jueves, 24 de septiembre de 2015

HUMMUS, MÁS QUE UN PATÉ DE GARBANZOS

Hace ya tiempo que no publico nada en al blog sobre alimentos saludables, y que creo que ya va siendo hora.

HUMMUS, MÁS QUE UN PATÉ DE GARBANZOS
Así que hoy, me dispongo a hablaros de un "plato" que parte de una base muy sencilla pero que nos aporta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud, el hummus.

El hummus es una crema o paté en el que su ingrediente estrella son los garbanzos, aunque en el su elaboración le acompañan ingredientes como el jugo de limón, el ajo fresco, pasta de sésamo o tahini y aceite de oliva. Pero que pueden hacerse múltiples combinaciones para elaborar esta deliciosa crema, conservando los beneficios que nos aporta para la salud.

Su origen muchos los remontan en el Antiguo Egipto, sobre todo el Líbano, donde aparecieron escritos súper antiguos, más que Jordi Hurtado, tanto que, incluso hizo dudar sobre si el verdadero origen del garbanzo estaría situado en esta región.

Aunque nació de un origen humilde, para que me entendáis, era como el pan aquí o el arroz en China, hoy en día es una receta muy popular fuera de las fronteras de Oriente Medio, y se ha convertido en uno de los alimentos clave de las cocinas vegetarianas y veganas.

Gracias a su grandísimo aporte nutritivo, su sabor y su bajo coste, seguro que a más de un@ os va a entrar el gusanillo de probarlo, si no lo habéis hecho ya, y de realizar las recetas que os facilitaré luego, que ya os digo, una viene con sorpresa.

Pero antes, me gustaría mostraros los múltiples beneficios que tiene para nuestra salud.

Gran chute de proteínas

Este alimento aporta muchas de las proteínas que nos aporta la carne, incluso más, ayudando a fortalecer nuestro sistema circulatorio, nuestros huesos y la piel.

Si eres vegetarian@ o vegan@, considera sin duda condimentar tus platos con hummus.

Fuente de fibra

Nos ayudará a regular el funcionamiento de los intestinos, favoreciendo la digestión, lo cual lo hace un potente aliado si estás a dieta intentando deshacerte de esos kilitos de más. 

El superhéroe contra la grasa

El gran aporte de fibra que os acabo de comentar nos ayudará a disfrutar de un peso saludable. Pero esto no queda aquí amig@s, está demostrado que gracias a todas las grasas monosaturadas que contiene, ayudan a eliminar la grasa abdomindal. (Lo sé, también habéis pensado: "hoy cocino un kilo de hummus como mímino"). Pero ojo, no es considerado un alimento bajo en calorías, aunque si lo comparamos con la mayonesa, que una simple cucharada tiene 90 calorías, y la misma cucharada de hummus tiene sólo 30.... Creo que ya lo he dicho todo. El secreto simplemente es no abusar de él, como en todo, vamos comerlo de un modo equilibrado.

HUMMUS, MÁS QUE UN PATÉ DE GARBANZOS

Huesos de titanio 

Los garbanzos son una fuente natural de calcio, elemento indispensable para evitar que nuestros huesos se fracturen.

Así que aunque tengas la targeta dorada, como no, no dudes en incorporar este alimento en tu dieta para mantener a raya la posible aparición de osteopororis.

Salud de hierro

El hummus es un gran aliado para combatir la anemia ya que nos aporta una gran cantidad de hierro.

Equilibra el colesterol

Los garbanzos son unos de los mejores gladiadores que lucha contra el colesterol malo. Esto se debe a su carencia de grasas saturadas. Pero además, también nos ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre.

Gran amigo de los alérgicos

Gracias a que no contiene ni frutos secos, ni gluten ni productos lácteos, que suelen ser las alergias más comunes en la población, lo convierte en un alimento nutritivo y gran amigo de aquellos que sufren de dichas alergias alimenticias. ( A no ser que seas alérgic@ a los garbanzos o el sésamo.. que ya sería tener mala suerte...).

Combate las tristezas

Comer hummus produce la serotonina, la famosa hormona de la felicidad, por lo cual es el ideal antidepresivo natural.

Ideal antioxidante

Uno de los ingredientes estrella del hummus, a parte de los garbanzos, es el ajo, que además de condimetar de un modo perfecto el sabor de este plato, tiene un gran efecto antioxidante, además de ser, como ya sabéis, un antibiótico natural y es un potente germicida, vamos machaca a los gérmenes dañinos en un plis plas.

Y aunque esto no es un beneficio para nuestra salud, pero sí para nuestro bolsillo, preparar hummus en casa es súper económico, por lo que le da un plus para ser elegido uno de los alimentos que no deben faltar en tu dieta.

Ahora si os parece, vayamos aprender diferentes recetas sobre esta crema o paté, o cómo queráis llamarle.

Hummus tradicional (para 4 personas)

Necesitaremos, 160 gr de garbanzos que dejaremos en remojo la noche anterior si son crudos y los coceremos al día siguiente, o también podéis optar por un tarro de los que vienen ya cocidos de 400gr, zumo de dos limones (según el gusto, yo ya sabéis que me chifla el sabor ácido), tres cucharadas de tahini (podéis encontrarlo ya hecho pero luego os facilitaré una receta, por si queréis realizarlo vosotr@s mism@s), un diente de ajo, una cucharadita de sal y aceite de oliva (si es virgen extra mejor).

Primero deberemos cocer los garbanzos con sal durante una hora aproximadamente. Recordad que esto lo haremos si hemos optado por cocer nosotr@s mismos los garbanzos, y que los garbanzos deben ponerse al fuego cuando el agua ya esté hirviendo. Pasado este tiempo los escurriremos pero reservaremos una taza del agua de cocción, y pasaremos los garbanzos por una batidora con la taza de agua que habremos reservado, hasta que obtengamos un puré.

Añadiremos las tres cucharadas de tahini, el diente de ajo que pelaremos y machacaremos préviamente, el zumo de limón (al gusto, si queréis empezar con medio limón e id rectificando) y la cucharada de sal.

Lo mezclaremos bien, si queréis con la ayuda de la misma batidora, unos tres o cinco minutos, hasta que quede un puré con una consistencia suave.

Pondremos dicho puré en el plato dónde vayamos a servirlo y por encima añadiremos una o dos cucharadas de aceite. Y ¡tachan! Listo para comer con pan tostado, pan de pita, como acompañamiento de carnes o pescados, vamos al gusto del consumidor.

Podemos añadir antes de consumirlo un pellizquito de perejil fresco por ejemplo, o un poco de pimienta molida, si te gusta darle un toque diferente.

Vamos a ver cómo realizar la salsa de tahini o tahín, por si os animáis de hacerla vosotr@s mism@s.

Necesitaremos 2 cucharadas de sésamo (ajonolí), cuatro cucharadas de agua o aceite de semillas o aceite de oliva (yo uso agua, ya que el hummus ya lleva aceite) y una pizca de sal.

Este paso no será necesario si el sésamo que has comprado ya está tostado. Pero por si las moscas, compráis uno que no lo esté, enjuagadlo con el chorro del agua del grifo y escurridlo bien. Luego poned el sésamo en una sartén grande y ponedla a fuego medio/alto durante unos 5 minutos hasta que veáis que el sésamo está un poco dorado. Y ya tenéis listo el sésamo para realizar el siguiente paso.

Si lo habéis tostado vosotr@s, dejad que las semillas de sésamo se enfríen, y una vez frías pásalas por un molinillo o picadora y añade el líquido que hayas elegido (en mi caso cuatro cucharadas de agua) y una pizquita de sal. (Muy poca ¡eh!, o la vais a liar).

Pícalo todo junto hasta que quede una pasta con una textura más o menos lisa. (Un consejo, observaréis que el sésamo se irá pegando a las paredes de la picadora. Id parando y con la ayuda de una espátula lo vais despegando de las paredes y lo ponéis en el centro de la mezcla. Quizás lo tengáis de repetir un par de veces, y si queréis una textura más suave, añadid un poco de agua).

A ver no es necesario que quede súper fina, pero lo que sí es indispensable que quede todo bien trituradito.

Y ale, ya tenéis el tahini para realizar el hummus. ¿Fácil verdad?

HUMMUS, MÁS QUE UN PATÉ DE GARBANZOS

Volviendo al hummus, hay infinitas variedades de la receta original que os he facilitado.

Al pimentón, con aceitunas, con frutos secos, con dátiles, tomate seco, jengibre y cardamomo, si te gusta el picante puedes añadir pimienta cayena o un poco de guindilla... Vamos, podéis tuenear el hummus cómo más os guste, simplemente con añadir un poco de los ingredientes que os he citado o algún otro que creáis que puede darle un toque especial y batirlo bien con la batidora, es suficiente.

Ya ahora es cuando viene la sorpresa que os he comentado al principio.

Para darle mi toque especial, y seguro que, después de deciros que podéis tuneralo con lo que os apetezca, no habréis pensado en la remolacha. Sí, sí, con remolacha también podemos realizar un sabroso y saludable hummus, y además queda súper chulo visualmente.

Para realizar el hummus de remolacha es casi idéntica a la que realizaremos con el hummus tradicional, lo que yo personalmente, hago unos pequeños cambios.

Para realizar esta receta necesitaremos, 160gr de garbanzos crudos o 400gr si son ya cocidos (de tarro), el zumo limón (recordad que podéis usarlo al gusto), una cucharada sopera de tahini, un diente de ajo, una cucharada de sal, dos de comino, semillas de sésamo, dos cucharadas de aceite de oliva y una remolacha de unos 180 gramos aproximadamente cocida.

Como en el hummus tradicional, seguiremos los pasos de cocción si optamos por usar garbanzos crudos y una vez cocidos batiremos los garbanzos con el zumo de medio limón (digo de medio limón de momento, porque no sé si os gusta mucho el sabor ácido, así que empezar con medio limón e id rectificando según vuestros gustos), la cucharada de tahini (o tahín), la cucharada de sal, el ajo picado, las dos cucharadas de comino y la remolacha, y venga a batir todo junto hasta obtener una crema homogénea.

Como en la opción anterior si queréis que sea más suave, podéis añadir un poco de agua.

Y ya lo podéis servir. Ya en el plato, añadiremos, igual que en el tradicional, las cucharadas de aceite y por encima podéis espolvorear un poco de semillas de sésamo, y ahora sí que sí, ya está listo para comer.

HUMMUS, MÁS QUE UN PATÉ DE GARBANZOS

Recordad que el hummus es ideal para comerlo con pan de pita, tortitas de arroz, con verduras, como acompañamiento en carnes, pescados, y un gran etcétera, como también que podéis realizar diferentes tipos de hummus, combinándolo con otros ingredientes.

Sin duda es una receta que siempre tengo a mano, porque además de ser muy sabrosa, nos aporta, como habéis visto, infinidades de beneficios para la salud que una servidora no se quiere "perder".

Y vosotr@s.. ¿conocíais la receta? ¿conocéis otras variedades? ¡Contadme, no seáis timod@s!

¡Ah!, y por si os apetece, compartid el artículo, ¡es gratis! Y a mí me haréis la mar de feliz (toma, meto como quien no quiere la cosa un poco de "coacción sentimental" Jajajaja)

¡Un saludo maj@s!


26 comentarios:

  1. Me encanta!!!! lo único que todavia no me atrevo a hacer por mi cuenta es la tahini asi que aun no me he atrevido a hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues.. ¿ a qué esperas? jajaja Como has visto es súper fácil de realizar, tanto el hummus como el tahini.
      Claro está que también está la opción de comprarlo hecho, pero sin duda, lo hecho con nuestras manos, siempre sabe mejor.
      Si te animas, estaré encantada de saber qué tal te ha ido.
      Besos guapa

      Eliminar
  2. Hola ! Si lo conocía y tengo un montón de recetas guardadas pero no lo hice aun. Me asombro la cantidad de beneficios que tiene , si es que ya se dice que comer potaje es lo mejor , sin abusar del pan!! Que apetece rebañar y no dejar ni gota
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola tesoro!
      A veces creemos que las cosas más sencillas no aportan tanto como algo más elaborado...y este es un claro ejemplo que no es así.
      Jajaja yo mira, soy más de hummus que de potaje (por suerte sino ... )
      Besos reina y gracias por tu visita y comentario

      Eliminar
  3. A mi me chifla el garbanzo, en ensaladas, en caldos en fin en el maravilloso potaje jaja diosssss como me gusta, pero puedes creerlo no he probado el humus ;) Aixx que mal verdad ?? Pero bueno nunca es tarde jeje y tu receta es maravillosa y la presentación ni que hablar ¡¡Fabuloso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Como que no has probado el hummus? Madre del amor hermoso, con lo rico que está.
      ¡¡¡Ve pitando a por garbanzos y ponte a ello!!! Jaajajajaja
      Bromas a parte, gracias por tu visita cielo. Y besos al equipo

      Eliminar
  4. No lo he probado nunca y no sabia la cantidad de beneficios que tiene!! La verdad es que yo con los garbanzos me sacas del cocido o de la ensalada y no los utilizo en nada más. Gracias por la info!!!
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! Pues no sabes lo que te pierdes, el sabor es buenísimo, y al tener una textura suave entra de lujo. Vamos, un regalo para el paladar, y encima con lo beneficioso y baratito que es de hacer....
      Si te animas, ya me cuentas, si no.. también, que me encanta tenerte por aquí Jajaja
      Besos cielo

      Eliminar
  5. ufff lo probé cuando hice el curso de cocina internacional hace unos años y no me gustó nada, ni eso ni el cuscus...jajajaja tengo pico raro!!jajaja
    un besazo preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja nada mujer, a mi me pasa con los tés, bueno no es lo mismo, porque yo quiero que me gusten pero los vomito Jajaj Ais
      Bueno para gustos ...sabores. :P
      Besos cielo

      Eliminar
  6. Hola guapa!
    Yo lo compro ya hecho (el del mercadona mismo) y la verdad que está buenisimo!
    Yo lo utilizo más que nada a media mañana cuando ya me entra un poco de gusa y para picar algo más sano me cojo trocitos de zanahoria y lo voy mojando en el hummus, como quien se está comiendo patatas con ketchup, y yo tan feliz, oye!!

    Un besote guapa, no sabía todos los beneficios que aportaba!

    Zuu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! Pues la verdad que no lo he probado.
      Mmmmm con zanahoria está de muerte, y con apio. Haces bien, te quita el gusanillo y además estás dando un chute a tu cuerpo del bueno.
      Besos cielo y gracias por la visita

      Eliminar
  7. Me da hasta vergüenza decirlo...pero no tenía ni idea de lo que era el hummus, y mira que lo he visto en el súper pero ni curiosidad me ha entrado por saber qué era... No soy muy cocinitas, a lo mejor será por eso, pero a partir de ahora no me quedo sin probarlo con alguna de esas recetas tan ricas que has puesto! Y es otra forma estupenda de comer garbanzos... Por poner el toque humorístico (sino, no parece un comentario mío...) le he preguntado a mi marido si sabía lo que era el hummus, y me ha contestado "sí, el vapor que echan los cigarrus, no?" En fin, corramos un tupido velo... Besos mil, corazón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja ¡Me declaro públicamente muy , pero que muy fan de ti y de tu marido! jajajajajajajaja
      Yo hace años que lo conozco, me mola mucho descubrir otras culturas culinarias (por eso tengo el culo que tengo...) y el hummus es una de las cremas que más me gusta.
      Lo hagas o no lo hagas, lo pruebes o no lo pruebes, ya sabes lo que es el hummus, y de paso el tahini jajajajaja
      ¡¡¡¡Besos enormes cielo!!!!

      Eliminar
  8. Hola guapísima!

    El hummus me suena de haber visto recetas en otros blogs, pero realmente nunca lo he probado (al menos que yo sepa), tienen una pinta exquisita estos platos, deliciosos.... lo que los garbanzos y yo no nos llevamos mucho. (que le vamos a hacer). Un besote y qué tengas un buen fin de semana guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola tesoro!
      Pues ya tardas en probarlo, hecho por ti (que lo recomiendo) o comprarlo hecho. Está buenísimo. Además al tener una textura fina y el sabor es suave, es ideal como acompañamiento en muchos platos.
      Besos cielo

      Eliminar
  9. Que gracia me ha hecho lo de Jordi Hurtado jejeejj. Mira que tengo ganas de hacer el hummus pero nunca lo he hecho. Tomo nota guapísima. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! Jaaajajaja es mi marca personal, si no suelto una en un post no me quedo tranquila jajaja
      Pues si te animas, ya ves que es súper fácil. ^_^
      Besotes

      Eliminar
  10. Mas que su contenido de proteínas destacaría su contenido en hidratos de carbono, que al ser de absorción lenta nos proporcionan energía durante mas tiempo por lo que son muy energéticos! pero si! el hummus con un poquito de pan tostado esta de vicio!
    muy buen post! me ha encantado! un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Toda la razón del mundo, los hidratos de carbono nos ayudan a mantenernos on fire más tiempo.
      Gracias por tu aportación. Besos

      Eliminar
  11. Yo tampoco he probado nunca el Hummus, me han dicho que el del Mercadona está rico así que algún día lo probaré porque me da pereza hacérmelo yo casero jajaja
    Muack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja no he probado el del Mercadona, pero al final tendré que hacerlo, que mucha gente me habla genial de él.
      Jajaja
      Gracias por tu visita y animarte a comentar.
      Besos

      Eliminar
  12. Great blog!
    Would you like to support each other by following each other´s blog? ^_^

    Et Omnia Vanitas

    ResponderEliminar
  13. ¡Me encanta el hummus! Aunque tengo que reconocer que soy un poco vaguilla para la cocina y lo suelo comprar hecho. Suelo gastar el de receta mediterránea de Mercadona porque me encanta el puntito de pimiento del piquillo. Aunque me ha llamado la atención ese hummus de remolacha, además de vistoso tiene que estar bastante rico... igual hasta consigues que me meta a cocinillas... jajajaja.
    Lo que siempre me ha echado un poco para atrás del hummus es el contenido calórico, pero oye... ahora sabiendo todas las cositas buenas que aporta, me voy a sentir menos culpable, jejeje.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Jajajaja bueno hay hummus preparados que son la mar de saludables también, aunque pienso que como lo que está hecho en casa... ¡nada!
      Nada mujer, solo es encontrar el equilibrio, como en todo. Las calorías que nos aporta son un chiste en comparación con todos los beneficios que tiene. Lo dicho, equilibrio y aprender a comer de un modo saluable disfrutando de la comida.
      El de remolacha está que te mueres, ya te lo digo ^_^
      Un beso cielo

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!