viernes, 19 de febrero de 2016

ESA LOCURA DE SER PADRES

Un viernes más, y después de un pequeño parón por motivos personales de Mel (luego ella misma os lo cuenta) y junto a que como habéis podido ver estas últimas semanas he perdido un poco la rutina en las publicaciones del blog (cosa que se va solucionando y ya mismito volverá a la normalidad), volvemos a la carga.

ESA LOCURA DE SER PADRES

Supongo que much@s de l@s que estáis aquí sois papis o mamis, y a la vez seguro que much@s de vosotr@s habréis tenido que sufrir las opiniones, las críticas... de esas perdonas, como yo las llamo,"sabelonadas".

"Haz esto o aquello", "no hagas esto o lo otro", "yo de ti....", "tienes que actuar...". 

Vamos, esas típicas "recomendaciones" que se toman la libertad de dar, sin que tú las hayas pedido, como si fuesen catedráticos de la mismísima facultad de Oxford o Harvard.

Por y para vosotr@s, hoy Mel os escribe a una genial carta.

"¡Muy buenos, amores y preciosas (y preciosos, ojo), míos! ¿Me habéis echado de menos? Sé que hace algunas semanas que no escribo en el blog de la súper jefa (al loro con el nombre que me he inventado y me ha salido de la chistera), pero es que ha habido motivos personales que me han superado, y cómo me comprometí con Carol, me he venido sintiendo estos días con muchos remordimientos (a pesar de que la súper jefa me ha regañado en multitud de ocasiones) y creo que os merecéis una pequeña explicación.

Hace unos días, falleció mi abuela, y como es normal lo he pasado bastante mal y me ha costado un poco adaptarme y volver a mirar hacia delante, porque como algunos sabréis, llevo unos años que no levanto cabeza (dícese la muerte de mis padres).  

Intentaré despacito y con buena letra, estar más activa por este blog tan maravilloso y tantas satisfacciones me ha dado a nivel profesional y personal, hasta colaborar de nuevo semanalmente. Así que ya sabéis el motivo principal de mi repentina desaparición.

Por fin hoy, vuelvo a estar por aquí, y esta vez vengo a hablar de la maternidad y de la paternidad

Os traigo una carta abierta dedicada a todos esos padres que alguna vez han sufrido la presión, las críticas, y las malas influencias de gente que quería manipular la educación de sus hijos, con el fin único y último de hacerles daño y desmontar un poco sus principios, valores e ideales educativos. Por lo tanto, sin más dilación… ¡os animo a leer el post que con tanto gusto he escrito! Un montón de besazos y hasta la próxima entrada, personitas.

Carta abierta a las mamás y a los papás. Esa locura de Ser Padres.


Desde hace tiempo ando leyendo por varios blogs que hay padres que se sienten muy presionados con la maternidad y la paternidad. Ellos se sienten agobiados porque familiares, amigos y conocidos les dicen continuamente todo lo que tienen que hacer respecto al recién nacido. Esto, puede hacer que los padres se sientan mal e incluso desplazados en la educación de su hijo.


ESA LOCURA DE SER PADRES

Habitualmente, la familia lo hace con buena intención y para ayudar, pero también en algunas ocasiones suelen excederse y opinar más de la cuenta, y eso, puede que a los padres primerizos les haga sentir algo inseguros al tomar sus propias decisiones.

Los futuros papás y mamás, tienen que tener autonomía y confianza en sí mismos para pensar en los pasos y en el camino que van a elegir a partir de ahora. Y sea cual sea ese camino, tiene que ser respetado por la familia y por los amigos.

Se dan muchos casos en que ellos se sienten juzgados por el estilo educativo y por las acciones que están llevando con sus hijos. 

Cada padre tiene derecho a elegir lo que cree que es mejor para los niños. Tiene derecho también a equivocarse y a rectificar. Y tienen derecho, sobre todo, a aprender. Porque, sin duda alguna los padres que lo son por primera vez tienen que tener un aprendizaje continuo.

Algunas veces se ha llegado al extremo de que padres y madres han sido y se han sentido rechazados por las decisiones que han ido tomando respecto a la educación de sus hijos. Incluso hay padres que tienen que escuchar que lo están haciendo mal y que su estilo de crianza no es el adecuado, que con cosas que están haciendo están educando a un niño consentido, que será un caprichoso de mayor. 

Personalmente, no dejo de preguntarme: ¿por qué cada padre y madre tienen que escuchar estas acusaciones? Porque de un modo u otro no dejan de ser acusaciones. ¿Por qué madres y padres tienen que sentir cómo invaden de repente su vida? Sin lugar a dudas, han sido ellos los que han pensado en formar una familia, han sido ellos los que han planeado tener hijos. Y seguramente, ellos han hablado en muchas ocasiones sobre los pasos a seguir.

La paternidad y la maternidad, desde mi punto de vista, debería ser algo con lo que disfrutar, aprender multitud de cosas nuevas, nuevas experiencias y por supuesto nuevas sensaciones. Debería ser algo con los que los padres se sintieran a gusto, tranquilos y además de eso, deberían sentir el apoyo de sus más allegados y rodearse de energía positiva para así sacar lo mejor de la situación que van a vivir.

ESA LOCURA DE SER PADRES

A su vez, los futuros padres tendrán que aprender a no dejar influenciarse por todos los comentarios que puedan hacerles, porque aunque ellos piensen que todos van a ser buenos, puede que algunos no lo sean y les hagan daño. Tienen que tener claro, que aunque cuenten con una familia que va a estar a su lado, ellos son los que tendrán que marcar el ritmo y los que deciden si hacer o no hacer ciertas cosas. Y por supuesto, no sentirse culpables de esas decisiones tomadas porque tienen todo el derecho a equivocarse y a cometer errores. Porque desde luego, la maternidad y la paternidad, debería vivirse sin prejuicios ni presiones

Publicado por Mel, redactora de www.nuncajamasyyo.com"

Geniales palabras las de Mel ¿verdad?

Yo en tema de maternidad, poco puedo aportar ya que aún no me he estrenado, pero creo que es de sentido común dejar a los padres que crien, que eduquen a sus hij@s como consideren.

Claro está que ya en la vida misma "la cagamos", y es con esos errores que aprendemos, y quizás algunos de esos errores son necesarios para poder avanzar. Y creo que pasa algo similar cuando se es papi.

Quizás me equivoque, pero tengo claro que cuando llegue mi día, esos "sabelonadas" van a quedarse en el plano que les toca y que voy a intentar disfrutar de Esa locura de ser padres.

ACTUALIZACIÓN: El Mundo de Mel ya no se encuentra en el blog, ya que en la actualidad la autora ya no colabora en Mi meta, tu salud.

¡Un saludo maj@s!

8 comentarios:

  1. Es verdad que muchas veces nos pasa esto, aunque yo como madre siempre he pedido consejos, no sólo a los abuelos de mi hijo, también a otras madres, luego hay que saber tomar la decisión correcta, unas veces nos equivocaremos o no sabemos si hemos hecho bien o mal, pero la decisión siempre es nuestra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Claro, esa es la actitud. Debemos escuchar sí, pero somos nosotr@s quienes debemos tomar nuestras propias decisiones, y no sólo en concreto a el tema del que nos hablaba Mel, sino en la vida en general.
      Besos

      Eliminar
  2. Muy buenos días chicas!

    Mel no sabes cuánta razón tienes, aunque no soy madre aun, he visto, escuchado y hasta los mismísimos muchas veces de ver como la gente de forma pienso que ignorante y sin pensarlo dos veces, está continuamente aconsejando a padres primerizos y lo más que hace es lo que tu dices, los agobia y ellos pierden pues efectivamente la capacidad de creer en ellos mismos y que están preparados para hacer bien su "papel". Nadie nace enseñando y yo no digo que se le de un consejo, pero estar continuamente así no, así si, esto y lo otro, termina agobiando a cualquiera. Creo que ahora entiendo el por qué muchas familias prefieren no tener visitas las primeras semanas de vida del bebé que sea algo más íntimo.
    Sin ir más lejos y aunque una cosa no tiene que ver con la otra, ayer me pasó algo parecido relacionado con una decisión que tomé hace años aconsejada por un especialista, pues ayer una persona que no es médico, ni mucho menos, sino que se deja llevar de noticias que salen publicadas en la prensa, me dio a entender que mi decisión era peligrosa para mi salud y que debería leer más sobre el tema y bla bla bla ... para no enrollarme más, sabes cual fue mi respuesta? Deberías respetar mi decisión porque cada persona tiene una forma de pensar y le tiré la punta de que el especialista sabe mejor. Pero aunque esto no se corresponde exactamente con tu caso, si me acabo de acordar que mi madre cuando estaba embarazada de mi tenía amenaza de aborto (si, fui un poco rebelde) y el ginecólogo le dijo que tenía que estar todo el día acostada para no perderme, que hacía algunas personas de la familia, "aconsejarle" que lo iba a perder de todas formas. ¡Mira tu que consejos! ¿Qué quiero decir con esto? Que hagamos cosa a los especialista que para algo se mataron muchos años estudiando y que después venga el típico o la típica de turno a darte consejos sobre tu hijo que tal vez no sean tan buenos como nos lo hacen creer.
    Disculpa el testamento, pero es que este tema me vino de anillo al dedo.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja no sé a quien me recuerdas con tanto "parloteo" jajaja
      ¡Hola cielo!
      Es que la gente.. ai la gente, les gusta tanto meterse en la vida de los demás... Se toman la licencia de opinar, criticar, creyendo que su opinión es siempre la acertada.
      Yo siempre he sido de meterme por el .... ciertas opiniones, y fijo que si llega el día que sea mami, lo haré igualmente. ¡Vaaaaaamos!
      Muchas gracias por tu súper comentario

      Eliminar
  3. Mel, cielo, lo siento mucho. Ánimo y piensa que ella esté donde esté te estará cuidando.
    Lo de la maternidad-paternidad....me lo preguntan a diario que si con casi 33 años que tengo no pienso ir a por el niño ya. Pero es como dices, es una responsabilidad que conlleva tener las turcas bien sujetas como digo yo. Y no estoy yo preparada para dar ese paso (me encanta, si no no sería maestra de infantil) pero no me veo aún... Cuando los tenga supongo que necesitaré mi tiempo...
    Un beso enorme a las dos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      A otra que le preguntan constantemente si no me animo a ser mami, y eso que no tengo pareja.. pero claro ya con 33 años y como mi hermana ha sido mami hace pocos meses ¡Ea! la otra que se apunte al carro.
      Creo que todas las decisiones respecto a la maternidad-paternidad deberían ser sólo de los padres (querer tener o no peques, cómo educarlos..etc)

      Eliminar
  4. Hoy suscribo palabra por palabra todo tu post, Mel, porque como madre imperfecta que soy, me ha dado una rabia inmensa tener que escuchar las críticas y las intromisiones de familiares y amigos, que yo no digo que tuviesen buenas intenciones, pero que a mí me sentaban como un tiro. Si tomas la decisión de ser padre o madre, lo haces con todas sus consecuencias y con la ilusión de hacerlo a tu manera, con tu propio criterio. A los padres hay que dejarlos que hagan las cosas como crean más conveniente, tanto si aciertan como si se equivocan, que de todo se aprende. Un beso grande, chicas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Claro, como bien dices la decisión de ser padre o madre es de uno, por consiguiente también deben ser ellos quienes escojan cómo educar a sus hijos. No entiendo a es@s meteme en todo, que al final..no saben hacer la O con un canuto.
      Por cierto..¿tú madre imperfecta? Lo dudo ;)
      Besos

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!