ORTOREXIA, LA OBSESIÓN POR COMER SANO

lunes, 24 de julio de 2017


Hoy en día estamos viviendo un auténtico boom de la cultura sana. No hay revista o blogger que se tercie, entre las que me incluyo, que no hable alguna vez de la importancia de comer sano.

Tal y como lo etiquetan algun@s, se podría decir que vivimos un auténtico fenómeno por la alimentación healthy.

ORTOREXIA, LA OBSESIÓN POR COMER SANO
Obvio que es una premisa que voy a defender hasta el fin de mis días, aunque eso sí, con habéis podido comprobar en algunos de mis artículos, siempre con algunos matices.

Por su puesto que el hecho de preocuparnos por nuestra alimentación, por los alimentos que consumimos (su procedencia, el modo en que se cocinan, etc.) es de suma importancia, pero también es importante no obsesionarnos con ello, es decir, no angustiarnos por todo lo que comemos en todo momento. 

Por ejemplo, si sales a comer fuera de casa y te entra un pánico por si no puedes consumir alimentos 100% saludables, tienes un problema, y ese problema se llama ortorexia.

La ortorexia es un trastorno de nuestro comportamiento alimentario que se caracteriza, como he comentado antes, por una obsesión enfermiza por consumir solamente alimentos considerados saludables, a la par que se rechazan todos aquellos que no pueden ser incluidos como tales (desde su punto de vista).

Las personas que la sufren suelen empezar con un comportamiento digamos inocente. Se marcan como objetivo o reto, consumir solo esos alimentos sanos y naturales que van a resultar beneficiosos para su organismo, con el único objetivo de ganar salud, en definitiva, sentirse bien.

Pero el problema surge cuando la alimentación saludable es una obsesión y afecta de un modo negativo en su vida diaria. 

Sin saber cómo, estas personas empiezan a vivir por y para la comida, pierden de vista ese objetivo inicial, cuidarse y comer mejor, y poco a poco van poniéndose más normas estrictas llegando a la restricción de muchos alimentos. Y no solo eso, en casos extremos, incluso se obsesionan con los utensilios que se usan para preparar la comida, los recipientes o la forma en que se prepara.

ORTOREXIA, LA OBSESIÓN POR COMER SANO

¿A QUIENES AFECTA?

Cualquier persona puede desarrollar esa patología, porque sí es una patología, pero normalmente las personas más vulnerables a ello son aquellas que suelen ser muy exigentes consigo mismas, las que son estrictas en todos los aspectos de su vida, las que tienen que planificarlo todo y llevan además un control milimétrico sobre sus actividades cotidianas y sobre su vida en general.

También aquellas que entre sus objetivos está el deseo por alcanzar una belleza física, objetivo más extendido entre las mujeres y l@s jóvenes.

Otro grupo de riesgo son los deportistas, ya que suelen ser personas que cuidan con esmero su alimentación, a la par que adaptan sus entrenamientos a ella, con el objetivo de fortalecer su musculatura y rendimiento físico.

Sin olvidarme de las personas que padecen trastornos obsesivos-compulsivos, que han sufrido enfermedades como la anorexia nerviosa o la bulimia.

EFECTOS.

El hecho de rechazar las grasas, los alimentos o sustancias artificiales, las frutas y verduras cultivadas con pesticidas o abonos químicos, no es malo, todo lo contrario puesto que es ideal que los alimentos que consumimos sean lo más naturales posible.

El problema está cuando las personas se obsesionan (palabra que vais a leer mucho en el artículo) y excluyen de su dieta muchos nutrientes necesarios para nuestra salud y comer solo alimentos que ellos mismos consideran saludables. Hecho que puede provocar la aparición de trastornos tales como la anemia, déficit de minerales y vitaminas, desnutrición, infecciones en el sistema inmunitario o renal, etc.

Un ortoréxic@, además, puede llegar al extremo de no comer nada y pasar hambre antes de consumir alimentos que no considere saludables. Hecho que inevitablemente recuerda a la anorexia, aunque la motivación sea distinta.

ORTOREXIA, LA OBSESIÓN POR COMER SANO

Pero la ortorexia además, afecta también a su vida social.

El hecho de restringir los alimentos permitidos, poder planificar un menú se convierte en un problema ya que debe ser planificado y preparado con antelación para no perder esa seguridad de que lo que se consume es lo "adecuado". Por lo que, comer fuera de casa se convierte en algo casi prohibido, y ya no solo a nivel de restaurantes, sino que tampoco se permiten hacerlo en casa de amigos o familiares por el temor a que ellos no sigan "sus normas".

Por tod@s es sabido que comer es un auténtico acto social, ya que es algo que hacemos a menudo para, por ejemplo, celebrar algo o simplemente reunirnos con amigos y familiares, así que imaginaos, si estas personas consideran nocivos muchos de los alimentos que se consumen en ellos, esto les impedirá disfrutar de cualquier evento de dichas características, por lo que, hará que se aíslen socialmente.

DIAGNÓSTICO.

A finales de los años 90 el médico estadounidense Steven Bratman, después de sufrir dicho trastorno, fue quien, digamos, le puso nombre a este trastorno.

Según Bratman, las personas ortoréxicas, piensan que pueden conseguir grandes beneficios para su salud a nivel físico y mental, gracias a su conducta alimentaria, hecho que puede arrastrarles a depender de la "comida sana", es decir, convertirse adictos a ella.

Además, dichas personas tiene la creencia que al alimentarse de ese modo, pueden librarse de la salmolenosis u otras enfermedades, adoptando, según Bratman, una actitud similar a las personas esquizofrénicas que temen ser envenenadas, o las hipocondríacas, que piensan que pueden contraer enfermedades si no toman estrictas precauciones.

Para poder determinar qué conductas o comportamientos hacia la comida podían indicar la presencia de este tipo de obsesión, elaboró el test conocido como ORTO-15, el cual os animo a hacer.

¿Pasas más de 3 horas al día pensando en tu dieta?

¿Planeas tus comidas con varios días de antelación?

¿Consideras que el valor nutritivo de una comida es más importante que el placer que te aporta?

¿Has disminuido tu calidad de vida media que aumentaba tu dieta?

¿Te has vuelto más estrict@ contigo mism@ en este tiempo?

¿Has mejorado tu autoestima alimentándote de este modo?

¿Has renunciado a comer alimentos que te gustaban para comer alimentos "buenos"?

¿Tu dieta supone un problema a la hora de comer fuera de casa, y esto te distancia de tu familia y amigos?

¿Te sientes culpable cuando te saltas tu régimen?

¿Te sientes en paz contigo mism@ y crees que todo está bajo control cuando comes de forma sana?

Si has contestado de un modo afirmativo a 4 o 5 de estas preguntas, ¡alarma!, puesto que significa que estás empezando a obsesionarte más de la cuenta con tu alimentación, así que relájate y presta menos atención a lo que comes.

Si has contestado afirmativamente a todas las preguntas, preocúpate desde ya, porque esto indica que te estás obsesionando en comer de un modo sano.

ORTOREXIA, LA OBSESIÓN POR COMER SANO

TRATAMIENTO.

El tratamiento de dicha patología tiene por objetivo reponer las carencias nutricionales del paciente fruto de la exclusión de determinados alimentos de su dieta. 

Para empezar se debe instaurar unos hábitos alimentarios correctos y como no, tratar las posibles complicaciones orgánicas fruto de esa alimentación deficiente.

Para ello es importante explicarle la necesidad de tener una alimentación variada y completa, e informarle de las consecuencias negativas para su salud que puede suponer tener la carencia de determinados tipos de alimentos en su dieta. Por ello deberán reintroduirse en el menú de un modo progresivo, hasta poder lograr una dieta equilibrada que incluya: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.

Para completar el tratamiento, también se debe atender a los posibles trastornos psicológicos del paciente, así como a los problemas familiares y sociales de cada individuo.

Para ello, la psicoterapia puede ayudar a modificar su conducta y fortalecer su autoestima, corrigiendo la visión que se han creado sobre los prejuicios de ciertos alimentos.

CONSEJOS.

Antes de emular la dieta de un amigo, compañero de trabajo o del famoso de turno, consulta a un especialista

El comer es un placer, no la comida. El simple acto de comer genera en nuestro organismo muchos beneficios, y no solo a nivel físico, sino también psicológico, ya que cuando comemos y disfrutamos de ello, se segrega en nuestro cuerpo dopamina, también conocida como la hormona de la felicidad. Pues bien, cuando estamos sintiéndonos culpables porque nuestra comida no es 100% salusable, bloqueamos la producción de serotonina. Así que tenemos que relajarnos, y disfrutar del placer de comer.

Remite conmigo "no hay alimentos buenos ni malos". La clave es la moderación, es decir, buscar un equilibrio sin obsesionarte con las calorías y disfrutando de lo que un@ come.

Se flexible con tu alimentación. No te sientas mal por comerte unas patatas fritas o tomarte una cerveza o una copa de vino y si alguien te mira mal por ello, compadécete de ellos.

Las redes sociales están bien, pero no te creas todo lo que aparece en ellas. Soy consciente que estoy tirando piedras en mi tejado, pero es importante saber qué leemos y la veracidad de esas informaciones, sobretodo si pueden hacer mella en tu salud.

Vivimos en una sociedad que nos somete en una gran presión mediática si hablamos de la belleza y la salud. Estar sano ha dejado de ser una objetivo natural y se ha vuelto un negocio. Pretenden inculcarnos que mediante el consumo de determinados productos o servicios es el único modo de gozar de buena salud y a la par, presumir de una belleza externa. Compara, contrasta informaciones y desconfia de todo aquel que pretende venderte magia.

Tenemos que aprender a ser crític@s con nuestro entorno y no permitir que nadie te diga cómo tienes que ser, qué debes comer o comprar. Tú decides lo que en realidad es positivo para ti. Lo principal es pensar en un@ mism@ y por uno mism@.

ORTOREXIA, LA OBSESIÓN POR COMER SANO

No descuides tu vida social. Preocúpate más de alimentarte de buenos momentos que de intentar desmenuzar y descubrir qué ingredientes lleva tal plato o cuantas calorías.

En fin, espero que como siempre este post os sea de utilidad.

No os quedéis con el mensaje de que el problema sea querer comer sano, porque no es así, el problema, como en cualquier adicción, es obsesionarse y excederse.

No es malo llevar una alimentación saludable, es más, es aconsejable hacerlo, lo peligroso es nuestra actitud hacia ella.

¡Un saludo maj@s!


52 comentarios:

  1. sin duda me quedo con lo que dices al principio de "es importante no obsesionarse con ello" porque hay gente que se les va de las manos, no sólo se obsesionan con lo que comen sino que intentan controlar a los demás. comer sano es buenísimo, pero los extremos no lo son en absoluto.
    es algo que nos enseñaron en la carrera y cada vez lo vemos más los maestros en las familias, de padres que intentan implantarle a sus hijos pequeños esa manía de sólo comer sano. como dices es un acto social, el comer, y están privando a sus hijos de relacionarse. que no se va a morir porque coma unas palomitas con los amigos por ejemplo.
    hay que saber comer sano, pero tampoco hacer que sea un obsesión.
    genial el post, Carol. y el incluir las preguntas me parece perfecto.

    un beso enorme y feliz lunes cariño

    ResponderEliminar
  2. Soy de las de la ideología que come sano es importante..pero todo en su justa medida. Obsesionarse con estas ideas...no está bien. Siempre hay excepciones a las dietas sanas..días que te apetezca algo no tan sano y te des el capricho..

    ResponderEliminar
  3. Hola guapi!!! Recientemente estuve hablando este tema con una amiga... hay muchísima gente obsesionada con esto de comer sano, lo veo importante...si...pero ya hay casos que te tiras de los pelos.. algunas personas de ni entorno todo lo cuestionan...casi ni comen fuera de casa...etc...yoa hice el test y salí bien jajaa así que nada de que preocuparme. Con tu permiso lo comparto. Un besooooo

    ResponderEliminar
  4. Hola, felicitaciones por tu post. La verdad es triste ver como ponemos de sobra atención en cosas que a la final no nos llenan. Ojalá nos obsesionara hacerle el bien a los demás, viajar, aprender cosas nuevas. Creo que es importante cuidarse, quererse a sí mismo pero llevar un control obsesivo puede hacernos perder la esencia de la vida que es disfrutar, explorar, compartir con los demás y evidentemente no todos aceptaran esa medida. Saludo! te invito a visitar www.madamevc.com

    ResponderEliminar
  5. Hola, guapa! Me ha encantado tu post, hubo un tiempo en el que estaba obsesionada en comer sano y gastaba hasta mucho dinero era tan grande mi obsesión que en algunos casos llegue a perder mucho peso y tener anémia, pero gracias a Dios me di cuenta que el cuerpo necesita de todo para funcionar y que lo que hay que tener en cuenta es como es el
    Consumo de cada cosa.

    ResponderEliminar
  6. Que post más completo y con cuanta información tan importante! La verdad que nunca habíamos oído hablar de esta palabra pero si la definición. Si que es cierto que hoy en día la gente se preocupa mucho por el físico y por comer saludable pero es lo que dices tu hay que comer bien pero sin llegar al extremo de obsesionarse! :)

    ResponderEliminar
  7. Hola ! La verdad es que me ha llamado mucho la atención este artículo sufrí un par de trastornos de alimentación hace años y hoy en día disfruto comiendo. Por mí trabajo no tengo otro remedio que comer en restaurantes diariamente y la verdad es que a veces lo paso mal porque aunque intentes comer sano no siempre la comida lo es. En mi vida lo fundamental es hacer deporte y no obsesionarme con nada que tenga que ver con la comida porque es peligroso

    ResponderEliminar
  8. LA OBSESION NO ES BUENA PERO ME HE DADO CUENTA QUE AHORA MIRO MUCHO MAS LO QUE COMPRO QUE ANTES.
    Cuando veo que lleva grasa de palma o clucomato que queda en la estantería del supermercado.
    Y en la medida de lo posible voy a la carnicería del barrio en vez de en el super porque todo lo envasado lleva conservantes y gluten...
    Aunque con los niños es complicado porque quieren cosas envasadas que no tienen nada de bueno..

    ResponderEliminar
  9. vigilar lo qe se come es bueno, pero cuando llega a ser obsesivo comprobar los ingredientes, las calorías, los azúcares, puede llegar a ser enfermizo, por suerte no me afecta, me cuido, pero no me obsesiono, si algún día como algo con grasa lo disfruto y ya, no tengo remordimiento, y si creo que, puede ser una nueva enfermedad de este siglo.

    ResponderEliminar
  10. Creo que esto surgió como una moda y ahora se salió de control, no está mal cuidar lo que comemos y hacer deporte, pero la obsesión ya es un problema, yo no sabía comer y empecé a ir a la nutricionista y me ha ayudado mucho, ahora consumo alimentos más saludables y las porciones adecuadas, hago ejercicio diariamente y me siento mucho mejor conmigo misma, todo en la vida necesita de un balance para estar en orden, me encantó el artículo, está muy completo y muy acertado para la época que estamos viviendo. Saludos guapa.

    ResponderEliminar
  11. Hola Carol, tengo conocidas con este trastorno, yo lo cierto no sabñia que se tratase de ortoréxia, pero me comenzó a preocupar una cuando cambió su menaje y ollas por unas de Titanio que no contaminan los nutrientes y conservan mejor las vitaminas, yo como soy tan tragaldabas me llamó la atención y le pregunté qué tipo de cocina realizaba y ay madre... que chapa me cayó...
    Tienes razón de que las personas con alguna patología son más porclives a adquirir este trastorno ya que deben cuidar mucho lo que comen, ejmplo las personas multialérgicas o que padecen intolerancias, al final viven para la comida, limpiar, menaje aparte del de los demás miembros de la casa y es fácil que caigan.
    Uf he hecho el test de ORTO 15 y no tengo nada de ortoréxia, no me vendría mal unos 6 meses jajajaja
    Me ha parecido llamativo el punto de no creer lo que vemos en las redes, porque a veces hay fotos de stock o sacamos más fotos a las ensaladas que a los espaguetis porque son más bonitas y eso no quiere decir que te alimentes de verduritas saludables.
    Me ha gustado mucho un saludo

    ResponderEliminar
  12. Hola!!

    Me dejaste con la boca abierta dije la quee??.. no conocía el termino, después de leerte me has dejado mas claro el termino de ortorexia, me pongo a pensar como es que conforme vamos evolucionando parece que se van distorsionando mas nuestra personalidad, llegando a una patología de este tipo,algo asi como mencionas una esquizofrenia, un trastorno obsesivo compulsivo.

    Esto pareciera ser parte de la moda que nos crean las mismas marcas de lo que debe y no estar de moda, hoy en dia como bien mencionas todo lo de verdad sano, que también no es tan sano ya que muchas de las verduras y frutas han pasado por los pesticidas en su producción, lo único de verdad sano es lo que uno cosecha en casa y no pones ningún químico.

    Muy buen post, mucha info.

    ResponderEliminar
  13. Que buen post Carolina... yo creo que a día de hoy son muchos quienes padecen esta patología, como dices existe una auténtica obsesión por la vida healthy, y cada vez afloran más influencers que sin ningún conocimiento, más que su relación con la comida, que se dedican a hacer dietas, dar consejos nutricionales... y con miles de seguidores que las ponen en practica, junto con las marcas que se frotan las manos... en fin... yo creo que como dices es muy importante cuidarse, el problema viene cuando se pasa la línea. Me ha sorprendido muchísimo lo de que cambian sus vajillas y menaje, no sabía que llegaban hasta ese extremo. Genial tu post, un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Es verdad que comer sano no es un problema, el problema está en la obsesión y en los trastornos que comentas que puede provocar al final, o dejar de comer porque la comida no es lo suficientemente sana, y me gusta que también añadas como problema la vida social porque es verdad que comer fuera puede ser algo totalmente prohibido, cosa que nos pasa muchas veces al hacer dieta, aunque sea esto algo temporal y lo otro algo mucho más grave! me gusta que hayas dedicado una entrada al tema, seguro que ayuda a muchas personas que la sufren o les hará darse cuenta a los que les rodean!

    ResponderEliminar
  15. Hola!
    Conozco a algunas personas que pueden sufrir ortorexia y no lo saben y sus familiares tampoco, las obsesiones son dañinas desde todo punto de vista y más si se trata de alimentarnos, porque el no comer solo porque no se considera un alimento saludable es preocupante.
    Muchas gracias por la información, siempre aprendo algo nuevo en tu blog. Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Acabo de descubrir este término gracias a tu post, que puedo decir para mi todo extremo es daññino incluso si es una obsesión por la comida sana, me parece una rutina muy estresante la que se autoimponen las personas que la padecen, me recuerda un poco a la anorexia, se que comer sano esta muy en voga, pero no si se convierte en una imposición trato de comer siempre en casa pero como de todo un poco intentado equilibrar las grasas y harinas pero no las he descartado de mi vida.

    ResponderEliminar
  17. Holaa
    wauuu, no conocía esa condición de obsecion al comer la comida sana, realmente lo desconocía, y gracias a ti y toda la información que has dado me ha quedado claro, yo no consumo 100% comida sana, pero todas las veces que puedo trato de comer sano, pero tampoco me obsesiono con eso.
    muchas gracias por todo el trabajo de esta entrada de blog!
    saludos

    ResponderEliminar
  18. Hola!no sabía que esta condición tuviera un nombre! Yo conozco personas que estan tan obsesionadas que no disfrutan de comer, cada que me ven comiendo hasta un mango o un poco de melón me dicen que no, porque tiene azúcar, pero creo que todo debe ser con moderación, más cuando hacemos ejercicio pues puede haber descompensaciones, voy a compartir esto con ellas, para que vean que hay que controlarnos. A final de cuentas si no nos aceptamos como somos nunca seremos felices realmente. Gran entrada, besos!

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa!

    Me ha parecido un tema muy interesante. Conocía el término de la Ortorexia y como todos los extremos son malísimos. Claro que hay que cuidar la alimentación, ser consecuentes con lo que comemos y la cantidada, tampoco vamos a terminar malnutridos, no?

    Un besote!

    ResponderEliminar
  20. Que bueno que traes este tema. Porque en uno de los sitios donde más se ve este boom es en youtube entre las youtubers famosas. Incluso, hay quienes se han convertido de un día para otro en veganas haciendo que muchas seguidoras hagan lo mismo. Yo estoy de acuerdo en que comer saludable es esencial para una mejor salud. Pero, las cosas con calma. No se puede cambiar una rutina de alimentación de un día para otro y tampoco pasa nada si un día comes algo no tan saludable. Lo malo está en los excesos. Me encanta que informes a las personas para que no caigan en el fanátismo. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Tengo una amiga que está pasanpo por esto y realmente a limitado muchísimo su vida social, ya no sale casi porque en ninguna parte venden lo que ella considera saludable. Muy complejo el tema

    ResponderEliminar
  22. Me agradó tu post, siempre se puede aprender algo nuevo...yo en algún momento pensé en cuidar más mi dieta porque soy de comer de todo y no me suelo cuidar, pero me doy cuenta que no soy de ese tipo de personas que se obsesionan por el peso o la comida, de todas maneras ahora trato de cuidarme, aunque a veces solo queda en el intento xD

    ResponderEliminar

  23. Sin lugar a dudas que he leído algo sobre la obsesión por comer sano pero la verdad es que el termino ORTOREXIA no lo conocía, así que te tengo que dar las gracias por tu artículo, ha sido muy instructivo. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices, pienso que hay que comer todo lo sano que podamos pero sin obsesionarnos, está claro que todos los extremos son malos. Yo de momento y espero que así siga no padezco ORTOREXIA aunque me cuido o lo intento ya que hay veces que una pierde la voluntad. En el test he contestado a casi todo negativo así que veo que no voy por mal camino. Un beso

    ResponderEliminar
  24. �������� Muy buen articulo, no sabia que existia esta patología pero si conozco a mas de uno al borde de la emergencia, creo que el comer es una de las maravillas de nuestro ser y claro que da placer a nuestros 5 sentidos bueno tal vez el oído no tanto pero si es crujiente claro que si. Me tomo la libertad de compartirlo porque de verdad de esta volviendo una epidemia la ortorexia.

    ResponderEliminar
  25. Hola Carolina,me ha gustado este artículo, y estoy contigo en que hay que comer sano pero en la justa medida,si sabía de esta patología ya que tengo a gente cercana que la sufre pero no sabía su nombre, con tu permiso conpartire la publicación en Facebook 😉 un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  26. Hola hermosa, como siempre estás poniendo nombre a un tema que, para mí, cada día está más extendido. Yo tengo una amiga que se ha separado de las reuniones sociales, si te hace tortilla de patata te la hace light y sólo me manda fotos de cuestiones (sanas) alimenticias. Está bien que se preocupe por mí y se preocupe por comer sano y hacer deporte pero yo la veo francamente obsesionada con el tema aunque vamos a ellas y a muchas otras que sustituyen ingredientes de platos de toda la vida para convertirlos en healthy. Yo no sé lo healthy que es un bocata de chorizo pero está buenísimo y creo que una vez al año no hace daño. Muaksss

    ResponderEliminar
  27. En primer lugar con el post ole ole y ole, yo tengo un poco la comida saludable un poco aparcado pq entre el trabajo y demás eventos que estoy en este verano sobretodo, la comida la tengo un overload jejejejeje. Además tienes toda la razón en que no nos obsesionemos con la comida, yo la serotonina la tendré en las nuves, ya que disfruto de cada comida que hago y estoy muy orgullosa de ello. Una pregunta que tengo, este tipo de caso del exceso de comida se ha puesto en mayor auge con las modas y como sacan la información de la comida? Es la pregunta que me hago. Genial el post. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  28. Es es lo más importante portante visitar a un Nutricionista para llevar una dieta equilibrada y acorde a tus propósitos sin descuidar los alimentos principales y saber que existe muchas más combinaciones de las que podemos comer sanamente.

    ResponderEliminar
  29. Un artículo muy interesante. Personalmente desconocía esta patología, pero según he ido leyendo, he ido poniendo cara a lo que contabas.
    Comer sano es importante, pero obsesionarse con ello es igual de malo, y de insano, que hacerlo con cualquier otra cosa.
    Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  30. Carolina un artículo muy interesante porque en la sociedad cada vez hay más gente obsesionada por comer sano y por hacer ejercicio y por supuesto adelgazar. Creo que como en la mayoría de las cosas, todos los extremos son malos. Cuidarse y estar sano es muy recomendable y todos deberíamos hacerlo, pero obsesionarte por ello hasta el punto que todo tu vida gire alrededor de la salud y los alimentos sanos, ya me parece una exageración. Como siempre el punto medio es lo mejor.

    ResponderEliminar
  31. Entiendo que esta condición esta a un paso de la anorexia.No sabia como se llamaba pero conosco de familiares que tienen una obsecion con comer en la casa. Porque no pueden comer fuera porque ellos son los que saben preparar la comida saludablemente. Llevan su comida cuando salen de paseo y es una carga salir con ellos porque siempre estan en apuros y todo los hace sentir incomodos y critican toooodo lo que uno come. Asi que esa condicion es bastante preocupante. Gracias por tu comentario en mi blog Te sigo,¿podemos seguirnos mutuamente?

    http://elogiosamislocuras.blogspot.com

    ResponderEliminar
  32. Hola guapa, muy buen artículo... El problema con esto es como en todo, cuando algo se hace de manera muy radical surgen los problemas, por eso tiene que ser en su justa medida... Por ejemplo si fuéramos a una boda entonces no comemos??? Pues apaga y vámonos. Y muchas veces son modas que afectan a los más débiles, a las chicas jóvenes muy vulnerables, por eso está genial la labor de blogs como los tuyos que tratan de acercarnos la comida sana pero con matices como tú dices. Un besote!

    ResponderEliminar
  33. Hola!! No conocía exactamente el término Ortorexia pero sí que conozco un caso cercano que cumple con todas las características, está tan obsesionada que ni hace vida social porque no sabe lo que llevan los alimentos...
    también creo que en parte tiene culpa la sociedad y el Marketing, ya no hay supermercado que tenga su stand de comida ecológica o biológica y a mí me gustaría saber hasta qué punto es así!!! Un saludo me ha ayudado a ponerle nombre a esta patología.

    ResponderEliminar
  34. Hola carolina!!! Lo cierto es que aunque conozco este trastorno de la ortorexia, no te go a nadie en mi círculo cercano que la padezca porque es un trastorno que exige un nivel de compromiso con la alimentación sana muy grande y al principio muy coherente, desgraciadamente veo más el caso contrario gente que come por placer sin tener nunca en cuenta los nutrientes ni lo que estos implican en nuestra salud. Yo por ejemplo como de todo pero procuro comer lo más sano y natural posible dentro de mis posibilidades y sin llegar a la obsesión, bss

    ResponderEliminar
  35. No conocía el término ortorexia, pero conozco perfectamente la patología que dices. Mi cuñada es ese tipo de personas obsesionada por la comida ultra sana y por supuesto jamás va a bares y en las reuniones familiares no suele comer lo del resto, ella se cocina su propia comida o da instrucciones para hacer algún plato apto para ella.
    Yo creo que está bien cuidar la alimentación e intentar no comer muchas grasas etc pero no hasta el punto de impedirte hacer una vida normal.
    Gracias por la información y por las recomendaciones! 😘

    ResponderEliminar
  36. Caray, no tenia idea sobre la ortorexia, la verdad es que al final todo en exceso no es nada bueno, sobre todo si afecta nuestro día a día. Creo que todo en una forma equilibrada puede ayudarnos a llevar una salud adecuada, me ha sorprendido aquellos problemas que pueda causar una obsesión por comer sano y uno no se da cuenta de ello, al comenzar de una forma tan inocente.

    ResponderEliminar
  37. Vaya post la mar de interesante te has marcado. No sabía exactamente qué era ortodexia (nunca me paré a buscarlo).
    Ciertamente habrá personas que solo quieran comer sano, pero no hay que obsesionarse con ello. Porque el cuerpo también necesita grasas por ejemplo. De no darle un poco de todo, nos podemos ver que a nuestro cuerpo le faltan cosas. Dije lo de las grasas, porque sí conozco ese caso de una persona que no las come. Es más, las evita y lo peor que si te ve comiendo eso, te lo echa en cara. Así como otras cosas que mencionas en el post.

    ResponderEliminar
  38. Es importante comer sano pero todo tiene un límite. Al final incluso los buenos hábitos pueden pasar a ser obsesiones y afectar negativamente el día a día y a la propia persona. No conocía el nombre que se le daba a esta patología y me sorprende que inocentemente puedes cruzar la línea entre llevar una inofensiva vida saludable a llegar a obsesionarte ¡hasta por los utensilios!
    Todo siempre debe ir y ser en su justa medida.

    ResponderEliminar
  39. Esto es algo que a veces se te pasa por la cabeza, que no puede ser bueno tener tanta fijación por comer sano, pero de ahí a que fuera una patología...son palabras mayores. Pero me han venido a la mente, tras leer esas preguntas, muchas cuentas de IG que te venden esa imagen y que son platos más elaborados de lo que parece a simple vista. Por ahora creo que controlo bien, si alguna vez creo que me paso volveré a reflexionar a este post, bss!

    ResponderEliminar
  40. Hola Carol! No conocía el nombre de ortorexia, y en tu post lo has explicado perfectamente. Estoy totalmente de acuerdo; cualquier obsesión es mala, incluso el buen comer... Aunque es muy importante concienciarnos de una vida sana, si eso es lo único en lo que puedes pensar, tienes un problema
    XoXo

    ResponderEliminar
  41. Yo no conocía el término, pero si que creo que a la gente se le está yendo un poco de las manos y es más de lo mismo. Hacer lo que los demás hacen. Yo creo más en llevar un equilibrio entre lo que quieres comer y te apetece y lo que debas comer. No sé, cada uno conoce su cuerpo y sus límites.

    ResponderEliminar
  42. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  43. Tenía una idea del trastorno, pero podría decir que con este artículo ha quedado más en claro de que se trata. Sonara tonto pero básicamente debemos aplicar el "Todo con media" más aún cuando hablamos de nuestra salud. Esta información de alguna manera nos viene bien, para conocer el trastorno, como se diagnostica y además es una herramienta para poder orientar a alguien que se encuentre bajo una circunstancias que ponga en riesgo su salud, al tratar de llevar una vida excesivamente saludable.

    ResponderEliminar
  44. ¡Hola! Pues yo no tenía ni idea de que al igual que existe la anorexia o bulimia... también hay un transtorno relacionado con la alimentación saludable. Me ha sorprendido y me ha parecido un post muy interesante. Una vez más queda demostrado que nada en exceso es bueno, y que hay que saber poner límites y no obsesionarse con las cosas. ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  45. Sabes conocía del tema, pero no sabia que era una patología como tal y es preocupante cuando la gente se obsesiona, en realidad obsesionarse con algo siempre es malo, la salud es buena, preocuparse por comer sano tambien, pero no al extremo y lo peor es que hay gente que ni cuenta se da.

    gracias por la entrada y enseñarnos tantas cosas en una entrada.

    Besos

    ResponderEliminar
  46. ¡Madre mía! Me he quedado de piedra. Sabía lo que era la ortorexia pero no todos los efectos que tiene la patalogía. Creo que una obsesión (sea de lo que sea) no puede traer nada nuevo. Terminas olvidándote (como bien dices tú) de cuál es el objetivo principal que en este caso es comer mejor y tener hábitos saludables. Mira, hace un año, cuando me apunté al gimnasio (una de las peores decisiones de mi vida) vi como una chica se caía literalmente por las escaleras (el gimnasio tenía dos plantas: la primera donde estaban todas las máquinas y se daban las clases y la segunda donde estaban las taquillas, los baños y las duchas). Pues bien, antes de que pasase eso, se me ocurrió preguntarle que cuánto tiempo llevaba allí sin parar. ¡Me dijo que cuatro horas! Y que la siguiente clase era de cardio. Como te puedes imaginar, se mareó y rodó por las escaleras. ¿El resultado de no tener límites? Dos piernas rotas. Este caso no tiene mucho que ver con ortorexia pero sí con la obsesión por el deporte. En resumen, que el exceso nunca es bueno (al menos eso creo yo). ¡Un besito, guapa! Un artículo genial, como siempre.

    ResponderEliminar
  47. ¡Hola! No tenía ni idea de que era la ortorexia la verdad.. hay que tener mucho cuidado con la alimentación, sobre todo por sus efectos negativos.. es cierto que a veces al obsesionarse mucho por comer sano después esa persona está falta de nutrientes necesarios para la salud y después aparecen los trastornos y problemas.. Muy buena información.

    ResponderEliminar
  48. Hola guapa
    No conocía el desorden ortorexia pero la verdad es que conociendo la mente humana y como esta construida la sociedad tampoco me sorprende que algunas personas desarrollen esta enfermedad. En mi opinión todos los desordenes alimenticios son una enfermedad que hay que tratar, porque así no se puede vivir
    El problema creo que radica en la obsesión y en, como bien dices, dejar de comer nutrientes y vitaminas que si que necesitamos en nuestra vida
    Un besazo

    ResponderEliminar
  49. No había pensado que se podía tener una obsesión por la comida sana, la verdad sea dicha. Me parece curiosa la palabra, sin embargo me parece genial que se reconozca y que algo podamos hacer para trabajar en este desorden que puede afectar mucho nuestra vida. Así que simplemente a tener cuidado, leer un poco lo que menciona Caro y seguir aprendiendo para evitar problemas que realmente puedan afectar nuestra salud y vida :)

    ResponderEliminar
  50. Hola Carolina!!
    Es verdad que cada vez más nos preocupamos tanto de nuestro cuerpo como de nuestra salud, bienestar y alimentación, pero como bien dices, los extremos son malos y no debemos obsesionarnos intentando controlar todo en todo momento. Lo primero porque dejaríamos de disfrutar de la comida y también porque si comemos fuera de casa es más difícil comer alimentos 100% saludables.
    No conocía la palabra ortorexia, ahora ya sé que se trata de un trastorno del comportamiento alimentario que se caracteriza por una obsesión enfermiza por consumir solamente alimentos considerados saludables y rechazar todos aquellos que no lo sean.
    Es una pena que el estar sano ha dejado de ser una objetivo natural para convertirse en todo un negocio.
    Para mí, comer está unido a salud pero también a felicidad y es muy importante disfrutar comiendo, eso sí, teniendo en cuenta qué es bueno y qué es malo para nuestro organismo. Y no pasa nada por pecar de vez en cuando.
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  51. Si es que todos los extremos son malos,como bien dices hay que defender siempre la comida sana pero también nutritiva.necesitamos una dita variada.que lastimica 😞

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!