TIPOS DE MASCARILLAS FACIALES

domingo, 20 de septiembre de 2020


Sin duda, uno de los productos que ha revolucionado la cosmética de todas las épocas, han sido las mascarillas faciales, ya que nos permiten que la salud de nuestra piel del rostro mejore.

TIPOS DE MASCARILLAS FACIALES

Cierto es que en el blog os he hablado ya de las mascarillas en muchos posts, como en el de las mascarillas faciales caseras según vuestro tipo de piel (versión mujer, versión hombre) e incluso os he hecho muchas reseñas de mascarillas en concreto, que las podéis consultar poniendo en el buscador la palabra "mascarilla", y os van a salir todas, todas todas.

Pero me he dado cuenta que no os he hablado de los diferentes tipos de mascarillas faciales que podemos encontrar en el mercado, y es por ello que hoy me he animado a haceros esta pequeña recopilación.

Antes de ponerme en materia, aunque intuyo que de sobra sabréis a estas alturas lo qué es una mascarilla facial, e inclusive mucho más que yo, a modo resumen podria decirse que son productos cosméticos de textura normalmente cremosa o pastosa, que se aplican sobre el rostro puntualmente, con el objetivo de poder mejorar el estado de la salud de nuestra piel.

Y que para que sean efectivas por lo general necesitan permanecer unos minutos aplicadas formando una máscara o capa para así poder realizar el efecto por lo que están destinadas (normalmente limpiador o reparador).

Sobre sus componentes, sería abrir un auténtico melón, ya que dependerán del tipo de mascarillas, sus funciones o tipo de piel. Por ello, podemos encontrarlas formadas por minerales o productos orgánicos vegetales.

Y ahora sí, vamos a ponernos de lleno con los tipos de mascarillas faciales que existen en la actualidad.

TIPOS DE MASCARILLAS FACIALES

Cuando nos ponemos a decidir cuál es la mascarilla que puede irnos mejor, el factor que vamos a tener en cuenta siempre va a ser nuestro tipo de piel, más allá de los resultados que queramos obtener con ellas.

MASCARILLAS DE ARCILLA

Creo que no es un secreto que el componente de esta mascarilla será, la arcilla, pero no debemos olvidar que existen diferentes tipos de arcilla, y aunque las más empleadas suelen ser la arcilla roja y el caolín (o arcilla blanca), cada una de ellas tienen sus propiedades. Siendo las más conocidas:

Arcilla blanca (caolín): se aconseja para pieles sensibles y secas, y aporta propiedades desinfectantes, desintoxicantes, antii-nflamatorias, depurativas, calmantes y descongestionantes.

Arcilla verde: ideal para pieles grasas, ya que gracias a su aporte de minerales, como el magnesio, elimina el exceso de grasa. Posee además poder antibacteriano, desintoxicante, ayuda a depurar las capas más profundas de nuestra piel y ayuda a reducir el dolor.

MASCARILLAS DE ARCILLA


Arcilla roja: también indicada para pieles sensibles, es rica en óxidos e hidróxidos de hierro, por lo que nos ayuda a aumentar el riego sanguíneo, estimulando a la vez el riego linfático y posee un alto poder depurativo.

Arcilla de Rassoul (arcilla roja de marruecos): posee un color entre gris y rosa, y sirve para nutrir diversos tipos de piel. Entre sus propiedades encontramos que previene el envejecimineto y las manchas, a la vez que aporta luminosidad. 

Arcilla amarilla: posee óxido de hierro férrico (xantosiderita), que es lo que le da ese color tan particular (amarillo). Es una arcilla suave, por lo que es adecuada par todo tipo de pieles, incluyendo las sensibles y secas. Nos proporciona una limpieza con profundidad a la vez que, aporta luminosidad y un efecto saludable de nuestra piel.

Arcilla rosa: quizás sea la menos conocida, pero no por ello la que menos propiedades posea. Está compuesto por 3/4 de arcilla blanca y 1/4 roja, por lo que es ideal para pieles más sensibles. Posee propiedades purificantes y revitalizantes.

Arcilla violeta: y si poco es conocida la rosa, menos lo es la violeta, y existir, existe. Es una arcilla que está compuesta por arcilla blanca y un pigmento natural que proviene del magnesio. Entre sus propiedades destacan, gran efecto limpiador y purificante, regula el exceso de sebo al mismo tiempo que matifica e hidrata.

Pero por lo general, habrá particularidades que comparten todas las mascarillas, como el tiempo de aplicación, que suele ser de entre 15 y 20 minutos,  todas ellas poseen sales que estimulan la circulación sanguínea del rostro por lo cual hay un mayor aporte de nutrientes, absorben la grasa de la piel, tienen efecto revitalizante y exfoliantes, y nos limpian de impurezas y toxinas.

MASCARILLAS PEEL OFF 

Amadas por unos, odiadas por otros... Y yo admito que soy de las que le tiene un amor odio a las mascarillas peel off.

Si nos detenemos un momento a analizar su nombre, como podéis comprobar está en inglés, y peel off significa "retirar la piel", aunque obvio, no es exactamente eso, aunque algunas parece que sí lo hagan.

Pero no, una mascarilla peel off buena, es una especie de pasta que contiene ciertos ingredientes, tiene una textura gelatinosa que al aplicarse por la piel (a excepción del contorno de ojos y labios) y después de esperar un tiempo, va ir absorbiendo todas las impurezas. Mientras va pasando ese tiempo la mascarilla se va secando hasta que se forma una especie de máscara rígida.

Cuando ya ha pasado ese tiempo, se va a ir retirando poco a poco de abajo hacia arriba, como si fuese un film. y, en teoria, de una sola pieza.

Si seguimos hablando de una buena mascarilla peel off, no habrá dolor, y habrá ofrecido a nuestra piel cientos de beneficios, entre los que se encontraran, una limpieza profunda.

MASCARILLAS PEEL OFF


Sin embargo, y e aquí mi odio hacia ellas, es que se hizo tan popular esta mascarilla, siendo la más conocida la de carbón activo, sustancia valorada por su propiedad absorbente, muy buena en especial para las pieles grasas, con exceso de sebo o puntos negros, que se empezaron a comercializar en masa, y junto al carbón activo, añadieron otros ingredientes como el pegamento, sí lo que leéis, para así eliminar de un modo más eficaz las imperfecciones. Pero como podréis deducir, el pegamento es un ingrediente muy perjudicial, ya que además de eliminar las impurezas también contribuye a la eliminación de la primera capa de la piel, por lo que a pesar de ser "favorables" los resultados, su returada es una auténtica tortura, y obvio que a la larga eso nos causará que nuestra dermis se resienta.

Así pues, mascarillas peel off sí, siempre y cuando no lleven pegamento.

MASCATILLAS VELO O TISÚ

Sin duda, creo que son las mascarillas que con el paso de los años han ido ganando terreno a todas las dem-as, ya que son súper cómodas de utilizar y los resultados son más que excelentes.

Las mascarillas de velo o tisú, son máscaras de celulosa empapadas abundantemente con una loción, la cual contine principios activos que nos ofrecen un efecto positivo sobre la piel de nuestro rostro.

El tiempo de aplicación suele rondar los 15-20 minutos, y una vez pasados, se retira con mucha facilidad, y la loción que se queda sobre el rostro puede ser usada como una crema hasta que sea absorbida por completo.

MASCATILLAS VELO O TISÚ


¿Tipos de mascarillas de este estilo? ¡Muchísimos! Todo irá en función de los componentes que posean y su orientación, vamos, los resultados que se esperan.

Por lo general, entre los componentes que destacan encontramos el ácido hialurónico, el colágeno, vitaminas y minerales.

Los resultados que nos pueden ofrecer este tipo de mascarillas por lo general, se centran en, minimizar las arrugas, aporte de luminosidad, hidratación, incorporación de nutrientes y eliminar impurezas. 

MASCARILLAS DE BURBUJAS

Siendo quizás las mascarillas más peculiares y más jovenzuelas, éstas también pueden llegar a ofrecernos unos resultados muy interesantes para la salud de nuestra piel.

Teniendo una textura de mousse o de nube, su característica principal es que una vez aplicada, es que se forman una multitud de pequeñas burbujas, de aquí su nombre.

Y esta particularidad se debe a que las mascarillas de burbujas son un producto carbonatado, lo cual hace que una vez entran en contacto con el aire exterior de su recipiente se hinchen adoptando esta característica tan peculiar.

Los componentes base de este tipo de mascarillas suelen ser por lo general la arcilla y el carbón, los cuales puden ser combinados con té verde, elementos antioxidantes, nutrientes entre otros.

MASCARILLAS DE BURBUJAS
¿Pero esas burbujas hacen algo más que unas simples cosquillitas? Pues sí, ya que permiten que la piel del rostro se estimule y así favorece el proceso de aporte de nutrientes y de limpieza.

Además otro punto a favor, es que con el paso del tiempo no se endurece, por lo que cuando llega el momento de ser retirada, es una sensación muy cómoda y agradable.

Sobre el tiempo, poco que decir, porque cada mascarilla va a marcar su propio tempo, pero por lo general pierde ya efecto cuando notemos que ha dejado de burbujear.

MASCARILLAS EXFOLIANTES

Poco que decir sobre estas mascarillas, o al menos a lo que el nombre se refieren, porque como su nombre indica, están ideadas para exfoliar la piel, dejándola libre de impurezas y restos de piel muerta.

Lo que sí vamos a tener que tener en cuenta es que las mascarillas exfoliantes deben aplicarse con movimientos circulares, para que se active la circulación de la piel.

Por otro lado, el tiempo de aplicación, deberá ser menor que las mascarillas que por ejemplo hemos visto ya, ya que una vez terminado el masaje circulas, ya podrán ser retiradas.

MASCARILLAS EXFOLIANTES


Una cosa a tener en cuenta es que por lo general, este tipo de mascarillas nos dejen la piel un poco enrojecida debido a la acción de las partículas exfoliantes, pero, como he dicho, solo un poco. De lo contrario, vamos si os deja la piel muy roja, una de dos, o la mascarilla utilizada no se adapta a vuestro tipo de piel (ojo con eso) o os habéis pasado con el masaje (también prestar atención en ese aspecto).

MASCARILLA DE ORO

Esta también ha sido una de las últimas tendencias de los últimos tiempos.

Las mascarillas de oro, como bien indica su nombre, poseen este material entre su composición, el cual nos ofrece un efecto beneficioso para combatir las arrugas, ofrecernos elasticidad y favorecer la regeneración celular. Y todo ello se debe a que el oro posee iones que permiten la estimulación de la renovación celular y mejora la circulación.

Por lo general, vienen acompañadas de componentes como, coenzima Q10, ácido hialurónico o agentes nutrientes e hidratantes.

MASCARILLA DE ORO


Su modo de empleo consiste en aplicar una capa fina que debe permanecer sobre la piel durante un tiempo determinado.

A destacar sobre este tipo de mascarillas. Son bastante caras, las cosas como sean, vamos que van a ser menos asequibles que las anteriores, y realmente las más, digamos lowcost, tampoco es que tengan nada que envidiarle.

MASCARILLAS MAGNÉTICAS

Estas son sin duda también, otro de los tipos de mascarillas que se salen, digamos, de lo habitual, ua que para retirarlas se emplea un imán.

Su aplicación, no tiene mucho misterio, ya que se aplica como cualquier otra mascarilla de tipo gel, pasta o mousse, ya que es una crema que se debe expandir por el rostro mediante una espátula.

MASCARILLAS MAGNÉTICAS


Tras, y por lo general, 10 minutos, se debe envolver el imán en un pañuelo, y acercarlo al rostro para que vaya atrayendo las partículas imantadas.

Normalmente deja un residuo en el rostro que podemos utilizar como si fuese una crema o loción hasta que quede totalmente absorbido.

Entre sus propiedades, y gracias a la interacción creada entre el imán y las partículas metálicas, es de anti-envejecimiento, como también ayudan a aumentar la luminosidad y realzar su firmeza.

MASCARILLAS EFECTO LIFTING

En este caso, nos saldremos un poco de patrón, puesto que las mascarillas efecto lifting, no se tratan de una mascarilla en forma de máscara, sino más bien de un tipo de producto que consiste en una serie de parches pensados para ser aplicados en zonas específícas del rostro.

Las zonas más comunies son, los párpados, la papada o los pómulos, y su función principal, es actuar como una especia de tratamiento anti-edad, aumentando la tersura de la piel.

MASCARILLAS EFECTO LIFTING


Vistos los diferentes tipos de mascarillas y partiendo de la tesitura de que, existen diferentes tipos de piel, como os he dicho al principio, deberemos saber identificar cuáles son las que se adaptan más a las características y necesidades de nuestra dermis.

TIPOS DE MASCARILLAS SEGÚN EL TU TIPO DE PIEL

Pieles secas: para este tipo de piel, la cual le falta hidratación muy acusada, deberemos recurrir a mascarillas hidratantes y nutritivas, ya que nos ayudarán a que el aspecto de la piel mejore, dejándolas suaves y tersas.

Pieles grasas: el exceso de grasa puede generar diferentes problemas en la piel, como puede ser la aparición de puntos negros o los dichosos brillos. Así que para este tipo de piel las mascarillas purificadoras ayudarán a regular el exceso de grasa, limpiar la piel y eliminar los puntos negros.

Pieles sensibles: para este tipo de piel sin duda debemos tener en cuenta que la mascarilla elegida no contenga productos agresivos, y por contra sí calmantes.

No debemos olvidar que por norma general, aunque la piel del rostro no tenga exceso de grasa, la zona T suele generar mayor cantidad de sebo.

Una vez ya vistas las diferentes mascarillas faciales por las cuales podemos optar, bueno es recordar los beneficios de las mascarillas faciales, en términos generales.

TIPOS DE MASCARILLAS FACIALES


BENEFICIOS DE LAS MASCARILLAS FACIALES

Hidratación: la hidratación de nuestra piel es algo fundamental para que ésta cuente con un estado de firmeza y tensión adecuado, por lo que, y por suerte, existen muchos productos, como las cremas faciales o lociones que nos la proporcionan. No obstante, las mascarillas faciales también cuentan con esta propiedad.

Limpieza: es sin duda uno de los efectos por los cuales empleamos este tipo de cosmético. La limpieza de la piel es fundamental para que goce de una buena salud, además de servir para eliminar los dichosos puntos negros.

Calmante: en muchísimas ocasiones, los agentes externos como el frío, el calor, el sol, viento o agua, pueden afectar al estado de la salud de la piel de nuestro rostro. Además de que hay muchos cosméticos que, y por desconocimiento, no son muy cuidadosos con nuestra dermis. En este sentido, las mascarillas faciales pueden jugar a nuestro favor y ofrecernos un efecto calmante y reparador en aquellos momentos en que nuestra piel esté irritada o haya sufrido cualquier tipo de problema.

Luminosidad: el aporte de oxígeno, más el efecto purificador y nutritivo de las mascarillas faciales, hace que nuestra piel luzca más radiante y luminosa.

Mejorar la acción de otros cosméticos: cuando no contamos con las condiciones adecuadas para cuidar nuestra piel y nos sumamos en la desesperación y aplicamos sobre ella cualquier otro producto cosmético, no va a ser todo lo efectivo que esperábamos. Así pues, las mascarillas, nos ofrecerán a cuidar nuestra piel y a que los productos que usamos para hacerlo, sean más efectivos.

Como veis, todo son ventajas ¡oigan!

Y llegado a este punto, y ya os pido disculpas, porque en esta ocasión quizá me he extendido un poco, tenemos que tener en cuenta que las mascarillas faciales si no se usan con cierta frecuencia, 1 o 2 veces por semana, aunque esto puede variar según el tipo de piel y época del año, tampoco son un producto milagro. Vamos, si la usas cada milenio, no te vas a poder beneficiar de todas sus bondades.

Otro tip a tener en cuenta, es que las mascarillas suelen tener mejor resultado cuando tenemos los poros del rostro abiertos, ya que así se facilita que el producto penetre y arrastre mejor las impurezas y toxinas.

Por otro lado, también deberíamos considerar el cuándo aplicarlas, puesto que a partir de las 9 de la noche es cuando la piel empieza su proceso de regeneración celular, y por consiguiente, cuando más efecto pueden hacer las mascarillas.

Y no olvidar que cuando vayamos a aplicar alguna mascarilla por primera vez, es recomendable aplicarla en alguna parte aislada del rostro para ver qué efecto tiene sobre la misma, vamos por si sufres de alguna reacción alérgica o otro tipo de problema.

Y ya sí, lo dejo por hoy.

Espero que este artículo, como siempre, os sea de utilidad, y como no, espero que en los comentarios me indiquéis qué mascarillas conocéis (si no las he nombrado) y cuáles son las que normalmente utilizáis.

¡Un saludo maj@s!

33 comentarios:

  1. Sabiamos que habia una gran variedad de mascarillas pero tantas faciales?? la verdad que nos ha sorprendido y un post muy completo para ver la gran variedad. Nos tocará decantarnos por una!

    ResponderEliminar
  2. Hola! de todas las mascarillas que mencionaste, me encantan mucho las de arcilla y las hidratantes. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola, pues me fue de mucha utilidad, pues algunas ventajas que indicas no las conocía, pero creo que las probé todas, excepto la mascarilla oro y la magnética pues no había oído hablar de ellas. Ahora estoy contenta con la mascarilla velo, voy probando unas y otras marcas y he encontrado muchas diferencias. Gracias por toda esta información. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Le tengo muchas ganas a la magnética, pero la que conozco sube como a 50 € y teniendo un montón para probar eso me echa para atrás, no te voy a mentir jajaja Siempre tengo mascarillas de arcilla en casa, pero va mezclada con otros ingredientes, no es pura. Y no hace tanto me he dado cuenta que también necesito hidratante, así que suelo usar una detrás de otra si en ese momento tengo de los dos tipos, para que me quede mejor la cara, bss!

    ResponderEliminar
  5. hola guapa, soy super fan de las mascarillas, jajaja, en serio me van genial, tu post esta muy bien y recopila todas las que hay, las he probado todas menos la magnética que me tira para atrás, no creo que sea muy natural. LAs de arcilla van estupendas, pero mis favoritas son las cremosas, tipo nivea, que son hidratantes o liftings, una maravilla.

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Jamas se me hubiese ocurrido que hubiese mascarillas magnéticas! me he quedado muy impresionada! yo suelo usar las de burbujas o de velo porque las demas sea del tipo que sea suele dejarme la cara excesivamente seca y con ronchones aunque si encontré una exfoliante que me deja la piel genial, está muy bien ver diferentes tipos de amscarillas

    ResponderEliminar
  7. He probado varios tipos de mascarillas de este listado las que tengo pendientes son la de oro y la magnética, si que despierta mi curiosidad, también quisiera probar la arcilla rosa, la verde la he probado con muy buenos resultados.

    ResponderEliminar
  8. Muy buen post ! Hiper completo sobre máscaras faciales! Ahora bien muchos hombres también nos estamos animando a usarlas . Así que lo tendré en cuenta saludos !!

    ResponderEliminar
  9. Hola, he quedado maravillada con tantas opciones se mascarillas que hay, no sabía que había tantas. Todas parecen ser muy buenas, claro con sus contra porque siempre hay algo que puede no gustarle a alguien por ejemplo para mí el pegamento de las de carbono, buscaría esa opción pero sin pegamento. Y las que más me gustaron fueron las de burbuja y la de oro 😍 Gracias por tan buena información.

    ResponderEliminar
  10. Con este artículo aprendimos mucho! Nunca pensamos que podía haber tantas mascarillas faciales y tan variadas. Nos sorprendió la mascarilla de burbujas, seguramente debe causar una sensación agradable y de cosquilleo.

    ResponderEliminar
  11. guauu chica que post tan completo!
    Te diría que las he probado todas (por ansia viva) pero NO. Las de oro y las magneticas a las que te confieso que les tengo muchísimas ganas no las he probado.
    Las peel off y las de burbujas son quizás las que menos me gustan. Las primeras porque me siento una pringada pasándolo fatal al retirarlas... y la de burbujas porque no se si fue mala suerte o qué pero entró en un ojo (y mira que lo puse lejos), eso empieza a crecer, crecer y crecer.. buff qué agobio! jajajaj Es para verme y reirte un rato en serio.
    Nunca dejo de aprender contigo y es todo un lujazo adquirir todos estos tips gracias a ti. Mil besazos guapísima!!

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa!! Me ha encantado tu post sobre los diferentes tipos de mascarillas, creo que me estoy quedando un poco atrasada con tanto tipo ya que algunas de las que nombras no tenia ni idea de ellas. Un Saludo!

    ResponderEliminar
  13. Me viene de perlas tus explicaciones porque ahora me ha dado por usar mascarillas faciales de distintos olores y tipos y no sé cual me viene bien para mi piel. Las estoy comprando aleatoriamente por el envoltorio. Me llevo anotada cuales tengo que usar para mi piel mixta.

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa!! Pues me confieso adicta a las mascarillas como muchas y muchos! Además es que es un producto que no sólo compro sino que encima uso! Me falta por probar la magnética pero todo se andará y no creo que tarde mucho en caer! Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo antes era adicta a las mascarillas, tanto por sus efectos como por tener ese ratito para mí. Pero ahora no acabo de sacar nunca el momento y leer tu post me ha hecho recordar que debería hacerlo cuando antes y quizás de paso me animé con la arcilla rosa, ya que deje de usarlas porque mi piel deshidratada se llevaba regular con ellas y esa podría funcionarme. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa! un post muy completo, yo uso muchos tipos de mascarilla, pero las que mas uso son las de formato tisu,las de burbujas tambien me gustan mucho y tengo varias y para los puntos negro de la nariz uso las de peel off y a mi me funcionan super bien, siempre que abra bien los poros antes claro. Besos

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola, Carolina!
    Me ha gustado el mucho el post porque soy adicta a las mascarillas, jajaja. Hasta ahora he utilizado de arcilla (me gustan mucho), peel off, quw que susto porque casi me quedo sin cejas, y de burburjas. Estas últimas han sido mi último descubrimiento y la verdad me han gustado bastante. Me quedo con la información de todas las demás que no las conocía.
    Un besote!! ^,^!!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  18. Adoro el momento de usar una mascarilla facial. Las magnéticas no las he usado nunca, me has creado mucha curiosidad y de las demás me gustan todas menos las peel off que me irritan mucho la piel.

    ResponderEliminar
  19. Holaaa!! Pues no sabes lo que me ha gustado tu entrada de hoy, porque lees sobre le tema por aquí..y por allá pero realmente nunca la información que necesito contada de manera sencilla y directa para torpecillas como yo. :D

    ResponderEliminar
  20. Ohhh impresionante el despliegue de información, algunas no las conocía como la mascarilla violeta que ne ha sorprendido bastante. Yo personalmente nunca he utilizado mascarillas de barro a pesar de que se hablan muy bien de ellas, quizas por miedo al tener una piel tan sensible. Pero después de leerte puede que me dedique este tiempo.

    ResponderEliminar
  21. Hola!
    a veces alucino de que esté en este mundo y no me entere ni de la mitad de las cosas que hay a mi alrededor. Incluyo a las mascarillas en el lote, por supuesto, porque conocía las de tissú y las de arcilla y para de contar.
    La de oro y las magnéticas me han dejado así O.o pero sigo siendo muy clásica y me decantaría por una de arcilla verde o roja (mi piel facial es grasa y sensible...) o por una de tisú y andando.
    Y bueno, ya con lo del pegamento he alucinado, anda que no hay que tener cuidado leyendo y releyendo información sobre ingredientes en cualquier cosa que nos queramos echar.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  22. Hola!
    Madre mía del amor hermoso la de tipos de mascarillas que hay, yo tengo unas cuantas pero me he quedado alucinada. La verdad que hay para todo tipo de gustos y bueno de necesidades porque si es cierto que según como tengamos cada día la piel podemos usar una cosa u otra o según lo que queramos si limpiar, hidratar... Ya te digo que curioso arcilla violeta. Yo también soy de las de amor odio por las de peel off jje pero si quiero limpieza profunda aunque hay algunas que irritan,peri por suerte no me ha pasado más que una vez. Las de velo o tisu me resultan muy refrescantes y agradables. Las de burbujas me hacen cosquillas jeje. Las que si que me crean mogollón de curiosidad son las magnéticas e, tengo que probarlas. Como siempre una entrada súper completa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Hola Carolina!
    Nos has dejado todo un tratado sobre las mascarillas. Yo no suelo usarlas demasiado porque tengo un tipo de piel sensible que por un lado no requiere de grandes alardes y por otro, no me suelo explayar en este tipo de cuidados.
    Hoy en día hay más productos y edcuados para todo tipo de pieles, no es como en mi época juvenil. Pero reconozco que no tengo mucha idea de cómo y qué usar. Después de tu post ya lo tengo algo más claro y seguro buscaré algo que me vaya bien. Solo una pregunta ¿Qué pasa con las pieles mixtas? Esas que por unas zonas son más grasas que por otras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Hola guapa
    Que bien me viene este post! Desde hace un tiempo me he aficionado a usar mascarillas pero había algunas que no conocía!
    Por ejemplo, suelo usar bastantes mascarillas de arcilla pero la rosa y la violeta no las conocía, y ahora tengo curiosidad por probarlas
    Eso si, las que mas uso son las tisu porque son las que mas comodas me resultan a la hora de usarlas
    De oro probé una solo una vez y me gustó mucho, eso si, fue en un centro profesional :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  25. Hola.
    Que me gusta una mascarilla, no sé como tardé tanto en descubrirlas y ahora ya no puedo vivir sin ellas ni pasar una semana sin ponerme ninguna. Las de arcilla he probado la verde, la rosa y la rassoul. Las peel off no las aguanto, se me va la vida cuando tengo que tirar de ellas jijiji. Las tisú me sacan de muchos apuros, sobre todo entre semana que no tengo tiempo para nada. Las de burbujas y las exfoliantes son las que más me gustan, me dan más sensación de limpieza, hidratación y luminosidad. Las otras tres no las he probado. Gracias por toda la información.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. La verdad es que un buen articulo informando de todos los tipos de mascarillas que pueden ir acordes a nuestro tipo de piel o que es lo que necesitamos en ese momento. En mi caso que mi piel es normal tirando a mixta en la zona T, utilizo mucho de tisu y una vez por semana, en la zona tiro mucho de carbón activo sin pegamentos para no estropear la piel. Como siempre tus posts son geniales. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  27. La verdad es que un buen articulo informando de todos los tipos de mascarillas que pueden ir acordes a nuestro tipo de piel o que es lo que necesitamos en ese momento. En mi caso que mi piel es normal tirando a mixta en la zona T, utilizo mucho de tisu y una vez por semana, en la zona tiro mucho de carbón activo sin pegamentos para no estropear la piel. Como siempre tus posts son geniales. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  28. wow! excelente trabajo y qué bien explicado todo! la verdad es que yo soy muy de mascarillas pero generalmente utilizo las de FOREO UFO que van combinadas con luz led o las que tengo por casa, que me envían y tal, dependiendo un poco de las necesidades de mi piel o las carencias qeu sienta en ese momento jejeje

    ResponderEliminar
  29. Me encantan las mascarillas, he probado varias de las que cuentas, sino de mis favoritas son las de arcilla verde, por el efecto purifícante en mi piel de luminosidad, reconozco que hace tiempo que no me aplico mi mascarilla en mi piel está echando de menos, gracias por la inspiración y por compartir tanta información de valor

    ResponderEliminar
  30. Amo cuidar mi rostro con una mascarilla, suelo usar de arcilla y me encanta el resultado. La mascarillas de velo no veo cambio o no siento ninguna sensación diferente cuando lo he usado. La mascarilla de oro me encantaría probarlo, me ha dado curiosidad, no tenía idea.

    ResponderEliminar
  31. Holaaaaaaaaaaaa!
    Menuda entrada tan bien explicada, detallada de a quién va destinada la mascarilla y sus funciones.
    La verdad es que las mascarillas que suelo usar las típicas que son de papel y el producto viene impregnado, porque me son más cómodas y menos pringosas jajaja
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  32. Interesante, no sabía que había tantos tipos de mascarilla, me viene fenomenal, admito que hace bien poco comencé a usarlas y quedé encantada, así que repetiré. Me ha entrado curiosidad por probar la de arcilla y la de oro y magnética, pintan bien,

    ResponderEliminar
  33. Hola!! Muchas gracias por este post, tan detallado y con tanta información!! Soy fan de las mascarillas aunque debo de admitir que aun me quedan algunas para probar, porque soy aun más fan de coleccionar las... voy a ponerme una ahora mismo!!

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!