SAL ROSA DEL HIMALAYA

sábado, 6 de junio de 2020


Considerada como "la sal más pura del planeta", la sal rosa del Himalaya es un tipo de sal que proviene de las montañas del Pakistán (Khewra), cerca de las estribaciones del Himalaya, y en los últimos años ha ganado muchísima popularidad, ya que se le atribuyen una extensa variedad de propiedades para nuestra salud.

SAL ROSADA DEL HIMALAYA

Pero... ¿es del todo cierto?

Cierto es que en cuanto a valor nutritivo, la sal rosa del Himalaya podría resultar más recomendable que la sal blanca que todos conocemos y que se usa tradicionalmente, ya que esta última está sometida a un proceso de refinamiento de forma artificial, además de que por lo general el yodo que contienen es añadido, en cambio la del Himalaya tiene una composición mineral mucho más rica, en la que encontramos: sulfato de calcio, potasio, magnesio, hierro, manganeso, yodo, flúor, zinc, cromo, cobalto y cobre.

Y precisamente gracias a esa composición mineral, se le atribuyen algunos supuestos beneficios para la salud, como:

La prevención de la osteoporosis, gracias al calcio.

Evitar las contracturas musculares y calambres, gracias al magnesio y el potasio.

Regular la hipertensión, gracias al potasio.

Preventiva de enfermedades de tiroides, gracias a su yodo natural.

Y si analizamos esos componentes uno por uno, encontraríamos un sinfín de patologías o enfermedades que poder tratar con ella. 

Aunque, las cosas como sean, las ventajas de su consumo son múltiples, al ser más natural y contener más minerales, no tenemos que caer en la confusión de que es la panacea de todos ellos, ya que para conseguir todos esos beneficios que os he comentado, entre otros, deberíamos ingerir unas altísimas cantidades de sal rosa de Himalaya, y al final sería mucho peor el remedio que la enfermedad.
SAL ROSA DEL HIMALAYA

¿Por qué?

Pues porque no debemos olvidar que un exceso en el consumo de sal, sea cual sea, pueden causarnos por ejemplo:

Problemas cardiovasculares.

Hidropesía, o para que me entendáis, retención de líquidos, aumento de volumen de sangre el cual haría que nuestro corazón sufriese de sobreesfuerzo e hipertensión, incremento de peso y de sed.

En caso de tener problemas renales, acumulación y exceso de minerales, que los minerales son buenos sí, pero como cualquier micronuriente, no en altas cantidades.

Por tanto, aunque la sal rosa del Himalaya efectivamente puede resultar más nutritiva, como con cualquier otra, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), su consumo no debe superar los 2-5 gramos diarios.

Así pues, si lo que nos apetece es gastarnos más dinero porque la sal es rosa, oye, no hay problema, y seguro que las empresas que se dedican a distribuirla te lo agradecerán, pero si lo quieres hacer porque crees en realidad que su consumo te aportará grandiosos beneficios para la salud, más allá de ese pequeño aporte nutricional (en comparación a la tradicional), pues la verdad, no vale la pena.

Además, ya puesta a chafaros el mito de esta sal, deciros que, por si no os habéis fijado al principio... he dicho que Khewra está cerca del Himalaya, no que esté exactamente en la cordillera.

¡Ei tú! ¡Para! ¡Ni se te ocurra tirar la sal porque te sientes engañad@! Que repito, es una de las mejores sales a consumir, lo que solo he querido haceros ver que no siempre tenemos que creer todo lo que nos digan sin haber hecho antes un ejercicio de investigación, aunque sea mínima. 

Y siento si me repito, pero es que tampoco quiero que os vayáis de aquí con la sensación de que la sal rosa del Himalaya es como la común, sino que no es tanto como pretenden hacernos creer.

Pues nada guapuras, hoy he sido breve pero espero que con este post os haya dado alguna que otra razón más para que empecéis, si no lo hacéis ya, a informaros más sobre los productos antes de lanzaros a ellos, por muy de moda que estén, porque la salud, no entiende de modas, y mucho menos jugar con ella lo es.

¡Un saludo maj@s!


35 comentarios:

  1. Cuando he leído en tu post que ayuda a aliviar las contracturas musculares he aplaudido en mi mente. Pero hay que seguir leyendo... Una pena la verdad. Mi consumo de sal es muy bajo porque mi padre tenía problemas de corazón y nos acostumbramos en casa a comer con muy poca sal.
    Tienes razón en lo que dices: hay que informarse de los productos que consumimos.
    Carolina, como siempre, un gran post. Me ha encantado

    ResponderEliminar
  2. Hola, me he quedado de piedra, yo la tengo en casa pues realmente pensé que era muy buena, pero claro como todo en este mundo nos meten los productos por los ojos, acabaré de consumirla y volveré a la de toda la vida. Gracias por tu información. Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa!
    Hay productos que se ponen de moda y nos lo venden como si fueran una verdadera panacea. También ocurrió con las bayas de goji y las acabaron vendiendo a precio de oro...
    Yo tengo problemas renales por lo que la sal y yo no somos buenas amigas. Si tengo que utilizarla siempre será la que se produce en Ibiza que para eso exportamos a media España y se que es de buena calidad...
    Me alegra mucho que nos "destapes" ciertos mitos y es que nosotros más que nadie somos responsables de nuestra salud.
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola, que buena información nos compartes, no sabía sobre todas esas propiedades que tiene esta sal. Normalmente uso la sal común de cocina y cuando fui a Cusco compré la sal de Maras que son unas salineras de esa provincia, es un poco más gruesa y salada,ahora tendré que probar la sal rosa del Himalaya. Gracias por la info :)

    ResponderEliminar
  5. hola!!
    pues mira hace años que soy consumidora de sal del himalaya, la conocí gracias a un tratamiento que hice antes de que se pusiese tan de moda y bueno ya es la que usamos en casa. no sabía yo que tenia tantas propiedades. mira que bien para evitar contracturas musculares y calambres jeje. como bien dices no hay que abusar de la sal pero por lo menos la que tomemos que sea lo mejor posible. con ello estoy de acuerdo con lo que dices que no es tan como la pintan pero si por lo menos es mejor que la común pues algo que nos llevamos.
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola
    Entiendo completamente lo que nos cuentas en el post. Yo consumo sal del Himalaya porque me la recomendó mi suegra. Sin embargo, un día mi hermano cogió el bote y vio la composición y me dijo eso exactamente, no es igual que la común, pero no es la gran panacea tampoco, jajaja. Muchas gracias por el post, está super currado!
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB 💜

    ResponderEliminar
  7. Yo no suelo consumir sal, prueba de ello es que llevo unos cuantos días viviendo en mi casa nueva y aún no compre un paquete de sal. Estaba pensando en comprar la que mencionas, pero después de leer tu entrada, me han entrado dudas. Gracias por compartir, un besote

    ResponderEliminar
  8. hola guapa, pues yo consumo excesivo de sal no voy a tener fijo, porque a veces hasta me olvido de ponerla, jajaja, mi marido lo nota en seguida. Esta sal la conozco de verla pero no la he probado pero me encantaría probarla, ya por la curiosidad de su tono.

    ResponderEliminar
  9. No conocía estas propiedades de este tipo de sal, pero la verdad es que en mi casa, consumimos muy poca sal. A veces yo consumo un poquito más, por la tensión baja, pero en muy contadas ocasiones. Me he acostumbrado a comer todo sin sal.

    un besote

    ResponderEliminar
  10. ¡Este post ha sido demasiado interesante! Yo jamás la he probado pero hacía muchisimo tiempo que quería probarla. La veia cuando iba al barrio chino y la verdad no conocía su fama pero siempre quería comprarla porque se ve tan tierna con ese color... jajaja. Quizás algun día la pruebe, no soy de consumir mucha sal, pero ya tengo bien claro todo lo que explicaste, asi que la usaré con cuidado, además con lo cara que es creo que la usaré solo en casos especiales ajajaja. Besos!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa!
    De la sal rosa del Himalaya solo podía decir hasta ahora su nombre(jaja) y que tenía muchos beneficios según había oído, porque es cierto que no me había parado a investigarla.
    Tu artículo demuestra eso precisamente, lo importante que es pararse un momento a ver lo que estamos tomando y no dejarse llevar. Está claro que no es como la sal común y que tiene beneficios pero es como todo, un exceso porque tranquilidad de que es "buena" puede ser catastrófico para nuestra salud por lo que leo
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Hola preciosa, la verdad que es un post super completo y en el que prima saber e informarnos bien de todo lo que consumimos. Tiene beneficios pero como todo en esta vida, en exceso todo es malo. Mil gracias por la información. Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Excelente usos! Tengo una guardada en la alacena y no sabia que hacer con ella! Gracias por compartir tu blog.

    ResponderEliminar
  14. Pues yo primera vez que escucho de la sal rosa del Himalaya, no sé si donde vivo la podré encontrar, pero comparando con la sal común pareciera menos perjudicial que la sal convencional.

    ResponderEliminar
  15. Hola! No conocía los beneficios que podía llegar a tener este producto. Siempre vi las lamparas de sal del Himalaya, pero no sabia que se podían usar de otra forma.

    ResponderEliminar
  16. Hola , realmente desconocia todas las maravillosas propiedades de ese producto, para tenerlo en cuenta. Me encanto el post, gracias por compartir tus conocimientos.

    ResponderEliminar
  17. Hola querida, pues si, nosotros tenemos tiempo que cambiamos a la sal rosa o sal de mar, cualquiera de las dos en grano porq descubrí que la sal rosa que me venden acá empezaron a yodarla y ponerle otras cosas, ni sentido tenía el cambio así que mejor en grano una o la otra y busco la mas natural posible.
    Muchas gracias por compartir esta información.
    Te dejo abrazos.

    ResponderEliminar
  18. ¿Y cuántos granitos de sal de ese tamaño son 3-5 gramos? Hace mil que no la tomo pero recuerdo que tenía más sabor que la original, así que no me importaría volver a consumirla. Eso sí, como dices, sin pasarse, que sino acabamos en el médico y está el tema como para pisar un ambulatorio...bss!

    ResponderEliminar
  19. una amiga solo compra esa sal y me la recomendó pero yo aún no me he decidido a probarla aunque ganas no me falta y con tu post más todavía porque me ha despertado mucha curiosidad y si es verdad que la sal es muy mala para la salud pero a mi si me gusta la comida con sal :)

    ResponderEliminar
  20. Hola!!
    no sabía de las buenas propiedades de la sal rosa del Himalaya pero espero que la gente no se vuelva loca consumiendo sal. Todo en su justa medida, por muy buena que sea. La probaremos en casa porque es de estos productos que ves de pasada y luego se te olvidan pero gracias a tu post no creo que lo vuelva a hacer.
    Gracias, como siempre, por compartir tanta información.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa!
    Si te soy sincera no había escuchado lo de la sal rosa del Himalaya así que la estoy conociendo gracias a ti.
    Está muy bien saber que es más sana y nutritiva que la sal común. Y yo que padezco de calambres de vez en cuando me ha gustado que tenga la propiedad de evitarlos, aunque como dices habría que tomarla en grandes cantidades y tampoco es bueno eso.
    Vamos que tampoco vale la pena, cierto, si encima es más cara... Por eso de estar cerca de la cordillera del Himalaya... No me voy a lanzar a consumirla.
    Te agradezco que nos informes sobre esto, es totalmente recomendable informarse adecuadamente sobre los nuevos productos que van sacando, está genial que lo recuerdes.
    Es una pena que solo por seguir una moda se cometan errores que se pueden evitar con más conocimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Es curioso, he visto esta sal miles de veces en las estanterías del supermercado en el que hacemos la compra. No tenía ni idea de que tuviera tantísimas propiedades. En casa no solemos abusar con nada. Por probar, la próxima vez que vaya al super, la compraré.

    ResponderEliminar
  23. Hola!!!! Pues yo si he consumido sal rosa del Himalaya, la verdad es que no lo hacía porque fuera rosa o no, sino por la textura, la usaba para la carne, el pescado, porque era en escamas y tal. De todas formas se me sube la tensión así que no abuso mucho de la sal, ahora el salero molinillo de sal rosa del Himalaya lo tengo relleno con sal normal gorda jajajaja, así que es bueno saber que no es oro todo lo que reluce para no volver a picar! Un saludo!

    ResponderEliminar
  24. Hola guapa, pues llevo años usando la sal rosa del Himalaya, al inicio la encontraba en muy pocos sitios pero con los años va bajando de precio y estando en mas sitios, me gusta y la seguire comprando y mas ahora que conozco, gracias a ti, todos sus beneficios! besos

    ResponderEliminar
  25. Es la sal que consumimos en casa, llevamos tiempo y ahora ya no cambiamos, tiene unas propiedades fantásticas y ahora cada vez es más fácil conseguirla en supermercados, por supuesto todo con moderación y sin superar como bien dices los 2-5 gramos diarios.
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  26. Creo que tienes razón al decir que a veces sin información creemos todo lo que nos dicen,aquí donde vivo por ejemplo, mi cuñada busco mucho la sal rosa del Himalaya ya que según está era más saludable y le iba a ayudar en su dieta para sentirse mejor, no pudo encontrarla y al final siguió consumiendo la sal normal pero en menos cantidad y le fue muy bien en su dieta

    ResponderEliminar
  27. Hola. No había oído hablar nunca de la sal rosa del Himalaya, y me he quedado sorprendida. El tono que presenta esta sal rosa es muy llamativa y me da tranquilidad, qué cosa. Siempre hay que tener moderación para consumir cualquier cosa, suele usar muy poca sal en la comida. No sé si la usaré, pero si la veo tal vez lo haga para ver si hay diferencias con la común, aunque la sal es sal. Gracias por la información tan clara y precisa. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Wao, gracias por tanta información, yo consumo sal Rosa del Himalaya hace ya algún tiempo, generalmente la salida utiliza solo para ensaladas y en escamas para carne, pero gracias por compartir esta información porque más de la mitad de las cosas no las conocía

    ResponderEliminar
  29. Hola! Cierto que no hay que abusar de la sal, pero está rosa del Himalaya le da un toque muy característicos a los platos, o al menos eso le parece a mi. Me gusta muchísimo y aunque en casa evito cocinar con exceso de sal siempre le damos un toque personal cada uno en su propio plato. Mual

    ResponderEliminar
  30. Hola! De verdad es muy interesante que hagas este post haciendo aclaratorias en este tipo de cosas, porque si, en verdad a simple vista parece ser mejor, pero como dices, si la cantidad que consumimos no es la suficiente para hacer la diferencia, entonces solo estamos pagando más por una sal muy bonita en realidad jaja. Gracias por la información!

    ResponderEliminar
  31. Creo que ahora cuando vaya a por sal la buscaré por curiosidad. No la he probado y no puedo hacerme idea, pero es como todo. En su justa medida y sin pasarnos.

    ResponderEliminar
  32. Hola Carolina!
    Estoy completamente de acuerdo contigo de que a la hora de lanzarse a por un producto de moda que pueda repercutir en la salud, hay que informarse previamente. No es oro todo lo que reluce y con esta sal parece que la frase es aplicable casi al cien por cien. En temas nutricionales no hay que jugársela nunca. Gracias por aclararnos qué es exactamente esta sal tan rosita. Y de paso contarnos que lasal yodada no viene directamente del mar como podemos suponer y que el yodo es un añadido a posteriori. Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Tuve una compañera de piso que le gustaba mucho cocinar con este tipo de Siempre he escuchado cosas muy positivas sobre este producto, pero es algo que no me motivo del todo a probar.

    ResponderEliminar
  34. Como siempre un artículo de 10! en casa se terminó hace poco pero me has convencido para cambiarla por la sal tradicional definitivalemente aunque como dices, con cosciencia

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!