TÉCNICA DEL BOCADILLO

domingo, 18 de febrero de 2018


A veces saber decir no es algo que nos cuesta una barbaridad, pero es de suma importancia que empecemos a practicar esa palabra para no perder el control de nuestra vida, para defender nuestros derechos, para valorarnos y valorar nuestro trabajo....

TÉCNICA DEL BOCADILLO

Pero al igual que saber decirlo es importante, creo que, el cómo se dice también lo es. No es lo mismo un no agresivo que un no con una explicación coherente detrás.

Por ello hoy el en blog, os muestro la técnica del bocadillo, que no solo nos va a ser útil para decir no, sino que además podremos aprender a expresar una crítica disminuyendo su carga negativa mediante el refuerzo positivo y la empatía.

Así que id a por boli y papel para apuntar esta receta.

Para empezar debemos dipositar una  rebanada de pan en nuestro plato, inicio positivo, es decir, empezar empatizando con la postura del otro. Entender sus razones o motivos, y la importancia que tiene para él esa petición.

De ahí es bueno que le hagas saber que comprendes su necesidad, estés o no de acuerdo con ella, de un modo positivo y sincero.

Luego viene el relleno del bocadillo, expresar nuestra negación, o por así decirlo la parte más difícil.

Para ello lo mejor es decir no de un modo breve y conciso, sin enrollarte mucho en las explicaciones porque sino puedes crear ambigüedad. Puedes decir por ejemplo que en ese momento no puede ser, sin añadir carga de negatividad en tus palabras.

TÉCNICA DEL BOCADILLO


Y para terminar, ponemos otra rebanada de pan, que igual que al principio debe estar cargado de positividad.

Cerrar la conversación de un modo agradable, recalcando un aspecto positivo como por ejemplo "agradezco que hayas pensando en mí para perdirmelo", así aunque tu respuesta sea negativa a su petición, tu interlocutor no se sentirá agredido u ofendido. E incluso puedes darle alternativas para que pueda resolver su petición por otras vías.

VENTAJAS PERSONALES DE DECIR NO

Como os he comentado al principio, muchas veces pronunciar esa palabra puede resultarnos un drama, pero nos trae beneficios para toda la vida en diferentes hábitos.

Sin ninguna duda las personas que aprenden a decir no, tienen un mayor control en sus interrelaciones sociales y como no, de su vida en general. Además, saben que lo que pueden y no pueden hacer, vamos, son más realistas respecto a sus capacidades, tiempo, deseos y cualidades, puesto que conocen las ventajas y desventajas de adquirir un compromiso cuando se acepta una petición.

Es importante, y de igual modo, que si sabemos decir no, también debemos aceptar que nos digan no e incluso aceptar el no que pronunciamos.

Por otro lado, lo que aprenden a decir no de un modo coherente, acertado y respetuoso, ayuda a seguir manteniendo las buenas relaciones con los solicitantes, ya que dando una respuesta acertada y positiva (aunque estés diciendo que no), va a evitar que se creen malos rollos o entendidos. Quizás hoy digas que no, pero no quiere decir que lo hagas siempre, ¿verdad? En cambio si ese no está cargado de negatividad o agresividad, ten seguro que esa persona no va a pedirte nada más, y vuestra relación puede que se vea afectada por ello.

Y como no, los que saben decir no hacen que sus principios, valores y puntos de vista se respeten.

Y si la técnica del bocadillo o los argumentos que os he dado sobre las ventajas de saber decir no, no son suficientes y pensar que decir no aun puede haceros sentir algo culpables dejadme que os diga algunos consejos extra que os pueden ayudar.

Convéncete de que decir no es bueno: no olvides que tienes el derecho a decirlo, sea donde sea y a quien sea, independientemente de la persona a la que se lo digas o el contexto en el que te encuentres. Es tu decisión y no debes sentirte culpable por ella.

TÉCNICA DEL BOCADILLO


Tómate tu tiempo y decide: no te sientas con la presión de tener que dar una respuesta de inmediato. Cierto es que quizás ciertos asuntos con los que te topes sí necesitarán de una respuesta a corto plazo, pero siempre es bueno pensar antes de actuar y si tu no es definitivo, tendrás más argumentos para defenderlo.

Date prioridad: si el hecho de ayudar o complacer a los demás hace que tus prioridades pasen a segundo plano, hará que entres en un estrés por no poder cumplir con tus expectativas. Tus necesidades, tus prioridades y tú, será siempre lo primero.

Reconoce que no puedes complacer a todo el mundo: creo que esto es fundamental y debes repetírtelo una y mil veces si es necesario, como si fuese un mantra, y más si eres de esas personas que se siente mal después de decir que no. Debes aprender a poner límites. Cierto es que sí puedes complacer o ayudar a mucha gente, pero no a todos, y si lo intentas, creo que puedes hasta perder la cordura.

CONCLUSIÓN

Aprender a decir no de manera educada te permitirá que tomes el control de tu vida y te ayudará a poder enfocar tu tiempo hacia personas y actividades que son verdaderamente importantes para ti, eso sí, no olvides tus propias prioridades ¡eh!

Piensa que decir no, no significa que estés ignorando a los demás ni seas una persona egoísta. 

Busca el equilibrio en todo ello, y recuerda que los derechos de los demás son tan importantes como los tuyos, así que lo mejor será ser asertivos y determinar en qué momentos podemos decir que sí y en qué momentos debemos negarnos.

Y tú, ¿te sientes culpable al decir no? ¿Usas alguna técnica en concreto?

Espero leerte en los comentarios.

¡Un saludo maj@s!

Image and video hosting by TinyPic

43 comentarios:

  1. Hola, nueva seguidora; felicitaciones por blogs y reseñas; aquí mi última revisión: https://ioamoilibrieleserietv.blogspot.it/2018/02/recensione-lui-vuole-me-ava-lohan.html

    Si quieres, te espero como lector fijo (encuentra el blog también en Facebook y Instagram como: ioamoilibrieleserietv)

    Gracias

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado mucho el post, de verdad, creo que todos deberíamos "estudiar" más este tipo de cosas para tener unas vidas más tranquilas y felices, si que es cierto que a veces cuesta muchísimo decir no, y nos sentimos super culpables, etc, pero ante todo, hay que decir las cosas bien, como tu nos planteas, y eso "suavizará el golpe" por asi decirlo jeje
    un besote

    ResponderEliminar
  3. me ha gustado mucho cómo has desarrollado este tema, creo que es un gran aprendizaje para todos los que lo hemos leído, pues es algo súper necesario, saber decir no de la mejor manera posible.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa. Me ha gustado muchísimo tu post y la forma en la que has abordado este tema. Es muy importante que aprendamos a decir no y estoy segura de que este post será de gran ayuda para las personas que les cueste un poco más. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Decir "no", uff... En casa de mis padres es algo que sigue sin aceptarse bien cuando se trata de comida. Nos han educado en el "termínate el plato" y eso de que sobre o pedir que te echen menos cuesta. Pero bueno, lo vamos intentando, a ver si tus consejos me ayudan. Muchas gracias por compartirlos!

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosura linda,

    siempre me gustan tus post y la manera que has expresado un tema tan polémico es fantástico.

    Es muy útil sobre todo para las personas que como yo, tenemos alrededor personas invadidas por la negatividad y las insanas críticas.

    Muchísimas gracias por compartirlo cielo. Me encantó.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Me ha gustado mucho tu post, tanto por el tema como por la manera de explicarlo. ^_^ La verdad, que yo soy una de las que le cuesta un drama decir no. Si lo hago, me siento culpable... Pero es verdad, no debo sentirme así por mi decisión y como bien dices no siempre se puede contentar a todo el mundo. Creo que será mi mantra, jeje.
    Gracias por compartir.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Carolina me ha encantado la forma tan metafórica de la que has hablado sobre el decir No y salir airosa, muchas veces al hacer cosas que no queremos por compromiso, nos faltamos el respeto y sin duda hay que aprender a decir que No, sin faltar el respeto usando por ejemplo esta técnica del bocadillo.

    ResponderEliminar
  9. Hola! Que manera más creativa de escribir un blog, primero felicitaciones por la manera más original de expresarlo, la verdad que hay saber decir no siempre en el momento adecuado y de manera educada, sobre todo hay que ser comprensivo intentar ponernos en los zapatos del otro y saber lo que le puede molestar y lo que no, ya sabiendo lo importante que es en su lugar, añadir el no como mejor le siente a la persona, no hay que dejar nuestros ideales y pensamientos por muy bien que queremos quedar con esa persona ante todo ser una misma, me gustó la técnica del bocadillo!!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Caro, siempre super acertada.
    Siempre he dicho que es sano y hasta terapeutico decir NO.
    En cualquier área denuestra vida, llamese favores, trabajo extra, bocadillos, licor jaja . Muchas veces tenemos miedo a ser etiquetados como conflictivos o maleducados y de eso nada tiene

    ResponderEliminar
  11. Hola Caro, entre pensando en leer una deliciosa receta y como siempre me dejas con la boca abierta je je. Yo empecé a aplicar el NO, pero de manera poco acertiva, de hecho tu entrada me ayudará en futuras tomas de decisiones para decir no. Me parece genial aplicar lo de ambos panes para suavizar el asunto y dar alternativas y el centro el no educadamente. En fin me ha encantado la receta, la seguiré aplicando de hoy en adelante.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! ¿Pues si te digo que cuando empecé a leer realmente creía que nos hablarías de bocadillos me crees? jaja, sin duda este post ha sido mucho mejor de lo que esperaba, es vital para una persona aprender a decir no porque si no lo haces nunca tendrás la fortaleza que necesitas, hace unas semanas en las que hice un curso que nos enseñaban habilidades sociales y el aprender a decir no formaba parte del temario, la psicologa nos explicaba que si nunca decimos no eso afectará a nuestra salud porque no tenemos desarrolla esa fortaleza de decidir por nosotros mismos sino que siempre respondemos pensando en los demás y quieras que no eso no es bueno, porque quizás cuando tu lo necesites esa persona te diga no y eso te hará daño. Es muy importante como dices aprender a decirlo pero siempre de manera adecuada, no es lo mismo decir no de manera agresiva como dices que de manera normal con su explicación, sin duda me ha encantado tu post y me ha recordado la clase que tuve sobre ello :) ¡besotes!

    ResponderEliminar
  13. Poder decir no sin ofender ni lastimar a nadie. Ojalá lo hubiera hecho antes! Muchas veces nos superan los vínculos emocionales y acabamos en situaciones desagradables que se hubieran evitado con un simple “ No, por estas razones”. Gracias por explicarlo de una forma tan gráfica

    ResponderEliminar
  14. Hola!!!
    Yo soy de esas personas que no saben decir que no. O no sabía, porque cada vez lo hago con más frecuencia. Y sienta de bien, jajaja. Una vez leí que las personas que dicen que no están mejor reconocidas y valoradas socialmente. Y ese mensaje que leí me marcó. Porque además compruebo que es cierto. Por eso y desde ese momento decidí emplear más la palabra no en mi vocabulario. De forma muy educada, eh?? Jajaja. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa
    Que maravilla de post! No conocía para nada la técnica del bocadillo pero me ha parecido de lo más útil y beneficiosa para todos.
    Yo siempre intento decir las cosas con educación y con tacto, creo que sin darme cuenta aplicaba esta tecnica pero para expresar mi opinion sobre algo, por ejemplo cuando una amiga te enseña un vestido que le queda un poco mal. Pero no me había planteado usarla para poder decir no.
    Porque si, saber decir no es algo muy bueno tanto para nosotros como para los demás. Yo no se decir no y acabo haciendo las cosas por obligación, lo que es mucho peor porque se me nota y se carga la relación con quien sea,
    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Técnica del bocadillo, ya estaba yo pensando en comer...jejeje. Pues mira yo aprendí a decir que no hace algún tiempo, no sabes la tranquilidad que da, te sientes bien, libre y ligera. No por decir "no" tienes que sentirte mal, tienes que ir "educando" a los demás a que un no es necesario a veces.

    ResponderEliminar
  17. Holaa
    Me ha sorprendido mucho este post... esperaba ver una receta. Bueno... y algo así ha sido. La receta de no sentirnos culpables cuando hacemos o decimos lo que realmente queremos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  18. A veces es difícil decir no, pero es que si es no, es no. No por contentar a todos tenemos que ceder siempre. Hay quien se lo toma muy mal. Yo intento ser, directa y con educación a la hora de decirlo, pero muchas veces, se lo toman muy mal e insisten.
    Antes sí me sentía culpable, porque me ponían mala cara y me sentía "excluida", pero hoy en día, forjando mi personalidad es algo que me da igual. Ah, y a parte de saber decir no, es importante aceptar un no como repuesta.

    ResponderEliminar
  19. Y yo que pensaba que el post de hoy iba de bocadillos veganos...jajajajajaa, de verdad, pensaba que iba a ser un post culinario, y resulta que me he encontrado con algo que casi creo que estaba escrito para mí. Llámame egocéntrica si quieres, pero me he sentido tan identificada con lo que contabas que he sentido que me estabas hablando sólo a mí. Sí, amiga, es uno de mis grandes problemas: no saber decir que no, es más, no saber decirlo a tiempo (que es casi peor, porque luego se lía parda la mayoría de las veces) y, encima, me siento culpable cuando lo hago. Soy así de tonta. Así que no puedo decirte que tengo trucos ni técnicas para afrontarlo porque hasta ahora no he empezado a enfrentarme un poco a este problema y he empezado a decir que no cuando realmente lo he necesitado. Eso sí, cierro los ojos y me echo para atrás esperando que se forme la del mundo mundial, aunque después de leerte creo que te haré caso, tomo nota, y voy a intentar aplicar mucha técnica de bocadillo. A ver qué pasa. Total, peor no me puede ir, todo será mejorar, digo yo, jajajaja. Genial post, amiga. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  20. Rayos, yo que pensé que esto iba sobre comida saludable... lo que son las cosas y dejarse llevar por ellas jaja! Sin embargo, amé tu post palabra por palabra... algo tan sencillo como lo es el fluir y dejar fluir dentro de los límites del respeto. Ya lo he estado llevando en práctica y tu post sólo me anima a seguir adelante con lo que he estado trabajando
    saludos

    ResponderEliminar
  21. Hola linda
    Este post es bastante saludable, sobre todo porque a la gente que le digas que no, te va a seguir saludando tranquilamente en la vida y no te va a odiar, creo que me funcionara estupendo porque siempre me suelo ir de directazo y la gente se queja de que soy demasiado cruel ha ha ha, pero funciona porque luego aprenden.

    Pondre en practica esto a ver que tal me va.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Hola, qué interesante la forma en que se llega al tema, considero que tienes mucha razón, uno debe aprender a decir que no, aunque para algunos es difícil y lo digo porque tengo amigas a las que veo que siempre dicen que ai, este post Lea va perfecto asi que se los compartiré!

    ResponderEliminar
  23. Concuerdo contigo en todo. La mayor parte del "sentido" del mensaje esta en como lo digamos, esto incluye al decir "No". Y tienes razón: Así como debemos aprender a decir "no", también debemos aprender a aceptarlos; ya que la costumbre solo viene de uno hacia los demás, pero cuando los demás nos lo dicen, puede arder Troya XD
    Me gusto mucho tu técnica, aunque yo solo resumo en el como lo digo XD
    Saludos y muy buena vibra!

    ResponderEliminar
  24. Hola! Primero, tu post me dio hambre jajajajaja
    Habiendo dicho esto me parece super interesante la técnica, es una excelente forma de empezar a decir que no. Especialmente cuando despues nos come la culpa por decir NO. Pero es tan importante. Cuando yo aprendí, me senti mejor conmigo misma. Asi que espero que esto ayude a mucha gente! Un beso y gracias por compartirlo :)

    ResponderEliminar
  25. Hola hermosa, que curiosa la técnica del bocadillo, que sepas que me has engañado por completo con ese título y las imágenes pero aún así te agradezco que plantees este tema, como siempre, de manera tan franca. La verdad es que no tengo problema en decir no y suelo ser comedida en ciertas opiniones pero no es no igual que cuando digo sí es que sí. Creo que deberíamos perder el miedo a decir que no en todas y cada una de las situaciones en que sea necesario, no es ser intransigente sino tener claras las cosas y hacerlas tal cual. Muaksss

    ResponderEliminar
  26. ¡¡¡Holaaaaaaa!!!
    Me ha encantado tus post, ya sea por esa receta tan chula del bocadillo perfecto, como a aprender decir que no. Hay mucha gente que no sabe decir, y hay otra gente que te dice un no rotundo, incluso antes de que hagas la pregunta.
    Yo soy de la que espera a oir lo que tiene que decir, y si me gusta bien, y si no... ¡¡Pues no!!
    ¡¡Hasta otra!!

    ResponderEliminar
  27. Que curioso que nos tengan que enseñar a decir que no ¿verdad? y que tantísima gente tengamos dificultades para hacerlo, sin duda se debe a algo en nuestra educación que nos hace sentir culpables, o por una amabilidad mal entendida, quizás sea algo que se tenga que explicar bien en edades más tempranas, eso o ver todos la película esa de Jim Carrey que se la pasaba diciendo Sí, jejeje

    ResponderEliminar
  28. Hola! Muy buena técnica. Honestamente tu post me tomó por sorpresa porque ya me estaba preparando para aprender una nueva receta de sandwich (LOL!). Me encantó la técnica del bocadillo. Yo soy una que me cuesta bastante decir que no, sobre todo en el trabajo, y luego termino con más trabajo del que puedo manejar por querer hacerles favores a todo el mundo. Gracias por compartir. Lo pondré en práctica. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  29. He aprendido a decir no, con el tiempo y la madurez me di cuenta que no puedo ir por la vida complaciendo a todo el mundo, porque me quito tiempo para compartir con los que quiero o para hacer las cosas que deseo. Ya no siento remordimiento por no quedar bien con alguien.

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola!

    Yo soy la primera a la que le cuesta decir no, y, a veces, puede parecer que dudes y siguen insistiendo... Me ha gustado mucho la técnica que compartes porque es muy grafica para poder ponerla en práctica. Y te prometo que voy a intentar ponerla en práctica.

    Muchas gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  31. me ha hecho mucha gracia el nombre. Yo he aprendido a decir que no a base de palos, la verdad es que yo he aprendido a decir no a base de palos, chafones y ver cómo la gente se aprovechaba de mi pero he de reconocer, que depende del día, no se o mejor dicho, no sabía ser muy agradable o poco ruda jeje, a partir de ahora... TODO ENTRE PAN!!!

    ResponderEliminar
  32. No sabía que esto se llamaba la técnica del bocadillo. Para mi era "ya está bien de ser la tonta que dice a todo que sí siempre". Y es que me encanta ayudar a la gente pero llega un momento que abusan de la confianza, dices que no y eres la mala de la película. Esos si que tienen 0 de empatía, bss!

    ResponderEliminar
  33. Hola!!!! Me encanto!!! y que razón tienes... decir no es dificilísimo para el ser humano, le buscamos y buscamos formas lindas de decirlo mas cuando se trata de alguien cercano o de mucha confianza y evitamos decir NO. Sin embargo si aprendemos a decir no nos ahorraremos muchos malos momentos a futuro.
    Excelente tecnica del bocadillo.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  34. Ay que curioso, nunca habia escuchado esto de la tecnica del bocadillo!! pero es una buena metafora y un buen recordatorio para ver como debemos decir que no, algo que de verdad parece una tonteria pero que cuesta muchisimo y sobretodo depende de a quien se lo tengamos que decir, pues a veces es casi imposible! es de lo mas coherente lo que nos cuentas, estamos en nuestro derecho a decir que no, tomarnoslo con tiempo porque a veces parece que todo tenga que ser al momento y no! Una buena entrada, muy util!

    ResponderEliminar
  35. Me ha encantado tu técnica, si lo hubiera sabido antes habría aprendido a decir no mucho antes de cuando al fín lo interioricé. Hace años yo era de esas que no eran capaces de decir que no por temor a que pensaran mal de mi, por temor a que la otra persona sufriera o se ofendiera, por complacer a todo el mundo, sin duda por la educación tan retrógrada que recibí en mi infancia. Con el tiempo me di cuenta de esto, pero aun así habia una especie de bloqueo interior que no me permitía decirlo. Todo cambió cuando tuve a mi hija. El no se puso por delante de todo lo demas. Cuando era necesario decirlo, lo decía, y todo cambió. Como dices en el post, te das a respetar y actuas de acuerdo a tus valores. Genial tu post, ahora cuando haya que de decir no a algo, me acordaré de la técnica del bocadillo! ☺️

    ResponderEliminar
  36. Hola!! La verdad que es algo que nos cuesta mucho o mejor a mi, decir la palabra NO nos resulta tan difícil aún sabiendo que sería lo mejor yo reconozco que no he sabido decir no en varios momentos de mi vida pero después de leer tu post me quedo con la técnica del bocadillo!!!

    ResponderEliminar
  37. Pues en un principio pense que era decir que no a la comida ahahhaa, y la verdad es que cuesta decir no, muchas veces me siento culpable al decirlos y otras veces no, creo que depende de la persona, incluso hay otras a las que jamas he podido decirle la palabra y termino haciendo cosas que no quiero, pero la verdad es que debemos sacarnos ese pensamiento de que "no" siempre es negativo, gracias por la tecnica, creo que empezare a usarla!

    Besos

    ResponderEliminar
  38. Holaaaaaaaa!
    Me ha gustado mucho este post, porque creo que es importante que el ser humano sepa decir no. Un no abre las puertas a sentirnos libres de hacer lo que queramos. Hemos de empezar a quitarse ese significado negativo.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  39. Hola! Me ha gustado mucho el post. La verdad es que yo soy de esas que dan mil vueltas para decir no. Y es que como dices, eso define nuestro carácter. Hace unas dos semanas entré de prueba a un trabajo en el que me prometieron muchas cosas y cuando entré mi primera semana fue completamente diferente a lo qie ne habían dicho y a pesar de que parecía una buena oportunidad preferí decir "mejo no, gracias" a atenerme por quién sabe cuándo tiempo a algo que no habíamos quedado. Fue muy difícil pero de ahí han venido otras cosas buenas. Muchas gracias por tu post!

    ResponderEliminar
  40. Hola guapa! Me parece curiosísimo! Nunca había oído hablar de esto. Me cuesta muchísimo decir que no, y necesito algo así para poder deshacerme de compromisos y cosas que no quiero hacer, así que me voy a apuntar los tips que nos das y a ensayar con pequeñas cosas, para poder hacerme fuerte y ser capaz de decir no cuando lo necesite. Un besote, gracias por esta entrada. Te espero en mi blog si te apetece!

    ResponderEliminar
  41. ¡Hola!
    Me parece estupenda la técnica del bocadillo, así se puede decir "no" de forma educada y nada agresiva, totalmente de acuerdo. Algunas veces la uso pero no tenía ni idea de que fuera una técnica! Jajaja
    A mí me cuesta a veces decir "no" y cuando lo hago, incluso me siento mal como comentas. Es cierto que no se puede complacer a todo el mundo pero mira, no lo puedo evitar y de verdad necesito cambiar eso porque no tengo por qué sentirme mal.
    Y muchas veces digo "sí" cuando quiero lo contrario e igualmente me siento mal porque me estoy fallando a mi misma.
    Tomo nota de eso que sabiendo decir que no, también aceptamos mejor las negativas que nos dan.
    Muy buen artículo!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  42. ¡Hola!
    Que curioso es el mundo o la vida, acabo de escribir justamente un artículo así, y la técnica del sándwich como yo le llamo, es lo más increíble que pueda existir, y justamente para nuestra propia vida, es decir para con nosotros mismos también es una técnica fenomenal y para decir que no, bueno, es una técnica que se puede aplicar para muchas cosas y de esta manera no herimos los sentimientos de nadie.
    Que publicación tan bella, un abrazo

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!