SEMILLAS DE CHÍA

domingo, 11 de marzo de 2018


Las semillas de Chía son una enorme fuente de vitaminas y minerales y además poseen un agradable sabor (si no las habéis probado deciros que recuerdan a la nuez).

Hoy en día su consumo se ha disparado, ya sea para bajar o controlar el peso y apetito o "por estar a la moda", porque no sé vosotr@s, pero de un tiempo para aquí, no hay blogger entusiasta de la salud que no la haya introducido en su dieta y lo comparta en sus redes.

SEMILLAS DE CHÍA

Pero la verdad es que estas diminutas semillas, además de estar riquísimas y visualmente, desde mi punto de vista, son un complemento ideal para muchos manjares, son una gran fuente de propiedades y beneficios para nuestra salud.

Hoy os cuento algunas de ellas.

RICAS EN FIBRA

Para que os hagáis una idea, unos 28 gramos de semillas de chía tienen 11 gramos de fibra dietética, que es más o menos un tercio de la ingesta diaria recomendada para los adultos.

NOS AYUDAN A CONTROLAR LOS ANTOJOS

Al contener triptófano, un aminoácido que por ejemplo podemos encontrar en el pavo, nos ayuda a regular el apetito, el sueño y mejorar el estado de ánimo.

FUENTE DE OMEGA-3

Para los vegetarianos es importante controlar de dónde podemos adquirir los nutrientes que a priori  o más bien dicho, popularmente os proporcionan los animales en otros alimentos de origen vegetal.

Así pues, las semillas de chía están llenas de ácidos grasos omega-3, que os recuerdo que estas grasas son importantes para nuestra salud cerebral, tal y como os comenté en Súper alimentos para el cerebro.

RICAS EN CALCIO

Una porción de semillas de chía tiene un 18% de la ingesta recomendada diaria de calcio. Así pues su consumo nos ayudará a mantener los huesos fuertes y prevenir la osteopororis además de mantener una buena salud dental.

RICAS EN MAGNESIO

El magnesio es importantísimo para la salud de nuestros huesos además de ayudar a que nuestro cuerpo utilice otros nutrientes esenciales como la biotina y tiamina, entre otros.

Una porción de semillas de chía, siempre partiendo que una porción suelen ser 28 gramos, tiene un 30% de la ingesta recomendada de este mineral.

SEMILLAS DE CHÍA


RICAS EN FÓSFORO

En esta ocasión, una porción de semillas de chía nos proporcionan un 27% del consumo diario de fósforo recomendado.

El fósforo, entre otros, nos ayuda a mantener también los huesos y dientes sanos, además de ser indispensable para la síntesi de las proteínas para el crecimiento y la reparación celular y de tejidos.

RICAS EN PROTEÍNAS

Una porción de semillas de chía nos proporciona unos 4.4 gramos de proteínas, lo que viene a ser el 10% del valor diario.

Seas o no vegetariano, si quieres reducir el consumo de carne, las semillas de chía son una opción excelente. 

PARA LA SALUD DE NUESTRO CORAZÓN

Se ha demostrado que las semillas de chía ayudan a mejorar la presión arterial, además de aumentar el colesterol saludable mientras reducen el colesterol malo, LDL y los triglicéridos. 

SON DEPURATIVAS

Nos ayudan a eliminar líquidos y toxinas de nuestro cuerpo, a la vez que regulan la flora intestina y previenen la oxidación celular.

HIDRATAN

Pueden llegar a captar y retener 10 o 12 veces su peso en agua, por eso su ingesta nos ayudaran a mantener nuestro cuerpo hidratado.

ESTABILIZAN EL AZÚCAR EN SANGRE

Estas semillas ayudan a reducir las oscilaciones de glucosa en la sangre, gracias la fibra soluble que poseen, puesto que regula la velocidad a la que los hidratos de carbono complejos son digeridos y asimilados en el cuerpo, lo que implica también, altos niveles de energía estables.

NOS PROTEGEN DE LOS EFECTOS NOCIVOS DEL MEDIO AMBIENTE

Gracias a sus nutrientes ayuda a mejorar la salud de nuestra piel, crean una capa protectora contra los rayos solares y fortalecen nuestros pulmones.

SEMILLAS DE CHÍA
Y además...

No contienen gluten, tienen antioxidantes y triplican la cantidad de hierro que el de las espinacas.

Pero aunque las semillas de chía sean muy saludables debemos tener en cuenta algunos aspectos.

EFECTOS SECUNDARIOS Y CONTRAINDICACIONES

Si estás tomando medicación contra la hipertensión, es mejor que evites el consumo de semillas de chía puesto que éstas disminuyen la tensión arterial en nuestro cuerpo, así pues, unidas con la medicación pueden hacer que tu presión baje demasiado. No es necesario que diga que si tienes hipotensión mejor no tomarlas.

No son aptas para los que sufren diarreas ya que pueden agravar los síntomas puesto que poseen propiedades que aceleran el proceso digestivo.

Como os he comentado son muy ricas en fibra, así pues si padeces diverticulosis (aparición de pequeñas bolsas que se abultan en el colon o en el intestino grueso), descartadísimas.

Aunque no se ha demostrado que las semillas de chía de un modo directo causen alergias, sí que se ha comprobado que muchos de los casos de alérgicos a los frutos secos también lo son a la semillas de chía. Así que si eres alérgico a los frutos secos no está de más que solicites una prueba de alergia en tu centro médico.

Al igual que tener los niveles de azúcar muy elevados no es bueno, tampoco lo es tenerlos muy bajos, así pues las personas diabéticas deben tener cuidado si están consumiendo medicamentos para bajar la glucosa, puesto que podría perjudicar bajando excesivamente los niveles de azúcar en sangre.

CÓMO TOMARLA

Os dejo solo algunos ejemplos.

Mezcladas con agua

Las semillas de chía cuando se mezclan con líquidos, por ejemplo el agua, forman un gel por la cantidad de fibra soluble que contienen. Tomarlas así nos ayudará a sentirnos llenos durante más tiempo.

En ensaladas

Espolvorear las semillas en las ensaladas.

Con yougur

Agregar dos o tres cucharadas de semillas de chía.

Panes y pasteles

En postres se pueden utilizar par adar más volumen a la consistencia del mismo de un modo saludable, además, si eres vegano, las semillas de chía son un excelente sustituto del huevo.

SEMILLAS DE CHÍA


OTROS USOS

Con las semillas de chía también podemos realizar un exfoliante corporal. Bastará con mezclar 1/4 de taza de aceite de coco, 1 cucharada de limón, y 1 cucharada de semillas de chía. Humedecer previamente la piel y aplicar el exfolinate en movimientos circulares, dejar unos minutos y retirar con un paño mojado o con agua directamente. La mezcla debes guardarla en  la nevera no más de 3 o 5 días.

Como habéis podido ver, las semillas de chía tienen grandes propiedades y usos, pero no todo es oro lo que reluce, así que tendremos que tener en cuenta, como siempre las contraindicaciones y mentalizarnos que en términos generales aunque muchos alimentos son beneficiosos para nuestra salud, no existe una relación directa entre dosi-beneficios. Es decir, no porque consumamos grandes cantidades por ejemplo de estas semillas nuestra salud será de hierro, al contrario, como os vengo diciendo siempre, ningún alimento en exceso es bueno.

Así pues, tómalas con moderación dentro de una dieta equilibrada.

Y tú, ¿consumes semillas de chía? ¿Cómo las tomas? Espero que me lo cuentes en los comentarios.

¡Un saludo maj@s!
Image and video hosting by TinyPic

24 comentarios:

  1. Tanto oir hablar de ellas tenía que probarlas. El año pasado de vez en cuando las añadía a los cereales del desayuno, aunque no me acabé de acostumbrar y me terminé olvidando de ellas XD
    Después de leer tu post creo que les voy a dar otra oportunidad :)
    Besoos!

    ResponderEliminar
  2. En casa tomamos la chia, en yogures, jugos, y a las ensaladas les añadimos chia. Hubo un tiempo que la tomaba en ayunas preparadas en un vaso de agua tibia con medio limón exprimido, ésto ayuda mucho a depurar el organismo, a parte del gran aporte en calcio, me daba energías, y sobre todo me saciaba,,son muchos sus beneficios. Como exfoliante no lo he probado. Mi abuela lo toma desde hace mucho años, tiene 85 años y lo toma en las comidas, al igual que la Moringa India y Noni y ni una sola arruga en la cara,,,y una vitalidad envidiable..

    ResponderEliminar
  3. Hola carolina!!!
    Creo que a estas alturas, todos sabemos bastante sobre la Chía, porque, como tú dices, está muy de moda pero lo que más me ha gustado de tu artículo es que has puesto todas sus propiedades y las contraindicaciones que me parece fundamental para un consumo sano y responsable de cualquier alimento o suplemento.
    La verdad es que no esperaba menos de ti porque siempre te esfuerzas en poner información muy detallada y veraz, bss

    ResponderEliminar
  4. He escuchado mucho sobre ella y creo que en alguna ocasión la he probado y no me gustó, tengo la impresión que es un poco... viscosa? Pero tampoco sabía que tenía tantos beneficios. Normalmente veo que la recomiendan para bajar de peso, pero ahora que mencionas que además tiene omega 3, calcio y proteínas consideraré seriamente incluirla en mi dieta porque soy vegetariana y además le he bajado a los lácteos. Gracias por todos los datos que nos proporcionas :)

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Había oído hablar de las semillas de Chía pero no sabia que tenia tantas propiedades para la salud y que es rica en omega 3 . Desconocía las contradicciones que tiene ya que muchas veces pensamos que por ser un producto natural carece de ellas. Muchas gracias por el post

    Bss

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosa, bonito post. La verdad es que no sabia la mayoría de todo eso, gracias por compartir, me va a venir genial y ahora que nos viene el colorcito a mi me gusta mucho hacer batidos. Me ha encantado el post-

    ResponderEliminar
  7. Hace unos años la consumía mas seguido, pero últimamente ya no veo mucha chía en el mercado, yo la combinaba con yogurt, me sorprende la cantidad de calcio que podemos encontrar en estas semillas, que como bien dices hubo un tiempo que eran un boom en las redes sociales.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que las consumo muy a menudo, me encantan y son súper ricas y como ya nos lo contaste demasiado saludables, de vez en cuando me preparo un pudín de chía para el desayuno, es muy fácil de preparar, solo necesitas avena integral, yogur tipo griego, chía, miel de abeja y tus frutas favoritas, con la avena ya remojada y lavada, previamente revuelves unos minutos antes 1 cda grande de chía con el yogurt y al final mezclas todo y listo, también me encanta ponerle estas semillitas a la salsa de tomate natural para la pasta, gracias por tan valiosa información, saludos guapa!

    ResponderEliminar
  9. Wow! Sirven para un montón de cosas! ^_^
    Había escuchado hablar de ellas y también, como bien dices,las había visto en mil fotos de bloggers, jeje.
    Pero no sabía exactamente, que beneficios tenían, y tienen un montón. Las he visto en Mercadona, creo que me pasaré esta tarde y compraré una bolsita a ver que tal. Intentaré no abusar mucho por el tema del azúcar, para que no me dé un bajonazo, jeje.
    Gracias por enseñarnos acerca de estas semillas.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Hola! No conocía eso de la mascarilla facial pero me lo voy a anotar! Soy vegetariana y conocí estas semillas por el tema del Omega-3 y la verdad que hice de todo con ellas, no me pueden faltar en casa. Un beso y gracias por compartir esto!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola guapa!
    Es verdad que he notado últimamente que las semillas de Chía se han puesto de moda, aparecen por todos lados pero aún no las he probado.
    Después de leerte lo voy a hacer sí o sí.
    Que tengan un sabor a nuez o similar es un punto a favor, mucho mejor tomar un alimento con un agradable sabor!
    Tiene muchas propiedades interesantísimas, como que son ricas en fibra. Muy importante el Omega-3 que contienen, buenísimo para el cerebro. Me gusta que sirvan para eliminar toxinas y me ha llamado la atención que protejan la piel contra el sol... Para verano más que nunca tendré que tomar semillas de chía que junto con el protector solar de playa, creo que iré bien protegida!
    Me las tomaré en ensaladas, soy muy de ensaladas, y en yogur también. Debe estar muy rico en yogur sabiendo a nueces.
    Y además sirve para exfoliante corporal, qué completo!
    Sin duda ahora tengo suficientes motivos para empezar a tomarlas.
    Gracias por la información! Es muy completa y detallada.
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Pues las he visto en muchos sitios, he oído hablar de ellas y la verdad es que no me habían llamado la atención (me recuerda un poco a aquel boom que hubo con las bayas de goji). Yo tengo la tensión alta y tomo medicación, así que por lo que veo no me conviene pero tal vez las pruebe con un poquito de moderación. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Hola guapísima,

    la verdad es que la chia es algo que últimamente tengo siempre en casa y es que, aunque ya sabía alguna cosina, este post me ha terminado de profundizar detalles que me convencen aun más para ya no quitarla de mis básicos.

    Te reconozco, que al principio la notaba rarina, diferente, pero ahora me encanta jejej. Gran post, como siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa. Muchísimas gracias por este post sobre las semillas de Chía, no conocía toda esta información y me viene de perlas porque tenía pensado comprarlas para añadirlas al yogur. Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola!! Me encanta tu post, te lo vuelvo a repetir. Lo he releído otra vez para ser el doble de consciente de lo buenas que son estas semillas de Chía. Gracias a ti las he descubierto y me parecen un imprescindible.

    ResponderEliminar
  16. Te cuento que yo hago un pudín de chica con leche de almendras y canela, encima le pongo frutas que me provoquen y me encanta, para mi es la forma más agradable de comerlas porque ni se sienten!

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa, ni te imaginas lo mucho que me gustan este tipo de post en los que siempre explicas las propiedades de alimentos o complementos pero también los posibles inconvenientes, etc. He leído bastante acerca de estas semillas pero si te digo la verdad aún no las he probado ya que en mi dieta no las incluyen y no soy amiga de las modas jajaja tampoco en alimentación pero bueno, quizás les de una oportunidad más adelante.. muaksss

    ResponderEliminar
  18. Sabes, en mi casa recientemente mi padre compró semillas de chía, y las usa para ponerle a sus licuados, dice que son muy buenas y sí he leído sobre sus beneficios pero todavía no me animo a probarlas, la verdad las semillas y yo no somos tan buenos amigos :( gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa
    Bueno, pues yo vengo a confesar que me compre un paquete de semillas de chía por moda, si todo el mundo las tomaba es porque serían el nova más.
    por supuesto, ahi sigue el paquete en el armario jaja
    Aunque claro, ahora leyendo todos los beneficios pues me das ganas de darles una oportunidad. Sobretodo que refuercen nuestro cuerpo en cuanto a magnesio me viene genial
    Y las ideas que nos das para tomar chía son super útiles!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Un post muy completo sobre una semilla que, como bien dices, está de moda. Me gusta cómo explicas sus propiedades y usos, de forma clara y amena.
    Me reconozco entusiasta de esta pequeña semilla; la uso mezclada con yogures, en ensalada y en zumos. Pero aun no la he incluido en ninguna receta en mi blog.

    ResponderEliminar
  21. ¿Te puedes creer que no he probado la chia? Porque si dices que saben más o menos a nueces lo recordaría jaja He visto por IG que los americanos están un poco obsesionados con ponerla en muchos de sus platos, tipo la segunda foto y a simple vista muy apetecible no parece. Pero tendré que animarme por todos los beneficios que nos has contado, bss!

    ResponderEliminar
  22. Todavía no las he probado y he estado muchas veces a punto de comprarlas, seguro que cualquier día las pruebo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Me he quedado sorprendida con las propiedades que tiene esta semilla, habia escuchado de ella pero no conocía lo benéfica que es, estoy super encantada porque una de las cosas que nos ayudan en la dieta es no picar entre comidas y se hace mucho a causa de la ansiedad pero si está semilla da esa sensación de llanura lo máximo, gracias por explicarnos paso a paso el uso y beneficios de esta semilla una maravilla que se pueda usar también como exfoliante super recomendada

    ResponderEliminar
  24. Hola!! Pues mira yo hace muchos años que tomaba las semillas de chía. Me las ponía en una buena taza de leche y las dejaba reposar y me las comía. Me encantaba. Lo había siempre que iba a entrenar que eran casitodos los días jeje. Ahora hace tiempo que no tomo, pero si que es verdad que un chute de energía no me vendría mal además de por todas las propiedades que tiene. Y mira me apunto la idea de cómo exfoliante que me ha parecido fantástica.

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!