lunes, 13 de octubre de 2014

Consejos Insomnio TERCERA EDAD

De un modo equivocado, en la creencia popular, el insomnio y el sueño no están intrínsecamente ligados al envejecimiento. En cambio, los problemas de salud y las complicaciones médicas son la causa más probable de que muchos de nuestros adultos mayores tengan problemas para conseguir una noche de descanso totalmente reparador.

Consejos Insomnio TERCERA EDAD

Así que, con vuestro permiso, voy a indagar un poco con el insomnio en la tercera edad.

La simtomatología de la falta de sueño o insomnio, incluyen una dificultad para quedarse o permanecer dormid@s, despertarse frecuentemente por la noche y no poder volver a dormirse, o despertarse muy temprano, y así tener una sensación constante de cansancio.

Al igual que los demás adultos, las personas de la tercera edad necesitan de 7 a 8 horas de sueño cada noche para poder sentirse totalmente renovados y recuperados por la mañana.

Sea cual sea su edad, el sueño es un componente indispensable para el bienestar tanto físico como mental.

Dicha falta de sueño en estas edades puede causar problemas de atención, de memoria y también puede llevarlos a sufrir depresiones.

Pensad que a medida que envejecemos, el sueño es especialmente importante porque mejora nuestra concentración y la formación de la memoria, y permite a nuestro cuerpo reparar cualquier daño en las células que se produjo durante el día. También ayuda a que el sistema inmune pueda prevenir enfermedades.

Los factores que pueden contribuir al insomnio en la vejez son: 

Dolor y complicaciones médicas: un dolor intenso puede impedir que nuestros mayores duerman bien. Ciertas condiciones de salud pueden interferir en el sueño, como el ardor estomacal, la incontinencia, el asma, Alzheimer, artritis, osteoporosis, diabetes, entre otros.

Tomar de medicamentos: algunos medicamentos pueden causarles incapacidad para dormir, o provocar somnolencia durante el día, lo que hará que se queden despiertos por la noche. Es de suma importancia que se tengan en cuenta los efectos secundarios, en todas las edades claro esta, pero en esta etapa de la vida aún más, ya que muchos de estos efectos suelen aparecer de un modo más que probable. Así que es conveniente hablar con el médico sobre posibles alternativas.

Malos hábitos: una de las causas más comunes del insomnio entre las personas mayores son los malos hábitos de sueño, donde incluimos las horas de sueño irregulares (esas cabezaditas en el sillón mientras de mira la tele, sea la hora que sea, tomar cafeína, entre otras).

Falta de ejercicio: el ejercicio es vital para poder conseguir dormir toda la noche del tirón, y practicarlo a estas edades les ayuda mucho a facilitar el sueño por las noches. 

Condiciones psicológicas: el estrés mental o emocional y los trastornos, como la depresión, pueden causarles graves trastornos para dormir y que éstos pueden alargarse en el tiempo.

Trastornos del sueño: la apnea del sueño en estas edades suele ser muy frecuente y puede interrumpir los patrones del sueño.

Consejos Insomnio TERCERA EDAD

Así que, después de haber visto estos factores, vamos a por los consejillos para ayudar a nuestros mayores a que puedan dormir toda la noche sin problemas.

El primer paso es identificar las causas del insomnio. Todos los factores que he citado, en excepción de algunos como las enfermedades más "chugas" , pueden subsanarse o erradicarse, así que es esencial consultar con el médico para poder descubrir el por qué de este insomnio.

Una vez hallado el problema, hay que poner solución de inmediato. ¿Y cómo hacerlo?

Nada de consumir cafeína o teína, vamos evitar todo tipo de productos que contengan dichas sustancias.

A ell@s también, un baño relajante con agua templada antes de ir a la cama les ayudará a que su musculatura se relaje, y más a su edad que ya sabéis que "todo va un pelín más lento". Y sí, sí, ell@s también pueden gozar de una sesión de auténtico spa en casa, con aromaterapia, velas..... y si lo rematáis con unos pequeños masajes con crema hidratante, les haréis subir al cielo.

Las infusiones, a no ser que tengan alguna prescripción del médico que diga que no deben tomar, también a ell@s les ayudarán a conciliar el sueño. Además, con su gran sabiduría, las personas de la tercera edad suelen saber muchísimas recetas de infusiones contra el insomnio. Así que no dudéis en consultarles, que seguro que saben mucho más que muchos portales de internet especializados en ello. Pero por citaros alguna, está la valeriana, la melisa, la lavanda, etc. Y que sean de procedencia ecológica.

Indispensable también que tengan unas rutinas para levantarse y dormirse, y evitar las siestas interminables o cabezaditas en el sillón o sofá. Para esto último, estimuladl@s con juegos de memoria, que lean un libro o simplemente, conversad con ell@s, hacer que tengan una conversación fluida hará que sus ojos no cedan a las garras de Morfeo. 

No quiero hacerme repetitiva, pero no se si has leído los otros posts sobre el insomnio en las diferentes edades, así que repito que para las personas de la tercera edad escuchar música relajante (clásica o similar) por las noches antes de ir a dormir también les ayudará a conciliar el sueño.

Vigilar la temperatura de la habitación, procurando que esté sobre unos 21 grados, ya que con la bajada de temperatura de nuestro cuerpo al dormir, si ponemos la habitación muy calurosa hará que dormir de un modo continuado sea imposible. Como también acondicionar el mobiliario a sus necesidades y posibilidades. Pensad que, por ejemplo una cama muy baja aunque esté condicionada con un súper colchón de esos molones, para ellos no es cómodo, y mucho menos lo será una litera donde para subir en ella tengan que escalar como si estuvieran subiendo el Everest. Ya me entendéis. Y que vistan con ropa cómoda para dormir.

Consejos Insomnio TERCERA EDAD

Vestirse con el chandal más molón del mercado y salir a practicar deporte. Como en los adultos más jóvenes, la práctica de deporte, les ayudará a tener un bien estar tanto físico como mental, como os he comentado. Es conveniente que lo hagan al aire libre, y no es necesario que corran un maratón, con que dediquen una hora a caminar, a hacer unos simples estiramientos, hacer ejercicios de coordinación, por ejemplo, ya es todo el ejercicio básico que pueden realizar para sentirse mejor. Como también que se inicien en el yoga o el taichí, que al ser deportes calmados y de meditación les ayudarán a trabajar cuerpo y mente. Eso sí, es preferible practicarlo por la mañana después de despertarse o a media tarde, ya que hacerlo antes de acostarse los mantendrá despiertos.

También en nuestros mayores les hará un gran efecto tomarse un vaso de leche calentita, y ya sabéis si lleva una cucharadita de miel mejor, para que puedan dormir relajados.

En todas las edades, pero en especial en esta etapa más, evitar la exposición prolongada a las luces de neón o muy brillante durante la noche, ya que éstas activan su cerebro de tal modo que su sistema nervioso queda activado cuando tendría que estar más relajado.

Por la noche, nada de comidas pesadas, una cena ligera, que no quiere decir no comer, y tomarlas unas dos horas antes de irse a la cama.

Reducir el tiempo en que estén despiertos en la cama. Si no les es posibles iniciar  el tiempo de reposo y sueño, que dejen la habitación y se pongan a leer o hacer punto por ejemplo. Y no leer en la cama, la cama es para dormir. En estas edades si asocian la cama como un lugar donde no sólo van a dormir, sino también es para estar despierto, pueden llegar atener cambios de conducta de horas de sueño, es decir, que se acostumbren a estar despiertos en la cama aunque sea plena noche y durante horas y que al final les resulte "normal".

Cuando haya el mínimo indicio de un posible insomnio continuado, no lo dejéis pasar ni un día, acudid al médico para poder descartar posibles enfermedades o problemas internos.

Espero que con estos pequeños consejos, nuestros mayores puedan descansar toda la noche como auténticos "bebés" (pero los bebés que duermen ¡eh! jejeje)

Y un consejillo extra, que no tiene nada que ver con el tema.....MIMAD, CUIDAD Y SOBRETODO QUERED A VUESTR@S MAYORES, SON UNO DE LOS TESOROS MÁS PRECIADOS QUE PODÉIS TENER.


Consejos Insomnio TERCERA EDAD

¡Un saludo maj@s!

2 comentarios:

  1. Pues sí hay que mimarlos y mucho,creo que el ejercicio a esa edad es lo mejor,besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sñi, ellos han estado la mayor parte de su vida cuidándonos... así que es lo mínimo que se puede hacer por ellos. Tenemos que pensar que sin ellos, nosotr@s no seríamos nada. Claro que sí que es importante estar activo en esas edades, tener actividad física, les ayuda tanto a mejorar su funcionamiento metabólico como el psíquico. Gracias de nuevo por comentar y por leerte todos los posts. UN BESO ENORME

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!