TIPOS DE TÉ Y SUS PROPIEDADES

lunes, 19 de noviembre de 2018


Durante una infinidad de años, miles de ellos, el ha formado parte del día a día de las personas debido a sus múltiples propiedades. Pero también es verdad que hablamos de tés de un modo genérico y atribuimos la palabra té a las infusiones, a pesar de no ser lo mismo.

TIPOS DE TÉ Y SUS PROPIEDADES

El té es como se conoce a la planta Camelia Sinensis y es también como llamamos a la bebida que nos hacemos con las hojas de esta planta, así pues tés como tal existen el té verde, el blanco, el negro el rojo, el amarillo y el azul, lo demás son infusiones.

Aclarado esto, para que no confundamos términos y que no os penséis que me dejo tés que analizar, vamos a hablar de los tipos de té y de sus propiedades.

TÉ VERDE

El té verde es quizás el más popular de toda la familia de los tés.

Apenas tiene oxidación ya que está elaborado de hojas de té no fermentadas. Es decir, una vez recolectadas o cosechadas, se dejan secar y se someten a un tratamiento de calor, eso hace que mantenga sus componentes naturales prácticamente igual que en su estado natural.

Ente sus propiedades encontramos que:

Gran poder antioxidante que ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento.

Es un potente depurativo y nos ayuda en las digestiones, por lo que es ideal para perder peso.

Este té es un té bajo en teína, pero por contra tiene un alto contenido en vitaminas A, C y E, además de contener muchos minerales, como el sodio o el flúor, y todos ellos ayudan a reforzar el sistema inmunitario y nos pueden ayudar a proteger nuestro cuerpo en caso de virus o infecciones.

Estimula la eliminación del colesterol  malo (LDL) e incrementa el colesterol bueno (HDL), que ayuda a combatir las enfermedades cardiovasculares y los triglicéridos.

Estabiliza la insulina.

Efecto astringente.

Gracias al flúor combate la aparición de caries.

Sin embargo, a pesar de tener muchas propiedades, tenemos que leer la letra pequeña. Es decir, al poseer teína, aunque no en exceso, su consumo elevado puede producir mareos, dolor de cabeza o nerviosismo. Así que si lo tomáis, no más de un par de tazas al día. Tampoco se recomienda el consumo en embarazos ni lactancia, ni tampoco en personas hipertensas.
TÉ VERDE


TÉ BLANCO

El té blanco es muy particular, ya que en vez de hacerse con las hojas de la planta, es elaborado con los brotes más pequeños y tiernos de la Camelia Sinensis. Esto hace que sea más claro, puesto que las yemas son de un tono plateado y se cosechan antes de que se abran, y su sabor sea muy diferente a los otros tipos de tés, al igual que su aroma.

En este tipo de té destacaríamos su gran contenido en polifenoles (tres veces más que el té verde), por lo que lo convierte en un potentísimo antioxidante que nos ayudará a incrementar las defensas y eliminar los radicales libres.

Se trata también de un tipo de té energético, que nos ayuda a incrementa la capacidad de concentración y memoria.

Combate el envejecimiento de la piel.

Igual que el té verde, gracias a su contenido en flúor nos ayuda a prevenirnos de las caries.

Posee un suave efecto diurético.

Reduce notablemente los niveles de colesterol malo y los triglicéridos.

La letra pequeña en este caso nos advierte que no deben tomarlo mujeres embarazadas o que den el pecho, y vigilar con un exceso de su consumo, puesto que puede ocasionarnos efectos secundarios tales como los que os he comentado del té verde e incluso nerviosismo. Además, es un té con grandes cantidades de potasio por lo que podría ocasionarnos problemas gasgrointestinales como dolor de abdomen, vómitos, náuseas o diarrea (aunque esto pase debe ser tomado en cantidades desproporcionadas). Y por último, podría reducir la absorción del hierro contenido en alimentos, por lo que las personas que padecen de anemia mejor que reduzcan su consumo.

TÉ BLANCO



TÉ NEGRO

El té negro, si lo comparamos por ejemplo con el verde, tiene una mayor cantidad de teína, por lo que los efectos en nuestro organismo son más fuertes.

Entre sus propiedades destacan el alto contenido de flavonoides, que ya os he comentado que previenen el envejecimiento celular y contrarrestan la acción de los radicales libres a la vez que mantienen nuestro sistema cardiovascular sano, sanote.

Tiene un efecto astringente, vamos es ideal tomarlo con un poco de zumo de limón si padeces de diarrea.

Al igual que los anteriores, su alto contenido en flúor hace que sea un gran aliado para prevenirnos de la formación de caries y además fortalece el esmalte de los dientes.

Gracias a la L-teanina, que nos ayuda a relajarnos y concentrarnos nos ayudará a reducir el estrés.

Nos ayuda a que nuestros huesos estén fuertes gracias a la gran cantidad de fitoquímicos que posee.

En este caso tendremos que tener en cuenta que estará contraindicado tomarlo en exceso para no sufrir de insomnio. Tampoco está indicado para personas hipertensas o con problemas de anemia, ya que su consumo puede producir una reducción de la absorción del hierro.

  TÉ NEGRO


TÉ ROJO

El té rojo es famoso entre la familia de los tés por ser el que mayores beneficios reporta y menos contraindicaciones posee.

Este tipo de té es de postfermentación, por lo que requiere una "maduración" durante un largo periodo de tiempo.

Entre sus propiedades encontramos que gracias al ser termogénico nos ayuda a quemar grasas.

Posee también antioxidantes, por lo que nos ayudará a eliminar los radicales libres gracias a la acción de los polifenoles, es decir, nos ayudará a purificar el cuerpo.

Supongo que a las chicas de la sala esto os sonará, y de no saberlo puede que os sirva de ayuda. A tener acción diurética ayuda a combatir la retención de líquidos, síntoma característico de la menstruación, por lo que nos ayudará a desechar los líquidos que el cuerpo no necesita. Y ya puesto, eliminar grasas a través de la micción.

Es un potente digestivo a la par que evita los dolores estomacales causados por los gases o las retenciones de líquidos. Así que si sufres de problemas intestinales, este es tu té.

Otra propiedad del té rodo es que y gracias al efecto quema grasa, además de ser digestivo y poseer antiocidantes, como ya os he comentado, permite que haya una sangre más "pura" en nuestro organismo, por lo que favorecerá a nuestro sistema vascular.

Aunque os he dicho que tiene pocas contraindicaciones, eso no quiere decir que no debamos estar atentos.

Como con todos los tés, y perdón su me hago pesada, nada de consumirlos en exceso, porque aunque nos ayuda a quemar grasas y a purificar el hígado, puede provocarnos una irritación en este órgano, evitando que funcione con normalidad.

Por no hablar de los efectos también que posee sobre el sistema nervioso, si lo consumes en exceso.

Mujeres embarazadas, olvidaos por completo de este té, como también las que dais el pecho.

TÉ ROJO



TÉ AMARILLO

Es quizás el menos conocido, pero irónicamente, es el más apreciado por los entendidos de este tipo de bebidas.

El té amarillo está entre el té blanco y el verde, tiene poca fermentación, y posee un aroma suave y sutil.

Entre sus propiedades encontramos que también es rico en antiocidantes (más que el verde) y posee un alto contenido en flavonoides, que ya os he comentado con anterioridad los beneficios que estos nos suponen.

Ayuda a mejorar la digestión gracias que al ser preparado por oxidación lenta, conserva sus encimas y metanolitos, por lo que es más ligero y en consecuencia, más beneficioso para nuestro estómago.

También ayuda a que los intestinos funcionen a la perfección y en consecuencia reducir los trastornos intestinales, como diarreas o el estreñimiento.

Otra de sus propiedades es que nos ayuda a eliminar toxinas. Eso es gracias a que al ser un estimulante puede colaborar en el proceso de liberación y eliminación de las toxinas, a la vez que ayuda a reducir la carga metabólica.

También posee flúor, por lo que será un aliado para prevenir las caries y colaborar en la salud de nuestros huesos.

Otras propiedades, pues que es vigorizante, nos ayuda en las digestiones, nos aporta muchos minerales, estimula la diuresis, es bueno para la visión, entre otros. Vamos es una joya.

Por lo que a las contraindicaciones o efectos secundarios, siempre que se tome en exceso, puede ocasionarnos como los demás, ansiedad, nerviosismo e insomnio. Un consumo elevado además, puede producirnos diarreas y mal estar estomacal y trastornos hepáticos. Evitar también las muejeres embarazadas o en periodo de lactancia, y las personas con glaucoma.

TÉ AMARILLO



TÉ AZUL

El té azul es quizás el más suave de todos, y podríamos "situarlo" a mitad de camino entre el negro y el verde.

Su estado de madurez y oxidación hace que posea un color azulado, que personalmente lo encuentro precioso.

Entre sus propiedades encontramos que es un excelente quema grasas y acelerador del metabolismo.

Es también un potente antioxidante, similar al té verde (así no me repito).

También es un gran aliado para mejorar la función respiratoria, reducir el azúcar en sangre y la presión arterial, regula el colesterol, nos ayuda a fortalecer nuestras defensas, es digestivo, entre otros.

Si hablamos en este caso de sus contraindicaciones, no os diré nada nuevo.

Un consumo en exceso puede afectar la absorción de hierro, producir insomnio y nerviosismo. Olvidaos de nuevo las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia de consumirlo.

TÉ AZUL
Como veis los tés son unos grandes aliados para nuestra salud, siempre y cuando seamos consciente que, como en todo, tomarlos en exceso puede producirnos efectos adversos.

Y tú, ¿consumes tés? ¿Cual es tu preferido?

¡Un saludo maj@s!
Image and video hosting by TinyPic

27 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Pues la verdad no me gusta ningún Té, mi mamá cuando era pequeña me daba muchos de todos los tipos, eso hizo que ahora los odié, aunque creo las propiedades que tienen son buenísimas.
    Y quizás vuelva a tomar alguno.

    ResponderEliminar
  2. WOW Carol muy interesante no sabía que hubiera tantas clases, me los apunto😘😘😘

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Qué pasada eso de los tés, no conocía el azul y sí, coincido contigo en que es precioso el color. A mí personalmente no me gustan nada los tés, y les suelo añadir un poco de leche para suavizar el sabor y la verdad es que me gusta un poquito más.

    ¡Un besito y hasta la próxima entrada! Mo-

    ResponderEliminar
  4. Hola! Me encanta el Té pero solo conocía algunos como el té verde y el rojo pero no sabía que había tanta variedad, me gustaría probar el azul porque dices que es muy suave y también opino como tú que el color es muy bonito, el que más me ha llamado la atención y que no conocía es el té amarillo que veo que tiene muchas propiedades y me vendrá genial para hacer mejor las digestiones y si además es bueno para prevenir las caries y fortalecer los huesos mejor que mejor. Gracias por la información. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa
    Este artículo lo he leído libreta en mano porque yo de tes no tengo ni idea, bueno si, te podía decir hasta ahora los que más me gustaban y los que no, y poco más jeje
    pero es genial saber los tipos que hay y para que sirve cada uno. Los conocía casi todos menos el te azul y el amarillo y la verdad es que creo que debería tomarlos de vez en cuando. Como bien dices todos sin abusar!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Carolina, la verdad es que al leerte siempre es como descubrir un mundo nuevo, no conocía la existencia del té blanco, azul y amarillo me ha gustado conocer sus propiedades si que el que más consumo es el verde y sus propiedades si las tenía más presentes.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa, la verdad es que me encanta el té pero cada vez soy más rara a la hora de escogerlo, o sea, antes creo que lo bebía de todos los tipos y ahora que resulta que soy mas sibarita solo bebe te chai con un poco de bebida de avena, o sea si no me confundo el chai es una mezcla de te con especias y hierbas aromáticas, o sea que no se bien que té bebo pero… antes de trabajar, toca! lo que no sabia es que hubiera té amarillo o té azul, que pasada!

    ResponderEliminar
  8. No conocía todas estas variedades de té, el que más ha llamado mi atención es el azul justamente por su color, debe tener una aroma y sabor especial que bueno que ayude a controlar el colesterol y el azúcar, usualmente consumo té verde y negro, pero he notado que si lo hago muy seguido me da acidez, por eso lo intercalo con otras infusiones.

    ResponderEliminar
  9. Hola. Hace años era bastante aficionada a consumir infusiones, que no tés. Compré, no obstante, el té verde no hace mucho con el fin de combatir la retención de líquidos ala que soy bastante propensa. Al leer tu post creo que me equivocaba de color y debiera haber usado el té rojo, por lo que veo. De todas maneras me parece difícil consumir cualquier tipo de té, debido a las numerosas contraindicaciones. Lo que me gustaría aclarar es la cantidad máxima recomendada ¿dos tazas diarias?
    No sé, para usar según qué hierbas hay que tener un mínimo de conocimientos sobre ellas. Cuando estaba embarazada, usé el jenjibre para os ardores del primer trimestre y después me enteré que era abortivo... casi me da algo, menos mal que lo usé muy poco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Soy la loca de los tés, al principio me gustaban todos y siempre tenía en casa, pero reconozco que con el tiempo me he hecho más selectiva y solo tengo negro y rojo, pues son los que más me gustan y pienso que con sus propiedades abarco bastantes beneficios.
    Conocida el té azul, lo he probado y me gusta pero desconocía que existiera el amarillo, como nunca puedes acostarte sin haber aprendido una cosa nueva aquí está la mía hoy.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Holaaa,
    Me encantan los tés! Aún así desconocía el amarillo y el azul. Te sorprenden la cantidad de propiedades que tienen cada uno. Siempre he pensado que los tés son salud y que tomarse uno al día nos ayudaría con muchos problemas.
    Tomo el te rojo porque me gusta mucho, pero ahora sabiendo que es tan diurético ya le pondré una estrellita jejej Se ha ganado el primer puesto para mi :D

    ResponderEliminar
  12. No sabía que habían tantos tipos de té, solo me sabía el té verde porque en japón es super popular, el matcha lo puedes encontrar en TODO, desde la comida hasta los postres. Cuando fui de visita probé el mochi de té verde y era bastate delicioso :)

    ResponderEliminar
  13. Hola, cómo amante del té, me ha parecido y encantado cada catecyistica que has comentado, algunas las conocía y otras no, el q mur más me gusta, es el té verde y el amarillo, en algunos de mis viajes pruebo diferente !! EL té azul no lo conocía y tampoco sus propiedades! Me han sorprendido la barbaridad de contraindicaciones que tienen, algunos de ellos, tomaré tu post como una enciclopedia de tés, para consultarla y comentarla con mi grupito “las Hierbas”un saludo

    ResponderEliminar
  14. me ha gustado mucho tu entrada, he ido a varias charlas, por ejemplo para quitarle cafeína al té (la teína es un término mal usado según nos dijeron) sólo tienes que dejar reposar el te en agua fría o natural, el agua caliente lo que hace es que salga antes, (PALABRA TÉCNICA QUE NOS DIJERON Y NO ME ACUERDO) vamos que la cafeína salga rápida y veloz, al dejar el té "hacerse" en agua natural o fría, como tienes que dejarlo más tiempo hasta incluso horas la cafeína no sale tan rápidamente.

    ResponderEliminar
  15. Hola!! Ay cosa que amo es el té, me parece una infusión que además de aportar muchísimas propiedades dependiendo de los ingredientes que posea, es relajante y ayuda a la concentración de tareas finas. Me encanta tomarme uno luego de la cena, para conciliar el sueño con mayor facilidad. De la selección que nos traes, no he probado el té azul!!! Mira que locura, quiero hacerlo ya mismo. Voy a ver si consigo en alguna herboristeria!! Me dejaste fascinada. ♥

    ResponderEliminar
  16. Muchísimas gracias Carolina por tan interesante artículo sobre los tés, que tal y como dices muchas veces tenemos la costumbre de llamar té a todas las infusiones.
    Yo soy una apasionada del té verde, en casa nos encanta tomarlo con hierbabuena, es como un pequeño ritual familiar.
    A mí me gusta especialmente también el té negro y el rojo, y después de leer sus beneficios me han entrado muchas ganas de probar el amarillo y el azul, que no los he probado. Así que ya te contaré.
    Un abrazote y muchas gracias por tus aportaciones.

    ResponderEliminar
  17. Me encantan los tés, de todos los colores y sabores, he probado el té verde, el rojo y el negro, y creo que el blanco, pero desconocía que existiera un té azul y encima tuviera propiedades. Me ha gustado el post, porque me ha refrescado la nenoria, jeje y he vuelto a recordar beneficios de estos tipo de té que tenía olvidado. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quise decir memoria, el autocorrector, me la juega a veces.

      Eliminar
  18. Hola!!
    Me has dejado alucinada con la cantidad de tipos de te que existen. Mira el amarillo y el azul no los había oído nunca. Por lo que veo el que mayor beneficios tiene es el rojo. Aunque todos tengan claro. Pues mira a mi me encanta el te negro con leche y ya si le echas la cáscara de naranja y un poquito de canela ummm.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. soy una amante del te! tnego que reconocer que me encanta si he tomado mucho te engro pero me gusta más el rojo o el de gruts del bosque. Ahora tomo uno de chocolate que compro en una tienda que lo venden a granel. Hay tes aun asi que no conozco

    ResponderEliminar
  20. Madre mia un poca entendida era de tés, claro, hasta ahora, me ha encantado lo bien que has explicado cada tipo de té y además cada vez que leía de uno me daban ganas de ir a probarlo. Ahora me gustaría probarlos todos! Me quedo con ganas de probar el té rojo. Gracias por estimularme las ganas!! 😊🍵

    ResponderEliminar
  21. Ohhh el mundo de los tés, a mi me tienen enamorada, tantos sabores, tantos aromas, yo me vuelvo loca por muchos de ellos, aunque te confesare que soy del té rojo y de vez en cuando el té negro, me chiflan y me fascinan sus propiedades. Así que haber si la próxima nos vemos y quedamos en un lugar que te fascinará.

    ResponderEliminar
  22. No veas la de tés que hay y de diversos colores. El que he probado es el verde y aunque no soy muy de tés, tienen propiedades para casi todo.
    Y este en concreto, es el que más se suele consumir para adelgazar.
    La verdad, el rojo y sobre todo el azul, al día de hoy, no los he visto.

    ResponderEliminar
  23. No me imaginaba que existiera tanto tipo de tés. Me ha asombrado el Té blanco nunca pensé encontrarme con uno. Yo soy más de infusión, pero con este post estoy dispuesta a descubrir nuevos sabores. Me ha gustado mucho que nos hables de sus beneficios de cada té.

    ResponderEliminar
  24. Hola guapa!

    Me gusta mucho el té y las infusiones, pero la verdad es que no tenía claro que diferencia había entre ambas cosas. ¡Ahora lo tengo más claro! Por otro lado, yo conocía los tres primeros tés, pero el amarillo y el azul no los he visto nunca. A parte de esto, me parece un post perfecto para conocer las propiedades de todos. ¡Me ha encantado!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  25. Yo conocia los tipicos y mas conocidos tès,pero ¿te amarillo y té azul? Curioso.

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!