RESILENCIA

domingo, 22 de abril de 2018


Seguramente much@s de vosotr@s habéis pensado que a veces la vida nos pone a prueba. Acontecen circunstancias que nos pueden llevar al límite y que hace que nos cuestionemos si en realidad tenemos la fuerza necesaria y la voluntad para poder superarlo y seguir adelante. Una enfermedad, una pérdida dolorosa, una ruptura, un fracaso, problemas financieros... entre otras, pueden ser situaciones que simplemente, nos superen.

RESILENCIA


Cuando eso ocurre tenemos dos opciones, dejar que esas situaciones nos venzan o intentar sobreponernos y salir con más fuerza, es decir, apostarlo todo por la resilencia.

Según la RAE, aunque ya sabéis que no soy muy amante de consultar definiciones ahí, es la "capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos", pero personalmente añadiría que además podemos salir fortalecidos de esas situaciones. Es decir, ser resilentes implica tener la capacidad de reestructurar nuestros recursos en función de las nuevas circunstancias y necesidades, lo que implicaría además sobreponeros a esas adversidades y utilizarlas para poder crecer en muchos los niveles.

Ser conscientes y pensar que después de la tormenta viene la calma y que de esa tormenta podemos salir más fuertes, que la vida no es dura, sino que nos toca vivir momentos difíciles, sin más, ser optimistas, tener buen humor, y afrontar la vida con una de nuestras mejores sonrisas.

Los que me conozcáis un poco sabréis que suelo ser de esas personas, aunque debo confesar, y no me importa reconocerlo que sí, que hay situaciones que simplemente me superan. Es más, en la actualidad digamos que estoy viviendo una de ellas, por ello estoy más apartada del mundo 2.0, aunque espero retomar las riendas pronto.

Pero con el tiempo, y ya sabéis que el tiempo "lo cura todo", intento que esas situaciones que en algún momento han sido un golpe muy duro para mí, se conviertan en una experiencia única y  que se convierta en un aprendizaje que me haga crecer como persona y pensar en ellas con menos dolor y con una visión más optimista. 

Por ejemplo, creo que todos los que hemos perdido a alguien es imposible que no pensemos en ellos y sintamos un pinchazo en el corazón que nos haga sentir dolor por esa pérdida. Han pasado 4 años de la pérdida de mi abuela y aún me duele la verdad. Obvio que el dolor es diferente que al principio, pero no deja de ser dolor. Pero por otro lado, intento pensar en esos 32 años en los que pude disfrutar del amor de mi abuela, en esos momentos de complicidad, de aprendizaje, de risas y también llantos... e intento focalizar ese dolor de la pérdida en pensar que fui una afortunada por haber podido vivir todo aquello con ella, por haber tenido la dicha de tenerla en mi vida.

RESILENCIA


Y no, aunque much@s crean que siempre he sido así de optimista, se equivocan. No es algo que sea innato en mí, vamos, han habido situaciones que me han superado de tal modo que creo que no he podido ver el lado bueno de ellas jamás. Pero he luchado contra muchas otras situaciones adversas que me han puesto a prueba muchas veces y han hecho que saboree el fracaso, sabor que no me ha gustado en absoluto, así que he intentado desarrollar las habilidades necesarias para poder afrontar esos retos e intentar dar lo mejor de mí. Es decir, y quizás me equivoque, pero creo que las personas resilentes no nacen, se hacen. 

Y si yo he podido conseguir serlo, tenéis que creerme cuando os digo que cualquiera de vosotros podéis también serlo. ¿Cómo?

Os dejo algunos consejos que a mí me han ayudado.

Ser consciente de mis limitaciones pero también de mi potencial. Conocernos es sin duda nuestra mejor arma para poder enfrentar todas aquellos retos y adversidades. Saber en qué flaqueamos, cuales son nuestras limitaciones y defectos, y a la vez saber en qué ámbito somos fuertes y cuales son nuestras habilidades. De este modo podemos ser conocedores de nuestros recursos para conseguir nuestras metas de un modo objetivo y elegir el mejor camino para ello.

Ser creativa. No limitarnos a volver a pegar ese jarrón que se nos ha roto porque tenemos que ser conscientes que jamás va a poder ser el mismo por mucho que lo peguemos. Así que, lo mejor es coger esos trozos rotos y utilizarlos para crear uno de nuevo e incluso mejor del que teníamos, por ejemplo a modo mosaico y si es necesario añadir nuevos elementos. Con ello quiero decir, intentar transformar nuestras malas experiencias en algo positivo.

Confio en mis capacidades pero si es necesario pido ayuda. Como os he dicho, ser conscientes de nuestras limitaciones y capacidades va a ser nuestra mejor arma, pero confiar en que somos capaces de hacer los que nos propongamos es un paso más para lograr ser resilentes. Es decir, no perder de vista nuestros objetivos y dar cada paso con firmeza, eso nos dará la seguridad para avanzar. Pero a la vez también creo que es importante reconocer que en muchas situaciones en equipo se trabaja mejor. Así que es bueno no encerrarnos en nosotros mismos y pedir ayuda si es necesario.

Asumo las dificultades como oportunidades para aprender. La vida no es un camino de rosas, y de serlo, os recuerdo que aunque las rosas sean unas de las flores más bellas, tienen espinas. A lo largo de la vida nos hemos enfrentado y nos enfrentaremos a situaciones muy pero que muy dolorosas que seguramente harán que nos desmotivemos. Pero tenemos que intentar ver más allá, y asumir que esos momentos también pueden ser oportunidades para realizar cambios, aprender y crecer. Como os he dicho, después de la tormenta siempre llega la calma, vamos, tenemos que ser conscientes que aquellos momentos no van a ser eternos y que nuestro futuro depende de como reaccionemos. Cuando te llegue uno de esos, te propongo que te preguntes ¿qué puedo aprender de esto?

Vivir el aquí y el ahora. Aceptar que el pasado ha quedado atrás, con sus cosas buenas y malas, y que el mañana es un tiempo aun muy lejano. De nada nos sirve estar pensando en lo que ya ha ocurrido, y mucho menos de lo que puede llegar a ocurrir, lo importante es el ahora. Disfrutar de los pequeños detalles de la vida sin perder la capacidad de asombrarnos ante ella.

RESILENCIA


Soy objetiva, pero intento siempre ponerme las gafas que me permiten ver las cosas con optimismo. Siempre pensamos en que el vaso puede estar o medio lleno o medio vacío, pero muchas veces no caemos en que pase lo que pase, el vaso siempre se puede volver a llenar. 

Rodearme de personas positivas. Creo que esta es una de las premisas más importantes, huir de esos vampiros emocionales. De ese modo logro tejer una red sólida de apoyo y sé que puedo sostenerme en los momentos más difíciles. 

No puedo, no quiero ni intento controlarlo todo. Intentar tenerlo todo bajo control, no sé a vosotros, pero personalmente me crea un estrés y una tensión alucinante, además el hecho de intentar tenerlo todo bajo control hace que si las cosas no salen como una quiere nazcan las inseguridades, las frustraciones, la culpabilidad. Así que con el tiempo he aprendido a lidiar la incertidumbre y sentirme cómoda con ella, hecho que sinceramente, hace que disfrutes más del día a día.

Ser flexible. Aunque sé cuales son mis metas, cada día es diferente queramos o no, así que tener la flexibilidad suficiente que me permita cambiar mis planes e incluso adaptar mis metas creo que es esencial. No cerrarse a los cambios y valorar alternativas sin aferrarnos de un modo obsesivo a los planes iniciales. Porque como dice el dicho "todos los caminos llevan a Roma", creo que da igual dar un rodeo o coger un atajo, lo importante es avanzar.

Ser tenaz. Aunque confieso que en mi caso se podría definir como tozudez, porque sí, soy muy testaruda. Supongo que ahora pensaréis que me contradigo, porque acabo de deciros que es importante ser flexible, pero son cualidades que se complementan. Es decir, soy flexible sí, pero no renuncio a lo que quiero, y aunque me adapte a los cambios e incluso los busque, no dejo de luchar por ello. La base está en la motivación para mantenernos firmes y poder avanzar hacia nuestro propósito.

Afrontar las adversidades con humor. Ahora quizás entenderéis el porqué de mis cartelitos mañaneros y porque siempre os digo que hablar de temas de salud ni tiene porque ser aburrido. Es importante reírse hasta de lo malo, porque esa risa puede ser nuestra mejor aliada para mantener el optimismo y poder ver el lado bueno de las cosas.

No tengo miedo a pedir ayuda de los demás. Confieso que era una persona que sí, en términos generales me costaba horrores pedir ayuda, fuese por lo que fuese. Una ruptura, un fracaso, pueden ser situaciones duras y creo que no pasarlas solos es importantísimo para poder superarlas. Por no hablar de buscar ayuda profesional si es necesario.

RESILENCIA


Para finalizar quería compartir con vosotr@s esta frase, "Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento". -Victor Frankl-.

Así que tú elijes.

¡Un saludo maj@s!
Image and video hosting by TinyPic

39 comentarios:

  1. Hola!! los consejos que nos das son muy buenos y de aplicación casi diaria, diría yo. Sobre todo el de "no querer controlarlo todo". Estoy de acuerdo con que las personas resilentes se van haciendo a lo largo de los años y tras superar pérdidas varias. Por cierto, también echo mucho de menos a mi abuela :( Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Me encanta leer este tipo de entradas para aplicarlas a mi vida diaria. Me encanta la parte de vivir el aquí y el ahora, la verdad que soy una persona que siempre está pensando en cosas del pasado o el futuro o qué pasará mañana...ultimamente intento cambiar el chip pero cuesta. También me veo reflejada en superar las dificultades para ayudarme a aprender y mejorar, me encantan los retos personales.
    Enhorabuena por la entrada!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! Me encanto tu post y todos los consejos que nos das para poder manejar una situación que creemos se sale de control. Me encanta el concepto de resilencia y creo que todos lo deberíamos de aplicar en nuestras vidas.
    Gracias por compartir.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!! Lo primero que espero que ese mal momento que estés pasando pase muy pronto te mando toda mi fuerza!! El tiempo lo cura todo, todo pasa, es una realidad como un camello! Yo en concreto odio necesitar mucho tiempo para que algo malo salga de mi cabeza. Sin duda, el humor y focalizarte en tus sueños es lo que ayuda! Me encantó el post! un besote! ÁNIMO!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola! No conocía la definición, pero tienes razón en decir que salimos fortalecidos de aquellas situaciones q a veces nos superan, pero siempre y cuando lo superemos y pasemos esa etapa de negación y pasar a la de aceptación, a veces nos quedamos en la negación y no queremos salir de allí.
    Gracias por el post.

    ResponderEliminar
  6. Excelente tema y estoy con tu pensar. Aveces nos rompen las situaciones, pero siempre hay que buscar la manera de superarlas, en algunos casos se aprenden a vivir con ellas (también me paso con mis abuelos, su falta no la supero, pero aprendo a vivir con ello, los recuerdo y sé me recuerdan). Pasamos por tantas pruebas y tus consejos son mas que acertados; en muchas ocasiones supere estas pruebas pensando en eso, en que son pruebas a superar y un reto que ganar (me pegan en el ego y lo doy todo).

    La palabra resilencia no la conocía, y me ha gustado mucho :3 La ocupare mas seguido.
    Os mando un fuerte abrazo, que gran post!

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado tu post, nos podríamos poner a hablar largo y tendido de cada punto incluso. Ahora mismo es un tema que me viene como anillo al dedo ya que me siento muy identificada. No descarto incluso pedir ayuda ya que siento que todo me desborda un poco. Pero hay que ser fuertes, tener paciencia e ir haciendo cambios hasta sentirse mejor. Gracias

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Lo primero felicitarte por tan buena descripción sobre la resiliencia, en serio es la descripción más completa y fortalecedora a la vez que he tenido el placer de leer. Me encanta como has desarrollado cada situación y he empatizado con ello como hace mucho tiempo que no lo hacia con ningún otro relato. Llevas mucha razón cuando dices que no tenemos que coger todas las responsabilidades para nosotros y que tenemos que aprender a delegar y dejarnos ayudar, vivir el ahora y ser conscientes de lo que realmente somos. Y cuando vienen mal dadas, en momentos donde parece que no hay salida, calma y tranquilidad, que el tiempo como bien dices lo cura todo, y si no todo al menos ayuda a suavizar las heridas. Un besazo guapa!!

    ResponderEliminar
  9. Si solo de leer ya te activa el optimismo, di que si, que de todo se sale, no olvidas pero salimos, lo mejor no rendirse y creer en una misma, a mi me ayudo ser creativa sobre todo, y mira que no apstaban por mi...no pasa nada yo seguia y cuando consegui resultados...todos sorprendidos, me daba igual la verdad, ahi vi quien estaba conmigo y quien no, asi que de cada situacion se saca algo bueno.
    Muchisimas gracias guapa!

    ResponderEliminar
  10. Hay personas que tienen una fortaleza increible y realmente aprenden de las malas situaciones saliendo fortalecidos de ellas, pero creo que no todos sabemos hacerlo porque de situaciones malas algo nos deja tocados aunque no queramos.
    Supongo que hay personas que tiene mayor capacidad de resiliencia que otras...

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    El tema de la resiliencia da para mucho y das unos consejos muy buenos. Todos los puntos son importantes, destacando el de vivir aquí y ahora, ser flexible y tomarse las adversidades con humor.
    Bajo mi punto de vista son claves para salir adelante con más fuerza, que según qué situaciones el dolor no se va del todo pero ayuda a sobrevivir.
    La frase de Víctor Frankl me ha parecido que tiene toda la razón, la actitud es primordial, de ello depende que se haga más insufrible o no el camino.
    Y me alegra que te tomes la vida con optimismo!
    Besos ❤️

    ResponderEliminar
  12. Deberíamos aprender a ser todos resilientes, nos iría mucho mejor, cierto, a todos seguro la vida nos ha puesto a prueba, buenos consejos, considero importante saber pedir ayuda, no todo el mundo es capaz y sobretodo conocernos bien a nosotros mismos, en realidad todos lo puntos son importantes

    ResponderEliminar
  13. Hola, sinceramente tu post es una guía perfecta para afrontar momentos duros e ir tirando. Buenos consejos, como por ejemplo, que es importante rodearnos de gente positiva, no mirar atras, y no tener miedo a pedir ayuda, son los que nos harán crecer como personas. Gracias por la información, un beso.

    ResponderEliminar
  14. Hola! Muy buen post. Me gustaron mucho tus consejos, sobre todo lo de ser consciente de nuestras limitaciones pero también de nuestro potencial. Creo que con mucha frecuencia tendemos de olvidar una cosa o la otra, no? Algo que también me parece muy importante es lo de ser flexible. Hay que adaptarse a los cambios para poder seguir adelante. Yo siempre he dicho que el que sobrevive no es necesariamente el más fuerte, sino el más apto. Gracias por compartir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Hola! Me ha encanto esta entrada sobre la resilencia, todos pasamos por situaciones adversas y aveces necesitamos echar mano de este tipo de consejos que nos permiten salir adelante. Me encanta todo lo que escribes, muy bueno para cultivar la salud interior. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola bella, no puedo estar más de acuerdo contigo y con la última frase que compartes: "Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento" aunque obviamente hay situaciones, sobre todo en lo relativo a las enfermedades, salud y pérdidas, que son muy difíciles de gestionar ya que de una enfermedad como la que se llevó a mi madre poco positivo puedes sacar. No obstante el tiempo pasa y aplaca el dolor además que los recuerdos de una persona y todo lo bueno que hemos vivido con ella no nos los quita nadie, un besazo

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa
    Tu artículo me ha parecido muy interesante porque parece ser que la resilencia es algo que esta de moda ahora. A mi me suena a echar pa'lante, como han hecho toda la vida esas personas que no se dejan hundir cuando la cosa va mal.
    Me gustan los consejos que nos das, esta claro que a veces las vidas nos pone cosas duras en medio pero todo es superable con buena actitud verdad?
    Aun sigo en el camino de intentar tener la "resilencia" como modo de ver la vida, porque confieso que hay días en los que me vengo abajo
    Un besazo

    ResponderEliminar
  18. me encanta el tema de la resiliencia y me parece que lo has enfocado muy bien. A mi lo que más me cuesta es vivir en el aquí y en el ahora, pero es super importante. Es cierto que las personas resilientes no nacen sino que se hacen. Genial artículo, muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  19. Por circunstancias personales, que mejor no recordar, podría tener la palabra resilencia de apellido o tatuada en la frente, con eso te lo digo todo.
    Cuesta seguir a flote cuando parece que el mundo se hunde hay que encontrar motivos para seguir adelante.
    Tener apoyos es importante, aunque sientas que no te ayudan, sin ellos no sería lo mismo,bss!

    ResponderEliminar
  20. Ostras, que mal ver que estas en un momento de circunstancias adversas, pero entiendo ese distanciamiento de las redes cuando eso ocurre, a veces son una liberación a veces todo lo contrario. Muy bien por los consejos que nos dejas, los puedo aplicar perfectamente a mi vida, asi como la resilencia, que conocia pero no del todo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Carolina!!
    La verdad es que tienes toda la razón en el tema de la resilencia, hay que saber salir adelante y con mucha más fuerza. Los consejos que dan se pueden aplicar en el día a día, algo que para mí es importante y hay alguno que me resulta imprescindible, como intentar no controlarlo todo, algo que a veces me resulta difícil o ser positiva, ya que de por sí suelo ser todo lo contrario O.o
    Me anoto todos tus consejos!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola! Me ha encantado el post, igual que me encanta que muchas veces incluyas la definición de la RAE (yo soy muy fan de entender a fondo el significado de cada palabra y lo consulto casi a diario tb jeje). En este caso, me parece que la definición de la palabra resiliencia es perfecta, nunca me había parado a consultarla, pero me parece que define a la perfección el sentido y significado de esta palabra que tanto nos puede dar si la aplicamos a nuestra forma de actuar y de enfrentarnos a los baches de la vida :)

    ResponderEliminar
  23. Muy buenos todos estos consejos que nos das. Te hacen plantearte ciertos aspectos que solemos dejar pasar desapercibidos cuando nos ocurre algo malo la verdad.

    ResponderEliminar
  24. Más que curarlo todo, el tiempo lo que hace es que veas las cosas desde otra perspectiva y aprendas a darle el valor o la importancia adecuada, obviamente el dolor por perder a un ser querido no se puede curar pero si podemos aprender a pensar desde otro punto de vista, a disfrutar de lo que habíamos vivido juntos y lo que nos depara separados.


    muy buena entrada, un besete

    ResponderEliminar
  25. Hola Carolina!
    Tus post siempre son una gran fuente de isnpiración para el crecimiento personal, me encantan, y no puedo estar más de acuerdo contigo en cuanto a este tema. Este término, que a día de hoy está tan de moda, es una actitud que debemos recordar y aplicarnos todos en algún momento de nuestras vidas, en los que, a veces, no ves nada positivo, o la luz al final del túnel. Por eso es de agradecer tus palabras, y recordar esa capacidad innata del ser humano de superar, y fortalecerse ante la adversidad.
    Felicidades por este maravilloso post, y por un blog tan inspirador y optimista, me encantas.
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  26. Hola! Muy buenos consejos. La verdad que la mejor manera de afrontar los problemas es hacerlo de la manera más positiva y optimista posible, simplemente, por el bien de nuestros sentimientos. Yo hace unos años era súper negativa y afrontaba los problemas de otra manera, hoy en día puedo decir que soy mucho más positiva y por consiguiente, más feliz!

    ResponderEliminar
  27. Este término lo vengo escuchando más a menudo últimamente y me da que pensar a que en la actualidad un buen porcentaje de la población tiene todo tipo de problemas que los está llevando a volverse risilentes, me incluyo porque sin saber de este término yo ya actuaba de ese modo allá por el 2014 cuando los problemas empezaron para mí pasé por diferentes etapas, miedo, angustia, ansiedad, resignación, risilencia, finalmente uno sigue avanzando a pesar de todo pero con más cautela.

    ResponderEliminar
  28. Hola guapísima!
    La verdad es que no sabía que esto se llamaba resilencia, es algo que aprendí a hacer hace mucho tiempo, como tú tampoco he sido nunca una persona optimista, pero aprendí a ser tenaz y ver que después de esas situaciones sales más fuerte y preparado para las futuras que puedan surgir, intento no pensar mucho en ellas, simplemente sé que llegarán, y estaré preparada para cuando eso ocurra poder superarlas y seguir adelante, porque de la mayoría de ellas al final he sacado algo bueno, experiencias que, si echando la vista atrás no hubieran ocurrido, no me habrían llevado a caminos maravillosos.

    ResponderEliminar
  29. Hola, guapa! En primer lugar dejame felicitarte por tan buena entrada que has hecho, lo segundo que al igual que tu pienso que aveces la vida nos pone a prueba, pero creo que dependiendo como resistamos estás pruebas pueda que la superemos o no, de verdad que no tenía claro lo que era la resiliencia, hasta ahora de verdad que has detallado muy bien esté concepto. Me encanta como has desarrollado cada situación y he empatizado con algunas de ellas. Tienes mucha razón cuando dices que no tenemos que llevar o coger todas las responsabilidades para nosotros y que tenemos que aprender a delegar y dejarnos ayudar, a mí aveces me cuesta hacer eso. Yo soy de las que les gusta vivir el ahora y ser conscientes de lo que realmente soy. Cuando las cosas van mal lo que trato de aceptarlos y superarlos. Muchas gracias por el post guapa. Bss

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola guapa!

    No se por donde empezar. Me has dejado sin palabras así que no puedo hacer otra cosa que felicitarte por tu entrada, es tan profunda y sincera... Además, los temas de los que hablas, casi todos lo hemos vivido. Yo no tenía claro lo que era la resilencia, y eso que lo he visto ya alguna vez. Me siento muy identificada también, ya que mi abuela falleció hace ya unos años, pero, aunque de forma distinta, aún me duele pensar en eso. Tus palabras son de gran ayuda, de verdad.

    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  31. ¡Hola Carolina!

    Enhorabuena por un post tan magnífico y útil. Al leerte no he podido evitar recordar algunas vivencias personales que, como dices, a todos nos pasan de un modo u otro en la vida. Ha habido dos de tus consejos que siempre veo a mi chico practicar cada día: afrontar las cosas con humor (dependiendo de contexto), y que cada momento sirva para aprender algo. ¿Qué consejos podrías darle, no a una persona que requiera resilencia, sino a una que quiere ayudar superar el bache que pasa esta primera?

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  32. La verdad es que es una palabra que muchas veces he pensado en tatuarme... Y leer tu post me ha traido muchos recuerdos... Y me has dejado sin palabras...
    Y tienes mucha razón, la vida nos pone a prueba y eso nos hace crecer...

    ResponderEliminar
  33. Carolina me quito el sombrero con el post que has escrito, ya que ese momento lo estoy pasando en mi trabajo, incluso estuve de bajón del todo y como bien con todo pronostico, lucho pars volver a donde estaba con el cuádruple de esfuerzo y conseguiré, es una prueba que estoy pasando con creces. Genial el post como siempre guapa. Un beso gigante.

    ResponderEliminar
  34. Hola el post que nos traes es genial. La verdad que tienes mucha razón en todo lo que cuentas. Siempre aprender cosas nuevas y de las dificultades también aprendes. Muchas gracias por la recomendación, la tendré muy presente y siempre en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  35. Me ha encantado el post, muy bonito e inspirador. De verdad te lo digo. Creo que en muchas cosas nos parecemos pero hay una la de "No puedo, no quiero ni intento controlarlo todo" yo soy al revés. No se si pueda, pero quiero controlarlo todo, y como tu dices eso me genera mucho estres e insatisfacción. Y es uno de mis porpositos de este año. No enfadarme ni amargarme por cosas que no puedo controlar, porque no dependen de mi que salgan bien. No siempre me es fácil, pero me lo estoy tomando con mucha filósofia. Y creo que poco a poco lo estoy consiguiendo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  36. Holaaaaaa!
    Un post muy interesante, la verdad. Los consejos que das, son muy útiles. Aunque, sinceramente, uno de ellos me cuesta bastante, el de pedir ayuda de los demás. No sé, sé que es una chorrada, que no me hace débil, pero me cuesta.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  37. Sabes, hasta que no estuve como en la peor experiencia hasta ahora de mi vida, que mi tia me dijo que siempre tendia a adaptarme a todo, que no me habia dado cuenta de que era resilente, es cierto, una persona no nace asi, si no que la vida la hace serlo, en un principio cuesta, por que al fin siempre hay un momento donde diremos "no puedo mas, hasta aqui llego" y queremos tirar la toalla, pero estamos echos para soportar lo que podemos.

    Me ha gustado demasiado tu entrada!

    Besos

    ResponderEliminar
  38. La vida es un constante aprendizaje, cada situación que tenemos que vivir nos hace más fuertes. Me sucede algo parecido, hace unos años perdí a los yayos de mi marido a quienes queríamos con locura y siempre pasa algo y los añoramos y nos sigue doliendo su ausencia pero hay que adaptarnos a las circunstancias.

    ResponderEliminar
  39. Hola! Que hermoso post este. Creo que un poco sin saberlo adopté esta postura de resilencia con mi vida en general desde hace unos años porque acepté que no siempre las cosas van a salir bien, pero siento la necesidad también de anteponer las cosas positivas para que no me pese tanto. Y esta buenisimo encontrarse con posts como el tuyo porque te hacen replantearte todas estas cosas y poder estar un poco más en paz con uno mismo al respecto.
    muchas gracias por escribirlo!!
    un beso:)

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!