LA TALLA 38 ME APRIETA EL CHOCHO

lunes, 10 de julio de 2017


Supongo que leyendo el título del post "la talla 38 me aprieta el chocho", frase que habréis leído una infinidad de veces, ya sabréis que hoy vengo con uno de esos posts en los que os invito a un café, con hielo mejor, para que hablemos de tú a tú, como tantas veces he hecho ya en el blog con artículos como Simplemente yo, Mi vida, mis decisiones o Yo soy una naranja entera.

LA TALLA 38 ME APRIETA EL CHOCHO

No se vosotr@s, pero yo estoy un poco cansada de que a las personas, aunque en especial a las mujeres, se nos juzgue por una talla.

Que se intente etiquetar a las personas por un número y no por lo que realmente son.

Cansada a la vez que ese número sea tan importante para la sociedad y desgraciadamente para una misma.

Sinceramente, debo decir que por ejemplo unos vaqueros de la talla 38 en la actualidad, no es que me aprieten, es que no me pasan de las rodillas, y si por un casual me pongo en plan posturitas al puro estilo del Circ du Solei (una no sabe lo flexible que es hasta que se encuentra en una tesitura similar) y la cosa sube, empiezo a notar como la zona de mis piernas se duerme, e incluso noto síntomas de gangrena y si logro cerra la prenda, me desmayo en 0,2 segundos. 

Vamos, que no uso una talla 38 ni de lejos, y por eso, según la sociedad, teniendo en cuenta que mido 1.65 cm, soy una persona "rellenita". Wtf?

A ver, seré sincera, sí, me sobran unos kilos, vale, unos cuantos kilos, pero me sobran porque yo he decidido que me sobran, no porque una firma de ropa me lo diga. Es decir, no es que esté orgullosa de ello, ni he querido acumular esos kilos de más por gusto, sencillamente que después de tener un bache que he arrastrado durante años de salud (nada grave no os preocupéis), mi vida se ha tornado más sedentaria, y con las ocupaciones laborales y demás, y debo reconocer mi alta dosis de vaguerío, han hecho que de ser una persona más o menos activa me mueva menos que Don Pimpon en una cama de velcro. A eso sumadle que aunque coma de un modo sano y equilibrado, me pego mis fiestas culinarias.

Vamos, se podría decir que soy una chica curvy, si es que tengo que etiquetarme, aunque eso de las etiquetas a mi no es que me guste mucho la verdad.

LA TALLA 38 ME APRIETA EL CHOCHO

A pesar de ese problemilla de salud, problemilla el cual nada tiene que ver con mi peso, por lo demás estoy la mar de sana (tengo mis "achaques" como todo el mundo, como el de la semana pasada...).

Entonces, me miro al espejo, y a pesar de que claro está me gustaría hacer desaparecer esa celulitis, esas cartucheras, tripa... amo mi cuerpo, y me niego a que me impongan como debe ser y que ropa tengo que ponerme para "adornarlo".

Sinceramente, no llego a entender como las firmas de ropa que llegan a millones de personas continúan creando prendas para un tipo de mujer que no es la dominante. Y lo peor, que nos las "venden" con campañas engañosas como la archifamosa de Zara "ama tus curvas", en las que aparecían dos modelos que tenían supuestamente curvas aunque brillaban por su ausencia. Vamos, que se nos ríen en la cara solo con la finalidad de vender, vender y vender.

Si eres una chica y no cabes en una 38 o usas una talla superior a la M, por decir algo, ya se te etiqueta con la palabra "gorda" o en el mejor de los casos, simplemente es que tienes unos kilos de más, así que tienes que ir a la sección de tallas grandes para poder vestirte.

¿Perdona? ¿Tallas grandes?

Este es un punto que me hace mucha gracia, las tallas grandes.

No se que se supone que debemos considerar como "grande", porque si algo es grande es porque se compara con una base que se considera "normal" o pequeña..

Así pues, las personas que usan tallas grandes, es porque son más grandes que las que usan tallas "normales". Pero... si hoy en día las tallas normales son la 42-44, no entiendo como en muchos sitios las consideran como tallas grandes, y la 38 como normal. Creo que sería más lógico que la 38 se la catalogara como enana y las otras como normales. ¿no?

Pero si ya de por sí esto me repatea un poco, lo que me tiene al borde de un ataque de nervios son la variedad de las tallas en diferentes tiendas o en una misma.

LA TALLA 38 ME APRIETA EL CHOCHO

Experimento realizado en estas rebajas:

Entro en H&M, una de mis tiendas de cabecera, me pruebo dos camisetas de la talla M que me quedan genial, intento lo mismo con un vestido de la misma talla y... parece que me haya envasado al vacío literalmente. Vamos que si llego a respirar con el vestido puesto estallan los botones delanteros cual metralleta. La L me queda bien, pero la que me va ideal es la XL. Primer drama de la tarde.

Me dirijo al Zara, ni me miro la talla M para no caer en "depresión", y voy directa a una talla L. Bueno la blusa parece que me queda bien, y un par de camisetas también, pero si intento entrar en la L en un top, parezco sacada de "Cariño he agrandado a los niños". Vamos, lo que se supone que debe quedarme por la cintura se eleva hasta por encima del ombligo y si llego a mover los brazos, la tragedia estaba asegurada. Segundo drama de la tarde.

Mis pies me llevan a Stradivarius, después del colocón de su ambientador (que por cierto me encanta el olor pero agradecería que fuese más sutil), me animo con un vestido de la talla M, perfecto no, no siguiente. Así que me engorilé y probé suerte con una americana y un abrigo (sí compro abrigos en verano). Sin comentarios, parecía un muñeco de cartón sin poder doblar los brazos, y cuando intenté abrocharmelos, aunque podía hacerlo sin problemas, mi movilidad era ya nula. Vamos, de muñeco de cartón pasaba a muñeco de yeso. Tercer drama de la tarde y fin de mi experimento, por lo que me fui a comprar zapatos que esos nunca me fallan.

Conclusión, ni de coña las tallas son estándar tal y como dicen. Con lo poco que costaría....

Y bien después del drama de las rebajas, entro por casualidad en instagram, y veo la cuenta de una chica con un batido o no se que, con el mensaje "mi quemacalorías", y con una foto poniendo morritos, sacando culo, metiendo tripa y creo que sin respirar. Y pienso, "quiero estar como ella porque fijo le entra la 38". Pensamiento que también os digo me dura unas dos décimas de segundo, porque revisando su perfil, sus fotos solo muestran batidos y potingues sintéticos para perder kilos. Vamos, de esas empresas que te prometen excelentes resultados que te cuestan un riñón y que te mantienen sometidos a ellos para evitar el efecto rebote.

Pero lo preocupante de ello fue leer el comentario de una chica que necesitaba perder 10 kilos en un mes (horror) y que necesitaba desesperadamente el o los productos, porque tenía una boda y quería que la viesen perfecta (doble horror).

A ver, lo confieso, yo cuando tengo un mega evento molón también me planteo e incluso hago dieta, dieta que dura un suspiro en muchas ocasiones también os lo digo, pero lo hago por mi, no por ni para nadie, y mucho menos para buscar la aceptación de los demás.

Es decir, el problema que creo que tiene mucha gente es que quieren que los demás los vean "bien", no lo hacen para uno mismo. Quieren "encajar" en los estereotipos de belleza que supuestamente son los ideales en nuestra sociedad.

Y yo me pregunto.. ¿para?

Creo que muchas personas se olvidan que el primer amor de sus vidas tienes que ser el de uno mismo, y si tú te amas como eres, ¡que les den a los demás!

En fin, hay cosas que quizás no entren en mi mente y jamás lo van a hacer.

Ahora bien, tengo claro que no, no soy un número, ni la letra que con la que etiquetan una talla. ¿Y tú?

Que conste que estas palabras no son una oda o una excusa para que nos carguemos conos kilitos de más,¡para nada!

Mis palabras, o es lo que pretendo porque ya sabéis que soy muy dispersa, es una oda a "me importa un pimiento no entrar en una 38, porque me amo, porque tengo salud y porque soy mucho más que un simple número".

LA TALLA 38 ME APRIETA EL CHOCHO

¡Un saludo maj@s!


48 comentarios:

  1. Esto de las tallas es muy complicado, ya nunca sabemos cuál es la nuestra porque cada prenda es distinta, a mí también me pasa eso de que en una misma tienda te encuentras ropa de la misma talla y una te vale y la otra no. Cada uno es como es y nos tenemos que ver bien nosotros mismos, no depender de una talla. Gran post.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Wow this is so inspiring.
    Lovely.

    with love your AMELY ROSE

    ResponderEliminar
  3. como me gustan este tipo de post cafeteros, Carol!! jajaja. la verdad es que es lamentable. en lugar de decirte "estás estupenda este verano" a mí me han llegado a soltar "ya entras en la 40?"...cara de poker para no soltarles una burrada jajaja. se nos juzga por la talla, algo no que debería ser normal. hay chicas que con una 46 estás proporcionadas y perfectas y no por eso van a ser menos que una 36...
    lo de catalogar la 38 como enana lo vería más normal, pero el problema es que algunas tiendas no tienen en cuenta más allá de la 40, te juro que he visto tiendas que en la etiqueta pone de la 34 a la 40. y las que no entramos en esa 40?pues nada, nos etiquetamos como bien has dicho. porque esta maldita sociedad lo que le gusta es eso, poner etiquetas e inflavalorar a la gente, porque yo tampoco veo normal que una talla así se considere normal cuando una chica con treinta y tantos, en un 70% de los casos( y estoy pasándome fijo) ya no usa una 36!!! Si nuestro cuerpo tiene sus achaques como bien dices y la ropa es cada vez más pequeña esto sólo supone cabreo para todos!! mira, el otro día en Stradivarius me enamoré de un mono precioso pero la L era del tamaño de la XS (no te exagero) bueno pues luego en Instagram vi un stories de una amiga que se metía con él precisamente, que ella tiene una 34 y se había cogido una L y que eso para una adolescente supone un trauma! pero todo culpa de la sociedad! ojalá esto cambiara porque no lleva a buen puerto, las que nos clasifican como curvies somos un cero a la izquierda aún siendo la mayoría....

    un besazo cariño y genial el post!!

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo desde la primera hasta la ultima palabra !!! Aún queriendonos a nosotras mismas, la sociedad es durísima con cualquiera que se salga de los estereotipos y no saben el daño que hacen, sobretodo a niñas que tienen su personalidad sin curtir. No estas gorda.. es que eres grande me dicen a mí !!! Me apetece arrancarles la cabeza... jajajaja en fin, esto no lo cambiará nada, demasiadas posturitas y demasiado postureo !!! Me ha requetegustado el post !!! Muacksssssss

    ResponderEliminar
  5. Lo de las tallas es desesperante y realmente cuando voy a comprar me pasa lo que a ti que de una tienda a otra cambia tanto la talla que me voy con por lo menos tres al probador...
    Lo que es un sitio me entra la L, en otra es la Xl y en otra la XXl....
    Sobre todo cuando se trata de la parte de arriba...
    Ya mi desesperación aumenta cuando compras online porque las tallas chinas tallan mas pequeñas que las europeas y ahí me pierdo del todo. Miro las tablas de medidas que corresponden a las tallas pero de plano os digo que luego no cuadran con la talla y lo que llega...

    ResponderEliminar
  6. Quedé fascinada con tu reflexión. Las marcas y las tallas son todo un tema y más porque cada quien usa los números que les plazca. He leído de cómo a veces en una tienda te queda la talla S y en otra la L. ¿Qué? ¿Cómo? Los números han pasado de ser una forma de encontrar lo que necesitamos y lo que nos queda a ser una medida de darle –e incluso restarle– valor a nuestro cuerpo. Me molesta enormemente cómo la publicidad y los medios puede ser tan fuerte y afectar el autoestima de las personas con el fin de vender un ideal que creo que ni las modelos cubren. Yo he dejado de preocuparme por los números pero eso sí, trato de cuidarme porque me quiero con todo y mis imperfecciones. Un saludo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  7. Madre mía que buen post, y para las que no somos curvos sino algo más la 38 ni nos aprieta, cuando vamos a cogerla en una tienda suenan las alarmas y la cara de la dependienta es de susto por si me atrevo a probarmela. Al final soy asidua a la zona de ropa de premamá que ahora tiene cosas maravillosas y juveniles lejos de las cosas de persona mayor de las tallas grandes. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, debo decir que la frase del inicio no la había leído en mi vida ni tampoco oído... pero me ha hecho mucha gracia! es cierto lo que dices, me he visto totalmente reflejada, en coger la talla M de una cosa y luego la XL de otra porque no se que extraño criterio usan para decidir las tallas... si parece que lo hagan al azar! no solo es deprimente, es que te hace perder un montón de tiempo! hay ciertas prendas que me cojo M, L y XL y luego ya vemos cual me queda bien... pero claro, si no puedes entrar con muchas que haces? pues joder, hacer viajes y viajes cargada de ropa, de verdad eh... un horror! en fin, muy buen post, totalmente reflejada en él!

    ResponderEliminar
  9. Lo dicho: me he venido directa para aquí porque ya no me aguantaba más sin leer uno de tus posts, sobre todo habiendo anunciado que iba a ser uno de éstos de sentarnos y desahogarnos a gusto... El tema de las tallas y los estándares es una locura lo mires por donde lo mires, porque es lo que tú dices: no es que cambien de una tienda o marca a otra, es que dentro de la misma no hay dos prendas que estén cortadas por las mismas medidas, y lo único que consiguen es volverte más desquiciada de lo que una ya está, que no es poco... Además, parece como si les gustara ponernos de mala leche, porque eso de llegar a una tienda y que todas las tallas sean pequeñas, como si fueran las más corrientes, yo creo que lo hacen a propósito para ponernos agrias... Porque está claro que no son las tallas más usadas, ni las más vendidas, porque sino no serían las únicas que quedan de resto luego en las rebajas. ¿Eso no les da una pista a las marcas? ¿No se dan cuenta que las primeras tallas que se venden y se agotan son las que ellos llaman "grandes"? ¿No querrá decir eso que las tallas de la 40 y 42 en adelante son las más corrientes y una 38 es la rara? Por no hablar de que a mi me da la risa cuando me tengo que ir a una sección de "tallas grandes" a buscar una 44 con mi 1'53cm de estatura... Grande, lo que se dice grande no soy... Que las llamen "tallas anchas", ya puestos, vamos a hablar con propiedad... En fin, que espero que te sientas reconfortada viendo que no eres la única que sufre esta sinrazón, que somos muchas a las que nos aprieta "tó". Muchas gracias por ser nuestro altavoz una vez más, y un beso enorme, amiga!

    ResponderEliminar
  10. Hola Carolina!
    Me gusto tu post, creo que al final de cuenta todos somos diferentes y eso es lo que nos hace especial, claro que mientras no sepamos hacer nuestra ropa pues nos va a preocupar la talla, creo que hace unos 18 años no existía ni la xs (extra small) o la (xl) extra grande, pero bueno a alguien se le ocurrió estandarizar al mundo y sus vestidos y tallas, yo recuerdo que era médium, y en ocasiones soy large, extra large o xxl en fin por mi pues igual ser una xxx no estaría mal, el problema es el prototipo y mientras más se hable de ello más problemas existen, yo igual mientras me guste como me quede la ropa yo feliz y en lo último que me fijo es la talla porque al final es eso un estándar para el comercio, si eres large, todo es mas caro, te venden productos para adelgazar o de hecho los doctores cobran mas por tener sobrepeso u obeso, si deseamos estar bien con nosotros defender nuestros ideales es lo mejor para vivir tranquilos.
    p.d. VIVE, RÍE, LLORA, QUE A CADA QUIEN LE LLEGA SU HORA... me gusta esa canción.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Amé tu post. Es tan cierto, que digo cierto, ciertísimo, esto de las tallas se ha salido de control a nivel mundial, es algo triste, chicas que si no son talla 0 se suicidan, siempre me he hecho la misma pregunta, ¿cómo es que marcas que hacen campañas masivas no se dan cuenta del daño que le están haciendo a la gente? principlamnete a las mujeres! Yo también escribí un artículo sobre este tema que es de nunca acabar, luchemos por nuestros propios ideales de belleza sin permitir que se nos encasille o mire como un número. Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Jajaja. Permíteme que me ría porque tan sólo leer el título me ha dado una carcajada tremenda. Y es que me encanta como ustedes llaman las cosas por su nombre y sin tanto tapujo. Pero, ahora volviendo al tema del post que es uno bastante serio, la verdad que tienes razón en todo y cuando digo todo es todo. Es verdad que ya cansa el tema de que a las mujeres se nos tilde de rellenitas, gordas, flacas, etc. Los hombres no sufren de tal acoso y mira que los hay eh. Yo entiendo que una debe cuidar su dieta por salud, pero no para parecerles lindo a otros ni mucho menos. En cuanto a las tallas de las tiendas, eso me ha pasado a mi un sin fin de veces. En una prenda uso medium, en otra large y en otra ya ni sé porque es que nunca viene una medida estándar. Y así van jugando con nuestra mente, porque de repente te encuentras que no cabes en una medium o una large como hasta los otros días y lo primero que te viene a la mente es "Caray, he engordado". Cuando no es así, es que ya no saben ni coser ellos jajaja. La verdad, un post excelente.

    ResponderEliminar
  13. Hola wapa, yo tengo una 36 y no juzgo a nadie porque tenga ni mas ni menos talla que so. Soy de las que opina que cada uno tiene que ser como se sienta mejor. Si tienes por ejemplo una 40 y estas agusto contigo misma que mas da lo que piensen los demas? para que quiere estar una delgada si esta amargada? No se que taya tendras pero ole tu y sigue asi, que no te importen lo k piensen!
    bsss

    ResponderEliminar
  14. Fíjate que hace un tiempo me quejé en una plática con mis primas de lo mal que está el asunto de las tallas, pensándolo aquí en México. Para las mujeres de caderas anchas como es mi caso, encontrar jeans de modelos no genéricos es casi imposible porque las marcas que los venden los tienen para mujeres muy delgadas y/o muy pequeñas. Ser alta y de cadera ancha en México (lo cual es común), en cuestiones de ropa bonita es frustrante.
    Las empresas deberían estar más conscientes de ello. Caer las tallas tan reducidas solo contribuyen a hacer creer que as mujeres que no entren en sus prendas están mal, que son un fallo en los engranes de la sociedad. Hace falta un cambio.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo en todo! En especial con las etiquetas.
    Hace unos 3 años comencé a subir de peso y aunque hago ejercicio y trato de comer bien no he podido bajar y en mi familia se dedican a crucificarme porque hace 3 años era talla 7 y ahora soy 11. Ahora suma a mi aumento de peso que no estoy casada como la mayoría de mis amigas.

    Hace poco lleve a mi hermanita de 15 a comprar pantalones, en las tiendas solo había del 1 al 3! al 3!! que demonios pasa! Yo siempre fui 5 o 7, y batallaba, ahora debo comprar la ropa por catálago porque es muy difícil conseguir ropa que me quede bien. Ahora que poco a poco los estereotipos de belleza van cambiando las marcas de ropa en general deberían hacer conciencia y tener lineas de ropa con tallas más grandes que un 3!
    Gracias por esta entrada, me encantó y me sentí muy identificada!
    besos!

    ResponderEliminar
  16. Hola Carolina!

    Lo de las tallas es un rollo monumental.. yo ya es que estoy cansada de no saber que talla tengo, porque como dices, en cada tienda tengo una talla distinta o incluso en la misma tienda. Yo ya ha llegado el punto que paso de la talla, me pruebo la 42 y 44 y la que me esté bien me quedo.

    La cosa es que la ropa siente bien y te veas bien. La verdad es que yo paso totalmente de que la gente piense que si por tener mi talla soy una ballena .. o no. Yo tengo la talla que tengo, que para mi altura (mido 1.75) creo que está bien.

    Vivan las mujeres reales!!! Con curvas y todo lo demás!! (parezco un anuncio de la tele jajajaja)

    Además yo te voy a decir una cosa, si tan gordas estamos todas según la sociedad, mira por donde que las primeras tallas que se agotan en las tiendas son precisamente las que usamos la mayoría, 42 o 44..
    Maravilloso post para cafetear jeje Bsss

    ResponderEliminar
  17. Ay, Carol, no sé si me he reído más con la talla 38 me aprieta el chocho o con moverse menos que don Pimpon en una cama de velcro.
    Como chica curvy que soy (y además en el mundo de la danza, que ya no te quiero ni contar el cuerpo que te exigen) te doy toda la razón. Y de los dramas de las tallas ya ni hablo (incluidas tallas de zapatos, que tampoco calzo lo mismo según qué firma...)
    Un post precioso!
    XoXo

    ResponderEliminar
  18. Bueno, bueno... nosotras que estamos en esto de los blogs de moderío si te contáramos las cosas que hemos vivido, menos mal que somos de Bilbao y aquí hay menos tontería menos mal, pero aún así hay presión, en mi caso cada vez que me pongo una camiseta de stradivarius etc e intento meter a mis "amigas" parezco una trabajadora del amor, cualquier día me tiran euros, besitos

    ResponderEliminar
  19. Ufff, lo de las tallas es para reír, y vamos que no afecta sólo a las curvy... Cuando era delgada, era igual... Tomabas prendas distintas, supuestamente de la misma talla y la diferencia puede ser abismal. Yo tengo sobrepeso, no porque la sociedad lo dicte sino porque es la realidad, la relación tamaño - contextura - peso que tengo no es la adecuada para mi salud. Y si vieras que hay ropa que me queda small, y de otras marcas debo usar 3xl, dando falsas ideas del verdadero cuerpo de una. ¿Y sabes que es lo más irónico? Es en Zara donde encuentro ropa a mi gusto y a mi talla, de buena tela vs las tiendas de tallas grandes, y aunque hay otras compradoras que me miran como 'seguro que busca regalo para la amiga slim' pues me vale, salgo con mis compras y de allí hasta me encantan ciertos modelos infantiles para mi peque...

    ResponderEliminar
  20. El tema de las tallas... yo creo que no veré el día en que las tiendas normalicen este tema. No alcanzo a entender como una misma talla puede cambiar tanto de unas tiendas a otras, o incluso en la misma tienda dos pantalones de la misma talla y no son iguales.
    Yo sinceramente ya no sé ni qué talla llevo tengo partes de arriba de la L, de la M, de la S... partes de abajo de la 38, de la 40... ahora me hice con unos skinny jeans por el verano que tuve que coger la 42. Cosa que no entiendo porque independientemente del modelos de pantalon el patrón de cada talla debería ser para la misma chica y por tanto sus medidas deberían entrar en una 40 de corte recto y en una 40 skinny

    ResponderEliminar
  21. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Las mujeres no somos un número o una letra, somos mucho más...tenemos que estar bien con nuestro cuerpo y sobretodo querernos y aceptarnos a nosotras mismas y así los demás también lo harán. Aunque esto no es incompatible con cuidarse y estar en forma.
    Me ha gustado tu ejercicio práctico de la variedad de tallas entre diferentes tiendas e incluso dentro de una misma tienda (aunque sé que cuando una lo vive en sus propias carnes es frustrante). Para que luego digan que tienen tallas estándares...

    ResponderEliminar
  22. Buenooo, no sabía muy bien por dónde iba el tema con el título. Veo que te has desahogado pero bien. Mira sienceramente odio Inditex y todas sus tiendas jajaja, especialmente Zara.
    Porque ni por asomo estás gusto 100% con una talla, no son estándar... y ya por no hablar de aquella campaña de "ama tus curvas". Sin comentarios...
    Se supone que yo soy una M y digo se supone por mi cuerpo, pero si en una tienda de esas cojo una M, no me entra ni de broma o parezco como dices tú un sobre al vacío y mira que no soy rellenita pero tampoco tan delgada. He llegado a coger una 40 para probarme, y bueno he entrado "agusto", pero la prenda que se la queden ellos. Porque yo sentirme mal, para nada.
    Cada uno debe aceptarse tal y como es y ya está. Seas una 38, 40 o 44. Y a la sociedad o las tiendas, pasando.

    ResponderEliminar
  23. Adoro estos post y te adoro a ti

    Yo me siento como tú, la verdad es que ya nunca compro en tiendas tipo Zara o H&M pq me siento gorda cada vez que intento comprarme algo allí...

    Tengo ahora mismo una 40, pero no me siento 100% cómoda con ella por los comentarios de la gente que me rodea... No solo son los anuncios, cuantos comentarios ofensivos dice la gente sin darse cuenta de lo que pueden llegar a doler (y sin mirarse al espejo).
    Por otra parte, creo que lo peor de este problema de las tallas y de la imagen de 'top' que nos quieren dar, son los transtornos alimenticios y las enfermedades derivadas de dietas mal hechas o con productos milagro...

    Yo, de momento, me quedo con mi culo de la talla 40 y mis curvas en la zona del flotador, si me deshago de ellas que sea poequ yo quiero!

    ResponderEliminar
  24. bien dicho, no debemos dejarnos influenciar por nada ni por nadie, tenemos la talla que tenemos y mientras seamos felices genial, ami me encanta comer, especialmente pizzas, y demas, y cordero con su grasa, si y que? se que es malo pero mientras la salud me lo permita mi talla no va a decirme que no me lo coma, que he engordado? si y que.... el tema de las tallas en las tiendas brilla por su ausencia, ninguna coincide, es complicado porque no aciertas y yo paso de ir muchas veces por no tener ganas de probarme las tres tallas de un mismo pantalon. un post estupendo

    ResponderEliminar
  25. Muy buenos días!

    No sabes cuan identificada me he sentido con tu post. Aquí una curvy...en Violeta, la 44 me va grande. En H&M quizá abroche sin morir en el intento y en las del imperio Inditex ni siquiera suben de la rodilla. El problema no viene con las camisetas. La M o L según el tipo de modelo, pero los pantalones...ya es para echarse a llorar, la verdad. Siempre he sido de "tallas grandes" y no he tenido ningún problema y menos ahora con 36 que tengo, pero si que he oído a niñas muy jovencitas con verdaderos problemas (para ellas) por no poder comparse ese tejano en esa tienda en concreto... y eso, puede hacer mucho daño.

    Me ha encantado tu post. Abajo la operación bikini. A ver si se pone la moda de "operación todo el año" y aprendemos, no solo a cuidarnos que está muy bien si no, a querernos. Que está mejor.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. La verdad es que este tema siempre ha causado mucha polémica... Es como lo de llamar "chicas reales" a las chicas con curvas, dando a entender que una chica de constitución delgada, sin curvas, sin forma... no es una chica real. Esto es lo mismo. ¿Tallas grandes? Pues no. Son tallas, sin más. Una talla 46, una 34 o una 40 son todas tallas. En fin... las tiendas de ropa están haciendo mucho daño, y más con campañas como la que comentas de las curvas, que intentan ayudar y demostrar que están del lado de todas las mujeres y en realidad lo que hacen es meter la pata una y otra vez. Me ha gustado tu post. :) ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  27. ¡Ains! Qué razón tienes en todo! Para empezar, creo que la gran mayoría de nuestro país no usan una 38 ni de coña. No hay más que ver cuando te vas a las rebajas, por ejemplo de primark: qué tallas quedan? pues las más chiquititas. El resto han volado... Pero claro, si tienes más de una 40 ya eres casi como una ballena o algo así y yo que uso una 52 no me quiero ni imaginar lo que soy xD

    Y como has dicho: vas a una tienda y algunas prendas de la misma talla te quedan genial y otras te sientes como un choricillo embutido, mientras que en otras te sobra por todos lados. Sin duda es lo peor que no hayamos estandarizado las tallas. La industria de la moda hace lo que quiere, y es horrible...

    ResponderEliminar
  28. Yo también estoy harta de escuchar palabras como rellenita, gordita, obesa discreta, mojerona,... y frases como ¿Te has comido a tu hermana gemela? ¿Ese rollo de carne que tienes ahí qué es? Creo que te sobran algunos kilitos... No es talla no es para ti... Ya tienes cuerpo de mujer.... y tantas y tantas cosas más que... no sólo nos lo dicen ellos, lo peor es que no las decimos entre nosotras...
    A mí me ha pasado algo parecido, mi vida se ha convertido en más sedentaria por temas de salud y he engordado unos cuantos kilos, tampoco me siento orgullosa de tenerlos, en cuanto recupere mi rutina, esos kilos irán desapareciendo, estoy segura, y volveré a lucir mi talla 38, peor ahora tengo la 40 y no pasa nada... ya me hubiera gustado a mí no tener este bache de salud, pero es lo que hay.
    Qué bueno lo de Don Pimpon en una cama de velcro, me siento muy identificada, jijijijijijji!!
    Estoy contigo en que si las tallas que mas se demandan son la 40, 42 y 44, esas son las que tendrían que ser las tallas normales, y el reto las deberíamos de clasificar a partir de ellas.
    Me ha encantado tu experimento, creía que me pasaba sólo a mí, y coincido con tu conclusión, ni de coña las tallas son estándar, si fuera así, ir a comprar sería mucho más fácil, ¿verdad? Todas las marcas deberían de ponerse de acuerdo.
    Las personas que piensan que pueden perder kilos rápidamente, no se dan cuenta que luego lo recuperan igual de rápido. Hay que comer bien, hacer ejercicio, llevar una vida equilibrada y entonces, tu cuerpo será perfecto, porque te encontrarás bien, no porque tengas un número o una letra de talla, sino porque te sentirás bien, saludable,...
    Como siempre, un buen post con el que nos haces reflexionar. Un beso guapísima!!

    ResponderEliminar
  29. Hola y aplausos por este post en que muchas nos sentimos identificadas; yo soy supuestamente 38 y muchas veces algunas vaqueros de 38 no me Sirven incluso ni con mantequilla. Claro que las tallas no son estándar y es un dolor de cabeza a veces no entrar en las putas etiquetas falsas de talla grande o pequeñas. Esperemos que no nos falte mucho para no vivir en un mundo de etiquetas y prejuicios por nuestro peso. Y tener kilos de más dónde se compra eso? Locura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Hola wapa! Me reí muchísimo con el título solamente, ya me imaginaba lo que me esperaba al entrar a leer el post jajajaja me he reído mucho pero a la vez con esa parte de responsabilidad que todos tenemos con este tema. Las marcas de moda, los publicistas, los medios de comunicación y las RRSS nos hacen creer que si no encajas en los estándares que ellos marcan como "normales" no vales nada, que todo lo que se salga de ahí, ya es un fallo de fábrica y que además, si no tenemos un físico 10 ya no seremos nada en la vida. Hay que tener la cabeza muy amueblada y tener una autoestima muy fuerte para que esto no te afecte. Y tanto hablo de las personas con tallas de la 40 hacia arriba, como las que no solemos pasar de la 38, porque en esta vida nada es inamovible, y nuestro metabolismo puede cambiar o como bien has expuesto, las firmas no tienen un tallaje universal y pueden dejarnos la motivación machacada en un entrar y salir del probador. Ole por tu post, por tu reivindicación sobre las tallas, sobre la autoestima, y el derecho y deber que tenemos todos a querernos como somos, aceptarnos tal cual somos, y a trabajar nuestro cuerpo y nuestra mente para estar bien con uno mismo, saludable y feliz, no hay dos adjetivos mejores para describir el estado físico y anímico de una persona. Besos preciosa!

    ResponderEliminar
  31. Madre mía me he reído tanto leyendo tu post jajaja y tus travesías que también han sido las mías al visitar diversas tiendas, donde ir al probador es como ir al patíbulo, porque no sabes lo que sucederá jajaja , a verdad es que yo no se de donde sacan las tallas, o a que mujeres tienen en cuenta porque no todo es real, solo algunas piezas, en fin tenemos que dejarnos de tantas etiquetas y que se adapten a nosotras.

    ResponderEliminar
  32. Me haz dibujado varias sonrisas, yo ya ni me preocupo por la talla, en mi gyardarropa hay S,M,L,XL y XXL ya que al parecer cada marca y tienda tiene su propio patrón, con tal wue cierre y me vea bien yo no me atormento con el tallaje, en pantalón antes de ser mami fui 28 y luego me quedé en 30 no me molesta, me siento cómoda, aunque no voy a negar que quisiera eliminar la grasa abdominal, pero no es algo que me quite el sueño.

    ResponderEliminar
  33. Creo que lo que planteas le pasa a todo el mundo, ha pasado ser algo que me gustaba a un martirio ir a comprar ropa, por que en los pantalones me pasa lo mismo que a ti, no me suben mas alla de las rodillas y cuando me llegan a subir no cierran, ademas de sentir que no puedo moverme tranquilamente y lo peor es que son talles "normales" entonces te preguntas si el problema es la sociedad o eres tu, creo que de todas las tiendas el que tiene talle mas "real" es H&M, el resto, dios las tallas 38 me entran en 1 pierna y con suerte y si hubo un tiempo en el que solia usarlas, pero no soy una tabla como las modelos, tengo caderas y eso tambien juega en contra, dios creo que este es un tema del que podriamos hablar todo el dia, por que cada una tiene tantas anecdotas que seria imposible terminar, gracias por compartir tu opinion y hacernos sentir mas comodas, yo me amo, pero odio ir de compras.

    Besos

    ResponderEliminar
  34. La verdad es que eso de los números en las tallas me lleva dando igual desde hace muchos años y más sabiendo que incluso dentro de la propia tienda no coincide el tallaje en diferentes prendas. Creo que esos números hay que dejarlos atrás, no podemos aferrarnos a una talla y vivir embutidas que a la larga lo que nos hará es daño en nuestro cuerpo. Uso una 38-40 dependiendo del caso y nadie dice que esté gorda ni yo me lo digo. Creo que hay que quererse más y tomarse la vida con acciones que nos hagan estar sanos y no sentir que necesitamos alcanzar ciertos estereotipos. Un besazo desde Enbotedebote

    ResponderEliminar
  35. Hola guapa, yo soy de las que usa una talla grande (gigante más bien), una 46, una burrada, un sacrilegio, un sinvivir.. y menos mal que existen tiendas que ya se han puesto las pilas y son específicas para nosotras pero ¿de verdad tenemos que ir a comprar a tiendas aparte? Pues resulta que sí! No visito Zara, ni Massimo Dutti desde hace años porque no me entran ni las mangas de las camisas y la verdad que una cadena como esa debería hacérselo mirar. En cuanto al peso es obvio que estaría mejor con una 40, más guapa y más sana, pero es lo que hay o al menos de momento y sí, hay cosas que hacen mucho daño pero afortunadamente con el paso de los años te las pasas por tu gran talla 46. Muaks

    ResponderEliminar
  36. Je je linda me ha encantado tu post, iniciando con el título jaja me has sacado una sonrisa de oreja a oreja.
    Definitivo nosotros no debemos ser etiquetadas por una talla (¿38 equivale a M? Yo mido 1.70 y ya no confio en las tallas, jeje aquí decimos que Zara tiene tallas S, XS, y muero de hambre.... je je lo importante es estar sana y conforme, contenta con lo que somos, sin importar nada más...y si te angustia esas tiendas...pues hay otras jajaj con las mismas tallas

    ResponderEliminar
  37. Casi parece que el post lo hubiera escrito yo, Carol. No te imaginas la de disgustos que me llevaba sobre todo de adolescente, si mi talla era x, ¿cómo es que esa camiseta/pantalón/vestido no me valían? Y mi pobre madre convenciéndome que no era problema mio sino de los señores de Inditex, porque poco más hay para elegir a un precio razonable. No he ido de rebajas, pero ya tengo la costumbre de coger mi talla normal y una más. El día que coincide que me quedan grandes monto una fiesta, pero no es entendible que a veces una M sea más grande que una XL normal o que una XL talle como una M... Bss.

    ResponderEliminar
  38. Totalmente de acuerdo contigo, nos invaden con modelos super flacas, cuando la realidad es otro, las mujeres somos de diferentes tamaños y cuerpos, cuando tenemos hijos ya nuestros cuerpos cambian, y aunque intentemos tener un super cuerpazo ya no vuelve a ser igual, al menos que seas una kardashian y te pagues unas cirugias...pero para quien? Para nosotros o para el mundo...yo amo mi cuerpo, me encuentro en batalla con el mundo porque me enseñaron a "escuchar opiniones de los demas sobre mi" y eso esta mal, soy delgada pero bajita y cuando subo de peso se nota de inmediato y mi familia (papá, mamá, hermanos) luego luego empienzan con que estas embarazada? Estas gorda..subiste de peso otra vez? Son las constantes que escuche y aunque supuestamente son bromas son palabras que entran mas por ser de la familia...mi esposin si que es un amor y me dice que estoy bien... y es verdad no subo mucho, pero la verdad es que me veo bien..en fin es un tema largo...pero como dices lo principal es el amor propio sin mas no menos.
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  39. Uhmmm guapa qué faena, como a ti ir a una de estas tiendas a mí me deprime un montón, me aburre y me parece una pendejada porque en vez de salir contenta y feliz salgo vuelta mierda porque nada me queda o lo que me gusta se ve horrible, es como si lo hicieran de aposta, me choca. Por ello prefiero comprar en mercadillos, barato, al ojo y me va mucho mejor y no me siento deprimida luego, así me quede grande o muy pequeño siempre le encuentro uso y eso es lo mejor :D Ahora bien el tema de ser de una talla o de otra es un cuento chino que la verdad no merece ni el tiempo, ni el esfuerzo a la final, pero que siempre nos termina comiendo el coco gracias a los famosos medios de comunicación que nos están jodiendo el coco :/

    ResponderEliminar
  40. Hola Carolina totalmente de acuerdo con tu post cada tienda tiene su propio tallaje y a veces sin querer nos desmoralizan también es cierto que muchas mujeres por genética usan tallas pequeñas y no hay variedad para todo tipo de cuerpos. No somos tallas somos mujeres cada una bella a su modo.

    ResponderEliminar
  41. Ole! ole! ole!... mas razón imposible, yo ya lo siento estoy frita de tallas y tallajes para hacer putaditas, yo creo que si las tallas normales van de la 40 a la 44 debderían tenerlas lo primero, y dejarse ya de tanta porquería, con la L, M, S, Xs.... y todas las letras del abecedario para decir mira esto es lo que hemos hecho, ya verás tú como entras... pues no, ya llevo tiempo que ni miro la talla, yo voy a ojimetro porque a veces me compro un pantalón de una 40 o de la 48 según talle el chino que los hace.
    Este tema es peliagudo y creo que la dieta y mantenernos ocupadas con nuestro peso es una manera de violencia y sometimiento hacia la mujer, nos quieren débiles, inseguras, indecisas y complacientes.
    Yo hago lo mínimo por cuidarme, si estoy incómoda hago dieta, pero por una prenda... no... hay muchas tiendas que tengo en la lista negra de "mata gordas" y no les compro naita...
    Un saludo y me ha encantado y haces muy bien de sentirte feliz con tu cuerpo

    ResponderEliminar
  42. hola carol, me encanto este post, y es que estoy de acuerdo contigo y es que estoy entre una 38-40 y estoy ya hartita con el tallaje y de que en casi todas las tienda tengas la 38 y valla y en otras ... en fin me gusto mucho el post, tienes nueva lectora. .

    ResponderEliminar
  43. Hola GUAPA!!! la verdad es que yo estoy arta de las tallas...jajajjaa
    Yo soy bastante alta y rellenita ( vamos...que me sobran muchooooooooooos kilos....) me cuesta encontrar ropa, y la que hay parece de mi abuela de los años 40.... antes de tener a mi hija... me compraba ropa en stradivarius, que por cierto el ambientador...ufff sin comentario...lo detesto...es demasiado fuerte para mi.. pues siempre me compre la talla mas grande...ya despues con el embarazo...ni me asomo a las tiendas...es imposible encontrar algo...y aunque ponga XL no es ni de coña...me pasa con la mayoría de las tiendas...incluso en Primark a veces me ha pasado...pero bueno que esto no creo que cambie...ojala alguna sea de otra manera pero bueno...la sociedad al parecer está "contenta"....Muy buen articulo! lo comparto con tu permiso. Un besito

    ResponderEliminar
  44. Cada que voy a un almacén a comprar ropa me parece que los espejos son de aumento, que sudadera la que me da, las tallas se achican, los gordos se salen, eso queda uno como un buñuelo mal armado, es desgastante ir a los almacenes, la ropa que me gusta no me sirve y la que no me gusta me queda apenas, por eso prefiero hacerme yo misma mi ropa, así no peleo con las tallas.
    Genial el articulo, creo que muchas nos vimos reflejadas en èl.

    ResponderEliminar
  45. HOla guapa
    Me encanta este artículo, creo que debería ser de lectura obligatoria porque por desgracia muchas chicas viven obsesionadas con las tallas, el peso y todas esas chorradas que las tiendas y la sociedad nos meten en la cabeza, y que por desgracia nosotros permitimos.
    Lo de la diferencia de tallaje en una misma cadena, o denominar tallas grandes a algo es una muestra más de que a la sociedad de consumo poco le importa la persona en si, lo único que importa es vender, vender y vender.
    En fin, yo misma hace un año no estaba nada contenta con mi cuerpo y como bien dices nuestro primer amor debemos ser nosotros mismos!! Me alegro de haber podido salir de ahí
    Un besazo

    ResponderEliminar
  46. Primero, debemos vivir sin obsesionarnos con las tallas. La talla es solo una guía, una especie de referencia, no una etiqueta.

    Segundo, en cuanto a las tiendas: bueno, yo no creo que todas las tiendas deban tener todas las tallas porque no toda firma está encarada a un mismo público objetivo. Para mí Bershka está hecho para adolescentes, Stradivarius y Pull&Bear para chicas y Zara para señoritas. En todas tienen ropa muy parecida pero si te fijas en una la prenda es más ajustada que otra, o en otra el corte es más recto, etc..En mi caso, que soy una señorita pero de pequeño tamaño y de esas tallas que se consideras de gente no real, no puedo comprar unos pantalones de Zara porque la talla más pequeña me viene grande. Por ese motivo ya no voy a buscarlos a esa tienda y me voy a la de las adolescentes, que sé que los jeans para jovenzuelas de tamaño mediano y muy parecidos a los del otro lado, me van fenomenal. Y no por ello me enfado con las empresas, simplemente busco cada prenda donde sé que la voy a encontrar. Al igual que las cazadoras, al estar musculada las cazadoras de las tiendas para adolescentes no me cuadran bien, pues en este caso me voy a por ellas a Zara. El otro día vi una cazadora de hombre que me enamoró. La talla más pequeña me venía como un saco de patata. ¿Me enfadé? No, porque no soy el público objetivo de esa firma (un ejemplo exagerado pero fácil de hacerme entender). Lo que hice fue buscar un diseño parecido para mi público.

    Otra cosa que no discuto, es que no hay tantas firmas de tallas para mujeres hechas y derechas como para adolescentes. Se pasan de un a moda juvenil a una de abuela. O compras en tiendas locales o generalizadas como en H&M/Primark, o te pasas a un Punto Roma. Poco más "low cost" encontrarás y eso sí que es motivo para enfadarse. Parece que la fase cuerpo mamá o de 35 a 55 años está olvidada.

    Y por cierto, con la ropa de hombre pasa igual. Mi hermano en Bershka lleva una talla mediana/grande y luego en otros lados lleva la pequeña.

    Así que las tallas no debe ser algo a tomarse en serio. Simplemente hay que tomarlo como una referencia que puede variar en función del publico al que está dirigido.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!