sábado, 4 de octubre de 2014

BANALITIS Y POSTITIS

¡Hola maj@s! Hace unos días os comenté que quería hacer algunos posts exclusivos para vosotros los hombres.

Es obvio, o sino os lo comento, que muchos de los posts que os hago van dirigidos a ambos sexos, pero es verdad que últimamente algunos de ellos han sido exclusivos para las chicas, y para los chicos en exclusiva, de momento, sólo he hecho uno ("Andropausia, la menopausia en los hombres").

No es que no me preocupe de la salud de los hombres ¡eh! Todo lo contrario, me preocupa igual que el de las mujeres, pero supongo que desde mi condición de mujer tiendo a fenimizar los posts, y  en alguno de los que os he comentado, que van dirigidos a ambos sexos, quizás se pueda ver reflejado el hecho que quien lo escribe es una chica

Pero bueno, que ¡a vosotros también os "quiero cuidar" y mucho!

BANALITIS Y POSTITIS

Así pues, este post va exclusivamente a los "machopowers" que me leen. 

Obvio que vosotras chicas, también es conveniente que sepáis de enfermedades, problemas, etc, dirigidos íntegramente a los hombres. ¿Por qué quién no tiene un hermano, marido, hijo, amigo, amante, novio.... hombre?

Hoy os hablaré de la balanitis y la postitis.

¿Queréis saber de que se trata? Pues os invito a tod@s a seguir leyendo.

La balanitis (inflamación del glande) y la postitis (inflamación del prepucio y cara interna del prepucio) son enfermedades frecuentes de la piel del pene.
En la mayoría de los casos se suelen dar ambas inflamaciones a la vez, lo que se denomina balanopostitis.

Sus síntomas más significativos de ambas enfermedades son: 
  • Inflamación
  • Enrojecimiento
  • Escozor
  • Humedad
  • Picor
  • Secreción acuosa/purulenta
Dependiendo de cómo se presenten y la edad del paciente se diferencian diferentes formas de inflamación, aunque a veces, no están claramente delimitadas
  • En niños prepúberes: uno de cada veinte niños suelen padecer estas dos enfermedades de un modo infeccioso, a las que se les suele sumar la fimosis o conglutinación del prepucio congénita.
  • En hombres jóvenes, maduros sexualmente: estas enfermedades son menos frecuentes que en los niños, y suelen ser causadas por enfermedades sexuales, y pueden ser infecciosas o no.
  • En adultos: no suelen darse este tipo de enfermedades de un modo infeccioso. En esta etapa, influyen las condiciones físicas del individuo como las causas de dichas inflamaciones. Un ejemplo puede ser la aparición de balanitis por exceso de limpieza (sonará irónico, pero es así).
  • En hombres de edad avanzada: también conocida como balanitis de Zoon o de células plasmáticas, suele ser frecuente. A menudo están ocasionadas por el adelgazamiento de la piel y el ablandamiento del tejido que se da con la edad, y solamente se presenta en hombres no circuncidados.
  • Balanopostitis infecciosa: suele ser conocida como balanitis candidiásica debido a la infección por el hongo Candida albicans. Suele darse con poca frecuencia, y en especial en diabéticos, pero también en hombres que mantienen relaciones sexuales con mujeres con candiadisis vaginal (os haré un post en breve chic@s).
  • Balanitis crónica: suele ser consecuencia de la conocida balanitis xerótica obliterante (comúnmente abreviada como BXO, es considerada como una manifestación de liquen esclerosis, que es una enfermedad benigna que afecta a la piel), en la que el prepucio se vuelve más grueso y se estrecha como si se tratara de un cartílago.
Una vez conocidas un poco estas enfermedades, vayamos a saber pues cuales son las causas que pueden llevar a un hombre a padecerlas.

Usualmente la inflamación del prepucio y del grande del pene se producen a través de bacterias. Además de éstas pueden producirse por virus, hongos (como la Candida) u otros desencadenantes de transmisión sexual, como pueden ser los parásitos, como la Sarcoptes scabiei, responsable de la que se conoce usualmente como sarna.

Las principales causas de estos tipos de inflamaciones (glande o del prepucio) a través de una infección con patógenos, son fruto de una falta de higiene genital y el contacto sexual.

En el caso de existir una falta de higiene el esmegma, la secreción de la glándula del glande y el prepucio, se acumula de forma local y se crea un caldo de cultivo ideal para los organismos patógenos.

Pero hay muchos factores que pueden contribuir a la aparición de inflamación del glande o del prepucio. Os voy a comentar algunas:
  • Las condiciones de humedad que llevan a un ablandamiento local del tejido, por ejemplo al estrechamiento del prepucio.
  • Como os he comentado, lavarse con frecuencia, varias veces al día con jabón, elimina la grasa de la piel y puede dar lugar a la aparición de dichas inflamaciones.
  • Causas mecánicas como puede ser la fricción repetida en la actividad sexual.
  • El paso del tiempo también juega a favor de este tipo de enfermedades, ya que la capa superficial de la piel se adelgaza con la edad, tal y como os he indicado antes.
  • Un fuerte aumento de la presencia de agentes patógenos ya existentes o por contagio en las relaciones sexuales, por ejemplo.
Balanitis y postitis

También existen causas para dichas inflamaciones , en que se da fimosis o conglutinación del prepucio, tal y como os he comentado antes, principalmente en los jóvenes prépuberes y en especial entre los niños ya que en la infancia temprana y la niñez tienen un prepucio muy estrecho. Dado este caso, cuando hay un estrechamiento de prepucio, existe una desproporción entre el tamaño del glande y la anchura de la apertura de la piel del prepucio, de manera que éste no se puede retraer sobre el glande. Cuando esto sucede, la orina se acumula debajo del prepucio, lo que contribuye a las infecciones de tipo bacteriano.

Otras razones que pueden dar lugar a poder sufrir postitis y balanitis, es la función limitada dels sistema inmunitario y determinadas enfermedades. Por citaros alguna, las personas con VIH o con diabetes mellitus desarrollan rápidamente inflamaciones del glande o del prepucio.

Anteriormente ya os he citado algunos de los síntomas más significativos, y éstos se dan en respuesta a la inflamación. Ya os he comentado que aparecen enrojecimientos, irradiados y con dolor. Pues bien, hay otros síntomas que no debemos olvidar como el escozor y el picor, y la aparición de pequeñas ampollas húmedas en el glande y a menudo se da también la aparición en los pacientes de una secreción purulenta.

Si estas inflamaciones evolucionan, los síntomas también aumentan en consecuencia de las inflamaciones, dando lugar a la aparición de fiebres o problemas al orinar y hasta septicemia (infección grave).

Si hay la más mínima sospecha de la posible existencia de balanitis y/o postitis el primer paso para su diagnóstico será la exploración del pene y de los ganglios inguinales.

En el caso de existir inflamación, se puede notar un aumento de los ganglios al tacto. El diagnóstico se basa en los síntomas característicos y es imprescindible que el glande y el prepucio estén inflamados.

Para poder hacer un diagnóstico más completo, hay que tener en cuenta también que se pueden presentar las siguientes situaciones a parte de las inflamaciones:
  • La piel está enrojecida e inflamada.
  • Se presentan ampollas húmedas.
  • Hay escozor o picor en la zona inflamada.
  • Y a veces se presenta una secreción acuosa o purulenta.
Es decir, tenemos que tener en cuenta toda la sintomatología al completo para hacer un diagnóstico indicado.

Con el fin de determinar dicho diagnóstico de las inflamaciones que tratamos hoy, hay que determinar las causas de estas inflamaciones, y por ello se necesitan muestras del glande o del prepucio. Con un hisopo de algodón (parecido a los bastoncillos para las orejas), el médico recoge el agente patógeno de la zona inflamada y realiza un cultivo en el medio adecuado para que prolifere. Una vez que se determina el agente patógeno, el médico puede iniciar un tratamiento específico para estas enfermedades, ya se padezcan de un modo individual o las dos ala vez.

Cuando se sufre este tipo de enfermedades, el tratamiento está dirigido a combatir los agentes patógenos y eliminar en consecuencia la infección.

Si son las bacterias las que causan la balanitis o la postitis, es necesario empezar un tratamiento con antibióticos. En el caso de que dichas inflamaciones son causadas por hongos se suelen utilizar antimicóticos (medicación para combatir los hongos) con tratamiento.

Hay casos en que es necesaria la quimioterapia o la inmunoterapia para así combatir de un modo efectivo a los microorganismos transmitidos sexualmente (pero sólo se dan en situaciones extremas y puntuales).

Si un hombre que sufre balanitis y/o postitis mantiene relaciones sexuales, no solamente él tendrá que seguir un tratamiento, sino que su pareja también.

Además del tratamiento médico convencional hay también algunas medidas que todo hombre con este tipo de afecciones deberá hacer. Como por ejemplo, medidas higiénicas tales como lavados sin jabón, suero fisiológico y baños con agua de manzanilla aplicados en el glande y prepucio, y posteriormente, tras un buen secado, el uso de una pomada antiséptica. Por otro lado, sobre todo cuando el prepucio y el glande se inflaman de un modo repetido, es útil eliminar completamente una posible fimosis temprana. (Esta intervención quirúrgica es realizada en periodos en que no existe tal dolencia.)

Normalmente tanto la balanitis como la postitis tienen una evolución favorable si se aplica el tratamiento pertinente. Ambas inflamaciones se pueden curar de un modo adecuado si el tratamiento médico se lleva a cabo de un modo correcto. Normalmente suelen curarse y no suele haber complicaciones.

Balanitis y postitis

Pero si el paciente no busca ayuda médica a tiempo y se aplica el tratamiento demasiado tarde, la inflamación puede evolucionar hasta tal punto que se deba seguir un tratamiento largo y complicado. Puesto que la inflamación del glande puede continuar en la uretra, pueden surgir complicaciones, dando lugar a una inflamación de uretra, vejiga y próstata, además también existe la posibilidad de que se produzca una epididimitis (inflamación del epidídimo, que es la estructura tubular de detrás del testículo donde maduran los espermatozoides y que conecta el testículo con los conductos deferentes).

En términos generales estas inflamaciones se pueden prevenir mediante el uso de preservativos durante las relaciones sexuales, además de llevar a cabo las siguientes medidas de profilaxis (tratamiento de prevención):
  • Baños con manzanilla regulares, aunque no están demostrados como tratamiento, sí pueden usarse como prevención.
  • Una higiene regular de la zona genital pero no excesiva, retirando el prepucio para lavar el glande y eliminar el esmegma (secreción acumulada en la zona genital procedente del recambio celular junto con el sebo que proviene de las glándulas de Tyson).
  • Hacer enjuagues con solución salina.
Con estas medidas, también se pueden prevenir posibles complicaciones si ya se sufre de balanitis y/o postitis. 

Debéis tener cuidado de no contagiar a nadie y  especialmente durante el tratamiento con medicamentos debéis tener relaciones sexuales con preservativo, para poder asegurar que no hay un posible contagio de vuestra pareja.

Si estas inflamaciones son fruto de factores con defectos inmunes y/o enfermedades subyacentes como la diabetes mellitus, es sumamente recomendable prestar una especial atención a la higienes y al tratamiento base, así podéis acelerar el proceso de curación y evitar en gran medida las posibles inflamaciones futuras del pene.

Es sumamente importante, que a la mínima presencia de un cuadro sintomático, acudáis a vuestro médico. Nada de vergüenza, que la salud es lo primero.

Espero que la información os haya sido de utilidad, tanto para los hombres como para las mujeres, porque nunca se sabe quien de tu entorno puede sufrir dichas enfermedades.

Si tenéis algún tipo de consulta, pregunta o lo que sea, ya lo sabéis, podéis hacerlo dejando un comentario o mandándome un correo por privado.

¡Un saludo maj@s!

15 comentarios:

  1. No tenía la menor idea de que los hombres pudieran padecer estas "enfermedades". Qué cosas! Todos los días se aprende algo nuevo jeje :) Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una infinidad de enfermedades, por desgracia, lo que siempre las más conocidas son las más "populares".
      Me alegro poder aportar mi granito de arena para que podáis aprender cosas nuevas ^_^
      Besos cielo

      Eliminar
    2. Hola pues yo veo una inflamacion en mi prepucio, con lo que se puede observar como una ulcera y tejido necrosado. Pueden ayudarme por favor, no estoy seguro de lo que pueda ser. Tengo 20 años

      Eliminar
  2. esta genial el post,asi sabemos de todo un poco,jajaj,besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias corazón. No está de más que aprendamos todo lo que podamos sea cual seal la materia.Besitos ricura

      Eliminar
  3. Vaya nombrecitos, no sabia nada de esto. Besos preciosa

    ResponderEliminar
  4. Sin duda me parece un post muy completo y con mucha información de interés.

    Siempre aciertas con tus post.

    Besitos de rohenestadopuro.blogspot.com.es.

    TENGO NUEVO POST EN EL BLOG :DDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me alegra un montón que os resulten interesantes los temas que abordo.^_^

      Besos guapa

      Eliminar
  5. Te he conocido a través del club "me gusta compartir", no había visitado tu blog antes y me parece que me voy a quedar por aquí un rato... por lo pronto ya te sigo con el google connect.
    Un abrazo y encantada!
    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. Gracias por visitarme y sobretodo por quedarte por aquí ^_^ Yo voy visitandoós también, que somos la tira ya..... y ahora que me has comentado, me paso por tu blog a la de ¡ya! jejeje
      Besos guapa y de nuevo gracias.

      Eliminar
  6. Como esta, padezco de inflamacion en el prepucio, me he realizado examenes de herpes 1 y 2, sifilis, clamidia, gonorrea, vih y hepatitis b, todos negativos.

    He usado clotrimazol, betametasona, aciclovir, nistatina, dermosupril, batcuten y no me funcionan. Tambien.he tomado antibioticos y fluconazol sin resultado.

    Ayudeme porfavor tengo una quemazon en el tronco del pene y ya no se q hacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver.... si te han realizado pruebas, deduzco que habrás ido al médico. Pero si sigues con los problemas, lo más lógico y coherente es comentarlo a tu especialista o cambiar de médico.

      Eliminar
  7. Hola ¿Que puedo hacer me arde mucho el prepucio y duele bastante?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Lo más importante es acudir al médico para que valore a que se debe.

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!