CEPILLOS DE DIENTES DE BAMBÚ

martes, 2 de julio de 2019


El plástico nos está matando, y no, no exagero. 

13 millones de toneladas de plástico son solo las que van al mar de media en un año, así que ni me imagino lo que se puden llegar a generar en total sumando las que se quedan en tierra, como tampoco puedo llegar a imaginar la de seres vivos que mueren en consecuencia.

CEPILLOS DE DIENTES DE BAMBÚ

Un 1% de esos plásticos que van al mar vienen de los cepillos de dientes de plástico, y no, no es broma.

Tenemos en nuestras manos unas auténticas armas mortíferas, pero también está en nuestras manos acabar con ellas y dar a la Tierra una nueva oportunidad, en definitiva, darnos a todos una nueva oportunidad.

Los que me conozcáis bien, y por aquí ya sois muchos, llevo años concienciada con el reciclaje, realizando cambios en mi vida para poder aportar mi granito de arena y hacer que el mundo sea un mundo mejor. 

Pero con reciclar no es suficiente, porque seamos realistas, el reciclaje es costoso, contaminante y en muchas ocasiones ineficaz. Así que considero que la mejor opción es renunciar a esos envases y demás artículos, como son los cepillos de dientes, y optar por alternativas ecológicas.

He recibido críticas por extremista, por decir no a las compresas y tampones, por decir no a las bolsas de plástico de los supermercados, por decir no a las botellas, pajitas y demás artículos de plástico de un solo uso. Pero ¿sabéis qué?, no me importa, porque amo mi planeta y no estoy dispuesta a ser cómplice de su fin.

Hoy voy a centrarme en los cepillos de dientes solo, pero creerme, son muchas las alternativas que tenemos hoy en día en muchos de los productos que utilizamos en nuestro día a día. 

Si tenemos en cuenta que los profesionales de la salud bucodental, nos recomiendan cambiar el cepillo de dientes cada 3 o 4 meses, ya que es un producto que está en continuo contacto con la humedad y las bacterias de la boca, eso nos da una media de 3 o 4 cepillos al año por persona, y suponiendo que una persona viva 80 años, supone más de 300 cepillos de dientes que terminan en los vertederos, pero seamos realistas, no solo en ellos, sino en el campo o mar. Además, no olvidemos que el tiempo que tarda a degradarse un cepillo de dientes es de media unos 75 años.

Y durante estos 75 años, las pequeñas partículas tóxicas que los componen, se irán liberando poco a poco y éstas serán ingeridas por peces, entre otros, y se incorporan en la cadena alimentaria. Mola ¡eh! (Nótese mi ironía).

Lógicamente, no es una opción que dejemos de usar el cepillo de dientes, pero sí lo es usarlos de plásticos.

Hoy en día existen cepillos de dientes fabricados a base de materiales biodegradables, como es el bambú, que no solo supone un notable beneficio para los residuos, sino que además se disminuyen con su fabricación, daños ambientales, ya que por lo general, el 50% del coste ambiental de este tipo de artículos, se da lugar durante la fabricación y transporte.

Otra opción biodegradable, aunque no la uso puesto que, como ya sabéis, estoy en contra de tener que matar a ningún animal, sea la finalidad que sea, son los cepillos fabricados a base de madera de haya y pelo de cerdo. Pero bueno, os la comento porque son otra opción a tener en cuenta, aunque os aconsejaré siempre los de bambú, por razones más que obvias.

Sea como sea, y volviendo a los cepillos plásticos, digamos convencionales, surge otra duda ¿qué hacer con ellos? Porque como ya sabréis al no ser envases, no pueden ser desecharse en los contenedores amarillos.

Una de las opciones es entregarlos en puntos de recogida. Haberlos los hay, y eso es solo una opinión personal,  pero creo que aun son insuficientes los puntos limpios dedicados para su retirada. Y otra opción, es el reciclaje, es decir, darles una segunda vida, usándolos por ejemplo para limpiar las juntas de las baldosas, teclas del ordenador, etc.

Dicho esto, y por si os quedan dudas de las ventajas que tienen los cepillos de bambú frente a los de plástico deciros que:

CEPILLOS DE DIENTES DE BAMBÚ


Cuando compramos un cepillo de bambú, estamos escogiendo un material muy sostenible, ya que el bambú es una de las plantas que crece más rápido de todo el planeta, y agradable para el medio ambiente, ya que su mango es de bambú y sus cerdas son de fibras vegetales  (por lo general), además cuenta con una tecnología muy avanzada, ya que están hechos de materiales orgánicos, y sin duda, son el futuro.

Ayuda a reducir la producción del uso del plástico.

Su tiempo de vida oscila entre 2 y 3 meses.

Son productos 100% reciclables y sus materiales no son contaminantes, ya que por ejemplo el bambú no necesita pesticidas o fertilizantes para su cultivo.

Están diseñados por dentistas calificados.

Arriesgamos menos nuestra salud al tener menos contacto con el plástico. (Recordad lo que os he comentado que van liberando pequeñas toxinas).

Es antibacterial, así que a pesar de que esté en el baño, gran "caldo de bacterias" y humedad, éste se mantiene sin moho y suciedad.

La vida útil puede alargarse si lo cuidas bien, y una vez llegada la hora de deshacerte de tu cepillo, separas las cerdas y reciclarlas, y del mango puedes hacer compostaje, usarlo en tus macetas para marcar el tipo de semillas que has plantado o a modo de pivot para ayudar a que ciertas plantas crezcan rectas, entre muchos otros.

Y nada maj@s, creo que os he dado suficientes razones por hoy, para que si de verdad os preocupáis por el medio ambiente y queréis mantener un alto nivel de higiene en vuestro cuerpo.

Por cierto, si no sabéis dónde podéis adquirir cepillos de dientes de bambú, deciros que en Caléndula y en Mentabio podéis encontrar.

¡Un saludo maj@s!



25 comentarios:

  1. Me parece una alternativa fantástica!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, pues igual tengo muy en mente el no usar productos de un solo uso de plastico, como tu, antes la copa vaginal que las otras alternativas, y como eso mil cosas... tuppers y envasos de cristal, comprar lo menos posible envasado en plastico (y te lo ponen dificil a veces eh) y los cepillos de dientes, lo primero es simple darles otro uso, yo tengo uno para las juntas del baño y otro para las persianas, pero aun asi, los demas mal porque los tienes que llevar a reciclar! he probado la opcion de bambu y de hecho es el que tengo ahora mismo, aunque no acaba de gustarme del todo, no por el mango en si, sino por las cerdas que lleva, pero despues de usarlo un tiempo he estado mirando que cerdas deben llevar para ser del todo ecologicos y tampoco es tan facil porque algunas vienen del petroleo y otras llevan componentes que son dañinos... vaya que es cuestion de mirar tambien el tipo de cerda porque no todo vale!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Yo los había visto, pero no había caído en que pudieran sustituir los cepillos plásticos, lo veía como algo más de tipo estético o moda. Pero ahora que lo pienso y al leer tu entrada, ¡claro! es muy lógico. No te exagero si te digo que mañana me iré a buscar uno y a sustituir el mío. Estamos tan acostumbrados a emplear plástico que ni nos percatamos de que lo usamos. Gracias por toda la información.
    Un saludo!! ^,^!!

    ResponderEliminar
  4. Cada día estamos más concienciados en casa con el cuidado del medio ambiente. De hecho en casa nuestros cepillos son de la marca y estamos encantados con ellos. Además que nos protegen tanto las encías como los dientes.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa
    Me alegro ver que cada vez hay más alternativas para intentar reducir el consumo de plástico, porque la verdad es que es algo que se nos está yendo de las manos y tenemos que pararlo cuanto antes. O al menos los estamos un poco concienciados poder reducirlo
    Tengo que probar esto de los cepillos de bambú porque son todo ventajas, es genial que no liberen toxinas como los tradicionales de plástico
    Ah! Y yo no tenía ni idea de que existieran puntos de recogida para cepillos de dientes, buscaré el mas cercano
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Definitivamente tengo que cambiarme a los cepillos de bambú, son geniales y buenos para el planeta. También llevo un tiempo concientizando sobre la situación del planeta, todos se asustan o les parece imposible dejar de usar o reemplazar ciertas cosas porque siempre se han desarrollado todas las cosas para que nos fasciliten más la vida sin importar lo dañinas que sean para nuestro planeta, y están tan acostumbrados que se les hace imposible hacer aunque sea unos pequeños cambios, pero si de verdad quieres hacer el cambió, todos es posible.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    La verdad que ya había leído acerca de estos cepillos de bambú, pero nunca he usado ninguno y viendo que el principal beneficio es que ayuda a que se elimine el plástico, he decidido que voy a empezar a usarlo, debemos ayudar a cuidar el mundo en que vivimos o pronto nos quedaremos sin mundo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    el medio ambiente es problema de todos; el que no lo quiera ver también tiene un problema pero mientras estamos los que intentamos hacer algo por minimizar el impacto que producimos. Estos cepillos son una forma más de echar una mano a la naturaleza.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Qué cierto todo lo que cuentas, la verdad que deberíamos tomar más conciencia sobre esto. Gracias por el aporte y por la recomendación guapa

    ResponderEliminar
  10. Buena alternativa para todo el planeta. Voy a comprar un cepillo lo yo ya hago lo de las bolsas y popotes pero poco a poco quiero adoptar más y más cosas para eliminar el plástico

    ResponderEliminar
  11. Comparto contigo, y mi meta es disminuir el uso de plásticos en la vida cotidiana, por desgracia para millones de familias el comprar estos productos es un poco difícil (lo digo por los precios y falta de información), compran lo común por oferta y demanda... esta en nosotros poner nuestro granito de arena, y seguir compartiendo este tipo de artículos para hacer conciencia de los millones de beneficios cuando dejamos de usar plásticos..

    Gracias por enfocarte en el tema y darnos un amplio panorama para los que empezamos con esos cambios.

    ResponderEliminar
  12. Hola! ya ya habia visto en varios sitios y la verdad que tienen buena pinta. Yo tengo uno electrico y solo por lo que me costo creo que torare mucho tiempo con el. Besos

    ResponderEliminar
  13. Uau!!! cuanta razón, nosotros también vamos cambiando todo lo q u e tenemos a vivir más como lo hacían nuestros abuelos, sin plásticos y bien que lo hacían todo!

    ResponderEliminar
  14. Hola!!
    Cada vez me gustan más este tipo de cepillos y es que llevo igual un año usándolos. Al principio pensaba que era una sensación rara pero luego me he ido acostumbrando. He probado varios y la verdad que hay algunos con los mangos súper ergonómicos y cómodos. Además ayudamos al medio ambiente por que es verdad cada vez hay más plásticos y mira que se consumen cepillos al cabo del año. Tienen un montón de beneficios y el que sea antibacterial es uno también muy importante. Se les pueden dar otra vida y oye para desechar las cerdas del cepillo se pueden quitar con unos alicates y tirar al plástico. Muy buena entrada como siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Carolina, la verdad es que no es la primera vez que leo sobre estos cepillos, nunca los he usado pero siempre son criticas positivas me animaré a usar cepillos de bambú ya que si todos pensásemos un poco en el medio ambiente, el mundo sería un lugar mejor.

    ResponderEliminar
  16. Es una buena manera de aportar nuestro grano de arena para contribuir en la reducción del uso de materiales plásticos, los cepillos de dientes de bambú son ecoamigables ya que son producidos por materiales sostenibles y son antibacteriales y si a eso le sumas que tienen muy buena pinta no hay que pensarlo mucho para hacer el cambio.

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa. Sinceramente no sabía que existían cepillos de dientes con cerdas de bambú y me encanta saberlo ya que procuro contribuir en lo que puedo para respetar el medio ambiente. También amo nuestro planeta y tomo ciertas medidas para no contaminar.
    Pienso buscar un cepillo de dientes de bambú y a partir de ahora adiós a los tradicionales. Además como nos explicas es beneficioso también para nuestra salud bucal ya que es antibacterial. Así pues no me lo pienso más y no sabía tampoco que había puntos de recogida para los cepillos de plástico. Me informaré a ver dónde puedo dejarlos.
    Como bien dices hay muchas alternativas para cuidar el planeta y no solo basta con reciclar.
    Gracias por el post!
    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Holaaa
    Yo ya llevo meses con cepillos de bambú y estoy más que encantada. Las cerdas son muy suaves que es lo que realmente importa y duran tanto o más que uno de plástico. Cuando los tengo que cambiar los clavo en la tierra (vivo en el campo) y listo. Los que tenía de plástico los reutilicé como tu dices para limpiar cositas pequeñas de la casa; como joyas, juntas y cosas así. Poco a poco haremos el cambio hacia una vida con menos plástico o eso espero! besoooos

    ResponderEliminar
  19. Hola!
    Me encanta la alternativa que nos presentas y me parece genial tu iniciativa por cuidar el planeta. Creo que si existieran mas personas como vos el mundo sería un lugar mejor. Sin embargo, hay algo que siempre me pareció injusto y es el hecho de que las empresas sean las que más contaminan el planeta. Y más allá de lo que nosotros aportemos si esto no cambia no importa lo que hagamos el mundo se va deteriorando igual y eso me genera impotencia.
    Me anoto estos hermosos cepillos de dientes de bambu, ya veo que son una opción genial.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Hola, pues me gusta tener una alternativa sostenible a las cosas que hacemos a diario, como el hecho de lavarnos los dientes con algo de plastico o no, por mi parte me mirare los de bambu, nunca he tenido ninguno pero creo que podria cambiar sin problemas y mas despues de todo lo que nos cuentas en esta entrada! saludos

    ResponderEliminar
  22. He utilizado un cepillo de dientes de bambú hace no mucho tiempo y la sensación al usarlo es un poco diferente a los tradicionales. Y hay que tener cuidado respecto a dónde los guardamos para que la madera no se fastidie. Por lo demás es una alternativa para reducir el uso de plástico, bss!

    ResponderEliminar
  23. Hola, estaba leyendo otro de tus posts y mencionas un poco estos cepillos de modo que me vine para aca a leer más. La verdad no sabía antes de leerte que existieran estos cepillos y sus plus me gustan. Mi duda es su costo, y si se pueden encontrar online ya que yo no estoy en España. Saludos

    ResponderEliminar
  24. Hola. No conocía este tipo de cepillos de dientes y me gustan mucho, hay que ir cuidando mucho más el medio ambiente y parece que tiene prácticamente la misma calidad que uno normal, lo cual está genial. Son muy interesantes.

    ResponderEliminar
  25. Hola guapa!!
    Al principio los cepillos de dientes de bambú no me hacian mucha gracia... Hasta que he ido leyendo post como el tuyo, positivos y ando con ganas de probarlos. Eso si...Yo los veo mas delicados ya que no son de plastico. BSS

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!