COMPRA A GRANEL

domingo, 25 de abril de 2021

Houston, tenemos un problema.

COMPRAR A GRANEL

Es una realidad latente, se genera una enorme cantidad de plástico en forma de envoltorios y envases de un solo uso que ocupan la mayor parte de las estanterías de muchos establecimientos y en consecuencia las de nuestros hogares.

Así que hoy os hablo de una alternativa de consumo responsable que mira hacia el pasado para poder asegurarnos un futuro, la compra a granel.

Si lleváis tiempo por aquí, sabréis que llevo años ya no solo intentando llevar una vida lo más ecofriendly posible, sino que además os voy mostrando ideas para que poco a poco, aunque sea con pequeñas cosas, vosotr@s también podáis aportar vuestro granito de arena y que podamos lograr ser una sociedad más sostenible.

Cuando me puse manos a la obra a reducir los desechos de plástico y basura que iba generando en el día a día, tuve un especie de revelación. Si comprava productos tales como, y por citaros algún ejemplo, garbanzos secos envasados y luego los pasaba a un frasco de cristal (manías que tiene una), ¿por qué no comprar esos mismos garbanzos a peso? Así podría evitar ese desecho plástico del envase.

Aunque siendo realista, porque ya sabéis que me gusta tocar con los pies en el suelo, hoy en día tal y cómo está enfocado el consumo, aun no es posible que podamos prescindir del todo de ciertos plásticos, porque no existe un material sostenible al 100% que conserve algunos alimentos tan bien como lo hace el dichoso plástico. Y eso quizás os haga pensar que si antaño sí podían prescindir de él, ¿por qué ahora no? Sencillamente porque nuestros hábitos han cambiado. Antes los alimentos pasaban muy poco tiempo en la tienda, ya que era el único formato en que se ofertaban, por no hablar de que tampoco había una globalización tan desmesurada como ahora, en la que nos vemos obligados a envasar muchos productos en plásticos para asegurar que la mercancía esté en perfecto estado durante los largos periodos de almacenaje mientras son transportados. Y como no, el hecho de que haya mucha más oferta y variedad, implica que al haber muchas más opciones de productos, más tarde en salir el stock, así que el tipo de envasado es indispensable para evitar el desperdicio alimentario.

COMPRA A GRANEL


Pero bueno, no me achanté, y me puse a indagar sobre establecimientos que ofrecían ese tipo de productos, y no sabéis cómo me alegré al descubrir que, aunque no son muy abundantes por desgracia, tengo bastantes opciones cerca de mi domicilio.

¿Y con qué me topé al empezar con esta práctica? Con una de las partes más bonitas de la vida ecofriendly, y ya no solo hablo de los beneficios medio ambientales y económicos, sino también a los sociales, y fomentar los valores como el altruismo. El poder lograr que nuestros actos no solo sean egoístas e individualizados, si no que nuestro consumo pueda englobar el bienestar y beneficio de todas las partes implicadas, incluyendo, como no, nuestra madre Tierra.

Per ¿qué es la compra a granel? Es aquella adquisición de productos, en que el cosumidor@ lleva el envase, generalmente reutilizable, con el que se llevará el producto, haciendo así que los envases de un solo uso se vuelvan innecesarios, y por consiguiente, no generemos desechos de esa índole.

Pero hay muchísimos beneficios más, los cuales te voy a resumir ahora mismo.

BENEFICIOS

Reducción de los envases y paquetes.  Teniendo en cuenta que hasta 4 de cada 6 unidades de plástico que se generan en nuestro planeta son transformados en envases, si eliminamos gran cantidad de los mismos, van a convertirse en innecesarios y por consiguiente, no generaremos desechos. 

Reducción de la contaminación.  Y ya no solo por el hecho de generar menos basura plástica, sino porque además, como las tiendas y establecimientos que compran el producto a granel, lo hacen en cantidades considerables haciendo que se ahorren costes ya no solo del envasado sino también del transporte. Así se reducen los niveles residuales y de contaminación. 

Apoyar al comercio de proximidad y local. Este tipo de establecimientos, suelen ser tiendas de barrio o paradas del mercado, por consiguiente, fomentamos también el comercio de proximidad, la diversidad comercial de nuestros barrios y la economía local. 

Compramos lo que necesitamos/deseamos. ¿Cuántas veces hemos comprado más de lo que necesitamos en realidad? Creo que si analizamos nuestra cesta de la compra, más de 50% de los productos, traen más cantidad de la que realmente queríamos adquirir. Así que la compra a granel, nos permite comprar una cantidad exacta y evitar el despilfarro.

Ganar salud. Aunque no pongo la mano en el fuego por nada ni por nadie, los productos que normalmente se ofertan en tiendas a granel, suelen ser ecológicos, de gran calidad, producidos por proveedores locales que trabajan con procedimientos no agresivos sobre el medio natural.

Nos permite llevar una dieta más variada. Quizás suene un poco raro, pero el hecho de no tener límite en las cantidades o autolimitarnos en lo que queremos adquirir, nos va a permitir probar nuevos alimentos y por consiguiente llevar una dieta más rica y diversa.

Puedes ver lo que compras. Al no haber ninguna barrera podemos ver lo que compramos y comprobar el estado y la calidad del producto.

Menos costes, más ahorro.  Al tratarse de productos sin ningún envase individualizado, se ahorran los costes tanto de diseño como de fabricación de packaging y también el proceso de envasado. Así se acorta la cadena de distribución, y en consecuencia, no se van acumulando euros y euros por el camino (del productor hasta la tienda). 

Embellece tu cocina Lo sé, quizás sea una tontería, pero personalmente me encantan las cocinas llenas de tarros de vidrio que te permiten ver los alimentos. Vamos, no me diréis que no luce mejor que decenas de paquetes a medio terminar. 

Pero ¡ojo!, que estoy enfocando el post, y ahora me estoy dando cuenta, solo para los productos de alimentación, pero no se limita solamente a ellos, también se aplica a productos de limpieza de hogar, higiene, e incluso, de cosmética ecológica.

COMPRA A GRANEL


¿CÓMO PUEDO COMPRAR A GRANEL?

Para poder poner en práctica la compra a granel, solo necesitarás: bolsas, sacos o recipientes reutilizables, donde poder transportar o guardar los productos que adquieras. Por ejemplo, bolsas de tela, o de malla, frascos de cristal, etc. Muchos de ellos puedes adquirirlos en los establecimientos.

¿DÓNDE COMPRAR A GRANEL?

Por suerte, y como os he comentado después de hacer mi investigación, a lo Sherlok Holmes, están surgiendo muchos comercios que ofrecen productos en sacos o dispensadores en vez de hacerlo envasados o envuelto, además de las pequeñas tiendas de barrio y mercados. Y también, y aunque confieso que no sea mi primera opción, podemos encontrar ya online alguna que otra tienda.

Pero si os da pereza poneros a indagar, he encontrado este buscador que os puede facilitar la labor, Tiendas a granel.

¿SON SEGUROS?

Imagino que much@s de vosotr@s, pese a que después de leerme (o eso espero), os hayáis concienciado ya de los innumerables beneficios de esta práctica tanto para el medio ambiente, nuestros bolsillos y salud, quizás seáis un poco reacios a dar este paso por miedo a la seguridad de los productos. 

Y os entiendo, porque es absolutamente comprensible que os surjan dudas como: ¿dónde está la fecha de caducidad? ¿Y sus contraindicaciones? ¿Las tiendas ofrecen las mismas garantías de higiene que los supermercados?

Pero después de informarme bien, puedo decir que compara a granel es igual de seguro que comprar productos envasados, ya que están obligados a cumplir con el reglamento técnico-sanitario del comercio minorista y, en concreto, el específico de la venta a granel.

Esta normativa obliga a ofrecer, por ejemplo, los productos alimenticios en estanterías o vitrinas lejos del suelo. Además, tienen la obligatoriedad de conservar hasta el final de la venta todos los sacos de todos y cada uno de los productos expuestos, en los que debe figurar la información y número de lote, además del año de partida del envasado. 

También se les obliga a disponer de un utensilio específico para no mezclarlos entre ellos. 

Por otro lado, dicha normativa específica sobre la venta a granel, también regula la información alimentara sobre la presencia de ingredientes que causan alergias e intolerancias. Por lo que, y como os comentaré más adelante, debemos preguntar siempre sobre la composición de los productos.

COMPRA A GRANEL


Eso sí, siempre es recomendable seguir algunas precauciones:

Asegurarnos de que las bolsas de tela, sacos y envases de vidrio que utilicemos para hacer la compra estén limpios y secos.

Si compramos un producto a granel procesado, como puede ser la mermelada, tenemos que preguntar cuál es su fecha preferente de consumo y apuntar la fecha en una etiqueta. 

Para los productos de larga duración, como las legumbres o pasas, apunta en una etiqueta la fecha cuando los compraste y el tiempo que tienes para consumirlos.

Y si tenemos algún tipo de alergia o si se es celíaco y se compran productos procesados a granel, se debe preguntar los ingredientes de dicho producto para asegurar que no haya contradicciones. 

En definitiva, debemos pedir la ficha técnica del producto, con su denominación, lista de ingredientes si los hubiera, identificación de alérgenos y el lote entre otras cosas.

Pues bien, creo que después de la información que os brindo en este artículo, las razones sobran y las excusas se vuelven chiquitinas, aunque claro está, eso ya depende de cada un@.

Como os he dicho al inicio del post, tenemos que empezar a mirar por nuestro futuro y, tal y como siempre os repito, cada pequeño pasito es todo un logro. 

No es necesario hacerlo todo de golpe, pero por mi experiencia os digo que cada cambio, por muy chiquitín que sea, os va a impulsar a aprender y mejorar vuestras acciones diarias. Eso sí, como todo aprendizaje, habrán errores y frustraciones por el camino, pero que eso no nos haga decaer, porque tropezar es una forma de coger impulso.

¡Un saludo maj@s!


16 comentarios:

  1. El problema esta en que no hay supermercados donde vendan al granel, yo solo conozco alcampo y me coge bastante lejos, yo también aporto mi granito de arena reciclando y reduciendo mucho el consumo pero si que es verdad que nos queda muchísimo para concienciarnos

    ResponderEliminar
  2. hola Carol!
    qué razón llevas la verdad, me pongo a pensar las bolsas que podemos bajar de reciclado de plástico y es una burrada lo que puede llegar a salir. es cierto, nuestros hábitos han cambiado, vamos todo el día corriendo, a lo rápido y fácil y alfinal miras la cantidad de productos con plástico y es una pasada. lo de a granel me ha parecido muy buena idea la que comentas porque es cierto que muchas veces luego lo pasamos a un frasco de cristal. yo tuve una temporada que en vez de comprar yogures los hacía yo... luego en los sitios pequeños no suele haber muchos establecimientos que ayuden a ello... pues si cierto es que muchas veces hemos comprado más de lo que necesitamos doy fe y con ello para gastarlo tardamos más e igual variamos menos. así que voy a seguir tus consejos.
    besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa
    Llevo un tiempo dándole vueltas a cambiar mi forma de comprar y adaptarla a algo mejor, en todos los sentidos. Y después de leer todos los beneficios que tiene comprar a granel creo que ya estoy tardando
    Me gusta que sea mejor para el mundo y que además fomente el negocio local, y además se que supondría una mejora considerable en mi dieta porque este tipo de comida es mucho más sana de lo que suelo comer
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Hola...
    Definitivamente los beneficios de comprar a granel son bastantes y gracias por recordarnoslos.
    Lo que sucede es que eso de estar llevando envases la verdad es fastidioso pero como necesitamos ser altruistas debemos dejar la pereza.

    Ebtinces, creo que si es una buena forma de aportar y ayudar al medio ambiente lastima que como bien decís es imposible evitar totalmente productos envasados pero esa opcion es una buena medida y alternativa para no hacer tan excesivo este uso que tanto contamina.
    Gracias por la sugerencia. Saludos. .

    ResponderEliminar
  5. Hola, ojalá existiesen mas establecimientos de venta a granel, yo me acuerdo cuando era pequeña que todo se compraba a granel, el aceite, las legumbres, el vino, cada uno llevaba sus envases y allí se los llenaban. Yo también estoy cansada de ver tanto plástico y luego deshacerse de el, por eso ahora que vuelve el mercado suelo bajar y comprar todo lo que puedo a granel. Me pareció estupendo este artículo y si todos ponemos un poquito de nuestra parte, lo conseguiremos. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, personalmente me encanta comprar a granel! Tengo la suerte que cerca de casa hay un local donde puedo disponer de gran variedad de productos. Mucha calidad, variedad y menor costo son una de las razones. Por supesto ademas las razones de cuidado y reduccion de basura. Excelente post! Saludos desde Buenos Aires, Argentina.

    ResponderEliminar
  7. Hola. Nunca he comprado en granel. Tampoco tengo cerca un establecimiento que pueda hacerlo. Pero tu publicación me ha hecho pensar, y lo voy a poner en práctica. Ahora estaré atenta cuando vaya por zona donde no vivo para ver si veo una tienda que venda en granel. Estupenda entrada, con una información muy valiosa. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Aquí en jerez tenemos La Panacea, en el centro, siempre tienen ofertas y mucha variedad, pero me encanta que hayas compartido el localizado de tiendas a granel, así puedo visitar tambn otras q estén cerca! 🧡

    ResponderEliminar
  9. Hace muchos años, cuando era una niña y en me país de origen, siempre vendieron a granel, incluido el aceite. No hacía falta comprar cantidades grandes, si no lo justo para consumir a corto plazo. En Carrefour de Madrid (Los Ángeles) hasta antes de la pandemia, tenían un montón de productos a granel, pero con lo del COVID, lo quitaron y lo he lamentado mucho. Llámame loca si quieres, pero hasta el aroma que desprenden ciertas cosas, es diferente.
    Por mi barrio, no hay nada así, pero haré lo que tú, lanzarme a buscar.

    ResponderEliminar
  10. Justo unos meses antes del COVID cambié las bolsas de la fruta de plástico por unas de rejilla, pero volví para atrás como los cangrejos y hasta que esto no mejore no las volveré a sacar, porque las tendría que lavar después de cada compra y lo que no se va en lágrimas se va en suspiros...Con otros alimentos me da reparo por lo mismo, la higiene, aunque nos dices que tienen que pasar unos controles...manías que tiene una,bss!

    ResponderEliminar
  11. Me parece una gran idea, cierto que actualmente se usa mucho plástico para todo y habría que ir cambiando eso, por cuidar el media ambiente, yo siempre que puedo, prefiero no usar plástico y buscar alternativas como el granel.

    ResponderEliminar
  12. Me parece una estupenda opción la compra a granel y que bueno que tengas cerca negocios que ofrezcan este tipo de venta, to recuerdo que cuando era niña era normal comprar así, azúcar, fideos, arroz, como dices de a poc9 podemos poner nuestro granito de arena para ayudar al medio ambiente y consumir menos plástico.

    ResponderEliminar
  13. Me gusta mucho comprar a granel, o mas bien me gustaba porque ahora mismo no tengo donde hacerlo. Los supermercados que tengo en mi ciudad no ofrecen esta posibilidad y no conozco ningn establecimiento cerca. Es una buena idea para reducir el plastico, pero creo que deberia salir alguna ley o algo que animaria a la gente a hacerlo.

    ResponderEliminar
  14. Hola!
    Jo, sí que es verdad que generamos muchísimos residuos plásticos en nuestra compra diaria, y me encanta la opción de compra a granel. Pero es cierto que con esto del COVID lo he dejado un poco de lado para priorizar la seguridad frente al ecologismo. Que sí, ya sé que son establecimientos seguros, pero aún no he vuelto ni a llevar mis bolsitas de tela ni mis recipientes a la compra (ojo, que algún supermercado antes de la pandemia ya los aceptaba, no tenías ni que buscar establecimientos específicos).
    Prometo volver pronto a los buenos hábitos...

    ResponderEliminar
  15. Holaa
    Qué golpetazo de realidad me ha dado este post. Yo llevaba un tiempo comprando a granel. Me hice hasta con un set de bolsas especiales para ello y estaba encantada. Luego llegó nuestra querida pandemia y supongo que por medidas de higiene todo fue un retroceso a lo bestia. Muchos sitios han parado la venta a granel y vuelve a venir todo con toneladas de plástico. Espero que todo esto pase. Veo que allí sí tenéis esa opción. Espero que en Ibiza la volvamos a tener pronto.
    Besotes

    ResponderEliminar
  16. En verdad tiene muchos beneficios y sería muy bueno recuperar ese sistema. Al ritmo que vamos nos vamos a cargar el olaneta. Con esto de la pandemia entiendo que se haya retrocedido en este aspecto de nuevo, pero hay que retomarlo lo antes que se pueda,

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!