lunes, 15 de septiembre de 2014

PRUEBAS GINECOLÓGICAS MÁS FRECUENTES

Es muy habitual, sobre todo durante la etapa adolescente, sentir un cierto miedo y vergüenza a la hora de ir a visitar a nuestr@ ginecólog@. 

A ninguna de nosotras, no nos engañemos, nos gusta abrirnos de piernas y que nos urgen en nuestra florecita o nos manoseen los pechos. Pero es de suma importancia que nos hagamos las revisiones pertinentes.

PRUEBAS GINECOLÓGICAS MÁS FRECUENTES

Conocer en qué consisten los exámenes o pruebas que nuestr@ médic@ va a realizarnos y el por qué son tan importantes llevarlas a cabo, nos pueden ser de gran ayuda a la hora de superar el problema y acudir con más frecuencia a las revisiones.

Las visitas ginecológicas son una de esas cosas que toda mujer no debe olvidar apuntar en su calendario.

Así que hoy os acerco a las pruebas ginecológicas más frecuentes.

Colposcopia

La colposcopia tiene como objetivo principal examinar el cuello uterino con la intención de poder detectar o descartar un posible cáncer de cuello del útero o algún tipo de señal que pueda derivar en este tumor.

Se suele hacer principalmente cuando la paciente ha tenido una citología vaginal anormal, si sufre sangrado después de una relación sexual o si el médico observa áreas anormales en el cuello durante un examen pélvico.

Para realizar dicha prueba, el médico pedirá a la paciente que se acueste sobre una camilla y coloque los pies en los estribos (vamos la típica postura que tod@s tenemos en mente cuando se piensa en una visita ginecológica). A continuación el profesional médico insertará un espéculo en el interior de la vagina para poder observar mejor el cuello uterino. Acto seguido frotará de un modo suave el cuello uterino o la vagina con una solución específica con el objetivo de limpiar y poder resaltar las áreas anormales. Pos último, colocará un colposcopio en la abertura vaginal y examinará el área. El colposcopio en ningún momento debe entrar en contacto con la paciente. Este instrumento es un simple microscopio de baja potencia que emite luz.

Si alguna de las áreas examinadas lucen de un modo anormal, el profesional procederá a extraer una muestra pequeña del tejido para poder examinarla. 

Citología vaginal

La citología vaginal, también conocida como prueba de Papanicolau, es quizás la prueba ginecilógica más conocida y frecuente. ¿A que os suena chicas?

Igual que en el caso anterior, su objetivo es poder diagnosticar o descartar un posible cáncer de cuello uterino, pero también infecciones menores.

Durante la realización de dicha prueba, la mujer deberá tumbarse sobre la camilla sobre los estribos (igual que en la anterior, como en la mayoría de las pruebas). A continuación,, cuando la mujer se encuentre en la postura adecuada, el profesional introducirá con cuidado un espéculo en la vagina, para poder abrirla ligeramente y, nuevamente, poder observar el interior de la vagina y el cuello uterino durante la prueba. Suavemente el médico raspará por la zona de la abertura del cuello uterino y tomará una pequeña muestra que posteriormente será examinada en laboratorio.

Ecografía transvaginal

La ecografía transvaginal o endovaginal tiene como objetivo examinar los órganos genitales de la paciente, incluidos el útero, los ovarios y el cuello uterino. 

Generalmente se realiza para seguir el embrazo o ante problemas como pueden ser:
  • Hallazgos anormales en exámenes físicos (quistes, tumores fibroides...)
  • Problemas relacionados con la menstruación
  • Problemas relacionados con la fertilidad
  • Sangrado vaginal anormal
  • Embrazo ectópico
  • Dolor pélvico
A través de este tipo de examen, pueden diagnosticarse tumores, infecciones, quistes, anomalias congénitas, etc.

Para llevar a cabo dicha prueba, la mujer deberá recostarse sobre la camilla, con las rodillas dobladas, apoyando los pues sobre los estribos. A continuación, el médico le introducirá una sonda, llamada transductor, en el interior de la vagina desplazándola con mucho cuidado por todas las zonas que se quieran observar. De este modo, gracias a las ondas sonoras que emite la sonda y que refleja las estructuras corporales, se puede ver en un monitor los órganos genitales de la paciente.

Es una prueba que no conlleva ningún tipo de efecto dañino.

PRUEBAS GINECOLÓGICAS MÁS FRECUENTES

Mamografía

La mamografía es, junto con la citología, la prueba ginecológica con las que las mujeres están más familiarizadas. 
Se trata de una radiografía de las mamas, cuyo principal objetivo es detectar o descartar la presencia de un cáncer y tumores mamarios de forma precoz.

Esta especialmente recomendada:
  • En mujeres a partir de los 45 años aproximadamente
  • Mujeres con antecedentes familiares cercanos de cáncer de mama.
La preparación para la prueba consiste en no usar desodorantes, perfumes, etc, bajo los brazos o sobre las mamas el mismo día de la mamografia, para poder evitar que las imágenes obtenidas aparezcan distorsionadas. Asimismo, es necesario quitarse todas las joyas de cuello y del área del tórax.

Esta prueba no se puede considerar dolorosa, aunque sí puede llegar a ser molesta. 

Para realizarla, la mujer deberá desnudarse de cintura para arriba y, dependiendo del mamógrafo utilizado, deberá permanecer de pie o sentada. A continuación se le colocara una mama sobre una superfície plana que contiene la placa de rayos X. Acto seguido, un dispositivo denominado compresor, presionará firmemente para aplanar el tejido mamario sobre la placa.  Es posible que os hagan mantener la respiración durante la toma de cada imagen.

Ecografía mamaria

En este tipo de prueba, también se examinan las mamas pero esta vez, a través de ondas sonoras.

Al no exponer a la mujer a ningún tipo de radiación, es considerada una prueba sin contraindicaciones ni efectos secundarios conocidos. Suele utilizarse tras la observación de un tumor mamario durante un examen de mamas o tras una mamografía anormal. También es muy útil para poder diferenciar una masa sólida de un quiste o encontrar la posible causa de una secreción del pezón transparente o con sangre, e igualmente, puede usarse para guiar al médico durante una biopsia de mama. 

Durante el día del examen, al igual que en la prueba anterior, no se deberá utilizar ningún tipo de loción, desodorante o perfume en las mamas ni debajo los brazos. Para poder llevar a cabo esta prueba la mujer deberá desnudarse de cintura hacia arriba y tumbarse boca arriba en la mesa de evaluación. A continuación, el médico aplicará un gel sobre la piel de la mama y pasará sobre ella el transductor que ayudará a obtener las imágenes mientras la mujer permanece con los brazos por encima de la cabeza. Es posible que el médico solicite que la paciente se gire a izquierda o derecha para poder facilitar la correcta realización de la prueba.

Histeroscopia

La histeroscopia se trata de un procedimiento realizado especialmente para poder examinar el interior del útero, o por lo que conocemos como matriz o cuello del mismo. 

La utilidad principal de este tipo de prueba diagnóstica es:
  • Tratar los periodos de menstruaciones abundantes o irregulares
  • Diagnóstico de una posible anomalía en la estructura uterina
  • Bloquear las trompas de Falopio
  • Encontrar y eliminar miomas, pólipos y problemas similares
  • Diagnosticar un posible engrosamiento del revestimiento del útero
  • Diagnosticar la causa de repetidos abortos espontáneos o retirar el tejido después de uno de éstos
  • Retirar el dispositivo intrauterino (DIU)
  • Realizar una biopsia del cuello uterino o del útero
  • Extirpar tejido cicatricial del útero
  • Detección del cáncer uterino
Durante la realización de dicha prueba, el médico introducirá un histeroscopio (tubo delgado con luz) a través de la vagina y el cuello uterino en el interior del útero. En alguna ocasión, será necesario poner gas o líquido dentro del útero para que se expanda y pueda observarse mejor su interior.
Gracias al hitseroscopio se pueden extraer crecimientos anormales o tomar biopsias si se emplean pequeñas herramientas a través de él y también, llevar a cabo el procedimiento de Essure, por medio del cual se colocan espirales en las trompas de Falopio para así bloquearlas.

El procedimiento de Essure, se trata de un método anticonceptivo e irreversible, como puede ser la ligadura de trompas en el caso de las mujeres o la vasectomía en los hombres, por lo que las personas que opten por este sistema deben tener muy claro que no quieren tener (más) hijos.

PRUEBAS GINECOLÓGICAS MÁS FRECUENTES

Supongo que más o menos teníais claras este tipo de pruebas, y si no era así, espero que os haya ayudado. Como también si tú que me estás leyendo, si aún tienes miedo o vergüenza de ir al ginecólog@, quítate los miedos y demás. Es sumamente importante que nos hagamos revisiones ginecológicas, piensa que es como si fueras al médico a tratarte de unas simples anginas o similar. Réstale importancia al hecho de ir al ginecolog@ y concéntralo todo en pensar que son MUY IMPORTANTE este tipo de visitas, teniendo en cuenta tu edad, modo de vida y antecedentes. Tal y como se dice: "prevenir, es curar", y éstas son la mejor arma para la prevención.

¡Un saludo maj@s!

14 comentarios:

  1. Un post genial! Me ha encantado!
    Un beso
    www.upthestyle.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. aunque sepamos que es por nuestro bien nos cuesta,por lo menos ami,no es algo que me agrade mucho,ajjajajaa,pero claro lo tenemos que hacer,besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente chica, con los años crees que te acostumbras...¡pero ni por esas! jejejejeje
      Besotes

      Eliminar
  3. Buen post, yo me las hago todos los años .Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien hecho, así me gusta. Son esenciales, lástima que a veces muchas no le den la importancia que realmente tienen.
      Un beso corazón

      Eliminar
  4. Este post es muy interesante y está genial que hayas explicado todas las pruebas y en que consisten. Muchas personas todavía no se dan cuenta de lo importante que es visitar el ginecólogo una vez al año. Me gustaría añadir que tengan cuidado porque en los centros de salud, la prueba de la citología la están realizando enfermeras y cualquier personal que pillen disponibles. Mucho cuidado, estas personas no tienen la formación necesaria como un ginecólogo para detectar cualquier anomalía al momento. Otra cosa es que no recomiendan que te hagas la citología todos los años y tampoco la mamografía pasada una edad todos los años, ellos solo miran su bolsillo. Lo recomendable es hacerte la mamografía a partir de los 40 años todos los años. Tengo 29 años y voy cada año al ginecólogo, como suelo decir son 100 euros de tranquilidad, cualquier cosa que podamos tener siempre se coge a tiempo si te revisas. La cuestión está en si prefieres gastarte 100 euros en un vestido de último grito o en revisar tu salud. Hay muchas personas que prefieren lo primero, pero para lucir bien por fuera debes estar bien por dentro. Otra cosa que les recomiendo es que se pongan la vacuna del Papiloma Humano, yo me la puse el año pasado, sale 450 euros las tres dosis. Hay que cuidarnos chicas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón del mundo, y te agradezco un motón que lo hayas dicho. Hoy en día profesional no cualificado suele ser el encargado de hacer ciertas pruebas, y perdón por la expresión, pero es "una aberración". Soy profesional del campo sanitario, y me indigna ver de qué modo "nos tratan" (hablando como paciente), por el simple hecho de ahorrarse dinero, que no olvidemos que es un dinero nuestro. Sin duda, invertir en salud nunca es tirar el dinero, almenos desde mi punto de vista, es una inversión que su fruto es la salud. Y no hay nada más importante que esto.
      Gracias por el comentario guapa y por tus aportaciones. Un beso

      Eliminar
  5. Genial tu post Carolina!!! Y que razón tienes, hay q ir al ginecólogo nos guste o nos guste, nos dé o no nos de pereza...pueden salvarnos de mucho.
    Una sugerencia, este es un post que deberías republicar de vez en cuando, aunque se repita, pondrá en alerta a muchas mujeres de que has retratado su cita...
    Enhorabuena guapa!!! Muy buen post y muy buen documentado
    Besines
    by Ana Minaya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Tienes toda la razón del mundo, es un post que debería recordar hasta la saciedad, ya que la clave siempre está en la prevención.
      Muchas gracias por tus palabras y sugerencia, de verdad.
      Besos guapa

      Eliminar
  6. Ahora ya se está hablando de adelantar la mamografía a las mujeres a partir de los 35 años. Y creo que es una muy buena idea porque puede ser una buena forma de prevenir. Todos los años tenemos que pasar por "taller" para comprobar que nuestra salud es buena ;)

    Aunque nos parezca extraño, aún hay mujeres que desconocen la importancia de estas pruebas :O
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Sí, la verdad es que es una muy buena notícia que adelantes las mamografías, porque sin duda son unas pruebas muy útiles.
      Ya te digo, es alucinante que en los tiempos que vivimos aún haya mujeres que jamás han ido a un ginecólogo. O que van de uvas a peras.
      A ver, a mi no me apasiona, la verdad, pero es algo sin duda necesario.
      Un beso cielo

      Eliminar
  7. Es muy importante tener controles ginecológicos periódicos. Hay mujeres que piensan que si no han tenido problemas ni antecedentes, no tiene que hacerlos y se equivocan. No es perder el tiempo es gastarlo en ti, en tu salud. Yo por desgracias tengo antecedentes por vía materna y sé lo importante que es hacerte las pruebas pertinentes y tener controles, mínimo anuales, según el caso de cada una. Es mejor prevenir que curar. Como siempre felicidades por el post y agradecerte lo bien que nos cuidas. Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Gracias a ti por supuesto, por estar siempre ahí y animarte a visitarme y además comentar.
      Claro que sí, acudir al ginecólogo es como el dentista, no es que guste mucho pero es sumamente importante. Es lo que dices. Muchas mujeres no acuden a él hasta que no "notan algo raro", o creen estar en estado... Que a mi parecer es una locura.
      A ver si poco a poco todas nos concienciemos de lo importante que es.
      Un beso cielo

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!