EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

domingo, 7 de septiembre de 2014

Llevo varios días queriendo haceros un post sobre masajes, así que ¡de hoy no pasa!

Entre los múltiples tipos de masajes que hay, he hecho "pito, pito, colorito"... Y le tocó a este, así que hoy os "presento" el drenaje linfático manual.

EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

Hoy en día, desgraciadamente, hay mucho intrusismo laboral en varios sectores profesionales, incluido en el sector de los quiromasajistas y fisioterapeutas (en los que me incluyo). Gente que ofrece sus "conocimientos" falsos a cambio de poco dinero, y que, quiero pensar, que no son conscientes de lo perjudiciales que pueden llegar a ser los masajes hechos por manos de gente no cualificada.

No tenemos que dejar de pensar que los masajes son técnicas terapéuticas que solamente deberían ser usadas por personas formadas, ya que éstos están ligados con nuestra salud. Quiero decir, que un masaje bien hecho puede aportarnos múltiples beneficios para nuestra salud, y en cambio, como ya he dicho, un masaje en manos de personas no cualificadas puede suponernos problemas para ésta.

¿Os pondríais en manos de "médicos falsos"? Pues es lo mismo.

No se vosotros pero, ¡con la salud no me la juego!

Hecha esta pequeña reflexión.... volvamos al drenaje linfático.

Supongo que la mayoría de vosotr@s habréis oído hablar de ellos e incluso en algún momento de vuestras vidas os habrán hecho alguna vez este tipo de masajes. Pero, ¿sabemos bien en qué consisten? ¿sus indicaciones y contraindicaciones? ¿es verdad lo que dicen sobre ellos?

Si queréis resolver todas vuestras dudas, e incluso saber un poco más de ellos, os dejo este post.

¡Tumbaros en la camilla, y relajaos! 

El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos. Éstos favorecen la circulación de la linfa, mejorando así inflamaciones, retenciones de líquidos orgánicos y cuadros edematosos.

El sistema linfático es un fiel aliado del sistema inmunológico, por lo que el drenaje linfático manual nos ayuda a mejorar de un modo general nuestra salud, ejerciendo un papel muy beneficioso en nuestro sistema nervioso, además de tratar específicamente diferentes afecciones. Así pues, el drenaje linfático manual, podríamos decir que, es otra forma de reforzar nuestro sistema inmunológico.

Por lo general, existe un gran desconocimiento en cuanto el papel que juega el sistema linfático en nuestro organismo y la relación de éste con el sistema inmunológico, aunque su existencia es conocida desde la antigüedad. Ya Aristóteles o Hipócrates sabían que habia estos conductos dentro de nuestro organismo.
Para situaros con esta técnica, os voy a hacer una pincelada de cómo nació el drenaje linfático manual.

Esta técnica, nació hace casi un siglo gracias a las investigaciones de un matrimonio danés Estrid Vodder (que era naturópata) y Emil Vodder (que era fisioterapeuta). Durante años comprobaron cómo sus pacientes mejoraban su salud haciendo algo que hasta entonces nadie se había atrevido a hacer, manipular los ganglios linfáticos.

Mientras trabajaban en un balneario, esta pareja observó que pacientes con distintas enfermedades presentaban inflamaciones en los ganglios linfáticos del cuello. Y fue cuando se dieron cuenta que con una manipulación cuidadosa en los ganglios linfáticos, se reducía su tamaño y los pacientes mejoraban el estado de salud.

El drenaje linfático manual

Sin duda esta pareja resultó ser muy atrevida, ya que hasta aquel momento se pensaba que la manipulación de dichos ganglios era perjudicial, aunque efectivamente lo es en las inflamaciones agudas, pero resultan altamente beneficioso en afecciones crónicas.

Después de estas investigaciones, el matrrimonio Vodder, comenzó a difundir su técnica y conocimientos en los mas prestigiosos congresos de medicina. En 1940 fundaron la primera escuela y clínica en Copenhague.

Y después de este pequeño repaso del nacimiento de lo que hoy conocemos como drenaje linfático manual, entramos en materia.

Pero, ¿sabemos lo qué es la linfa? o ¿cómo funciona el sistema linfático?

¡Prestad atención maj@s! Porque sin duda, nuestro organismo es extraordinario.

El sistema linfático, es un sistema de conductos que discurren de manera paralela al sistema circulatorio, sólo que en lugar de transportar sangre, transporta linfa, que es un líquido blanquecino capaz de movilizar moléculas muy grandes, como son las proteínas.

En nuestro cuerpo, aunque no seamos conscientes, existe una movilización de líquidos cuyo equilibrio es sumamente importante para una correcta nutrición celular. Cuando comemos, los nutrientes tienen que desplazarse por el organismo hasta llegar a las células para que éstas se puedan alimentar. Para que una célula pueda "comer", estos nutrientes se mueven dentro del líquido intercelular (conocido también como intersticial), que es el espacio donde se produce el intercambio de sustancias, para que me entendáis, lo que entra en la célula y lo que la célula expulsa.

Pues bien, el papel de la linfa es transportar el líquido sobrante que contiene sustancias de desecho, hasta el sistema circulatorio, para que el organismo pueda desprenderse de dichos desechos. Los edemas o retenciones se producen cuando el sistema linfático no es capaz de depurar esas zonas, vamos cuando los líquidos y sustancias se estancan.

Aclarado esto, quizás os preguntaréis la relación entre el sistema linfático y el inmunológico que os he comentado antes.

Pues bien, el hecho de que el sistema linfático y el inmunológico estén tan estrechamente relacionados es debido a la existencia de los ganglios linfáticos. (Vale, lo sé, os he liado más, pero esperad que os lo aclaro para que me entendáis). Los ganglios linfáticos son una especie de estaciones de depuración que aparecen a lo largo de todo el recorrido del sistema linfático, y su misión es depurar los agentes patógenos, luchar contra ellos como si fuesen "superhéroes" y neutralizar los daños. En definitiva, los ganglios acaban con los agentes patógenos los cuales pueden aportarnos enfermedades. 

Y cuando el sistema linfático está congestionado, los ganglios no pueden realizar su función correctamente, y el hecho de que los ganglios linfáticos estén inflamados es una señal de que algo no va bien en nuestro interior.

¿Ahora veis la relación? Vamos que podríamos decir que el sistema linfático forma parte del sistema inmunológico, ya que combate contra los agentes patógenos y las sustancias extrañas.

Ahora que sabéis un poco más que es el sistema linfático, la linfa, etc,, vamos a ver qué hace el drenaje linfático manual en nuestro organismo.

El drenaje linfático manual, es una terapia que consiste en la realización de un masaje en la piel con movimientos lentos, rítmicos, armónicos y muy suaves que, realizados en la dirección correcta (por eso es esencial que os lo haga un auténtico especialista), siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, estimula el drenaje de estos conductos, limpiando las zonas congestionadas. Según los expertos, esta técnica precisa de mucha precisión, ya que la presión es un factor determinante y cada caso, cada paciente, requiere de unas manipulaciones y cuidados específicos, por ello, os recuerdo y me haré pesada, debe ser realizada exclusivamente por profesionales.

¿Cuando realizar un drenaje linfático manual?

Este tipo de masaje ha sido utilizado principalmente en la medicina alternativa, aunque cada vez más es utilizada por profesionales de otros sectores de la salud. Fundamentalmente en el área de oncología para el tratamiento de linfedemas, edemas traumáticos o complicaciones linfáticas posteriores a una cirugía. Otra de las áreas donde el drenaje linfático manual ofrece buenos resultados es en el campo de la estética.

Algunas de las indicaciones del drenaje linfático manual son:
  • Edemas (embrazo, faciales, del sistema nervioso, postoperatorios, faciales, etc)
  • Fibromialgia
  • Varices (siempre dependiendo del estado de éstas)
  • Celulitis
  • Acné
  • Piernas cansadas o hinchadas
  • Migrañas, vértigo
  • Artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas (capsulítis, tendinítis, etc)
  • Ansiedad, estrés
  • Edemas en la menstruación
  • Enfermedades crónicas en vías respiratorias (sinisitis, renitis, etc)
  • Lindefema congénito o adquirido
  • Úlceras de decúbito
  • Edemas de origen traumático; hedemas, luxaciones, distensiones musculares, desgarros musculares, etc.
  • Entre otros.
Entre los beneficios de este tipo de masajes podemos encontrar;
  • Regula el equilibrio hídrico del organismo
  • Mejora la circulación de retorno
  • Depura el organismo
  • Mejora el funcionamiento del sistema linfático
  • Efecto sedante en el sistema nervioso
  • Baja la presión sanguínea
  • Estimula el sistema inmunológico
  • Estimula la función renal
Pero como en todo tratamiento, hay unas contraindicaciones en casos específicos.
  • En infecciones agudas
  • Edemas por insuficiencia cardíaca
  • Feblitis o tromboflebitis
  • Inflamaciones agudas
  • HIpertiroidismo
  • Cáncer en curso
  • Hipotensión
  • Asma
  • Infecciones agudas (heridas infectadas)
  • Algias pélvicas
  • Enfermedades autoinmunoalérgicas (lupus, artritis reumatoide)
  • Flebitis, trombosis o trombofeblitis en curso
  • Tumores (zona en la que está localizado el tumor)
  • Entre otros.
Por ello una vez más podéis ver la importancia de acudir a un especialista para que nos realicen esta técnica. 

Ahora que ya sois casi unos expertos en saber en qué consiste dicho masaje y cuando aplicarlo, es importante saber reconocer una buena terapia de drenaje linfático.

Una sesión efectiva de drenaje linfático debe durar aproximadamente una hora. Es sumamente aconsejable que tu terapeuta disponga de una sala con un ambiente armónico y propicio para la relajación.

Los movimientos de este masaje son extremadamente lentos, repetitivos e indoloros, siguiendo siempre la dirección de los conductos linfáticos. (¿Y quién sabe bien cómo funcionan estos contuctos? ¡Los especialistaaaas!!)

El drenaje linfático manual

Asegúrate de que la persona que aplica esta terapia esté titulada El éxito del drenaje linfático manual depende mucho de la destreza del profesional, de su intuición y de la precisión  y ritmo con la que realiza el masaje.

Como persona titulada, y tal y como decían la pareja Vodder, la eficacia del tratamiento está en que la persona que aplica la terapia debe "sentir la linfa a través de sus manos", percibir la corriente intuitivamente y favorecerla. 

Supongo que ahora os diréis: bueno sabemos reconocer la terapia, más o menos en qué se basa, sus beneficios y contraindicaciones....¿por qué hacerme un drenaje linfático si quizás no sufro ninguna enfermedad de las que ha mencionado esta?

En realidad, no es necesario sufrir ninguna de las afecciones que os he mencionado para recurrir a un drenaje linfático manual. Recibir un masaje de drenaje linfático, es un placer y un beneficio en cualquier circunstancia.

A los pocos minutos notaréis que vuestro cuerpo se relaja hasta límites insospechados y maravillosos, y te sientes sumamente relajad@ y con una calma muy agradable. Después del drenaje linfático, el mundo os parecerá un lugar más amable y ligero. (¡No me he tomado nada raro eh!Jajajajaja) Compruébalo personalmente y después me cuentas tu experiencia.

También muchos expertos lo recomiendan después de un postoperatorio, ya que varias sesiones nos ayudan a desinflamar la zona y recuperar la normalidad de los tejidos.

Además, por su capacidad de aliviar la retención de líquidos y de depurar el organismo, es recomendable el drenaje linfático manual para la celulitis y adelgazar, para arrugas y flacidez o para el acné.

¡Pero ojo! Los milagros no existen, no nos emocionemos. El drenaje linfático es un complemento si estás haciendo dieta y deporte para bajar peso. Vamos que haciéndote sólo drenajes linfáticos pero comiéndote todo lo habido y por haber (estoy exagerando, pero ya me entendéis), ni vamos a adelgazar y mucho menos la celulitis menguará.

Normalmente se necesitan varias sesiones para poder obtener resultados, y como ya os he dicho, deben de ser combinadas con tratamientos específicos nutricionales y ejercicio, para que sean más eficaces.
Como suele ser un tema que interesa a un gran nombre de población (sobretodo a nosotras), os hablaré más extensamente de los drenajes linfáticos por lo que a la belleza se refiere.

Muchas veces pensamos que el sobrepeso se debe solamente a la cantidad de grasa acumulada en el cuerpo, pero en algunos casos ese sobrepeso no es sólo grasa, sino depósitos de productos de desecho, de los cuales el organismo no ha podido librarse como consecuencia de una mala alimentación prolongada en el tiempo y de unos hábitos de vida poco saludables.

Tanto las grasas saturadas como muchos de los aditivos tóxicos que acompañan a la alimentación conocida como industrial, quedan depositados en distintas partes del organismo. Cuando esas sustancias se estancan en el espacio que hay entre las células (espacio intersticial), nuestro sistema linfático es el encargado de recogerlas y devolverlas a la circulación para poder ser eliminadas. El problema surge cuando el nivel de desecho sobrepasa la capacidad de limpieza del sistema linfático, y estas sustancias quedan almacenadas congestionando (y haciéndonos engordar) determinadas partes del cuerpo.

Si combinamos los drenajes linfáticos manuales (varias sesiones) con otros tratamientos de aplicación externa, podremos obtener muy buenos resultados cuando se habla de adelgazar. Por supuesto, damos por hecho que de forma paralela seguimos una dieta sana y equilibrada y realizando ejercicio de un modo moderado. Aunque sin duda, lo primero que tenemos que saber para poder combatir a la celulitis, es conocer las causas y saber los hábitos que llevamos. Para ello lo esencial es acudir a un especialista.

El drenaje linfático manual

No obstante, os propongo algunos de los tratamientos que puedes combinar con el drenaje linfático:
  • Automasaje anticelulítico: Podemos aprender a realizar un automasaje anticelulítico que nos ayudará a movilizar la grasa y depurar las capas profundas de la piel. 
  • Vendas frías: Elabora unas vendas frías en casa para la celulitis. Es uno de los remedios caseros más eficaces para rebajar la inflamación y estimular la circulación de los productos de desecho estancados.
  • Depuración: Conoce cuáles son los alimentos, plantas e infusiones con propiedades diuréticas para depurar el organismo y desayuna, por ejemplo, cada día un zumo depurativo de manzana, apio y zanahoria.
  • Productos naturales: Conoce cuáles son los mejores productos naturales para combatir la celulitis. Si los combinas con diferentes terapias e ingredientes, obtendrás el beneficio de cada uno de ellos y el índice de probabilidades de éxito será superior.
  • Productos anticeluliticos naturales: aplícate cada día un fabuloso producto natural anticelulitico que puedes elaborar en casa en 5 minutos, a base de aceites vegetales y aceites esenciales que regulan la producción de sebo y estimulan las defensas naturales de la piel.
Si lo queréis, ya os facilitaré otro post con indicaciones para realizar los tratamientos que os he mencionado, me lo comentáis y ¡me pongo a ello!

Pero el drenaje linfático manual no sólo se utiliza para poder combatir la celulitis, sino que también puede formar parte de diversos tratamientos de belleza ya que, al ayudar a la depuración del organismo, sus efectos pueden ser muy beneficiosos en distintos ámbitos:

Acné. En especial en los casos en los que el acné es tan severo que la piel rechaza cualquier tipo de sustancia aplicada de forma tópica. El drenaje linfático ayuda a depurar las capas profundas de la piel, a bajar la inflamación de la zona congestionada y a estimular el sistema inmunológico para atacar a la infección. Para ello, podemos reforzar el efecto de nuestro producto antiacné con un buen masaje drenante. Si este es tu caso, te recomiendo que compagines el drenaje con mascarillas semanales astringentes.

Arrugas y flacidez. El drenaje linfático manual ejerce un efecto beneficioso y reparador sobre las fibras elásticas del tejido y nos ayuda a que las células se regeneren con mayor rapidez y eficacia. Podemos potenciar cualquier tratamiento hidratante y nutritivo para las arrugas aplicándolo mediante un efectivo masaje antiarrugas. También os aconsejo utilizar una mezcla de aceites vegetales y esenciales como producto nutritivo.

Post cirurgía. Tal y como he comentado antes, después de una operación, especialmente si se trata de cirugía plástica, el drenaje linfático manual acelera la consistencia elástica del tejido, elimina con mayor rapidez el edema y la inflamación y ayuda a la recuperación del equilibrio fisiológico.

Así que, por finalizar el post, comentaros que os recomiendo, con los ojos cerrados. los drenajes linfáticos manuales realizados por profesionales siempre, no lo olvidéis. Que evitéis las cremas y demás potingues químicos procedentes de la industria química, los hay de naturales más saludables e incluso más efectivos. Y recordaros que estoy a vuestra disposición, si queréis algún tipo de aclaración o deseáis que os facilite, como os he dicho antes, técnicas para el automasaje, "recetas" para crear vuestras propias cremas, etc., me lo digáis. Seguramente haré algún post sobre ello pronto, pero si lo queréis para ya....aquí estoy.

¡Un saludo maj@s!

14 comentarios:

  1. Lo bien que me vendria a mi un masaje!!! Un post genial. Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo "mataría por un masaje.jajajajaja Ya se sabe en casa de herrero.... u.u
      Gracias bonita, me alegro que te haya gustado.
      Un besote, y gracias por comentar

      Eliminar
  2. Yo tengo varias preguntas ...
    Donde se encuentran los ganglios linfaticos ?
    Y la segunda aunque creo que ya esta contestada...
    Los dolores de cageza se reducen en cpnsideracion? Gracias maj@

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, partiendo que ha quedado claro que el sistema linfático se encuentra por todo el cuerpo de un modo paralelo al sistema circulatorio, los ganglios los encontramos repartidos en él. Piensa que tenemos entre unos 500 y 600 ganglios repartidos por todo el sistema linfático (creo que no es neccesario que los mencione todos, ¿o sí? jajaja) Pero tenemos agrupaciones de ellos en las axilas, cuello, ingle, pecho y abdomen. Si quieres que te los concrete c cómo se llaman y dónde están situados concretamente...no hay problema!
      Si claro, piensa que con los drenajes haces que a parte de afectar al sistema linfático también lo haces en el circularorio, por lo que la sangre va fluyendo y así afavorece el riego sanguíneo de la cabeza, paliando los dolores de cabeza (aunque tenemos que tener presente a qué se deben estos dolores)
      Espero que te haya contestado a tus dudas. Si no es así, dímelo.
      Un saludo majo. Besos

      Eliminar
  3. ¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio :D

    No sabes la falta que nos hace... :) Muchas gracias por todo lo que nos has contado en esta entrada ^^

    ¡Un abrazo grande de parte de los tres!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola maj@s! Gracias por seguirme y contenta de que os haya gustado la entrada y teneros como seguidores.

      Me he pasado por el vuestro y sin pensarmelo ¡os sigo también!

      ¡Tres abrazos, uno para cada un@! jejeje Saludos

      Eliminar
  4. yo lo probe y no puedo estar mas contenta del resultado a parte de lo relejada que me quedo!!!! te deseo un feliz 2015 cargado de todo lo que mas deseas para este año que entra!!!! me alegro de haberte conocido y seguire siguiendote por aqui!!! mil besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias corazón! Y me alegra que el resultado haya sido favorable (hablo del drenaje jajaja)
      Yo también me alegro mucho el haberte conocido, y espero que en este 2015 podamos interactuar muuchísimo más.
      Besotes cielo

      Eliminar
  5. Muy buenas Carolina! Me llamo Cristina y llevo ya tiempo en el mundo de la fisioterapia, en concreto especializada en el drenaje linfático, por eso indagando por la red he dado con tu web y me ha llamado mucho la atención tu artículo por la claridad con la que escribes. Espero que podamos mantener el contacto y sobre todo publicaciones nuevas.
    Te sigo desde ya!Un saludo!
    Cristina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. Estoy encantadísima que "colegas" del gremio se pasen por mi modesto blog. Muchísimas gracias, de verdad. Y encantadísima que podamos mantener el contacto.
      Un beso preciosa y gracias de nuevo por tus palabras.

      Eliminar
  6. Buenisimo tu blog, me gustaria acotar que se debe estar muy pendiente de las contrainidicaciones y evitar el procedimiento, no se pero me parecio no leer el tumor como contraindicación, me refiero a evitar realizarlo en la zona afectada. Muchos saludos, bueno bueno tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y por la puntualización. Tienes toda la razón del mundo, cuando hay tumores no se debe practicar.
      Lo añado.
      De nuevo muchas gracias Besos

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!