cuqui!
      Bueno bueno... yo confieso que compro también, ¡eh! Eso sí, siempre en tiendas de productos naturales o similar.
      Jajajajajaja que grande eres, peta zeta dice.. Jajajajaja Traaanquila, que también tengo receta de eso, que en dónde curraba hacíamos de artesanales y como me encantan desde siempre estas cosas, "pillé" una de recetas... Vamos que tengo fichas para empapelarme la habitación (y chiquitita no es. Nota: tengo que pasarlas a limpio y crear un mega libro o ebook que tanto están de moda para tenerlo todo bien ordenado)
      A lo que iba que me lío sola, da por hecho que os facilitaré cómo realizar las bombas. ;)
      Muchas gracias como siempre por tus palabras cieluqui!
      Besotes

      Eliminar
  3. Mirala ella! Lo de las salas lo hacía antes y salía como un pato mareao de lo relajada que md quedaba! ! Me ha llamado la atención la sal Epson... Que ni idea de donde conseguirla y la sal rosa lo usan mucho en recetas veganas por lo que estoy viendo. Vamos que hay que ponerse manos a la obra !
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Sí, la sal del Himalaya es muy usada en el mundo del veganismo. Mmmm cada vez que me comentas algo me das ideas para nuevos posts.. al final te contrataré ¡eh! Jejejeje
      Las sales de Epsom, en principio, las deberías poder encontrar en cualquier herbolario o tienda de productos naturales. La verdad no sé si hay en grandes superficies.
      Es que el agua con sal de toda la vida, relaja la musculatura una barbaridad. Mi abuela siempre me hacía pegarme unos baños, sobretodo en los pies, después de los partidos de básquet o de los entrenamientos, y la verdad que era mano de santo.
      Besos cielo

      Eliminar
  4. ¡Qué guay! no tengo bañera por lo que no podría usarlas pero qué bien me vendría.... Yo uso la sal rosa del himalaya para cocinar, desde que conozco sus beneficios no utilizo otra :)

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Y haces muy pero que muy bien. Como bien dices la sal rosa del Himalaya tiene un montón de beneficios para nuestra salud, además de el atractivo que tiene visualmente (o al menos a mi me lo parece).
      Besos guapa

      Eliminar
  5. Receta de sales de baño, esto tengo que probarlo. Muchas gracias por este magnífico post. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada guapa, gracias a ti por visitarme y animarte a comentar.
      Besos

      Eliminar
  6. Esta mañana en cuanto vi que habías publicado el post supe que me iba a encantar, nada mejor, para los días que una está más estresada que de costumbre o ha tenido un día muy heavy, yo creo que tan solo el aroma, te dejan tan relajada que vas directa a dormir. Me encantaría probar la receta que has dado, a ver si un día me animo y la hago! :) Momento relax al 100%. Gracias por este post guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Si es que.. eres más maja que las pesetas ^_^ Gracias por tus palabras, que como siempre, me dan un chute de energía flipaaaante.
      Son mano de santo, lo que yo te diga. Pero como bien dices, a veces con tan solo olerlas... ya tienes tus minutitos "zen". La aromaterápia nos afecta más de lo que podamos creer.
      Si te animas, ya sabés, me cuentas con pelos y señales ¡eh!
      Besos cielo

      Eliminar
  7. El post no tiene desperdicio, explicas muy bien todo el proceso, te dan ganas de comenzar a hacer las sales desde ya! Felicidades, un beso, Karina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. Bueno a veces me enrollo más de lo necesario (soy consciente jajaja), pero intento no dejarme detalle y que además de aprender a realizar productos sepamos para qué no son útiles, que creo que es esencial.
      Besos y de nuevo gracias

      Eliminar
  8. me has dejado loca, ni imaginaba que se podian hacer con cositas tan normales. me estas creando una cantidad de necesidades.... jajajaj
    lo unico es que ni idea de lo que es la sal epsom, y donde compro aceites esenciales?
    Un besazo guapa, me ha encantado el post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cielo.
      Jajajajaja Es que a ver, hay cosas de nuestro día a día que creemos que son la mar de complicadas (que quizás lo sean si están sometidas bajo procesos químicos y demás), pero tenemos que mentalizarnos que casi todas esas cosas parten de materiales e ingredientes "básicos"., al alcance de nuestros bolsillos (cosa que es muy importante también)
      Tanto la sal como los aceites esenciales puedes encontrarlos en cualquier herbolario o tienda especializada en productos naturales. Eso sí, como hay una infinidad de aceites, déjate aconsejar dependiendo de cual sean tus necesidades.
      Besos cielo y muchas gracias.

      Eliminar
  9. Pues no te creas, que lo voy a hacer, apuntado queda en la lista de la compra. Creo que me vendrá de arte un baño desintoxicante y que me quite el estrés ;) gracias por el consejo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Gracias a ti por pasarte por aquí y animarte a comentar. Si lo pruebas... no te olvides de contarme qué tal. ;)
      Besos

      Eliminar
  10. Están muy bien las sales caseras, la pena es que no tengo bañera, quizás para cuando tenga pensado ir de hotel me prepare alguna de estas recetas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Cachins.. bueno siempre las puedes usar en pequeños baños estilo pies (yo lo hago aunque me tachen quizás de loca jajajaja)
      Muchas gracias cielo, por pasarte por aquí y sobretodo animarte a comentar.
      Besos

      Eliminar
  11. Me ha encantado porque no sabía que podía hacer sales de baño caseras y la verdad es que de las que se compran no me terminan de llamar la atención o no me gustan. Esto me lo anotó! Con el estrés que tengo... En los picos de trabajo yo necesitó esto. ;) un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Ni te imaginas la infinidad de cosas que podemos hacer en casa sin necesidad de recurrir a productos hechos por terceros. Vamos, que con 4 cositas básicas y sobretodo naturales, podemos apañarnos que no veas Jejejeje
      Celebro que te haya gustado el post.
      Besotes

      Eliminar
  12. Eres una artista. Nunca me habia planteado el poder hacer yo misma las sales de baño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Pues celebro horrores haberte encendido la lucecita jejeje
      Besos

      Eliminar
  13. Hola!!
    Anda, pues yo pensaba que era mucho más difícil de hacer todo esto, la verdad es que me has dado ganas de hacer yo unas. Lo que sí, me llevo los ingredientes apuntados y tomo nota de lo que has dicho de todos los tipos de sal.
    Muchas gracias por compartir la receta de las sales :D
    Saludos! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Que va, como comentaba antes, no somos conscientes de la cantidad de cosas que podemos hacer en casa y de un modo hiper sencillo.
      Las gracias a ti por pasarte por el blog y animarte a comentar.
      Besos cielo

      Eliminar
  14. JOooo que maravilla, que penita que no tenga bañera. No habrá ninguna versión de relajante para ducha? en plan crema hidratante o algo así? :P
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja bueno bueno, todo se puede investigar jajajaja
      Me pondré a ello, y a ver si me apaño un post para duchas chachis jejeje
      Besos cielo

      Eliminar
  15. Me gustaría estar en tu laboratorio de potingues de belleza naturales que disfrutaría como una enana...
    La verdad es que mi enemigo para esto es el tiempo, pero te aseguro que si tengo oportunidad probaré de hacer un tarrito de sales según tus recomendaciones porque de cara al buen tiempo suelo darme baños relajantes.

    Como siempre un estupendo post y de mis favoritos que me encanta el mundo de la belleza. Ya lo sabes. Un abrazo Carolina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Pues si montas un laboratorio me pido ir contigo! jajajajaja
      No si .. desgraciadamente también es mi enemigo, pero tenemos que dedicarnos tiempo también a nosotras, así que arañando de por aquí y por allá seguro que encuentras un hueco para hacerlas.
      Gracias como siempre por tus palabras.
      Un beso cielo

      Eliminar
  16. Me ha encantado el post. No me imaginaba que era algo tan sencillo. Nosotros tenemos bañera y siempre que podemos nos damos un buen baño juntos. No hay nada que desestrese más. Una pregunta, ¿Dónde se pueden comprar los ingredientes? Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Los ingredientes puedes encontrarlos todos en herbolarios o tiendas especializadas en productos naturales. Como he comentado antes, tema aceites, lo mejor es que te dejes aconsejar dependiendo de cuales sean tus necesidades, porque hay una infinidad de aceites todos ellos con un sinfín de propiedades.
      Si te animas a realizarlas, ya sabes, cuéntame tu experiencia.
      Besos

      Eliminar
  17. Mira por dónde este post con todas estas recetas de sales tan relajantes y beneficiosas nos va a venir genial esta semana, no crees? Porque se nos avecina mucho "movimiento", amiga, y vamos a tener que buscar algún ratito para renovarnos con un baño de sales... La idea de hacerlas para regalo me ha parecido genial, porque además de ser muy sencillas de hacer, es un regalo muy original al que se le puede sacar mucho partido. Hay que ver lo que aprendemos con nuestra Carol... En serio, me ha gustado un montón. Un beso grande, amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cieluqui!
      Jajajaja vaya si ha habido y está habiendo movimiento jajajaja Tanto que voy con retraso respondiendo a los comentarios (ya sabes que me encanta dedicar un tiempo a hacerlo)
      Celebro una barbaridad que te haya gustado cielo, y ya sabes si haces para regalo... ya sabes dónde vivo jajajaja
      Besos tesoro

      Eliminar
  18. Yo no tengo bañera en casa y por lo tanto no podría hacerlas, pero la receta se ve super fácil, además aporta muchísimas propiedades por lo que si en alguna ocasión me prestan una bañera, las haré ;) Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Como he dicho en algún comentario anterior, el hecho de no tener bañera es un punto en contra sí, pero podéis realizaros baños por ejemplo en los pies con un simple barreño, por ejemplo.
      Celebro mucho que te haya gustado.
      Muchas gracias por tus palabras guapa.
      Besos

      Eliminar
  19. Como me esta apeteciendo un bañito ahora, la verdad es que es un placer al alcance de cualquiera y con las prisas del día a día no lo disfrutamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Jajajajaja sie s que es hablar de cosas de estas y una ya se imagina relajándose en la bañera verdad.
      Tienes toda la razón, las prisas nos impiden disfrutar de los pequeños placeres de la vida.
      Besos

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!