FELICIDAD, QUE BONITO NOMBRE TIENES

viernes, 4 de septiembre de 2015


¡Hola maj@s!

Ya viernes, el primer viernes después de la vuelta a la rutina. 

Y aunque la palabra viernes ya de por sí da un buen rollo "que te cagas", seguro que el post de hoy de Mel, os anima muchísimo más.

FELICIDAD, QUE BONITO NOMBRE TIENES

Tal y como decía la canción de La cabra mecánica, "Felicidad que bonito nombre tienes", hoy Mel nos va hablar precisamente de eso, de la felicidad. y de las 10 claves que debemos practicar sí o sí para dar caza a ese preciado tesoro.

¡Vamos allá!

Diez claves para la felicidad que tenemos que practicar sí o sí.

"¡Muy buenas, gentecilla! Pues aquí estamos un día más para intentar adornar el blog de Carolina, porque estaréis de acuerdo conmigo que es aburrido y que la “mismísima” no cuenta cosas para nada interesantes. Pero tranquilas/os, no nos asustemos que para eso estoy yo. Venga, vale, ahora hablando en serio… ¡me encuentro de nuevo por aquí dando guerra en el espacio de mi querida, adorada, admirada… (ejem, ejem, ya no se me ocurren más palabras con las que hacerla la pelota a esta mujer) amiga. 

Hoy os traigo un post que yo denomino “buenrollista”. Y os preguntaréis (y con razón): “Pero Mel, ¿qué es eso de buen rollista?.” Pues un post buenrollista es una entrada con la que intento animar un poquillo a los lectores que por cualquier problema o causa se sienten de bajón y tristes. Así que… hoy en el blog de Carol… ¡que reine el buenrollismo! 

Veréis, os explico. Hace ya algunas semanas que leo por el (a veces) maravilloso mundo de Internet, artículos de famosas Universidades como por ejemplo Harvard y Cambridge como escriben sobre la felicidad y las claves para conseguirla

Pues bien… yo no he ido a ninguna de esas facultades, pero tengo bien clarito mis claves para conseguir ser la mujer más dichosa del mundo. Así que, científicos de Harvard, eruditos de a mismísima Cambridge, preparaos porque aquí van las mías. ¡Let’s go!

1.- Cantar horriblemente mal en la ducha por la mañana. A ver, yo sé que tengo muchos talentos y habilidades buenas (olé yo y mi modestia), pero lo de cantar no es lo mío. Y mira que lo he intentado, ¿eh? Pero nada. Hasta en los juegos de karaoke de la Wii me dicen que mi tono no es adecuado. Ahora hablando en serio. Cuando me desperezo un poco en la cama, abro los ojos y me quito las legañas (sí, aunque sea una súper fashion victim tengo legañas como cualquier persona, carajo), me meto en la ducha y ahí derrocho creatividad y desafines por doquier. Pero…¿y lo que me río yo sola en la ducha y lo bien que sienta? Já, que me quiten lo bailao.


FELICIDAD, QUE BONITO NOMBRE TIENES
2.-No pensar en las calorías.  Ojo, no penséis que os quiero decir con esto que os atiborréis a golosinas y a bollos. Pero que yo no me siento culpable por tomarme todos los días mi flan de queso con nata, vamos. Y tampoco pensamientos del tipo: “oh, dios mío, voy a tener que correr media hora porque me he comido un bollito con azúcar” cuando por ejemplo me como un trozo de tarta de chocolate o las natillas caseras que hace mi abuela. Lo primero porque no voy al gimnasio (que tampoco tengo ningún problema con la gente que vaya) y segundo porque simple y llanamente me encantan los flanes y las natillas de mi abuela.


3.- Tumbarme en el sofá con un buen libro. Me confieso, soy una fanática de las novelas románticas. Sí, de esas que te quitan el aliento cada dos por tres y te imaginas el ambiente y a los personajes. Además, hay estudios bastantes fiables que dicen que las personas que leemos tenemos tendencia a ser más interesantes y tolerantes. ¡Así que son todo ventajas!.

4.- No hacer prácticamente nada. Vamos, no hacer ni el huevo. Desgraciadamente, vivimos en un mundo en el que nos queda poco tiempo libre para nosotros: niños, familia, trabajo, estudios, compromisos. Pero creedme cuando os digo, que tomarnos unos minutos para nosotros mismos sin hacer nada, únicamente mirando el techo de la habitación o la pared del salón, o disfrutando del silencio, puede llegar a relajarnos y a calmarnos bastante. Así que os recomiendo desesperadamente que practiquéis de vez en cuando eso de… “no hacer ni el huevo”.

5.- Ver la lluvia desde la ventana con un té caliente. Hace poco leí que quedarte sentado en una silla en la ventana con una infusión o algo calentito ayudaba a recuperar la energía positiva de nuestro cuerpo. Y la verdad es que es cierto. En esta semana, en Madrid por lo menos, ha caído enormes trombas de agua seguidas por tormenta. Y debo decir, que mirar como llueve y como el cielo se va nublando cada vez más y se levanta un ligero viento mola un montón. Eso sí, para las tormentas, rayos, truenos y demás no contéis conmigo. A no ser que alguien quiera tener una ataque de ansiedad (o directamente de histeria) por estar a mi lado.

6.-  Hacer lo que me gusta sin tener miedo a los cambios. Veréis, desgraciadamente, hay mucha gente que le tiene mucho miedo a los cambios y a equivocarse. Soy consciente de que hay personas que están trabajando en algo que no les apasiona para pagar una hipoteca y mantener a sus hijos. Por eso, es muy importante hacer lo que realmente nos gusta en nuestro tiempo libre y tomarnos unos minutos para nosotros mismos y nuestras aficiones. Y si hay que hacer algún cambio en nuestro entorno, seguramente sea para bien, y si no, tenemos que aprender de nuestros errores.

7.- ¡Decir que no alguna vez!. No sé si a vosotros os ha pasado alguna vez que al negar una proposición os hayáis quedado más anchos que largos y con una paz interior increíble. Pero lo más beneficioso de todo es decir “no” y no sentirnos culpables después. Como personas humanas que somos, tenemos nuestro estado de ánimo y no siempre nos va a apetecer salir de fiesta o escuchar los mismos desamores de un amigo o amiga. Hay que tener bien claro, que tenemos todo el derecho del mundo a decir “pues no, hoy no me apetece escucharte decir que no te ha contestado al mensaje que le has mandado por la mañana”. Y a tomar viento fresco. O como decía de pequeña, a otra cosa mariposa.

8.- Dejar salir de vez en cuando al niño interior que llevamos dentro. No sé vosotros, pero yo algunas veces me canso de ser una mujer adulta (tengo que admitir que bastantes veces) y que necesito con ansias hacer algo que me divierta, algo que me apetezca de verdad y que me haga ilusión. Hay muchas personas que tienen vergüenza de hacer algunas cosas por miedo a lo que puedan decir… pero… ¡al carajo con lo que puedan decir! Y os cuento un secreto:  a mí me encanta jugar con las muñecas de mi infancia que guardo en el baúl. Pobres ellas, a cada una le hacía un corte de pelo diferente. ¡Había una vena estilista en mí!.

9.-No hay que dejar que las opiniones de los demás nos influyan tanto. Con esto quiero decir, que la felicidad está únicamente en nosotros. Y que tenemos que tomar las decisiones por nuestra cuenta. Podemos dejar que nos den un consejo o una opinión, pero nunca que elijan por nosotros. Seguramente, cuando tenemos un problema o estamos indecisos ante una decisión pedimos ayuda a la familia o a nuestros amigos, y aunque ellos lo hacen con su mejor intención, a veces, nos llenan la cabeza con más lío y eso nos hace estar algo más negativos. Así que…¡fus fus, malos pensamientos fuera!.

10.- Tener el valor de cada día ser uno mismo. Y para mí, esta es la última clave para ser feliz. Ser uno mismo, con nuestros defectos, con nuestras virtudes, con nuestras luchas y con nuestras batallas conlleva un estado infinito de felicidad. Está claro que a todas las personas no podemos gustarles ni tampoco caerles bien, pero lo más importante es que cuando nos miremos al espejo, sonriamos y estemos orgullosos de nosotros por ser cómo somos. ¡Arriba la autoestima!


FELICIDAD, QUE BONITO NOMBRE TIENES
Hasta aquí, bellos y bellas el post de hoy. Espero que mis “expertas” claves para la felicidad os hayan gustado y que os animéis a practicarlas si os veis con ganas. Mientras tanto, me gustaría que nos contaseis a la “jefa” y a mí vuestras claves para la felicidad. ¿Qué cosas hacéis que os hacen sentir una felicidad inmensa? ¡Espero leer vuestros comentarios! Un beso fuerte, amores. ¡Y hasta el próximo viernes!
Publicado por Mel, redactora del blog http://www.nuncajamasyyo.com"

¿No os han parecido unas claves la mar de chulas? Yo sin duda, me las apunto todas, aunque voy a sustituir el té por otra cosa ya que, desgraciadamente, mi cuerpo lo expulsa con una rapidez flipante por el mismo sitio por el que entra...

Y después de mi comentario, creo que no muy apropiado... jajajaja... Os animo, tal y como dice Mel a que nos contéis cuales son vuestros truquillos o claves para ser feliz.


ACTUALIZACIÓN: El Mundo de Mel ya no se encuentra en el blog, ya que en la actualidad la autora ya no colabora en Mi meta, tu salud.

¡Un saludo maj@s!

18 comentarios:

  1. Menos mal que has llegado tú, Mel, para animar un poco este blog, porque ya empezaba a ser un poco soporífero, la verdad... Lo que pasa es que ya le habíamos cogido cariño a la autora y tal, y piensas "no voy a hundir en la miseria a la pobre chavala diciéndole que sus posts aburren a las moscas..." Estooo... Carol... ah, pero ¿estabas ahí? Bueno, que no, que no, que aquí te lo pasas... bufff...esto es un no parar todos los días juas juas juas... Y a tí, Mel, no te puedo contar más cosas que me hagan feliz porque creo que has hecho la selección "perfecta" de todas las cosas que me pueden hacer sentir bien de verdad, y muchas de ellas las practico, claro que sí, incluido lo de cantar en la ducha y lo de contemplar la lluvia, eso sí, con una taza de cacao caliente, que yo tampoco soy mucho de té, y el chocolate me hace de feliz!!!!!! que ni te imaginas... Un beso, preciosa! (Sí, para tí también, Carol...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaaja es que te como! Jajajaja Yo tampoco te soporto Jajajajaja
      Me uno a la taza de cacao mirando la lluvia. ^_^ Y es verdad, lo de cantar en la ducha mola. Yo, como estos días tenía al peque en casa, que por cierto ya no es mi caramelito es mi pequeño guerrero jajaja, he hecho un festival de canciones en la ducha que lo flipas. Mi gran hit ha sido el POLLITO PIO jajajaja
      Besos cielo

      Eliminar
    2. ¡Si es que ya lo sabía yo, Fina! Sabía que no os ibais porque en el fondo os daba pena Carolina. Y yo lo entiendo, que la pobre se hace de querer. Si te digo la verdad a mí me gustan las dos cosas el chocolate caliente y el té. ¡Me alegro que practiques esas cosas, guapísima! Un beso y muchísimas gracias por contestar. :)

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho este post y me he sentido muy identificada con algunos puntos más que con otros lógicamente pienso porque los llevo más acabo que otros. Por ejemplo, decir no decir no alguna vez.... por supuesto y no sentirnos mal después.... !! Que las opiniones de los demás no me influyan, es algo que a veces sin querer nos influye y cada persona tiene su punto de vista....es lo que dices, se acepta consejo opinión.... pero hasta ahí nosotros somos los dueños de nuestras decisiones. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola tesoro! No tienen porqué ser todas tus claves, cada cual, creo yo, que busca su felicidad en diferentes situaciones, lugares... Simplemente Mel nos ha dado algunas de ellas con las que podemos dar un pasito más dirección a ese complicado camino de la felicidad.
      Besos reina

      Eliminar
  3. me ha encantado el post!! muchas de las cosas las hago jajaj y otras me las apunto!! aunq hay algunos dias que cuestan mas que otros

    besos
    EL ARMARIO DE UNA SHOPADDICT BY PATRIORO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que otra canta en la ducha eh! Jajajajaja
      Besos

      Eliminar
  4. Buenas guapa!!

    Que buenísimo post jejeje además que viene de perlas después de la vuelta a la rutina (y al mal tiempo...)
    Me las apunto todas (yo también cambio el te, aunque no por las mismas razones xDDD me meo de risa contigo) sobretodo el punto 9 y 10 que están bastante relacionados y desgraciadamente a veces doy demasiada importancia a los comentarios de la gente y con la edad que tengo debería mandar a (....) a más de uno y una jejeje. Así que a vivir que son dos días. Venga ese ánimo arriba!!

    Besicos guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola tesoro!
      ¿A que es un post que transmite súper buen rollo? ^_^
      Jajajajaajaj es que decir que me dan vomiteras.... es dar mala publicidad a los tes, y más si yo siempre los recomiendo.
      Pues no debes prestar la más mínima atención a ciertos comentarios nocivos que sólo se hacen para hacer mal. Así que te recomiendo que si se tercia , sí, los mandes a la MIERDA, que ya verás lo bien que te vas a sentir después. Aunque también es verdad que lo mejor a veces es ignorar...
      ¡Dí que sí! Que el ánimo nunca decaiga!
      Besos guapa

      Eliminar
    2. ¡Esa es la actitud, mi chica preciosa! Yo también he dado muchísima importancia a los comentarios y opiniones de los demás, Moni, pero ha llegado un punto en el que únicamente sólo acepto consejos, porque la mayoría de la gente suele hacer como algo habitual eso de meterse en tu vida y elegir por ti. Y a mí particularmente, no me da la gana. Y a quién no le guste... ¡a freír esparraguitos trigueros! :D

      Eliminar
  5. hola esta super yo la verdad es que cada vez mas paso de todo serán los años ji ji pero mi mente es muy niña asi que la tengo un poco revuelta pero me gusta mucho pasar por aqui y sonreir un rato
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Hola, aquí otra pasota Jajajaja
      Es bueno no dejar escapar al nño que tenemos dentro, así que pasa cuando quieras por aquí y nos echamos unas risas juntas.
      Besos guapa

      Eliminar
    2. no no si yo no le dejo el se queda ,esta de ocupa en mi cabeza de siempre asi que siempre me alegra y me hace un poco loca jeje

      Eliminar
  6. que bueno!!! yo cambio lo de en la ducha (no quiero que mis vecinos tengan migrañas por los alaridos que pego) por el coche!!jajajaja cantar a pleno pulmón con los cristales cerrados en plena autovía es la leche!!!jajajajaja
    me ha encantado ;)
    un beso enorme a las dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja dí que sí! Sea donde sea, cantar a pleno pulmón , con gallos incluidos (como es mi caso) jaajajajaja
      Gracias guapa, la verdad es que Mel lo ha bordado
      Besotes

      Eliminar
    2. ¡Mi chica guapa! ¿Qué tal preciosa? Lo de los vecinos me ha recordado a una anécdota que me pasó hace no mucho. Iba en el ascensor y un vecino me dijo riéndose: "Vamos a ver, Mel, ¿habrá algún día que no me tenga que despertar con tu voz de pito?". Menos mal que yo soy muy educada y muy salá y también me reí. Que si me llega a pillar con la vena torcida le suelto... "¿Cómo que voz de pito? Con lo bien que canto... ¡De la ducha a Eurovisión! :D

      Eliminar
  7. great post :) kisses!

    http://www.itsmetijana.blogspot.rs/

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!