HOY VA A SER UN MAL DÍA

lunes, 2 de diciembre de 2019


No, no me he vuelto loca, ni mucho menos pretendo deprimiros, pero llevo unos días reflexionando sobre el tema y como este es mi espacio, he decidido hablaros sobre ello.

HOY VA A SER UN MAL DÍA
Obvio que tod@s tenemos días buenos, días malos, momentos de euforia máxima, momentos en que necesitamos desconectar, necesitamos llorar, e incluso llorar y reír a la vez, sin que nadie nos entienda y mucho menos nos juzgue por ello.

Yo no sé vosotr@s, pero vivir de un modo permanente con esa ilusión, pensando en alcanzar ese sueño o meta, en la eterna felicidad, en superar las adversidades que se me vayan cruzando por el camino sin casi despeinarme, ya no solo es imposible, sino que solo de pensarlo a mi me causa un agobio de tres pares de cojo...

Vivimos en una sociedad hueca, y perdón por ser tan brusca, en que cada vez se rechaza más la posibilidad de estar mal.

Se nos bombardea con mensajes para fomentar la felicidad, la ilusión, para que trabajemos nuestra fortaleza mental, para que intentemos, en todo lo que hagamos, superarnos cada día, aprender de los errores y seguir hacia adelante. Que ojo, yo soy la primera que siempre va a apostar por intentar siempre ver el lado bueno de las cosas, por intentar buscar esa luz en la inmensa oscuridad, pero...

Quiero tener derecho a sentirme mal, quiero tener el derecho a tener un mal día, quiero tener derecho a estar viviendo una situación difícil (aunque no me gustaría), quiero tener derecho a tener miedo, a estar de bajón, a desanimarme, porque si me escondo de todo ello lo único que estaré haciendo es negar mi realidad.

Tenemos que ser conscientes que la vida va  de muchas cosas, como el amor, la ilusión, la alegría, en buscar la armonía, pero todo ello va de la mano de su contrario. Es decir, el amor conlleva desamor, la alegría tristeza, la armonía conflicto, todo, absolutamente todo, tiene su gemelo oscuro pegado a el del que no podremos librarnos si estamos viviendo en realidad.

Así que quiero reivindicar el tener un mal día, porque aunque nos sintamos como una mierda pinchada en un palo ese día, también puede ayudarnos a reflexionar, a relajarnos de tanta felicidad impuesta, a que seamos más creativos, a ser pacientes aunque estemos atacados de los nervios, a ser persistentes, a tomar impulso, a valorar las cosas pero en su justa medida, y a tener tiempo a conocer esa persona que a veces es una auténtica desconocida para nosotros, nosotros mismos.

También el hecho de tener un mal día puede mostrarte con claridad, a esas personas que nos quieren, pero lo hacen de verdad. Y no me refiero a esas personas que te mandan caritas de emoticonos sonrientes por whatssap o te sueltan esas frases de autoayuda, no. Me refiero a esos que si lo necesitas te escuchan en silencio, y si necesitas espacio, aunque se hayan preocupado por ti, te dejan ese espacio, y se limitan a espera en el banquillo en silencio por si los necesitas.

Con la llegada de las redes sociales a nuestra vida, hemos, o al menos hablo por mí, descubierto a gente que no sé como se las apaña pero tiene una vida de anuncio, vamos, son como Dioses todopoderosos, que no tienen padecimiento alguno. Por contra, también he descubierto a gente que son la viva imagen de la toxicidad. Gente que se queja que nada le sale bien, que le cuesta un mundo el poder seguir a delante, que su viva es un espiral de malos momentos, no sale de uno que ya está con otro. Alucinantes todos ellos.

Y cuando veo sus publicaciones, reflexiones o textos kilométricos donde cuentan su vida de ensueño o su vida "de mierda", me pregunto, ¿cómo gestionan en realidad los malos momentos? Es decir, si viven para exponer toda su vida, ¿tienen vida en realidad? ¿Sus decisiones reales dependen de los likes recibidos?

Yo la verdad no tengo la respuesta sobre estas preguntas, lo que sí sé es que nuestra sociedad en términos generales, está en crisis. Nos está cambiando mucho y deberíamos revisar de vez en cuando nuestros valores.

HOY VA A SER UN MAL DÍA

Personalmente desconfío de las afirmaciones absolutas y más cuando se refieren a la felicidad o al éxito, y ya ni te cuento si vienen de la mano de "supuestos" profesionales del coaching, que muchas veces, y ojo, es solamente mi opinión, se están volviendo muchos de ellos en simples charlatanes que intentan "vender", porque al final va de eso, vender, esa poción mágica que te limpia el aura, que te cura de todos los males y te dibuja una sonrisa perpetua en el rostro que ya quisiera el Jocker.

Antes de terminar, y quiero dejarlo muy claro, no estoy justificando a los pesimistas o victimistas, ni mucho menos criticar a los profesionales del campo de la psicología y el coaching, porque hay muchos y hacen un gran trabajo, solo he pretendido mostrar que solo si nosotros entendemos y toleramos esos malestares, podremos superarlos.

Permítete tener un mal dia, pero si esos malos días son muchos, algo está fallando de verdad.

En fin, que todos tenemos malos días, y todos tenemos derecho a tener esos malos días, es más, quiero reivindicar esos malos días como derecho absoluto, así que saborea como quieras tus malos días, porque son tuyos y de nadie más.

¡Un saludo maj@s!


44 comentarios:

  1. Hola, guapa.

    Me encantan este tipo de post porque casi nadie habla de ello. Como mencionas siempre nos pintan que debemos estar alegres y felices, ser positivos y dejar de lado las emociones negativas, pero la verdad es que somos humanos y los días malos son inevitables, así que lo más saludable es poder expresarlo sin temor ni culpa.

    ResponderEliminar
  2. Más de acuerdo no puedo estar con tu post, es verdad que siempre tratan de pintar nos un mundo color de rosa pero no siempre tiene porque ser asi, en la vida se presentan momentos difíciles y claro podemos estar tristes, llorar, gritar sacar lo que llevamos dentro todo ello para que la tristeza, nuestra tristeza no sea por siempre, hay momentos malos pero bien lo dicen al final de la tormenta viene el arcoiris todo está en saber sobrellevar las cosas

    ResponderEliminar
  3. Pues si, tener un mal día es de todos.
    Porque inclusive aunque seas súper buena en cocinar, por ejemplo, hay el día en que se quema el caldo... a todos nos pasa.
    Y si, quizá eso lo omitimos en las redes, pero, como dices ser más humanos es mostrar las 2 caras, o las muchas caras y facetas de la vida real.

    Excelente reflexión. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa
    Te superas! esta reflexión es buenísima, no podría estar más de acuerdo en todo lo que dices
    Es cierto que sobretodo desde el boom de las redes sociales todos tenemos que estar bien, como si tener un mal día fuera algo inaceptable
    Los mensajes positivos estan bien, pero todo el rato yo. A veces tenemos un mal día por tristeza, mala leche o lo que sea y no pasa nada.
    Y si, nuestra sociedad esta en crisis y no se si tiene solucion
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. me encanta tu post, la verdad es que todos tenemos derecho a tener un mal dia a quedarnos debajo nuestra coraza y olvidarnos del mundo por unos momentos, llevo días dándole vueltas al tema, pero por cuestiones distintas a las tuyas. En mi caso eres buena persona, ayudas a los demás, y solo hacen pasarte calamidades y la verdad ves a una persona egoísta y un poco cabronceta que todo le va bien, la verdad es que no se como funciona este mundo, y creo que voy a seguir sin entenderlo, lo siento pero la que tengo un mal dia hoy, soy yo!!! muxus

    ResponderEliminar
  6. Que bonita reflexión y es que el permitirse tener un mal dia no es nada malo. No todo va a ser de color de rosa, estupendo y que nos salga todo bien. La verdad que es un gran post y del que tendreiamos que tenerlo muy en cuenta

    ResponderEliminar
  7. hola guapa, una reflexión muy buena, sin duda, la verdad es que la vida es asi cosas buenas y cosas malas y debemos saber asumirlas y como afrontarlas, hay dias que ya ves que van a ser malos y hay que llevarlos lo mejor posible o intentar cambiarlos a mejor.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Me encanta tu forma de expresión y escribir, además logras que mi mente se cree ca situación en una escenografía absoluta! No podría ser todo perfecto y eso lo debemos aceptar desde nuestro interior! Cada meta que logramos es un camino más corto hacia la felicidad

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa, pues como siempre me encanta la sinceridad de tus entradas, ya sea para contarnos sobre un producto como para reflexionar sobre la vida y la exposicion a las redes, es verdad que parece que uno deba tener sus redes enfocadas a todo es maravilloso o la vida es una mierda, sin terminos medios que en el fondo es la vida misma! besos

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa! Me ha encantado el post y creo que deberíamos hacer más post sobre ello porque no todo es perfecto y a veces viendo fotos o leyendo incluso nos parece que hay vidas perfectas y eso no existe, todos tenemos días malos y tenemos derecho a mostrarlo pero que no nos vendan pociones mágicas y menos sacar dinero de ello porque esas pócimas no existen, esa es mi opinión.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo contigo. Todos tenemos malos días y con todo el derecho del mundo. Además, sin los momentos de bajón no valoraríamos los buenos tal y como se merecen. Pero si que tienes razón en que parece que todo lo que nos rodea tenga que ser feliz y perfecto cuando no es así. Y en el tema de redes...Qué te voy a contar...Creo que hay gente que vive mucho de la apariencia y no se puede creer todo lo que se ve y esto creo que va a más y no se hasta que punto es bueno para nosotros como sociedad, pero es lo que hay.

    ResponderEliminar
  12. Pues hace varios días que paso por momentos así, días de mierda que le llaman pero yo trato que eso no me afecte en todos aspectos, quizás porque separo las cosas, te digo una cosa a mi los mensajes motivadores o las vidas de ensueño no me afectan al punto de que me pongan de mal humor o querer quedarme en la comparación, lo que pongo en mi instagram por ejemplo es solo una parte de mi vida, pero problemas y situaciones las vivo a diario, pero eso no se me antoja contarlo o lo hago con personas en quienes más confío, a veces una que otra cosa cuento en mi blog, tal vez en mi ultimo post de año que es un poco más reflexivo me anime a contar lo bueno, lo malo lo feo de este 2019 trata de que esto no te afecte por mucho rato,porque como dice un dicho, en todos lados se cuecen habas.

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa! Estoy totalmente de acuerdo contigo, todos tenemos de vez en cuando malos días y como tu bien dices vivimos en una sociedad en la que debemos estar siempre felices y en cuanto tenemos un día malo ya nos tildan de que tenemos mal humor, tenemos derecho a tener un mal día y mostrarlo. Buen post, muy reflexivo, me ha gustado mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola wapa! Por supuesto que todas tenemos malos días pero siempre intentamos publicar nuestros buenos momentos para olvidar los malos y quedarnos con los bueno, o yo por lo menos hago eso, intento quedarme con todo lo bueno de mi día a día, que siempre pesa más sobre lo malo.
    Bssss

    ResponderEliminar
  15. Llevo una temporada con muchos días de esos malos y siento muchas veces que no puedo expresarme con mi círculo de confianza, es como tu dices como si no tuviéramos derecho a tener un día malo.
    Obligados socialmente a aparentar felicidad, aunque la verdad yo si tengo un mal día se me suele notar aunque como digo con palabras en mis "amigos" no me puedo apoyar

    ResponderEliminar
  16. Hola, pues tambien esta bien eso de reivindicar tener un mal dia, como bien dices las cosas buenas tienen su parte tambien mala, el amor va de la mano del desamor y un largo etcera... pero es que si no tuvieran su contrario tampoco valorariamos ese momento en el que estamos bien... y todxs tenemos derecho a pasar ese momento en el que no todo va bien y a poder expresarlo! besos

    ResponderEliminar
  17. Claro que si, tener un mal día también es apto para mejorar, reflexionar, comprender, aprender. Un día escribí sobre la necesidad de permitirnos estar mal, que no pasa nada si no todo lo contrario, permitirte estar mal, te hace soltar y coger fuerza para emprender de nuevo el camino. bonito artículo.

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Holiii Carolina!!
    Todos tenemos un mal día, es imposible estar toooodos los dias del año en un estado de happy full. Eso que vemos por Instagram, es todo fachada. Es normal tener dias malos. Yo también tengo mis dias malos, como el todo el mundo pero tengo personas a mi alrededor que me apoyan y me ayudan, tanto en los dias malos, como en los buenos.
    ¡¡Bsssos!!

    ResponderEliminar
  19. Hola! Me encantan este tipo de posts. Como tu bien dices todos tenemos un mal día, para mi es imposible que en todo el año no haya momentos malos, días en los que todo sale mal, pero tenemos que aprender de ellos, superarlos y apoyarnos en las personas que están ahí día a día. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa
    Estoy de acuerdo con lo que expones en este post: tenemos que aceptar los días malos que nos vienen.
    La vida no es de color de rosa, no. Es como una montaña rusa, subidas y bajadas de emociones a tutiplen. Y cuando tenemos esos días de mierda , tenemos derecho a expresar lo que sentimos y si hay alguien que desea escucharnos sin juzgar, sin cortarnos, sin hablar de sus problemas (que primero te escuche al menos, porque hay gente que pasa de lo tuyo para hablarte de lo suyo y al final eres tú quien tiene que consolar a la otra persona) pues genial. Desahogarse es bueno. Hay que canalizar las emociones sino se pudren dentro y nos joroban más a largo plazo.
    Yo también flipo en redes sociales con las personas que muestran una vida súper mega hiper feliz. Pero vamos, todxs sabemos que es postureo. Esas personas también tienen días malos y seguramente tengan muchos vacíos para querer dar a entender que su vida es perfecta. Buscan la admiración constante. Y luego están los del lado opuesto que parece que disfrutan sufriendo.
    Vamos que haces muy bien en reivindicar nuestro derecho a sentirnos mal. Forma parte de nuestra existencia, lo bueno y lo malo. No hay por qué ocultarlo. Es lo más normal y humano del mundo!
    Uff, creo que me he enrollado demasiado jajaja. Perdón por el tocho!
    Un besote

    ResponderEliminar
  21. Si miras las rrss todo el mundo presenta unas vidas idilicas donde nunca hay conflictos, donde todo es perfecto, unas vidas idilicas donde consiguen todo lo que quieren pero esas vidas no son reales, son pura fachada para crear una imagen de marca, un branding, que aunque la gente que no está en el marketing digital no sabe ni lo que es ni que se llame así, realmente lo hacen incluso con sus vidas personales.
    Construyen una imagen de marca como dirian las empresas pero con su imagen personal donde todo lo que muestran en el espejo de las rrss es bueno cuando por detras la mitad de lo que les pasa es una mierda.

    ResponderEliminar
  22. Hola guapa,
    Creo que este post no puede llegar en mejor época. Hay mucha, pero mucha gente que vive acomplejada por las redes sociales. Porque se comparan una y otra vez creyendo que la que está al otro lado de la pantalla tiene una vida realmente perfecta. Vamos, hasta me lo han llegado a decir a mi. Qué qué sabré yo de estar mal con mi vida perfecta. En fin, yo soy de las que intento trabajar día a día por estar bien. También es cierto que a veces nos quejamos de que no nos dejan tener un mal día. Quién? yo creo que es algo que nos marcamos nosotrxs mismos. Que nos da como cosa mostrarnos mal o tristes. Debería darnos igual, es más, normalizar que nos de igual tener un mal día y mostrarlo. Así que más que decir que los demás no nos permiten... diría que somos nosotrxs mismos quienes nos marcamos esa norma de mostrarnos siempre al 100%. ¿Qué tienes un mal día? Bien, pues a reflexionar el por qué que mañana será un día mejor. Sabias palabras amiga!

    ResponderEliminar
  23. Hola!
    Estoy muy de acuerdo con tu post. Parece que hoy en día no podemos tener días malos, porque si los sentimos así es porque no tenemos actitud o no sabemos gestionarlo, cuando simplemente es que objetivamente no es positivo de ninguna manera. Me alegra mucho leerte.
    Un abrazo!! ^,^!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  24. Es triste, pero es verdad. Llevo tiempo notando eso. La misma sociedad impone que no puedas estar mal o mejor dicho, puedes estar mal pero no puedes reflejarlo al público. Tienes que mostrar la parte bonita en redes... y en eso estoy en contra. De hecho, las redes las movemos personas y si un día no te apetece mostrar tu mejor día y contar lo contrario, así debería ser. Como si no te apetece decir nada. Malos días tenemos todos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Carolina, te doy la razón en que todos tenemos derecho a tener un mal día (mientras no se lo hagamos pagar a los que están a nuestro alrededor).
    También es cierto, que necesitamos contrastes - o como tu lo llamas, el gemelo oscuro de cada estado o sentimiento. Porque solo a través de vivir y experimentar contraste, podemos saber lo que no queremos, y así enfocarnos, en lo que realmente SI queremos. Muy profundos tus pensamientos. Gracias por compartirlos :-*

    ResponderEliminar
  26. Hola Carolina,
    Por fin alguien habla claro. Hay días en los que nada más poner un pie en el suelo, ya sabes que ese día va a ser malo (una mierda, vamos), pero lo positivo es saber aprender algo de esos momentos y, sobre todo, de tu actitud ante ellos. Desafortunadamente, debido a las redes sociales, tod@s estamos expuest@s a ser juzgados y recibir opiniones que, a veces, no hemos pedido. En cuanto a lo que comentas de la realidad de las personas jeje...podríamos hacer un buen ensayo sociológico. En resumen, nuestra sociedad está en una crisis de valores brutal (es mi humilde opinión).
    Un abrazo y que tengas un buen día:)))))

    ResponderEliminar

  27. Hola Carolina!!
    Como me encanta leerte, siempre tienes unos temas muy interesantes.
    Este me ha llegado justo en el momento, que cuasualidad, cuando te leía me acordaba de una persona que recién conozco y anda en ese cuento de superación personal y ahora que tuve una conversación por dios, no sé donde está todo lo que lee jajaja, y conociendo a otra, que la verdad ahora por lo que dices, creo que es una persona tóxica, no lo había visto así, pensé que era pesimista pero cuesta escuchar mucho siempre sus quejas.
    Sin embargo, como dices y lo voy a tener en cuenta para mí, de tener esos días malos pero con cuidado de no pasarme.... Saludos!!

    ResponderEliminar
  28. Este post me ha recordado a alguna mención que se hace en las revistas del postureo. Esa imagen de permanente felicidad, de que todo es maravilloso, que viven en un mundo de arcoiris...Y alguna vez han entrevistado a alguna influencer y han dado alguna pista de la verdadera realidad...pero eso no vende, claro. Todos tenemos nuestros altibajos y está bien, porque así disfrutas más cuando estás a tope, bss!

    ResponderEliminar
  29. Estoy totalmente de acuerdo contigo... Creo que las redes sociales desde luego hacen que nos sintamos peor muchas veces, comparando nuestro día a día con los de otros, igual que a la inversa, como dices, hay algunos que lo único que hacen es quejarse día tras día y eso acaba agotando muchísimo también.
    Como muy bien dices, todos tenemos derecho a tener malos días y a no querer levantarnos de la cama a veces, es normal, y es un sentimiento más igual que otros más buenos.

    ResponderEliminar
  30. Hola. Se me ha quedado grabada la palabra hueca. Tienes toda la razón, vivimos en una sociedad hueca, donde la apariencia es los más importarte y debemos escondes nuestras emocionas, sobretodo sí dan mala imagen. Tenemos derecho a sentirnos mal y no por ello ser juzgada. Estoy seguro que todo lo que muestra las redes sociales de vidas perfectas es a menudo una imagen falsa, pero tal vez es una forma de auto ayudarse a motivarse a sentirse mejor. Supongo que habrá casos que es mostrar una ficción y recibir muchos me gustan, y no entiendo para qué. Estupenda entrada para reflexionar. Besos .

    ResponderEliminar
  31. Hola Carolina!
    No puedo estar más deacuaerdo contigo, yo también pienso que es imposible pretender que la vida sea siempre rosa o querer aparentar lo que no se es, todo elmundo tiene días de mierda y épocas para borrar, pero eso también forma parte de nuestro camino y nos hace mejores.

    Así que no le encuentro ningún sentido al hecho de querer borrar los días malos o los malos momentos. Es como tomar antitérmicos a la mínima décima de fiebre, el cuerpo necesita subir un par de grados la temperatura antes de poner a funcionar nuestras defensas, necesitamos estar un poco mal para poder sanar.

    ResponderEliminar
  32. Hola cariño!!
    yo no tengo un solo mal día... si no muchos malos días seguidos y me canso de ver que se nos rechaza aunque dentro de nuestro interior no queramos estar mal. ¿quien quiere malos dias? nadie.... BSS

    ResponderEliminar
  33. ¡Hola!
    Que gran reflexión, estamos en una época donde los más importante es la apariencia (y en algunos casos no está mal) pero también para cuidarla tenemos que esconder y/o reprimir nuestras emociones. Creo firmemente que todos tenemos derecho a sentirnos mal, y yo personalmente pase mucho tiempo pensando que era una débil por tener días de quiebre, pero hoy comprendo que todos podemos pasar por ello, y sí, la gente te juzgará, te dirán que igual no es para tanto, a veces los días malos son necesarios, pero todo está en ir aprendiendo tanto de lo bueno como de lo malo. En cuanto a las redes sociales, les tengo un amor/odio porque hay muchas personas que no saben utilizarlas correctamente y por otra parte te abren puertas que ni siquiera sabía que existían. Pero ese marco que crean, que creamos de vidas perfectas sin ningún problema nos afecta a todos, ya que nos vemos en una constante lucha por conseguir lo que el otro tiene y perdiendonos a nosotros mismos. Las redes sociales tienen un sinfín de pros y contras. Excelente post :)

    Saludos❤

    ResponderEliminar
  34. Excelente tu post, muy buenas reflexiones, la que más me pegó fue cuando hablas de las personas que literalmente comparte toda su vida, sueños, reflexiones, etc en las redes y uno se pregunta si realmente tienen una vida real, si realmente tienen tiempo para disfrutar de la vida y sus momentos, siempre he pensado en eso, porque no creo que pueda ser posible que una persona que se la pase todo el dia publicando cosas en la red, realmente tenga tiempo para vivirlas y sobre todo disfrutarlas. Muy buenas reflexiones, disfruté mucho del post =)

    ResponderEliminar
  35. Holaaaaaaaaaaaaa!
    Es verdad, leyendo tu entrada, que tener un mal día puede ser bueno para las personas, en especial porque nos podemos dar cuenta de lo que tenemos alrededor, cambiar de chip (planes, intenciones, trabajo...). Aunque es verdad que esos días no son los que mostramos en la RRSS.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  36. Excelente reflexión, la felicidad no siempre es estática como la vida misma y que bonito es darnos la oportunidad de estar mal y dejar espacio a los días de bajones en nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  37. Caro "Sin malos dias, no pueden haber buenos días". Si quieres sentirte apatatica, de bajón y desganada, hazlo. ¿Qué te detiene? La sociedad moderna hoy en dia quiere imponernos ser positivos con todo, todo el tiempo porque si eres realista ya eres tóxica y ave de mal agüero.

    Con respecto a las redes sociales conozco personas que literal estan pasando hambre y en Instagram son las personas mas felice, exitosas y realizadas en su vida.

    Gente que publica platillos exquisitos pero la realidad es que están trabajando de cocineros y en su casa solo tienen frijoles para la cena.

    ResponderEliminar
  38. La vida en general y el día a día nos ha llevado a que como lo vemos,las cosas que hacemos nos agobiemos y literalmente nos volvamos locos y tenemos los malos días,yo los paso y más con mi trabajo actual, ya que tengo que estar constabte,feliz y dar el callo hasta el final. Las Redes sociales nos muestran el 5% de la vida real. Sé que nuestro camino nos meten baches, restricciones... Pero pase lo que pase seguimos hacia adelante luchando. Genial el post. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  39. Hola, la verdad que nos pasa a todos, incluso a la persona más positiva, tiene malos días, Y es verdad que muchas veces en la redes sociales mostramos lo que no somos, quizá ese sea nuestro error, deberíamos ser tal y como somos? y mostrarnos tal y como vivimos? aunque tengo una duda, que queda para nosotros entonces la exposición total es algo beneficioso?? El dilema de todas !!!

    ResponderEliminar
  40. Hola Carolina, que fantástico post has realizado, y al igual que tu, creoq ue en muchas cosas tenemos muchos temas tabués, se nos enseña socialmente que tener "un mal día" es porque se ha fracaso en todo el esplendor, la desolación, la baja autoestima y el sentimiento de desamparo se vuelve algo monumentalmente restringido, pues lo primero que te dirán es "animo", "déjalo pasar", y comienzan con esa presión cuando tenemos derecho y sano pasar 1 mal día, adentrarnos con nuestras fibras para poder reflexionar y aprender, sino lo hacemos a´si y al solo dejarlo pasar será como una olla de presión que a la larga terminará por reventar, bss.

    ResponderEliminar
  41. estoy completamente de acuerdo contigo, pero la verdad es que yo nunca he sentido que no tenga ese derecho a estar mal, ni nada por el estilo. Me gusta que se nos bombardee con ese tipo de mensajes y actitudes por que siento que el resto ya van inherentes a nosotros y a la propia vida y querer mandar "luz" o alegría y positivismo no es malo. Todos nos caemos y quien diga que no, me río! Y no es "malo" a veces es duro, pero caer es normal y está claro que una agenda no te va hacer superar determinados problemas o determinadas situaciones pero personalmente prefiero alimentar el positivismo que la negatividad.
    A veces se acusa a las RRSS y lo de que solo se muestra lo más bonito, yo no creo que el problema esté en lo que se muestra si no en la base, en como se ha educado y formado en la niñez, en una educación y formación donde las emociones no se tienen en cuenta, donde nos intentar enseñar qué pensar y no a pensar y así se acaban formando seres varios, confusos y perdidos. No se si me explico... pero sí, personalmente prefiero mostrar alegría, amor y felicidad. Ya hay bastantes problemas "gratuitos" sin que los busquemos en esta vida.
    Y bueno, que cuando tengas un mal día.... DAME UN SILBIDITO!

    ResponderEliminar
  42. Hola :)

    Claro que todos tenemos derecho a tener un mal día y a sentirnos mal por ello. Es inevitable, a todos nos sucede que hay situaciones de la vida que se nos escapan de las manos y nos hace sentir mal o sea es la vida y reaccionamos de acuerdo a esas situaciones.

    Yo creo que lo mejor es vivir el mal día que tenemos, descargar, llorar y luego reflexionar si es posible. No es buena idea enterrarlo porque luego se manifiesta en otros lados por ejemplo en la salud.

    Gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  43. Hola! Las redes sociales han hecho ‘mucho daño‘ en este asunto porque prevé que solo podemos vender una vida completamente feliz y de anuncio como dices. Pero también te digo que conozco gente que está en una fiesta (y esto lo han visto mis ojos) han grabado un story pasándoselo bien y han vuelto a sentarse en la silla para no volver a moverse en toda la noche... entonces hasta qué punto llega el postureo?
    Es cierto que podemos tener un mal día y de hecho creo que son necesarios! Pero como bien dices tampoco es cuestión de regodearnos en la mala suerte y las lamentaciones... no soy mucho de hablar de mi vida en redes y contar mis problemas porque pienso que la gente que me sigue mis problemas les van a importar un huevo...
    Besos!

    ResponderEliminar
  44. Totalmente de acuerdo, los malos días tienen que existir, por que de ellos surgen las ideas, surge el conocernos un poco mas, y por supuesto que tenemos derecho, me ha encantado.

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!