lunes, 15 de diciembre de 2014

INFANTILIZAR A NUESTROS MAYORES

Hace mucho que no hablo de nuestros mayores, aunque de un modo directo o indirecto, los posts generales en los que puedo hablar de remedios, enfermedades, o lo que sea, está más que claro que nuestros mayores también son "parte de esos posts".

INFANTILIZAR A NUESTROS MAYORES

Pero hoy quería tratar un tema especialmente dedicado para ellos, vamos hablar de ellos desde la primera letra hasta la última de este post, comas y puntos incluidos.

El tema que me dispongo a tratar es el hecho de infantilizar a nuestros mayores.

Seguro que me voy a meter en un "fregado"..., ya que suelen haber muchos puntos de vista sobre el tema, pero como bien dice el título de mi blog, que a la vez es mi lema, quiero enfocar el post partiendo de lo que mejor para ellos, para nuestros mayores.

De un modo inconsciente, o eso espero, la mayoría de gente suele dirigirse a algunas personas mayores, (cuando hablo de personas mayores, entendemos por lo que se conoce popularmente como "ancianos", aunque personalmente prefiero llamarlos personas mayores), simplificando el vocabulario, elevando la voz, utilizando los diminutivos excesivamente, haciéndoles preguntas encerrando en ellas mismas las respuestas (el tipico ¿quieres esto,sí?...¿a que no quieres más postre?), etc. 

Much@s lo achacan al "sentimiento paternalista" que muchas de estas personas les despiertan, cuando llegado a cierto punto, est@s mayores les resultan personas indefensas, frágiles....

¿Pero realmente es la mejor actitud?

Según asegura María Esperanza Marcos Juárez, especialista en derecho sanitario de la Sociedad Española de Médicos de Residencias (SEMER), en una entrevista concedida a Europa Press, la infantilización en personas mayores es "el mayor de los maltratos psicológicos" y lamenta que sea una forma de maltrato psicológico "tolerable socialmente".

A ver, yo no me atrevería a decir que es el mayor de los maltratos psicológicos, la verdad, pero sí estoy totalmente de acuerdo en que a las personas mayores no deberíamos tratarlas como bebés ya que por consiguiente, muchas veces, no se tiene en consideración sus deseos o pensamientos, y los anulamos como personas.

Por no decir la "manía" que tienen algunas personas en aplicarles "castigos", por ejemplo, dejarles sin postre si no se ha tomado la medicación. Lo que os venía diciendo... tratarles cómo bebés.

Actuando de ese modo, sólo conseguiremos crear conductas negativas, basadas en la evitación y el retraimiento de esos mayores, y hacer que disminuya su autoestima.

Tenemos que ser conscientes que nuestros mayores son y deben ser personas referenciales en el núcleo de nuestras familias. Es decir, ell@s, lo han dado todo por nosotr@s, y el hecho de que se hayan hecho mayores o que surja un grado de dependencia, no significa que debamos catalogarlos como personas "de segunda", anulando sus voluntades y percepciones de las cosas. Porqué tratándolos así, no nos engañemos, es lo que se consigue.

Infantilizar a nuestros mayores

Debemos permitirles que se expresen, que decidan que es lo que desean y lo que no. Tenemos que tener en cuenta que una discapacidad o dependencia física, no significa una discapacidad mental.

Claro está en que hay personas mayores con ciertas enfermedades que implican una degeneración mental, por lo que a veces resulta difícil no actuar como "padres" respecto a ell@s. Pero incluso en esos casos, deberíamos hablarles como los adultos que son, empatizando con su nueva situación, y pensando en cómo nos gustaría a nosotr@s que nos tratasen si estuviésemos en su lugar.

Abriendo este melón, me veo en la obligación de hablaros de las situaciones que suelen vivirse en los geriátricos o similares con pacientes con demencia.

Much@s de l@s profesionales utilizan esos cambios de voz, la típica forma cantarina, y expertos aseguran que eso sólo sirve para irritarles.

Investigando sobre el tema, dichos expertos de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Kansas, se dedicaron a grabar las interacciones entre enfermeras y pacientes con Alzheimer, y vieron que el hecho de hablarles como niñ@s o bebés, los pacientes reaccionan de un modo incómodo o de rechazo.

Tenemos que pensar que las personas con Alzheimer, siempre dependiendo de su grado, por norma general están luchando para mantener su concepto de "ser una persona", y si nuestra idea de ser persona es la de ser un individuo capaz, imaginaros como pueden llegar a sentirse. Puede llegar a ser muy angustioso para ell@s ser tratad@s como a bebés. Y no nos engañemos, usar ese forma de hablar, implica un tono de voz controlador.

Tendimos a confundir "ser cariñosos y educados" con ser "paternalistas". Quiero decir, que el hecho de hablarles con un tono cariñoso y educado, no significa que debamos hablarles como si fuesen niños.

Por mi experiencia personal, me he topado con mucha gente mayor que por cualquier motivo, ha necesitado de mis servicios, ya sea por dependencia sólo física, o a la vez también mental, y nunca, jamás se me ha pasado por la cabeza tratarles como niñ@s.

No os negaré, y como os vengo diciendo, que en ciertas situaciones, no he podido evitar que surja de mis adentros un sentimiento de cierta ternura hacia algun@s de ell@s, cuando se ponen en mis manos. Pero he comprobado, y tomando como referencias las actuaciones de algun@s de mis compañer@s a lo largo de mi carrera profesional, que a las personas mayores que se les trata por lo que son, unas personas con una vida en sus espaldas, a las que les muestras tu respeto y a la vez interactuars con ell@s como un igual, han reaccionado mejor al tratamiento, que much@s de l@s que han sido tratados como niñ@s.

No sé, quizás seré un "bicho raro", aunque tengo que confesar que siempre me ha encantado serlo. Jejejeje

La comunicación con las personas mayores a veces precisa de paciencia y dedicarles un tiempo adicional debido a los cambios físicos, psicológicos y sociales.

Para tener una buena comunicación con ellos, deberíamos reducir el ruido de fondo que pueda causar distracciones involuntarias, iniciar conversaciones con temas generales (hablarles del tiempo es un ejemplo muy recurrente), y luego cuando ya esté más "parlanchín/a" puedes profundizar en otros temas. Deberíamos también evitar cambiar de temas de un modo brusco, eso puede "desubicarles" y dejad que hablen de todas sus batallitas... sus recuerdos son muy importantes para ell@s.


Así que creo que nuestros mayores simplemente necesitan que se les trate como a personas adultas que merecen un respeto, atención y cariño.

¿Y vosotr@s qué opináis?

El debate está abierto.

¡Un saludo maj@s!

8 comentarios:

  1. Yo ese trato de trátalos como niños lo he visto en algunas residencia,cosa que no me hacia mucha gracia,me hacia sentir mal hasta ami asique supongo que a ellos peor,a mi me encanta que me cuente sus batallaras,me lo paso pipa,jaja,me gusta mucho escucharlos,besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Olé tú! Bien hecho, debemos respetar e intentar comprender a nuestros mayores, e intentar comprender que ciertas actitudes que a nosotr@s no nos haría bien, a ell@s tampoco.
      Besos cielo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  2. Me da una pena este tema....personas que llevan vivido tanto y que se les trata como a bebe e incluso como a tontitos!!! Sobretodo como dice Beà en las residencias....
    Un besito preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erroneamente se cree que tratandoles así "te entienden" más o les demuestras más afecto, cosa que creo que es totalmente incierta. Si nos parásemos en apreciar más sus reacciones, veríamos que lo único que quieren es comprensión (hablo de las personas mayores que no pueden valerse pos si mismas).
      Besos tesoro

      Eliminar
  3. Cuando he visto a alguien hablar así a un mayor, me ha dado pena...Puede que ya no esté al 100% (que no oiga bien, que esté enfermo,...) pero sigue siendo una persona que entiende perfectamente lo que le dices, no es un bebé que está aprendiendo a hablar, ya sabe hacerlo. Escuchar a una enfermera (Porque es a las que más he oído) hablarles así, me degrada y me deprime incluso a mí, porque pienso "¿Así me tratarán cuando sea mayor? Seré mayor, no tonta".
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón del mundo. Hablarles con cariño sin olvidar el respeto es como deberíamos hablarles, o eso es lo que considero yo. Que sean dependientes ya sea física o psíquicamente no significa que dejen de ser lo que son, unas personas adultas. Deberían más empatizar más con ell@s, porque es lo que dice, algún día nosotr@s estaremos en su lugar. Besos guapa y gracias por tus palabras

      Eliminar
  4. A veces me pregunto incluso si a los niños hay que tratarlos de esa manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad.. a saber que se les pasa por rus cabecitas al vernos haciendo "el panoli" de esa manera.....

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!