CONSEJOS PARA CUIDAR LA PIEL DEL CUELLO

sábado, 17 de julio de 2021


Hablamos de los cuidados de la piel del rostro, de las manos, cuerpo y pies, pero pocas veces se habla de la piel del cuello, o no al menos de un modo específico, y si tenemos en cuenta que es una piel más fina y que posee menos glándulas sebáceas, es la que pierde elasticidad y firmeza de una manera más rápida en comparación a la del resto del cuerpo.

CONSEJOS PARA CUIDAR LA PIEL DEL CUELLO


Así que hoy me he propuesto daos unos sencillisimos consejos para poder cuidar esa zona como se merece, de un modo eficiente, para así, mantenerla joven, lisa y saludable por mucho más tiempo.

HIDRATACIÓN

No es una novedad que para que nuestra piel goce de buena salud es importante una buena hidratación, y en la del cuello no podía ser menos.

Y aunque, solemos usar la crema facial  y sérum (por lo general) para ese fin, tenemos que tener en cuenta que la condición de nuestra tez (si es mixta, seca, grasa) no tiene nada que ver con la de la zona del cuello, inclusive la del escote, por lo que no nos vale el mismo producto, aunque peor sería no ponernos nada.

Así que, deberíamos apostar por cremas hidratantes específicas, ya que su composición, textura, entre otros, serán diferentes para así poder adaptarse a las necesidades concreta de la zona: acumulación de grasa en la papada, antimanchas, firmeza, etc.

Cierto es que existen en el mercado cremas específicas para la zona, como también otras más todo terreno, que nos sirven para cuello y escote, pero si quieres hacer uso de productos naturales, comentarte que el aceite de coco, el de almendras, el de oliva o el de rosa mosqueta, pueden irte de lujo.

Solo es necesario que, y como en toda rutina, seas constante, lo uses al menos dos veces al día (mañana y noche) y que los acompañes con unos sencillos movimientos de arriba hacia abajo hasta que se absorba lo suficiente el producto.

EXFOLIACIÓN

Como otras zonas de nuestro cuerpo, es importante que también de manera regular (máximo una vez a la semana), practiquemos una exfoliación, para retirar las células muertas que se van acumulando.

Productos para ello, existen en el mercado, pero como en la anterior ocasión, si os apetecen cosas más naturales, podéis usar azúcar, sal marina o bicarbonato de sodio. 

Basta con mezclar alguno de ellos, con un aceite natural, miel o yogur, y aplicar desde la altura de la barbilla hasta el inicio del pecho, sin hacer mucha presión, y sin olvidarnos de la parte de atrás del cuello ¡eh!

Retirar los restos con agua fría y listos, así lograremos una limpieza más profunda en la piel.

CONSEJOS PARA CUIDAR LA PIEL DEL CUELLO


MASCARILLA

Igual que el exfoliante, el uso de mascarillas en la zona va a ser de gran interés, en concreto las mascarillas reafirmantes.

No so repito que en el mercado hay un sinfín, pero si queréis hacerla en casa, os propongo triturar un poco de perejil fresco y mezclar con una cucharada de yogur natural y otra de leche de coco, y añadir dos gotas de aceite esencial de rosa.

Aplicar sobre el cuello dejando actuar durante media hora, y enjuagar con agua tíbia. Los resultados son excelentes.

PROTECTOR SOLAR

Aunque mucha gente no sea consciente de ello, suele pasar que te embadurnes la cara y cuerpo de protector solar, y por despiste, no lo hagas en la zona del cuello.

Así que no debemos olvidar esa zona porque la exposición solar acelera el envejecimiento prematuro, además de la aparición de manchas, entre otros.

LOS INDISPENSABLES (INGREDIENTES)

Aunque os he dejado alguna opción natural para poder cuidar vuestra piel del cuello en casa, debemos de tener en cuenta, que a la hora de buscar cosméticos, ya sean cremas, sérums, aceites..., cuáles son los compuestos o ingredientes más importantes para cubrir las necesidades de nuestro cuello, y lo amplío también al escote.

Y ellos son, agentes hidratantes y nutritivos, reafirmantes, como el DMAE; antioxidantes y activos de la síntesi de colágeno y elastina, como la vitamina C, y los liporeductores, como la cafeína.

Pero no todo son cosméticos, ya que además de los cuidados que nos ofrece la cosmética, debemos prestar especial atención a nuestros hábitos de vida, ya que pueden ser la clave para asegurarnos que la piel del cuello goce no solo de buena apariencia, sino de buena salud.

ERGONOMÍA

No somos conscientes de lo importante que es tener una buena postura en general, pero además para el cuello, ya que una postura inadecuada puede ser la causante de que la piel de nuestro cuello se deteriore con más rapidez, además de poder producirnos cefaleas o dolores en la zona.

Para no extenderme mucho, que sino ya sabéis... que el paso más sencillo es evitar estar por mucho tiempo con la cabeza hacia abajo, como cuando miras el móvil o la tablet.

CONSEJOS PARA CUIDAR LA PIEL DEL CUELLO


ALIMENTACIÓN

Cuidarse por dentro, se nota también por fuera, ya lo sabéis, así que no descuidemos nuestra alimentación.

Añade en ella, especialmente, alimentos ricos en omega 3, esto ayudará a que tu cuerpo aumente la producción de colágeno natural, y así, favorecer la regeneración y elasticidad de los tejidos. Los alimentos con alto contenido en ácidos grasos, ayudan al organismo a regenerar las membranas de las células de un modo eficiente.

Así que alimentos como el aguacate, nueces, semillas, aceite de linaza, entre otros, pueden proporcionarnos muy buenos efectos sobre nuestra piel, además del cabello.

EJERCICIOS

Una sencilla rutina de ejercicios puede ayudarnos también a que la piel de nuestro cuello se mantenga joven y lisa.

Ejercicio 1: Colocarnos con la espalda recta y realizar movimientos con la mandíbula inferior para atrás y para adelante.

Ejercicio 2: Sentarnos con la espalda recta y colocar la cabeza hacia atrás con el cuello extendido, luego abrir la boca y extender el labio inferior lo más que podamos para alcanzar el labio superior sin tocar los dientes.

Ejercicio 3: Movimientos con la boca como si pronunciaras la vocal O y manteniendo la postura, como mínimo, 5 segundos.

Es bueno que repitamos cada ejercicio varias veces y que los realicemos también varias veces al día para así poder obtener los resultados deseados.

Y esto es todo.

Espero que a partir de hoy empieces a cuidar la piel de tu cuello, y si es necesario modifiques esos malos hábitos (de tenerlos) por los que os aconsejo hoy.

¡Un saludo maj@s!



6 comentarios:

  1. Que buenos tips nos has compartido en esta entrada para cuidar la zona del cuello y escote de manera natural, la verdad que tampoco le había puesto mucha atención a la zona y ahora veo que hasta podría iniciar con esas rutinas de ejercicios y tratar de cuidar mi postura especialmente cuando estoy con el celular.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el post porque no solo nos hablas de lo importante que es la hidratación sino también de las posiciones, una mala postura nos puede acarrear muchas molestias y luego son difíciles de solucionar sin tener que ir a un fisioterapeuta, yo me siento fatal en el ordenador, a veces ni me doy cuenta y luego no puedo mover el cuello...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Que bien me vino este artículo, en serio, desde hace un tiempo noto como el cuello no va acorde con el resto del cuerpo, y puede ser porque siempre uso la crema de la cara para el cuello y escote, y sobre todo mis posturas tampoco son muy adecuadas, seguiré estos consejos uno por uno y espero corregir poco a poco este problema. Gracias. Fantástico.

    ResponderEliminar
  4. Me voy a apuntar estos ejercicios que nos dejas porque me he quedado pensando y sin duda voy por libre en lo que se refiere a cuidar el cuello, creo que solo le doy protección solar y no siempre. Como tampoco había notado ninguna señal de alerta...ahora me llevo una colleja virtual de tu parte para ponerme las pilas,bss!

    ResponderEliminar
  5. Magnífico como siempre, no te dejas nada. La alimentación y el ejercicio hace más que las cremas, que sin duda es un complemento fantástico. Todo el cuerpo entero necesita de sus cuidados sin olvidar ninguna parte. Lo digo por experiencia, que me he llegado a quemar los pies.

    ResponderEliminar
  6. Buenos consejos, no había pensado en cuidar esa zona con productos específicos para ello, tomo nota, de los tips y si es natural, mucho mejor, intentare introducirlos en la rutina.

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!