HELADOS. Recetas

miércoles, 10 de septiembre de 2014

¡Hola maj@s!

Después del post de los helados, seguro que os entraron unas ganas enormes de comeros uno.... 

Los helados más saludables son los artesanos, y ¿quién mejor que un@ mism@ para hacerlos?

HELADOS. Recetas

Así que os dejo unas recetas muy fáciles de hacer pero muy sabrosas para que podáis hacer vuestros propios helados en casa, sin utilización de heladera.

Incluso, si tenéis peques, las podréis realizar con ellos.

Espero que si usáis alguna de esta receta o tenéis alguna receta más que queráis compartir, no seáis timid@s, podéis dejar un comentario explicando todo ello. No está de más que podamos compartir opiniones, recetas, etc.

Venga, manos a la obra que....

Para gustos...¡los helados!

Helado de mango.
Esta receta es apta para los que no tenéis heladera, así que animaros si os gusta esta fruta tropical. en este caso se combina con unos arándanos frescos, pero podéis cambiar el tipo de fruta por otra que os guste más, como por ejemplo, el melocotón.

Ingredientes para 4 raciones

200gr de mango fresco, 1/2 zumo de limón, 15g de miel suave de flores, 50gr de azúcar, 1 pizca de sal, 125ml de nata, arándanos frescos para acompañar (u otra fruta) si se desea.

Preparación

En el vaso de la batidora echamos el mango pelado y hecho a trocitos, el zumo de limón, la miel, el azúcar, la pizca de sal y la nata. Lo trituramos todo muy bien hasta que obtengamos un puré frío. Lo ponemos en el congelador durante unas horas para que la crema esté muy fría, lo removemos de vez en cuando durante las primeras horas de congelación.

Y listo para servir. Lo ponemos en una copa o donde guste, y lo servimos con unos arándanos frescos, o la fruta que queráis, e incluso podéis ponerle un poco de salsa de chocolate.

Helado de naranja, piña y plátano.

Receta ideal para los peques, por su gran componente vitamínico. Es perfecto para complementar el desayuno, tomar como aperitivo o de postre con sabor a fruta.

Ingredientes para 10 helados

2 tazas de piña fresca picada, 3 plátanos y 2 naranjas

Material extra

Moldes para hacer helados con paletas y paletas.

Preparación

Añade todos los ingredientes en una licuadora hasta que quede una textura suave. Lo ponemos en el molde de helados con paleta y lo ponemos en el congelador. Pasadas pocas horas, ponemos las paletas, ya que si las ponemos en un inicio puede que nos queden torcidas, y dejamos que el helado se endurezca más. (Hay moldes con los que puedes poner las paletas en el primer momento).

Y, ¡tachan!. Ya tenéis unos súper helados muy nutritivos y sabrosos para nosotros y nuestros peques.

HELADOS. Recetas

Helado de chocolate.

El helado de chocolate es un clásico, así que no podía faltar. La receta que os dejo es muy sana ya que partimos de materias primas (quiero decir que no utilizaremos chocolate como la nutella o la nocilla que ya vienen en tarro des del súper. Aunque hay recetas con ellas la mar de sabrosas y que podéis utilizar también). No me enrollo que seguro que queréis saber ya la receta....

Ingredientes para un litro y medio de helado aprox.

120gr de avellanas, 80gr de azúcar, 400 gr de nata para montar fría, 100gr de chocolate con leche, 100gr de chocolate blanco, 100gr de chocolate negro o fondant, 150 ml de leche, 90ml de aceite de girasol, 1cta de vainilla y 30 gr de azúcar invertido (que no deja de ser como un almíbar, que lo podéis hacer fácilmente en vuestras casas. Os dejo la receta.

Receta azúcar invertido

Necesitaremos 150ml de agua (embotellada a poder ser), 350gr de azúcar y gasificante (un sobre blanco y uno lila. Los podréis encontrar en el Mercadona o en farmacias). Mezclar en un hervidor con varillas el agua, azúcar y el sobre blanco (àcido tartárico), hasta que empiece a hervir. Apagamos el fuego. Dejamos que baje la temperatura hasta que esté templado y no nos quememos. Añadimos el sobre morado (bicarbonato) y lo mezclamos unos segundos con las varillas. Os quedará con bastante espuma, pero no os preocupéis, se va quitando pasados unos minutillos. Dejáis que baje bastante antes de llenar el tarro, si no se os desbordará. Envasarlo en un tarro de cristal y tapar, así lo tenéis para otras ocasiones. Como os he dicho no deja de ser un almíbar, así que su textura tendrá que ser como él.

Dicho esto, vamos con la preparación del helado.

Preparación

Moler el azúcar con las avellanas, con un molinillo, y reservar. Luego montamos la nata con las varillas eléctricas y lo reservamos en la nevera. En un cazo a fuego bajo, fundimos los chocolates con el aceite, la vainilla y la leche, ahsta que se funda el chocolate por completo. Añadimos las avellanas con el azúcar molidos con el azúcar invertido, y trituramos toda la mezcla bien con el turmix, o del modo que os sea más cómodo. lo lleváis al fuego de nuevo sin dejar que hierva, solo templarlo un poquito, os deberá quedar una crema un poco espesa, y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Unimos la nata poco a poco,  con movimiento suaves y envolventes, sin batir, sólo ir mezclando. Lo ponéis en el recipiente que irá en el congelador, y ¡para dentro! Id dando vueltas al helado cada 30 minutos hasta que esté congelado, así evitaréis que se os cristalice. 

Pasadas unas horas, ya tenéis un delicioso helado listo para tomar. ¡Ñam!

Helado de moras.
Si eres un/a amente de los helados cremosos y te encantan las moras, no te pierdas esta receta.

Ingrediente para un litro y medio aprox.

500 gr de moras (algunas extras para decorar), 75gr de azúcar extrafino, 30ml de agua y300ml de crema de leche bien fría o 150ml de crema de leche más 150 ml de yogur griego.

Yo os dejaré la receta con el yogur griego, por que a mi gusto queda mucho más cremoso, pero ya sabéis que hay la otra opción.

Preparación

En una olla mediana, pon las moras, el azúcar y el agua, y lo llevas a una temperatura suave, vamos que no lleguen a hervir del todo, y cocínalas de 5 a 6 minutos (si usas moras congeladas, serán unos 10 minutos). Poner un colador sobre un recipiente hondo y hechas las moras hervidas. Con una cuchara de palo, apretar hasta sacar todo el líquido, y que se queden las semillas en el colador. Otra alternativa es poner la mezcla en la licuadora y darle varios toques, y después colar la mezcla. Lo metes en la nevera y dejas qu se enfríe por completo. Una vez que esté bien frío, mezclar bien con el yogur griego (que es la alternativa más sana). en un recipiente aparte, batir la crema de leche usando una batidora eléctrica hasta que se forme uns textura suave. No sobrebatir, porque se convierte en mantequilla. Incorporamos la crema de leche a la mezcla de moras y yogur. Yo lo prefiero usando una espátula, haciendo movimientos envolventes, así la crema de leche no pierde volumen, pero si veis que quedan grumitos, usáis la batidora a velocidad mínima. Para terminar, ponéis la mezcla en el recipiente donde la vayáis a congelar y meterlo en el congelador. Pasada una hora, sacar y revolver para deshacer los cristales de hielo que se van formando. Lo repites varias veces más (durante las siguiente 4 horas) para que el helado quede cremoso. 

Y ya tenéis el helado súper cremoso listo para comer. Lo puedes poner en un bol, en un cono de helado, etc., 

Si habéis leído el post sobre los helados, también os he hablado de los granizados, Así que os dejo la receta básica para que los podáis hacer en casa.

Granizado.
El proceso es muy simple, aunque los hay de muchos tipos. El que os facilitó yo se basa en escoger el sabor que os guste (naranja, limón, cola, etc.), Si escogéis granizados de fruta los trituráis mucho hasta que quede una textura muy suave y añadir azúcar al gusto (si lo necesita). Añades hielo y lo trituras todo junto y ¡milagro! granizado hecho. 

Os sorprenderá que sea tan fácil pero es así. Como he dicho hay más opciones para poder realizar vuestros granizados caseros. Pero he decidido dejar la forma más fácil para que lo podáis saborear en unos minutos.

Si queréis poder añadir colorantes de cocina para darles unos colores más vivos.

HELADOS. Recetas

Los diabéticos pueden sustituir los azúcares por otras sustancias, pero es más complicado para los que son intolerantes a la lactosa. Es obvio que, si es tu caso, sustituyas los productos lácteos por otros similares sin lactosa.

Pero, cómo no me he olvidado de vosotr@s (si lo eres). Aquí tenéis también algunas recetas  específicas de helados para intolerantes a la lactosa.

Helado de tiramisú sin lactosa.

Ingredientes

3 yemas de huevo, 75gr de azúcar, 3 cucharadas soperas de azúcar invertido (que ya os he explicado cómo hacerlo) o miel, 250gr de mascarpone sin lactosa, 375gr de leche semidesnatada sin lactosa, 125gr de nata de montar sin lactosa (crema de leche), 1/2 vaina de vainilla, 3 o 4 cucharadas de café soluble, 2 cucharadas de ron y cacao puro sin azúcar.

Preparación

En un cazo calentamos a fuego lento la leche y la nata, junto con la vainilla. En un recipiente a parte, batimos las yemas con el azúcar hasta que estén espumosas. Agregamos el mascarpone y seguimos batiendo sin parar con unas varillas. Apartamos la leche del fuego y, cuando haya perdido un poco de calor, la vertemos sobre la mezcla de yemas, azúcar y mascarpone. Volvemos a poner todo en el cazo a fuego medio, seguimos removiendo durante unos 5 minutos, entonces ya tendremos unas natillas ligeras, sin que lleguen a espesarse del todo. Apagamos el fuego y las dejamos reposar durante unos 30 minutos, a medida que vayan enfriando, espesarán un poco más. añadimos el café soluble mezclado con el licor y pasamos el resultado al recipiente que utilizaremos para poner en nuestro congelador. Sacamos cada 30 minutos el helado (como en las otras recetas) para removerlo bien y romper los cristales de hielo. 

Y listo para servir. Podéis espolvorearle cacao en polvo por encima.

Nota: Si no encontráis mascarpone sin lactosa, que suele ser difícil de hacerse con él, os dejo una receta para que lo podáis hacer vosotr@s en casa.

Mascarpone sin lactosa.

Para hacer el queso mascarpone casero necesitas únicamente dos ingredientes, nata o crema de leche sin lactosa y limón. Yo os aconsejo usar el zumo de limón natural, de dos limones amarillos. Las proporciones son 60ml de zumo de limón por cada litro de nata dulce sin lactosa. El primer paso es mezclar la nata con el zumo de limón. Verás como se espesa muy deprisa, y ve removiendolo hasta que consigas una textura densa. Luego preparas un colador metálico con gasas, cubriendo el fondo por completo. sobre un bol de cristal colocas el colador con las gasas y añades la nata o crema de leche sin lactosa con el limón (vamos la mezcla), lo tapáis con un papel film y lo metéis en la nevera. Hay que cubrir bien con el papel de plástico, para evitar que el queso absorba cualquier olor de la nevera.
Dos días después...Quitáis del todo el plástico, y el queso ya está listo para su uso. Recuerda que al no tener ningún tipo de conservante debes consumirlo pronto. 

En el bol de cristal, vais a encontrar el suero de leche. No lo tires ya que tiene un alto valor protéico y podéis elaborar requesón. únicamente ten´ris que hervirlo y volvervo a colar. (Si no te gusta el requesón, sí, tíralo, o quizás te sirva para otro tipo de recetas.)

Helado de chocolate con avellanas (sin lactosa, ni gluten)
Las personas con intolerancia a la lactosa, tampoco podían quedarse sin su receta del helado de chocolate especial para ellos (ya lo se, sustituyendo en la receta anterior los productos lácteos normales por productos lácteos sin lactosa sería suficiente). Investigando recetas he dado con esta que además es apta para celíacos

Ingredientes

250ml de leche sin lactosa, 2 huevos medianos, 100gr de azúcar, 150gr de chocolate negro sin lactosa, 75-80gr de avellanas picadas y 200ml de nata para postres sin lactosa. Prestad atención en que todos los productos lleven el icono que indica que es un producto sin gluten, ya que si no lo lleva podría contener trazas por contaminación cruzada.

Preparación

Introducir la leche sin lactosa en el microondas a máxima potencia durante un minuto y medio, mientras bate los huevos con el azúcar hasta obtener una crema espumosa, la cual añadiremos a la leche sin lactosa caliente. Lo mezcláis y lo volvéis a meter en el microondas durante un minuto a máxima potencia. Sacadlo del microondas, se bate bien, y lo volvéis a meter durante 2 minutos. Lo volvéis a sacar del microondas, se bate de nuevo y dejadlo templar (la crema surgida tiene que ser ligera). Mientras, se tienen que derretir en el microondas el chocolate sin lactosa troceado, a máxima potencia y removiéndolo cada 30 segundos para que no se queme. Luego se añade a la mezcla de huevos junto con las avellanas picadas, y se mezcla todo junto dejándolo enfriar. A continuación, se tiene que montar la nata sin lactosa y mezcladla con la mezcla anterior con movimientos envolventes para que no se baje el montado. Se introduce en el congelador durante una hora, se saca pasada ésta y se bate de nuevo con una batidora eléctrica, para su facilidad, hasta obtener una crema suave. Luego se introduce de nuevo en el congelador. Para poder conseguir un helado más cremoso, repetid el proceso de sacarlo del congelador al menos durante las próximas 3 horas, como ya hemos visto en los helados anteriores, y ya se podrá consumir.

HELADOS. Recetas

La verdad que os pondría miles y miles de recetas que se me quedan en el tintero, pero sería un post eteeeeeeeeeeeerno. Así que de momento lo dejo aquí, pero volveré a poneros recetas de helados más adelante, ahora que sabemos (si te has leído el otro post) que los helados son aptos en cualquier época del año.

Si realizáis alguna de las recetas que os pongo, o tenéis alguna propuesta, o queréis compartir vuestras recetas, o lo que sea, ya lo sabéis tenéis los comentarios abiertos para lo que guste.

¡Un saludo majos! Y...¡que aprovechen los helados!


4 comentarios:

  1. El de chocolate sin lactosa y el de tiramisu mmm que ricos,jaja,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja Si, son demasié.^_^ A ver si me animo a hacer alguno de estos y os lo cuento... que los que hago yo suelen ser los típicos de hielo, y esos no tienen ninguna emoción en la hora de hacerlos jajajaja

      Un beso preciosa

      Eliminar
  2. Que pinta!!! si es que con esta insoportable calor es lo mejor, comer cosas frias!!! y mucho heladooooo jaja besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj toda la razón del mundo mundial ^_^Besos guapa

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!