jueves, 18 de febrero de 2016

LA MIEL, EL ORO LÍQUIDO PARA CURAR HERIDAS

Supongo que a ningun@ de l@s "aquí presentes" os sorprenderá que os diga que la miel es una de las mejores opciones naturales a la hora de beneficiarnos de sus propiedades alimenticias, a la par que también nos aporta interesantes cualidades curativas y diferentes propiedades medicinales, preventivas y protectoras.

LA MIEL, EL ORO LÍQUIDO PARA CURAR HERIDAS

Un claro ejemplo es ese vaso de miel y limón que nos preparaban nuestras abuelas cuando nos dolia la garganta, o ese otro vaso de leche con miel para dormir como un bebé

¿Pero y si os digo que además la miel nos ayuda a curar heridas?

Desde hace más de 5.000 años la miel  ha sido uno de los productos naturales más usados en la medicina natural por su capacidad de reducir las inflamaciones y prevenir los ataques de agentes infecciosos en heridas, quemaduras y úlceras.

Vamos, que lo que os voy a contar hoy no es nada "nuevo", y seguro que al finalizar de leer este artículo la miel va a ser un elemento indispensable en vuestro botiquín natural,

Como bien sabéis la miel es un producto natural elaborado por las abejas a partir del néctar de las flores.

Su composición está formada mayoritariamente por hidratos de carbono, glucosa y sacarosa, pero también posee proteínas, fósforo, magnesio, calcio, hierro, sodio, potasio, lípidos, ácido ascórbico, tiamina, riboflavina, pirodixina y ácido nicotínico. Lo sé, hay algunas palabrejas un tanto rarunas, pero todas ellas son beneficiosas para nuestra salud.

A la par, puede tener restos de enzimas, polen u otras sustancias vegetales, siempre y cuando hablemos de miel natural.

Cuando las abejas producen la miel en esos panales tan vistosos y atractivos, añaden además al néctar de las flores, una enzima llamada glucosa oxidasa, la cual cuando aplicamos miel sobre una herida produce, a nivel local, una liberación lenta de peróxido de hidrógeno, que se encargará de no dañar los tejidos adyacentes y favorecer a su vez la cicatrización. Además el hecho de que la miel contenga peróxido de hidrógeno, la convierte en un potente antioxidante, previniendo así la formación de radicales libres, lo cual hace que también posea propiedades antiinflamatorias e inmunitarias a nivel local.

La acidez de la miel, juntamente con sus muchos azúcares, proporcionan un entorno y unos nutrientes imprescindibles para acelerar la cicatrización. Para que me entendáis, al "acidificarse" la herida con miel de manera local, ésta permite contrarrestar los efectos del amoníaco derivado de las acciones bacterianas, a la vez que, favorece el aporte de oxígeno transportado por la hemoglobina, y previene que se produzca colágeno de un modo excesivo (ya que esto evita un correcto desarrollo de las cicatrices).

LA MIEL, EL ORO LÍQUIDO PARA CURAR HERIDAS

El hecho de que la miel esté considerada como una solución altamente saturada de azúcares, tal y com os acabo de comentar, también hace que contenga un alto nivel de osmolalidad (concentración molecular). Tranquil@s que aunque la palabreja suene rara es algo bueno, ya que gracias a eso, cuando la miel entra en contacto con los microbios, absorbe el agua de sus células logrando con ello destruirlos, y permitiendo a su vez, que se cree en la herida un ambiente húmedo que favorecerá la formación de tejido de granulación e inhibirá el crecimiento y proliferación de bacterias.

Como bien sabemos, el agua es el principio básico para sostener cualquier tipo de vida, incluida la microbiana, por lo que la miel nos asegurará que nada malo vuelva a crecer en esa zona. Podríamos decir, y para que me entendáis un poco más, después de este rollo que os he soltado, que purifica la zona.

Así pues, y para no entrar en muchos más detalles y no bombardearos con palabrejas complicadas, podemos decir que la miel:

Acelera el cierre y sanación de las heridas pero sin exceso de cicatriz.

Ejerce una acción antibacteriana y antifúngica.

Estimula la inmunidad local.

Permite un mejor acceso del oxígeno en la herida.

Es analgésica (reduce el dolor).

Proporciona a las células, nutrientes para favorecer su regeneración.

Es antiinflamatoria.

Acidifica la herida y evita a su vez la acción microbiana.

Combate el mal olor de las heridas.

Todo esto está muy bien, pero seguro que os preguntaréis, ¿qué tipo de heridas podemos curar con la miel?

En quemaduras poco profundas, ya que gracias a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, reducirá el edema de la zona quemada y a la vez la protegerá de las infecciones locales, además de acelerar el proceso de cicatrización.

Úlceras por presión, llagas y pie diabético.  En las úlceras que haya bacterias presentes y se note mal olor, la miel utilizará su efecto desodorizante y su propiedad antimicrobiana permitiendo la desaparición rápida de la bacteria que esté presente en la herida. Además de eliminar el exceso de exudado y favorecer la formación de tejido de granulación, (que es indispensable para que cicatrice de un modo correcto). 

En el caso de que la herida presente tejido necrótico, la miel ayudará a eliminar el tejido muerto (aunque a veces es necesario eliminar el tejido muerto mediante cirugía).

Heridas por tratamientos oncológicos con citostáticos (que frenan la división celular). En este tipo de heridas la miel favorecerá la cicatrización, ayudará a rechazar el tejido muerto, y acelerará la sanación de las heridas, y todo ello sin temor de dañar los tejidos adyacentes. 

Si os fijáis, todas esas heridas son heridas que tardan en sanar y son propensas a la infección, por  lo que, podríamos decir la miel es una ideal aliada para todas aquellas heridas difíciles de sanar.

¿En qué personas podemos aplicar la miel?

Numerosos estudios abalan que la miel puede ser utilizada en cualquier persona sin importar la edad, excepto en menores de 12 meses, ya que pueden desarrollar botulismo.

LA MIEL, EL ORO LÍQUIDO PARA CURAR HERIDAS

¿Cómo realizar una cura con miel?

Es esencial limpiar bien la herida con suero fisiológico o en su defecto con agua y jabón, y secar la zona suavemente con una gasa (herida y tejidos adyacentes).

A continuación aplicaremos miel pura a temperatura ambiente (podéis ayudaros con una jeringa) en 2/3 de la herida, y taparlo con un apósito (gasas) que ayudarán a que se absorba el exudado (el líquido que vaya saliendo) que irá desprendiéndose de la herida.

¿Con qué frecuencia curaremos la herida?

Dependerá principalmente de la cantidad de exudado. Es decir, si se observa que dicha herida va desprendiendo mucho exudado, lo ideal es realizar la cura cada 12 horas, de lo contrario con que se cure cada 24 horas es suficiente, ya que la miel hará que poco a poco vaya saliendo ese exudado.

¿Cuándo es recomendable aplicar la miel?

En cualquier momento del proceso, pero lo más aconsejable es cuando empiece el tejido de granulación, ya que así facilitará la cicatrización.

En el caso que la herida presente infección, será necesario eliminar el tejido infectado.

Aunque todas las mieles tienen los poderes que antes os he citado, el tipo de miel más eficaz es la miel de manuka.

Esta miel posee un mayor potencial antibacteriano gracias a su elevado contenido en Unike mauka Factor, una sustancia vegetal que aumenta la capacidad terapéutica de la glucosa oxidasa que os comentaba al principo, haciendo que dicha miel sea más efectiva que las demás. (Os hablaré en breve de esta miel porque posee muuuuchos beneficios, y prefiero presentárosla como es debido).

En definitiva, podemos decir que la miel es muy beneficiosa para la curación de heridas independientemente de su localización.

Debemos también recordar que debe ser siempre miel pura (natural) y como siempre os digo, aunque sea un remedio totalmente natural e inofensivo a priori, lo más indicado siempre es consultarlo con un profesional sanitario.

Espero como siempre, que este post os sea de utilidad.

¡Un saludo maj@s!

25 comentarios:

  1. No sabia que curaba heridas. Ahora tendrás que buscar algo para que no me chupe la herida porque con lo rica que queda es inevitable jajaj. Pues mira que me viene genial para un rasguño de gato que tengo en el vientre bastante feo. Me lo haré mañana a ver que tal. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      La verdad es que es algo asombroso, ¿verdad?
      Si es que tenemos la mar de cosas útiles por casa de las que nunca nos imaginariamos los usos que podemos darle.
      Cuida esa herida ¡eh!
      Besos cielo

      Eliminar
  2. Nunca hubiera imaginado que la miel ayudara a cicatrizar, yo la tomo a diario, lo que no sé es si esta en especial será fácil de encontrar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Bueno no muchas tiendas la tienen, y su precio es más elevado que la miel convencional (siempre hablando de miel natural).
      No si cuando me enteré yo.. aluciné pepinillos jejeje
      Besos guapa

      Eliminar
  3. jamas hubiera imaginado que tambien vale para las heridas! eres un pozo sin fondo de conocimientos carol, me tienes loca! a mi me encanta la miel, ya tengo otra excusa para comprarla. eso si, te ha faltado decir que una vez aplicada la miel NO hay que comersela! jajaja
    Un beso enorme guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Jajaja bueno tanto como un pozo sin fondo... cosas de las que me voy enterando o ya sabía y lo único que hago es informarme bien, ya que soy una fanática de los remedios naturales.
      Difícil contenerse a no catarla jejejeje
      Besos guapa

      Eliminar
  4. Muy buenos días Carolina!

    Es cierto que de toda la vida, no han dado miel y limón para los dolores de garganta (ahora mira tu somos tan modernos que nos compramos las strepsils, yo me incluyo), pero lo que no sabía era que la miel podía curar las heridas, eso de nunca te acostarás sin aprender algo nuevo, vaya que si es verdad, acabo de levantarme y ya estoy aprendiendo gracias a ti.
    Gracias por explicarnos paso a paso, desde que heridas puede curar hasta como ponerlo y cada cuanto tiempo debe ponerse, la verdad que donde esté un remedio natural que se quiten todos los demás.
    Ahora que lo pienso cuando mi padre se daba la quimioterapia, le hacíamos un combinado que decían era muy bueno para las defensas que incluía aloe vera natural, la pulpa de la planta y también se le ponía un poco de miel sobre todo porque el gusto del aloe vera es de "a quién he matado yo" y se que llevaba otros ingredientes pero ahora exactamente no me acuerdo....endulzaba su sabor. Mi padre siempre decía que la miel tenía unas propiedades excelentes. Bueno, ya empiezo a enrollarme, ahora salta nuestra amiga y me dice que me estoy pareciendo jajajajajajaj un besote enorme!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, cada día sois más parecidas...

      Eliminar
    2. Jajajaja "Separadas al nacer" jajajaja
      Bueno, vivimos en una sociedad en la que reina el "comodismo" (como yo le llamo, vamos la ley de si me lo dan hecho.. pues mejor), y no somos conscientes que hay alternativas mucho más saludables, económicas y naturales que pueden irnos igual o mejor que lo que distribuyen.
      La verdad que la miel tiene una cantidad enorme de propiedades que tira "pa tras".
      Jajajaja lo de la pulpa de aloe, es "mano de santo", es otro de los productos que tiene una cantidad de beneficios para la salud enormes, así que entiendo perfectamente que lo tomase, al igual que opinase eso sobre su sabor, porque la verdad.. es un pelín asquerosin (o al menos a mi no me gusta mucho), aunque con lo beneficiosa que es, a tragar deprisa y listos Jajajaja
      Besotes cielo

      Eliminar
  5. Me caigo muerta!!!!! últimamente soy una loca de los remedios naturales, me encanta leer sobre ello y me parece un acierto volver a los remedios de toda la vida, pero...sabes que? por otro lado me siento engañada! si! por que desde hace décadas nos están enchufando remedios de farmacia, químicos, productos totalmente de laboratorio cuando tenemos remedios tan buenos y naturales como la miel!!!
    En fin... que lo que no entiendo es porque no se ha promocionado esto en vez de lo otro, pero según voy escribiendo me voy dando cuenta de que es sólo por dinero, así que peor todavía!
    Menos mal que existe gente desinteresada como tu que nos cuenta todas estas cosas interesantes!! Creo(en serio) que algunas personas hemos iniciado una pequeña revolución contra lo químico y antinatural y, por supuesto, no van a poder con nosotras!!!!!!
    Gracias por compartir tus conocimientos, son valiosísimos!!! Un abrazo gigante!!!!
    Patri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Y tanto que estamos engañad@s, nos venden tan bien la moto que picamos. Pero tenemos que ser conscientes que casi todo lo que podemos encontrar en tiendas parte de una base natural o de una modificación química o similar para emular dichos productos, o manipularlos directamente a ellos con el fin de rentabilizarlos más. Sólo tenemos que fijarnos en nuestros abuelos, que con menos historias han vivido de un modo más saludable de lo que estamos haciendo nosotr@s.
      ¡Viva la revolución! ^_^
      Besos cielo

      Eliminar
  6. Que lo sepas: te estás convirtiendo en un gurú, en una especie de chamán a la que escuchamos (en este caso leemos) embelesados, aprendiendo cosas sorprendentes, porque las tienes a la mano, convives con ellas, y nunca se te ha ocurrido pensar en cuántas aplicaciones beneficiosas pueden tener, aparte de las ya conocidas. La miel siempre ha tenido muy buena "prensa", pero esto de curar las heridas ya se lleva la palma! Ahora tendré un bote en la cocina y otro en el botiquín, visto lo visto... Gracias por sacar tiempo para investigar cosas tan curiosas y tan interesantes. Un beso enorme, amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja un gurú dice.. bueno siempre han dicho que soy un poco bruji... así que por ahí debe ir la cosa jajajajaja
      De nada guapa, ya sabes que me chifla investigar sobre cosas "raras", y poder darnos cuenta todos que a veces tenemos la solución a ciertas cosas al alcance de las manos, y evitar así a recurrir a químicos.
      Besos guapura!

      Eliminar
  7. Hola! Ya sabía lo de la miel porque me lo dijo una amiga y no me lo creía hasta que un día me salió un herpes en la nariz enorme y estaba divina-desesperada por cómo estaba, así que me la puse por la noche y al día siguiente lo tenía mucho mejor y de momento no volvió a salir. También me ayuda con los moratones porque se quitan antes ¡ es que tenemos un montón de cosas naturales y son las mejores !
    Gracias por tan buena información y muchos Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Genial, me chifla que compartas con tod@s tu experiencia con la miel ^_^
      Ya ves, ni nos imaginamos la de cosas que podemos hacer con 4 cosicas naturales...
      Gracias a ti como siempre cielo.
      Besos

      Eliminar
  8. Carolina, no tenía ni idea, de verdad!!! Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada guapa. Me agrada enseñaros cosas nuevas que puedan seros de utilidad ^_^

      Eliminar
  9. Hola, wapa! Sabía que la miel era buenísima para muchas cosas, de hecho, la suelo usar mucho en casa, pero desconocía que ayudaba a sanar las heridas. Gracias por la info. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola bonita!
      De nada. Haces bien de usarla, y como tiene siempre en casa, mira ya sabes una utilidad más para beneficiarte de sus propiedades.
      Besos

      Eliminar
  10. Hola. Gracias por este aporte tan importante. Yo soy Apicultor y lo que tu dices llevo años llevándolo a cabo y como bien dices no falla, te cura sin más.
    He tenido de risas y me las he curado con miel y se han curado antes que con el vetadine, por dotar alguno.
    Todos los días, sin fallar ninguno, tomo una manzanilla con miel y un limón exprimido, eso sí con el agua tibia para no matar las enzimas de la miel y el limón.
    Enhorabuena por este articartículo de gran valor. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias, celebro horrores que alguien que se dedique a este mundo de la miel, tenga también conocimiento de ello y abale este artículo. Así que gracias por comentarlo.
      Saludos

      Eliminar
  11. Hola buenas.
    Me ha gustado mucho vuestra pagina.
    Soy apiterapeuta, y he realizado varias curas de cicatrices con "queloides" utilizando mieles naturales, y en alguna otra ocasion miel de "manuka" con resultados estupendos. Tambien podemos utilizar miel de manuka en problemas de : hernia de hiato, ulceras grastrointestinales, acne severo, problemas de aftas bucales, en mascarilla para pieles con problemas,,,, como podeis ver tiene multitud de aplicaciones. Eso en lo referente a las mieles, ni que decir tiene el poder curativo del veneno de abeja "apitoxina" para artrosis, artritis, lumbalgias,psoriasis,enfermedades autoinmunes..ej.esclerosis m. , fibromialgia enfin no me enrollare mas ya que es mi profesion y me apasiona....un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ostras, pero que de información, muchísimas gracias.
      Se nota que te apasiona sí, porque solo con leerlo me ha entrado una curiosidad enorme de saber más.
      Me da que es un tema muy interesante por lo que sin duda voy a investigar más sobre el tema.
      En serio, gracias por tu aporte.
      Besos

      Eliminar
  12. No tenía ni idea de que la miel tenía propiedades curativas la verdad y me ha parecido super curioso porque me consta que tiene muchos beneficios para la salud pero no sé, esto ni lo imaginaba. Como siempre un post y un desarrollo excelente y a mi favor sólo puedo decir que (gracias a Carolina) "nunca te acostarás sin saber una cosa más!". Muakssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola
      Jajaja bueno suele pasar, hay cosas que pueden resultarnos un tanto de ciencia ficción.
      De nada cielo, las gracias a ti por estar siempre por aquí y animarte a comentar.
      Besos

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!