ZAPATOS

sábado, 6 de octubre de 2018


Aunque os dije hace unas semanas que quería, o era al menos mi idea, cambiar un poco el blog, no, no se me ha ido la pinza y voy a ponerme a hablaros de moda y complementos.

ZAPATOS


Cierto es que muchos de ellos, como son los zapatos, sí tienen un impacto directo o indirecto con nuestra salud, aunque muchas veces no seamos conscientes de ello.

Por lo general, y centrándome en ellos, los zapatos, o mejor dicho, nuestros pies, no son una prioridad para una gran cantidad de personas, por lo que, y espero que de un modo inconsciente, maltratan día tras día sus pies y no ponen reparo en ellos hasta que aparece la hinchazón, las rozaduras o, incluso, y en casos extremos, las deformidades.

No sé si sois conscientes, y si no es así ya estoy yo aquí para informaros de que, un adulto camina una media de unos 5.000 a 8.000 pasos al día, paso arriba, paso abajo. Y si hacemos un recuento por encima, a groso modo, de los pasos que llegamos a realizar en un año sale una media de 1.500.000. (Lo sé, lo estáis alucinando).

Pues bien, todos esos pasos son realizados gracias a los 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos que forman nuestro pie (y solo os he hablado de uno, todo ello también lo tiene el otro). ¿Y qué hacen todos ellos? Pues permitirnos el movimiento, dar estabilidad al cuerpo y soportar el peso, que dicho así, y pensando en que andamos cada día sin ningún problema, pensaréis que no es para tanto. Pero lo es, sin duda que lo es.

El problema está, y ojo que no señalo a nadie porque yo soy la primera que en muchas ocasiones le puede el impulso de comprar unos zapatos de escándalo, sin saber si son cómodos o no (es lo que tiene ser una "adicta" a ellos..), que nos dejamos guiar por lo estético. Es decir, valoramos más un zapato bonito a uno de cómodo (aunque las dos cosas son posibles, claro está). 

Así que nos metemos muchas veces en calzados que son inadecuados para la salud de nuestros pies. O dicho en otras palabras, queremos adaptar la estructura de nuestros pies a las formas de los zapatos que vienen dictadas por patrones y no a la inversa, como debería ser.

Y a todo eso sumarle que muchos no saben qué tipo de pie y pisada tienen (os hablaré de ello más a delante si os interesa), por lo que y como es obvio, desconocen las precauciones que deben tomar, y el uso de un calzado inadecuado, puede repercutir inclusive en estructuras como la rodilla, la cadera y/o la espalda causando lesiones, por no hablar de aumentar el riesgo a deformidades adquiridas y malos apoyos.

Seamos realistas, los zapatos fueron inventados para proteger nuestros pies y facilitar su funcionamiento, pero con el paso de los tiempos, se ha convertido en un auténtico icono de la moda desplazando a un papel secundario su funcionalidad.

ZAPATOS


Pero, ¿cómo sería un zapato adecuado?

Lo ideal sería que nuestros zapatos estuviesen diseñados y elaborados partiendo de las medidas y armonía de cada individuo, es decir, las características de cada pie y pisada, aunque esto hoy en día solamente se enfoca para personas con patologías

El zapato ideal además debería ser amplio, con la punta redondeada para que no se aprieten los dedos unos contra otros, hecho de materiales blandos, costuras internas, y que no genere áreas de presión. Además de poseer superficies de apoyo blandas, pero sin espacios entre ellas y la planta del pie. El contrafuerte, por contra, debería ser sólido, adaptado siempre al talón de cada pie y que no permitiese desplazamientos.

Tema tacón, lo aconsejable, tanto para hombres como mujeres, es que no excediese los 4 centímetros, para así pudiese haber una distribución simétrica de nuestro peso entre las partes posteriores y anteriores del pie.

Otro tema a tener en consideración para poder definir ese zapato "ideal", es que no debe doblarse de la punta al talón, que tuviese un enfranque para dar consistencia de adelante hacia atrás, y que jamás quedades sueltos, puesto que entonces los dedos deben realizar la tarea de mantenerlos en su sitio.

Esto es lo que sería, a groso modo, las características principales que debería tener un zapato adecuado, pero como sabemos que es un poco difícil poder dar con todas esas características en tiendas convencionales, mi consejo sería que cuando os lo probéis hacedlo en ambos pies (lo sé, en muchas tiendas tienen la política de dar solo un zapato para probar, pero insistid en ello), caminad en la tienda al menos durante un minuto, y es mejor ir de compras por la tarde, porque como sabéis, con el transcurso del día el pie aumenta de tamaño, así os evitáis adquirir zapatos que a primera hora de la mañana os van como un guante y por la tarde os aprieten los pies.

TIPOS DE ZAPATOS

Chanclas o sandalias planas

Al ser un calzado que por lo general están sueltas, usadas de un modo frecuente pueden inflamar la fascia plantar, producir dolor en la zona de los talones y/o empeine, y al no tener tacón producir una tensión en los tendones posteriores de la pierna y/o producir lesiones entre los dedos, puesto que será el único elemento de soporte.

¿Podemos llevarlos? Por su puesto, pero no de un modo prolongado puesto que no garantizan la estabilidad y la amortiguación necesarias para caminar de un modo correcto.

Tacones

Los tacones altos hacen que se desplace el centro de gravedad hacia adelante, por lo que el peso se distribuye de un modo desproporcional hacia la punta del pie.

Por ejemplo, en tacones de más de 4 centímetros, los dedos resisten casi un 60% del peso de nuestro cuerpo, cuando debería ser solo del 50%. Y eso se traduce en dolor, cansancio, retracciones musculares en las piernas y en casos extremos, dolores en la espalda.

Así que, usar taconazos, sí, pero a veces solo.

Plataformas o cuñas

Aunque este tipo de zapato coincide con características de los zapatos de tacón, tienen un poco más de soporte y protegen la bola frontal del pie, ya que por lo general crean un espacio mayor entre el suelo y la planta, reduciendo así el impacto.

ZAPATOS


Zapatos planos

Como dice el dicho, "todos los extremos son malos", y en el tema de los zapatos se confirma.

Aunque no se lleve nada de tacón y los zapatos estén bien sujetos y sean amplios, tampoco es lo más recomendable, puesto que impide que la presión se reparta entre el talón, el antepié y los dedos. Eso puede dar a hiperextensiones en rodillas y presiones en la parte posterior del pie, y en consecuencia sufrir de dolores y alteraciones musculares en las piernas.

Botas

En este tipo de calzado podemos encontrar las características de los zapatos planos y los de tacón, con una mezcla inclusive de las deportivas de las que os hablo a continuación, así que van a tener los mismos efectos.

Lo único que varía es el método de sujeción situado por encima del tobillo.

Botas de agua

Son indispensables para proteger el pie del agua de la lluvia, ya que nos lo mantienen seco y evitan la aparición de humedades y hongos. Pero, no son buenas para pasar largas horas con ellas o para hacer caminatas.

Deportivas

Aunque cierto es que muchas solo se preocupan de la estética, vamos que se adaptan a la "moda" del momento (plataformas, brillis-brillis, etc), lo cierto es que las deportivas digamos clásicas, son las que se acercan más a las necesidades anatómicas.

Sus materiales, las zonas de apoyo, la elevación del talón y la amortiguación que nos brindan, hacen que haya una estabilidad y que se contrarresten la propiedad de los pies para adapatarse al terreno. Además, equilibran las articulaciones y evitan lesiones.

Así que al adquirirlos prestad atención en que absorban bien el impacto y vibraciones, para evitar que se afecten las articulaciones y ligamentos. También, y como es obvio, la comodidad (ni que os apriete ni que sea muy holgado). Y por último, que de un espacio de libertad para poder mover los dedos.

Estilo casual

El concepto "casual", se ha extendido como la pólvora en el terreno de la moda, y lo creamos o no, gracias a ellos hemos podido encontrar un punto medio entre los zapatos habituales y los deportivos, por lo que nos permiten adquirir diseños con materiales convencionales y por otro lado, las adaptaciones del calzado deportivo.

Así pues, serán la opción más adecuada para el uso diario ya que nos posibilitan desplazamientos prolongados.

ZAPATOS


ORTOPÉDICOS

He dejado este tipo de calzado para el final, porque seguro que es el tipo del que todos huimos, aunque sea solo de pensamiento.

Tenemos que tener en cuenta que según nos vamos haciendo mayores, elegir un buen zapato es más importante que antaño. Ya no vale que sea simplemente un zapato cómodo para caminar o estar de pie, sino que deberá tener una mayor superfície de apoyo, con suelas más resistentes y no lisas al completo para evitar resbalones y asegurar una adherencia al terrenos, y brindarnos una máxima sujeción para evitar las torceduras.

Con los años, aunque en un@s en mayor o menor escala, los problemas de salud por lo general son más frecuentes y eso también sucede con los problemas en los pies, y más si durante toda la vida no hemos cuidado nuestros pies de un modo adecuado.

Aparecen deformaciones en dedos, hinchazón, dolores, etc... Por lo que llegado a ese punto se debe optar por zapatos ortopédicos (aunque os digo que éstos, pueden ser necesarios a cualquier edad, pero ya me entendéis).

Para elegir un buen zapato ortopédico, porque ojo, tampoco todos valen, deberemos consultarlo con un especialista ya que será el único que puede determinar las necesidades especiales de nuestros pies.

Afortunadamente, la moda también está presente en este tipo de calzados, tanto para hombre como para mujer, así que tener que usar este tipo de calzado no significa renunciar a vuestros gustos.

En resumen. Tipos de zapatos hay muchos, y podemos llevarlos todos ellos siempre que nos aseguren una comodidad y una funcionabilidad correcta, y siempre y cuando los vayamos alternando.

Por otro lado, y esto ya es a modo de consejo personal, comprar zapatos correctos ya no solo debe ser una cuestión de moda, y ojo, ya os he dicho que soy "adicta" a ellos y que hay muchos que los compré por impulso pero no, no son para mi tipo de pie, sino que va más allá. Así que, aunque ir a la moda "mole mucho" es mejor invertir en salud.

Y tú, ¿qué tipo de zapatos sueles llevar?

¡Un saludo maj@s!
Image and video hosting by TinyPic

18 comentarios:

  1. El tema de los zapatos es algo que me agobia un poco, pues me cuesta mucho encontrar el zapato perfecto para mi y para mis pies. Me ha gustado la reflexión que haces sobre esto, porque creo que el mejor zapato es el que te pueden hacer a medida, teniendo en cuenta la ergonomía de tu pie. Mi pie es muy ancho y no voy cómoda con cualquier zapato y normalmente los más bonitos son los que no puedo usar, cosa que me da mucha rabia porque no tienen en cuenta a quienes no tenemos un pie estandar. por otra parte los tacones son bonitos pero me parecen horrorosos para nuestros pies, al igual que muchas chanclas que en nada sujetan el pie y te fuerzan a andar de una manera distinta a la que lo haces... En resumidas cuentas, no hay zapato perfecto, porque sería que te hicieran a medida

    ResponderEliminar
  2. hola bonita, me a encantado tu artículo, cuanta información necesaria, si es cierto que maltratamos mucho por lo general lo pies, yo no utilizo tacón siempre voy plana pero ir plana del todo tampoco es bueno, voy a leerme de nuevo todas las indicaciones de los zapatos para comprarme los próximos con conocimiento. un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    No sabes lo que me gusto esta publicación, tienes tanta razón, es decir yo tengo un montón de zapatos hermosos, pero no son aptos para mi porque al caminar largas distancias, me saca ampollas y pues al final sale contraproducente y los pies terminan hinchados y adoloridos, como dices, lo ideal sería que pudiéramos acudir con alguien para que nos hiciera unos a nuestra medida y si recuerdo perfecto como de pequeña me llevaron porque tenía que usar zapatos ortopédicos y eran horribles. Pero en fin, yo trato de usar de todos, menos los que me saquen ampollas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo en que los zapatos tienen mucha relación con nuestra salud, por sus formas, estilos y tamaños; en mi caso debo usar zapatos de doble ancho en la punta de los zapatos, también suaves y cómodos, porque aunque no camino si son duros me lastiman y lesionan mis pies

    ResponderEliminar
  5. Es una información súper interesante. Muchas veces no tenemos en cuenta lo mucho que sufren nuestros pies. Yo misma he llevado zapatos que después de un rato me dolían tanto los pies que me daban ganas de amputármelos. Un verano por andar mucho en chanclas tuve una fascitis plantar que e duró meses, desde entonces tengo mucho más cuidado con el calzado que uso.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Holiiii!!
    Yo soy muy rarita para los zapatos. Como no lo sienta cómodo, ten por seguro que no me lo voy a comprar. Prácticamente, me pruebo la zapatería entera, hasta que encuentro uno que me vaya perfectamente. Igual que cuando utilizo zapato de tacón. Jamás jamás, utilizo un tacón que sea delgado, porque la estabilidad es nula, me gustan los de tacón gordo, para que al menos vaya segura. Y todos los que me he comprado es porque voy estupendamente con ellos. No tendré mucho zapatos, pero los que tengo son perfectos para mi.
    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola!!
    Fijate que cuando he visto zapatos me he imaginado por donde iban los tiros jeje, yo creo que nosotras tenemos otra visión. Como me gusta ller este tipo de entradas me siento super cómoda leyéndola. Pues mira yo suelo decir entre 2-6cm porque como bien dices te vienen con una fascitis con unas chanclas sin suela y diciéndote, pero sino llevo tacón. O luego está la típica que viene a tratarse una lumbalgia y aparece con los tacones puestos jaja. Que importante es un buen calzado, no me refiero a la marca, sino como bien dices que se adapte a nuestras características principalmente. Mucha gente evitaría lesiones que pueden empezar por el pie e ir subiendo y cargándose otras estructuras. Espero que mucha gente te lea y se conciencie.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Nena esta selección de los zapatos viene con la edad! (a mi modo de ver) pues cuando yo estaba en mis 20, usaba puro tacón sin importar a donde fuera! me gustaba estar siempre mega presentable sin importar la incomodidad. Pero llegué a mis 30! ya tengo un hijo, soy el pilar de mi familia. Ya veo los zapatos como una herramienta! entre mas cómodos y protectores sean, pues mejor, porque mi familia me necesita saludable. Los de tacón pasaron a ser, sólo para fiestas, matrimonios.. Lo genial, es que ahora hay muchos modelos lindos en zapatos deportivos, que ya uno a pesar de estar cómodo, no se ve desaliñado.

    ResponderEliminar
  9. ¡Gracias por darnos tanta información sobre zapatos!

    Después de haber leído qué problemas dan los diferentes tipos de zapatos, creo que la mejor elección para nuestros pies es la de los zapatos ortopédicos!! Cada pie es diferente y lo ideal sería adaptar el calzado a nuestra forma para evitar complicaciones de salud. Yo tengo un puente muy pronunciado lo que hace que llevar tacón me resulte incómodo porque el tobillo tiende a girar, por eso opto por las cuñas, camino mejor. Me gustan mucho las botas, planas, con tacón ancho, de caña alta, baja... Y me uní a la moda de deportivas con plataforma. Antes cometía el error de elegir los zapatos por lo bonitos que eran pero a base de reventarme el pie fui cambiando los criterios y procuro que sean bonitos pero que se adapten lo mejor que se pueda a mis pies. Aunque visto lo visto, como ya te he dicho, los ortopédicos sería la mejor opción. La estética de estos tipos de zapatos la verdad es que no me convencen pero me gustaría probar, a ver si por fin puedo caminar sin las dichosas rozaduras que muchos calzados me provocan.

    ¡¡Es un articulo muy útil!!

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa, yo intento compaginar un poco lo bonito y lo cómodo, aunque es verdad que a veces me da el ramalazo y compro el que me enamora sin pensar en si me lo pondré, si es cómodo, si todo… pero esto con los años lo voy controlando, antes tenia mas obsesion que ahora xD muy buena entrada la de hoy, intentare seguir los tips que nos has dado, ah y mira, al menos chanclas o bien planas ya no uso, que siempre las he encontrado muy incomodas!

    ResponderEliminar
  11. Que excelente información. Me encanto. No soy de usar muchos tacones porque soy alta y cuando los uso puf rebaso a medio mundo jajajajaja pero me encantan,pero de ellos si estaba informada. Yo creo que hoy en día al ser un patrón de todos y generalizarnos con un número ha sido el error. Creo que debieron quedarse como en lsncueja escuela, bajo encargo y según los pies de cada persona

    Saludos ❤️

    ResponderEliminar
  12. Gracias por dejarnos esta buena reflexión sobre los zapatos que debemos llevar, porque muchas veces nos dejamos guiar por la moda y compramos zapatos sin reflexionar sobre si son cómodos o no, y si no son cómodos yo por lo menos, acabo ppr no ponérmelos. O sea que al final he tirado mi dinero y tengo unos zapatos que me pongo dos veces al año.
    Estoy de acuerdo contigo en que debemos comprar calzado cómodo y que nos guste, porqué así invertimos en nuestra salud

    ResponderEliminar
  13. La verdad que se me ha hecho uno de los post mas interesantes de moda, aunque yo diría que es el mejor cuidado de la moda, pues es muy importante cuidarlos, en lo personal siempre me ha gustado usar plataformas altas, pero como yo camino mucho prefiero las plataformas corridas. Ya quiero leer la segunda parte.

    ResponderEliminar
  14. Pues tienes razón, debe ser la edad, pero cada vez me miró mas con lupa la comodidad a la hora de comprar zapatos, aunque si se le puede unir un poco de estética mejor que mejor. Ya pagué en su momento el pato de comprar zapatos muy chulos o muy baratos (por tener más), ahora prefiero invertir mejor y saber que los podré llevar durante horas sin amargarme! Muy buen informe, como siempre, amiga. Un beso grande!

    ResponderEliminar
  15. Antes yo me fijaba más en la parte estética, pero ahora busco también comodidad es decir estética y comodidad deben ir de la mano para que pueda elegir un diseño, no descarto el tacón pero prefiero los tacos anchos que son más descansados, aunque aún uso taco fino como en los estiletos evito los tacos extremadamente altos porque ya no los soporto como antes, y no quiero que llevarlos se convierta en una tortura. Excelente post, muy completo y orientativo para saber que modelo conviene.

    ResponderEliminar
  16. Buenos consejos. Tal como ya lo mencionaron en otro comentario. Muchas veces me cuesta encontrar un buen calzado que sea util y comodo. Resultado, termino comprando zapatos que me molestan y termino dando a otra persona.
    Ahora voy a aplicar algunos de estos tips.
    saludos

    ResponderEliminar
  17. Y es que precisamente por el tema modas muchas veces cuesta encontrar un zapato "en condiciones". Si quieres unos botines que no calen recorre tiendas y tiendas porque eso "no vende" y lo que encuentras es de aquella manera...
    Las deportivas son de lo mejorcito en comodidad, me sorprende que también en tema salud, está bien saberlo...
    Deduzco que el post está ilustrado con parte de tu colección, ¿no? Bss.

    ResponderEliminar
  18. Las plataformas o cuñas son nuestra debilidad pero.... a veces son un poco traicioneras, ¿verdad? Recuerdo antiguamente que compraba zapatos sin fijarme en la calidad para mis pies, pero ahora es algo en lo que presto mucha atención. Suelo comprar en la misma tienda porque conozco sus marcas, la comodidad del calzado, me van genial para mis piececitos y son de piel que sientan como un guante. Puedo gastarme solo 5 euros en una camiseta pero en un zapato puedo hacer una inversión (nunca mejor dicho). Un beso linda

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!