lunes, 20 de junio de 2016

PROCESOS PSICOLÓGICOS POSITIVOS DE ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

PROCESOS PSICOLÓGICOS POSITIVOS DE ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

Después de tratar el tema de la emigración en anteriores artículos, (Adaptarse a un nuevo hogar  en el que os hablaba de las fases de adaptación y en el de los procesos psicológicos negativos de adaptarse a un nuevo hogar), hoy en el blog vamos a darle la vuelta a la tortilla, y vamos a hablar de los procesos psicológicos positivos de adaptarse a un nuevo hogar.

Si os digo que penséis en la palabra emigración seguro que a much@s de vosotr@s lo que os viene en mente es "el comienzo de una nueva vida". El cambiar completamente de contexto existencial, en dejar atrás todo aquello que hasta el momento se conocía...

Este cambio, a veces muy radical, proporciona a la persona la oportunidad de empezar desde cero, empezar de nuevo, algo que a veces resulta complicado planteárselo en su país de origen.

En esa nueva vida el emigrante puede pasar página y cambiar aquellos aspectos que hasta el momento no le gustaban, o al menos intentar buscar en ese nuevo hogar, todo aquello que anhelaba encontrar en el "viejo hogar" y por las razones que sean, no ha podido hallar.

Quien decide comenzar una nueva vida en un nuevo país, puede sufrir un cambio a nivel personal que le ayudará a desarrollar los recursos y aspectos psicológicos positivos que hasta el momento no tenía presentes.

El crecimiento personal es algo al que todo emigrante debe enfrentarse en un proceso migratorio, o eso es lo que se espera de ello.

Pero como he dicho, hoy voy a centrarme en lo positivo y para alcanzar ese crecimiento el individuo sufrirá unos procesos psicológicos positivos fruto de la buena adaptación en ese nuevo hogar.

Vamos a ver algunos de ellos.

Sentimiento de libertad y el descubrimiento de uno mismo

A lo largo de nuestra vida nos vamos forjando como lo qué somos fruto de una forma de pensar, una forma de ser y actuar.. hasta llegar a definir quiénes somos.

Cierto es que, los familiares y amigos, de un modo consciente o inconsciente, son piezas esenciales que influyen en nuestras personalidades, y son ellos los que muchas veces nos recuerdan quiénes somos, cómo somos y porque somos así.  Es decir, se marcan unos roles, unas etiquetas fruto de los años, que forman parte de nuestra identidad y del modo de comportarnos. 

Por ejemplo; yo en mi casa soy la mimosa, la alocada aunque responsable, la que no se enfada nunca...

¿Pero esto es positivo? En cierto modo, sí, puesto que por un lado nos hacen sentir seguros, y ya sabemos cómo actuar, sabemos lo que se espera de nosotr@s, vamos, se crea una zona de confort en la que te mueves como pez en el agua, sin apenas preocupaciones.

Pero por otro lado, estas etiquetas, estos roles predefinidos, pueden hacer que nos sintamos atados y con la obligación de seguir cumpliendo siempre esos mismos roles sin poder salir de ese hoyo que se ha hecho a lo largo de los años. Y en ese sentido, nuestra forma de ser, nuestra forma de actuar estará siempre configurada por "lo que se espera de nosotros" y no por lo que realmente somos.

Así pues, la salida del hogar, la salida de esa zona de confort, la salida de esa vida en que su rol está marcado, hace que el emigrante pueda empezar a fijarse más en sus capacidades, en sus recursos, valores, creencias, y en definitiva, en lo qué es, para poder elegir su camino. Esto hará en él que descubra aspectos sobre su forma de ser que hasta el momento estaban ocultos a causa de esos roles o etiquetas.

PROCESOS PSICOLÓGICOS POSITIVOS DE ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

En ese nuevo hogar, no habrá nadie que recuerde lo que supuestamente es y le permitirá empezar a experimentar todo aquello que realmente es, haciendo que nazca en él un sentimiento de libertad.

Esta libertad logrará que el individuo empiece a decidir por sí mismo, logrará que descubra quién es y lo que quiere, sin que nada ni nadie le condicione.

Con esa libertad, empezará a existir tal y como es y empezará a conectar con su "yo".

Incremento de la autoestima

Cuando se emigra, no solo puede un@ redescubrirse o alcanzar ese sentimiento de libertad, sino que al tener que enfrentarse a nuevos retos, al tener que aprender a vivir de nuevo en ese nuevo hogar, al tener que aprender a descubrir esos nuevos estímulos.. todos ellos muy diferentes del lugar de procedencia, hace que el individuo desarrolle unas nuevas capacidades y unos nuevos recursos a nivel psicológico.

Puede que, ese redescubrimiento que os comentaba, haga que el emigrante cambie aspectos de su ser y aprenda a descubrir sus carencias y a la par, aprenda a enfrentarse a nuevas dificultades que anteriormente desconocía o no se veía capaz de superar.

Por ejemplo; una persona que es impaciente puede aprender a que todo tiene su tiempo, una persona dependiente puede aprender a potenciar su autonomía, una persona que es tímida puede aprender a ser alguien más abierto...

Todo ello no dejan de ser retos. Retos que ayudarán al emigrante a aprender, a tomar decisiones por sí mism@ sin delegarlas a nadie de su entorno, a elegir qué es lo qué quiere y cómo lo quiere... Y la suma de esos retos y superaciones hará que el emigrante comience a creer más en sí mismo, a concienciarse que él y sólo él es el pilar de su vida y el fundamento de su existencia. Aprenderá a apoyarse en su vida y en sus recursos. En resumen, hará que su autoestima crezca de un modo positivo, ayudándole a facilitar la adaptación en ese nuevo hogar.

PROCESOS PSICOLÓGICOS POSITIVOS DE ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

Y para finalizar con algunos de los procesos psicológicos positivos de adaptarse a un nuevo hogar, vamos al...

Desarrollo personal

Según los expertos, el ser humano en su desarrollo como persona, necesita formarse como ser autónomo e independiente, capaz de tomar sus propias decisiones, y ese proceso se logra cuando nos desvinculamos psicológicamente de las figuras parentales y/o educativas. Es como decir que "nos cortamos el cordón umbilical".

Cuando un emigrante sale de su hogar, cortando ese cordón, saliendo de la jaula, descubre el proceso de separación, reforzando su "yo" y aprendiendo a poner sus propios límites.

En este proceso el individuo se define como un ser pleno, único y singular, diferenciándose de las demás personas.

Y todo ello puede ayudarle a sentirse pleno, independiente, autónomo y libre para vivir su propia vida, lo cual hará que se desarrolle como persona.

PROCESOS PSICOLÓGICOS POSITIVOS DE ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

En definitiva, cuando alguien toma la valiente decisión de emigrar, puede sufrir una decepción de la percepción que tenía antes de partir hacia ese nuevo hogar y, tal y como os conté en el anterior post sobre el tema, puede que surjan en él procesos psicológicos negativos.

Pero a la par, también puede ser una gran oportunidad para descubrirse a un@ mism@, para aprender a aumentar y descubrir nuestro sentimiento de libertad, para logar un mayor crecimiento personal, para superar aspectos que necesitabas superar aunque no fueses consciente de ello, y para cambiar todo aquello que no nos gustaba en nuestra vida anterior.

Este nuevo hogar, puede brindarle la oportunidad de comenzar de nuevo, de pasar página, de hacer un resert y empezar los cimientos de esa vida que quizás anhelaba.

Y aunque las cosas no siempre vengan de frente, hay que aprovechar esa oportunidad, ya que suelen ser únicas.

No sé si he dado el enfoque que esperabais en este artículo, no sé (aunque quiero pensar que sí) pueda serviros de ayuda si os encontráis en esa tesitura o pensáis en aventuraros, pero he intentado plasmar en este post, que el hecho de aventurarse, aunque no salga del todo bien, puede también ser una experiencia gratificante, haciendo que crezcamos como personas y aprendamos a descubrir lo maravillosos que somos, ya que a veces no nos damos cuenta de ello. Que aprendamos de los logros, pero también de los fracasos, que aprendamos que a pesar de todo somos personas libres.

He disfrutado compartiendo estos enfoques sobre el tema con tod@s vosotr@s, y más viendo las reacciones que me habéis plasmado en los anteriores artículos.

Claro está que el tema puede enfocarse desde infinitas perspectivas, por ello, como siempre, os voy a pedir una vez más que compartáis conmigo vuestras impresiones, experiencias, opiniones..¡lo que sea!

A la vez, quería comentaros, que me gustaría realizar un post con experiencias de personas emigrantes, porque considero que a veces esos testimonios con la mejor ayuda para las personas que puede que se encuentren en esa misma situación y no sepan cómo afrontarla.

Así que si te apetece formar parte de ese nuevo post ¡escríbeme! (mimetatusalud.carolinallovera@gmail.com) Gracias.

¡Un saludo maj@s!

44 comentarios:

  1. ¡Hola Carol!
    Yo no me considero tan valiente como para "emigrar" o al menos de momento no me lo he planteado, sin embargo, conozco muchas personas que si lo han hecho y cuentan verdaderas maravillas en cuanto a buscarte la vida por ti mismo, con todas las competencias que has mencionado y las cuales desarrolla a lo largo de su estancia en este caso estoy pensando en otro país. El hecho de verte solo sin familia ni amigos alrededor y que digamoslo de alguna manera "te tienes que sacar las castañas del fuego tu solo" no es visto como algo negativo, sino como una experiencia enriquecedora de nuestra persona, que se esfuerza, que sale de su zona de confort, que lucha por conseguir un objetivo y que madura mucho antes. Siempre lo digo, para mi son valientes las personas que deciden ir en busca de una oportunidad laboral fuera de España, bien cuando van como Au-pair a una familia que prácticamente no conocen, a habituarse a una forma de vivir diferente, otro idioma, otras costumbres, todo lo que conlleva. Ya desde la universidad se detectan quienes son los valientes, porque no desaprovechan la oportunidad para irse de Erasmus aunque ninguno de sus compañeros vayan, ellos se adentran en la aventura solos y van en busca de una experiencia que les permita crecer como personas, además de aprender mil y un conocimientos. Digamos que me hablas de procesos psicológicos positivos y yo pienso siempre en estas personas porque a través de sus experiencias me han marcado bastante y también porque tengo muchos amigos que han hecho la maleta y se han ido fuera en busca de oportunidades que aquí en España no podían conseguir, para mi tiene un gran valor y podría hablar mil horas de este tema. Me parece muy enriquecedor este post. Un besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Muchísimas gracias por tus palabras.
      El enfoque que le has dado a través de tu comentario me encanta, de verdad. Es decir, a veces pensamos que estos temas son muy lejanos a nosotr@s y puede que los tengamos más cerca de lo que creemos, y no está de más plantearnos cómo pueden estar viviéndolo.
      Toda la razón del mundo en lo de que son unos valientes. En mi diccionario personal creo que al lado de valentía, entre otros, saldría una foto de un emigrante luchando por abrirse camino en su nuevo hogar.
      De nuevo gracias por tus palabras tesoro.
      Besotes

      Eliminar
  2. Hola Carolina. Soy Rosa. Me ha gustado mucho el artículo. Mi hermana gemela emigró hace años y aunque lo pasó mal ahora está encantada. Ella se ha hecho más madura, segura e independiente y yo me he quedado un poco estancada con respecto a ella. Muchos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Muchas gracias por tus palabras.
      Todos los cambios, creo, que pasan por una fase de adaptación que puede ir "rodada" o costarnos un poco más. solo hay que intentar armarse de valor y luchar por lo que un@ quiere.
      Y lo de quedarte estancada... no te compares. Seguramente son situaciones diferentes y seguro que dentro de tu espacio también puedes sacar cosas buenas. Es decir, no es necesario irse para evolucionar.
      Besos cielo y gracias por comentar
      Besitos

      Eliminar
  3. Un artículo genial! Yo tuve que irme durante 5 años a otro país a trabajar la verdad es que fué la mejor decisión que tomé! Aprendí a ser más independiente y más madura. Todo sirve en la vida.
    De verdad que me ha encantado leerte!
    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Celebro que tu experiencia fuese tan y tan grata, que todos no pueden decir lo mismo por desgracia.
      Muchas gracias por tus palabras y contarnos tu experiencia.
      Besitos

      Eliminar
  4. Coincido contigo y con los demás comentarios en que la parte positiva de la emigración es descubrir la valentía que todos tenemos dentro, aunque no siempre lo sepamos, porque hasta que no te ves en la circunstancia, no sabes de lo que eres capaz. Y por supuesto que todo eso contribuye a enriquecer a la persona a nivel emocional y cultural, por eso hay que aprovechar la ocasión cuando se presenta, ser positivos y pensar en todo el provecho que podemos sacar de esa situación, y no ver sólo los inconvenientes. Un post muy bien desarrollado, que seguro animará a quien esté en esa encrucijada. Un beso grande, tesorete!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cieluqui!
      Muchísimas gracias por tus palabras ^_^
      Y no es necesario decirte creo, que tienes más razón que un santo. No sabes lo que eres, de lo que eres capaz hasta que no te armas de valor y te tiras a la piscina, ya sea emigrando, como en otros aspectos de la vida.
      Celebro que el post te haya gustado
      Besos tesoro

      Eliminar
  5. El problema que muchas veces no se tienen los medios económicos para tomar esas decisiones o hay una carga familiar que no permite hacer esa apuesta de emigrar.

    Mis amigos que han emigrado me han dicho que han aprendido a vivir ellos, a tener que a ser independientes y volverse más maduros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Obvio que si no se tienen los medios necesarios para emigrar, tomar la decisión de hacerlo y cumplirlo es un auténtico reto que puede salirte mal.
      Claro, el hecho de salir de tu zona de confort, en un lugar desconocido, con gente que no conoces, etc... puede llegar a ser muy enriquecedor. También existe la posibilidad de todo lo contrario, como vimos en el anterior post.
      Saludos

      Eliminar
  6. Hola, me ha parecido un post muy inspirador. Mi pareja y yo tenemos planes de marcharnos al finalizar los estudios y nos veremos en una situacion un tanto parecida a lo que escribes. Me ha gustado leerte, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Pues espero de verdad que vuestra experiencia sea lo más gratificante posible. Ya nos mantendrás informad@s jejeje ¡suerte! y muchas gracias por tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  7. Es innegable que, una vez aceptadas las cosas negativas, vivir fuera de nuestro pais nos puede aportar muchísimas cosas; nos tenemos que volver más capaces, independientes y valientes; sin duda es una experiencia que transforma a la persona. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Totalmente de acuerdo contigo, si surgen baches que se pueden superar, creo que nos van a ayudar a crecer enormemente como personas.
      Besos guapa

      Eliminar
  8. Me encanta viajar pero no me atrevería a cambiar de país y empezar de cero.
    Lo haría solo si no tuviera mas remedio pero valoro mucho que la gente sea tan valiente y agradezco tus consejos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Jejejej es que eso de irse una temporanda sabiendo que hay fecha de caducidad, vamos que te vuelves y que tu partida es solo para disfrutar del viaje, te da una tranquilidad absoluta. Pero ya irte para empezar una nueva vida, es un abismo comparado con lo de viajar por placer.
      Coincido contigo, emigrar es solo para auténticos valientes.
      Besos

      Eliminar
  9. Totalmente de acuerdo, las veces que he salido de mi casa he descubierto una nueva yo que no sabía que existía ;) hacía muchísimas más cosas, era más extrovertida, casi no pasaba por casa... lo echo de menos, quizás vuelva a cambiar jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Nuevo entorno, nuevas motivaciones.... todo ello lleva a que nos redescubramos, a que aprendamos a ser autosuficientes y más independientes, por lo que entiendo perfectamente lo que nos cuentas.
      Jajaja si te hace bien.. ya sabes. jajaja
      Besos

      Eliminar
  10. He encontrado este post maravillosamente motivador. Y creo además que la misma sensación y el mismo proceso positivo que describes se experimenta tambien en el momento en el que un@ se independiza, aunque en menor medida si no sales de tu ciudad natal, o incluso cuando cambias de trabajo a otro diferente. Es muy positivo reciclarse, reinventarse y cambiar o modificar roles que nos encasillen porque eso nos limita ( lo que mencionas, esa zona de confort, que en muchos casos es contraproducente). La sensación de libertad es imprescindible para vivir, crecer y ser felices. Me ha gustado mucho el post de los aspectos negativos que pueden afectar al inmigrante, porque como te comentaba, los he visto reflejados en personas muy cercanas. Pero este lo encuentro maravillo, positivo y alentador. Se lo recomiendo a mis personitas que han "sufrido" el cambio, para que se me motiven.
    Un saludo y sigue así!!
    :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchísimas gracias, de verdad de la buena. Me alegra horrores que estos posts os puedan ser de ayuda, tanto a vosotr@s como a seres allegados. Como a la vez, que os motiven a pensar sobre ciertos aspectos.
      Totalmente de acuerdo con todo lo que nos comentas. La palabra cambio, ya sea en una escala mayor o menor, siempre supone un reto del que creo deberíamos intentar crecer como personas. No es la magnitud del cambio lo importante, sino los resultados.
      De verdad que muchas gracias por tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  11. Mi marido emigró hace 20 años de su país, lo he hablado muchas veces con el, hay que ser muy valiente para dar ese paso, es empezar de cero, dejarlo todo. Yo no podria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Y tanto que es de valientes, o al menos es mi opinión. Pero oye, el mundo está hecho para los valientes ;)
      Besos

      Eliminar
  12. Recuerdo la primera vez que me mandaron mis padres a estudiar fuera y la sensación del primer día en una casa que no era la mía. Durante la primera semana, lloraba todas las noches pero pasado el tiempo, fui yo la que pedía que me mandaran fuera y ahora, soy yo,la que no paro de moverme. Lo que aprendes, la responsabilidad que sumes cuando eres joven y el aprender a administrarte, no hay colegio que lo enseñe. Es una experiencia muy enriquecedora aunque está claro que hay casos y casos... Quién se vea forzado a salir de su país porque sí, sin quererlo, seguro que lo ve de otra manera pero creo que hay que verle la parte positiva a todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro que sí. De lo malo también se aprende, y si al final del camino no resulta ser lo que se esperaba, uno debe quedarse con la experiencia, aunque claro está que es fácil decirlo si no lo vives (me refiero a los que se ven obligados a emigrar).
      Celebro que tu experiencia fuese tan enriquecedora. A veces lo que a priori lo percibimos como algo negativo, a la larga puede convertirse en todo lo contrario.
      Gracias por compartir tu experiencia y opinión al respeto
      Besos

      Eliminar
  13. Yo emigre de mi país Colombia hacia USA hace 6 años. No es fácil dejar tu zona de comfort y cambiar por completo. Llegar aquí fue todo un reto y una decisión que me costo mucho tomar. Dejar mi profesión, mi trabajo que me encantaba y que además era bien remunerado, dejar a mi madre y sobrinos. Pero desde que llegue aquí me sentí como en casa, ahora cuando voy a Colombia me siento extraña. Llegue aquí detrás de un amor que conocí en internet y me case a los 20 días de llegar. LA experiencia ha sido enriquecedera para mí y aún más para mi hija que llego de 13 años y ahora tiene casí 20.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      ¡Wow! Me alegra un montón hacer conocido tu experiencia y sobretodo que haya sido tan positiva.
      Sin lugar a dudas, tú eres una de esas valientes que comentaba. Enhorabuena.
      Besos y de nuevo gracias por tus palabras.

      Eliminar
  14. Hola!! Me siento muy identificada con tu post! Hace un año me habría sido de mucha ayuda, aun que mejor tarde que nunca! jajaja Me he mudado hace un año a Alicante porque necesitaba espacio para mi, y para seguir estudiando! Ha sido lo mejor que me ha pasado!! Un saludo y gracias por tus consejos!! Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Celebro que tu experiencia haya sido tan positiva. ^_^
      Arriesgarse a veces nos puede parecer una locura llena de miedos, pero si se lucha por lo que uno quiere, seguro que se consigue la meta.
      Gracias a ti por tu visita y tu comentario.
      Besos

      Eliminar
  15. Me ha encantado este post, en cierta forma hace tiempo que emigré de mi zona de confort al dejar a toda mi familia e irme primero a Bcn y luego a Madrid. Si bien es cierto que ambas están a menos de 4 horas de Zaragoza esa experiencia fue fundamental para ser quien soy ahora porque aunque sea tu mismo país empiezas de 0 y te labras tu propio camino sin ayuda. Menudo disgusto se llevó mi madre cuando le dije que me iba y siempre pensó que volvería pero es algo que ahora mismo ni me planteo.. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      A ver, en el post hablo de la emigración centrándome en el cambio de país, pero una emigración en el mismo país claro que puede suponer un gran cambio en nuestras vidas y presentar los procesos que en el post os muestro. Vamos, y lo digo en primera persona porque también estuve fuera del hogar, sin cambiar de país, durante algunos años.
      Celebro que tu experiencia haya sido tan y tan gratificante.
      Besos y gracias por compartirla.

      Eliminar
  16. He conocido a personas que han llegado a este país y se han adaptado bastante bien y rápido. Creo que porque venían con una mente abierta en busca de nuevas oportunidades.
    Pero también me he encontrado con personas que se han tenido que volver porque han sido incapaces de seguir viviendo en un país que no es el suyo, no han sido capaces de adaptarse y aprovechar las oportunidades que se le han brindado. Algunas de esas personas consideraban que el país se tenía que adaptar a ellas sin que tuvieran que hacer ningún esfuerzo. Al no ver lo positivo y solo lo negativo nos se han permitido ser felices con el cambio.
    Creo que hay que ver las cosas buenas que te brinda la vida y eso te hará ser feliz.
    Felicidades por este post y un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola preciosa!
      Me encanta tu comentario y no puedo estar más de acuerdo contigo. Así que solo puedo decirte que gracias por escribirlo, de verdad.
      Besos cielo

      Eliminar
  17. Por mi corta edad aún no he tenido este tipo de procesos por cambio de lugares, pero el único ha sido dejar mi hogar a mi madre y hermana, por hacer ya una vida con un estupendo hombre y mi hermosa hija, pero ha sido un cambio que me ha hecho crecer enormemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      En tu caso, aunque no sea extremo, sí que jas sufrido un cambio positivo, por lo que lo celebro enormemente.
      Besos

      Eliminar
  18. Me encata tu post yo tuve un proceso de cambio muy grande cuando cumpli los 18 años irme a prestar servicio militar estar lejos de mi familia, de mi hogar, pero todo por un objetivo claro y desde alli aprendi mucho hacer autoindependiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro, esos cambios aunque a veces pueden ser duros, si luchamos por ellos al final pueden resultar unas bonitas e importantes experiencias que ns ayudarán a crecer como personas.
      Celebro que tu experiencia haya sido tan buena.
      Besos

      Eliminar
  19. Guapa, trabajé durante 9 años con migrantes y sé lo positivo y negativo que puede ser migrar. Creo que no todos estamos preparados para estos cambios. Algunos lo toman muy bien y es un proceso maravilloso para su vida personal, familiar y laboral. Para otros es todo lo contrario. Creo que para migrar se requiere una preparación que a veces no creemos necesaria porque la migración se da por necesidad más que por gusto y ahí no hay preparación que valga.

    En fin, yo soy migrante, de las positivas. Una experiencia maravillosa que me encanta y un estilo de vida que he seguido y renovado según la vida que quiero llevar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias por tu comentario, y más viniendo de alguien que sabe bien sobre el tema.
      Ya hablé también de lo negativo en otro post, pero coincido contigo en que la persona que emigra debería tener una preparación sobretodo en el hábito psicológico.
      Gracias por tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  20. Hola! Me case hace unos meses y si bien no me fui de mi país, cambiar de hogar fue algo completamente nuevo y la verdad que me costo acostumbrarme. Con mi marido tenemos a futuro mudarnos de la ciudad donde vivimos, una vez que los dos terminemos nuestras carreras universitarias. Pero no dejaríamos el país, si bien lo hemos pensado varias veces, se nos hace complicado, aunque uno nunca sabe, tal vez el mudarnos a otra ciudad de nuestro país, sea el comienzo para luego emigrar a otro pais. Gracias por mostrarme los puntos positivos, la verdad que soy re familiera así que los recordare cuando, luego de la mudanza me sienta triste!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Todo cambio, en pequeña o gran escala, es algo que a veces puede resultarnos difícil. Pero debemos agarrarnos a las cosas positivas todo lo que podamos.
      Espero que tu experiencia cuando os mudéis, sea lo más gratificante posible.
      Besos

      Eliminar
  21. Muy buen artículo. Yo emigre de mi país de adolescente y la verdad al principio fue muy duro. Sobre todo cuando encima es un idioma totalmente diferente que no conoces y tienes que ir a la escuela obligado dodne todas las materias lo dan en ese idioma. Ni me quiero acordar lo mal que me sentía, pero hoy en día veo todo lo positivo y lo mucho que aprendí y me desarrollé como persona. A veces cuesta trabajo y es un proceso, pero al final siempre son más las cosas positivas que las negativas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Emigrar siendo adolescente, creo que es una de las etapas más duras. Prueba de ello es lo que nos cuentas. Pero aunque no quieras recordar lo mal que te sentías, que es del todo comprensible, quédate con lo bueno que has sacado de ello. ^_^
      Muchas gracias por compartir tu experiencia.
      Besos

      Eliminar
  22. Ufff los cambios de vida, de lugares, el dejar el terruño, vaya que si lo he pasado, es una experiencia renovadora pero dolorosa, al menos para mi por que dejaba todo y me iba a una país donde no conocía a nadie, bueno solo a mi xico, pero era dejarlo todo y comenzar desde 0, pero sabes la experiencia fue luego buenísima, me fortaleció como persona, me expandió la mente, me incremento mas posibilidades, el impacto es fuerte pero si cuentas con apoyo es mas llevadero.

    ResponderEliminar
  23. Hola cielo!
    Los cambios son una parte fundamental que aceptar y afrontar. Así es como crecemos.
    Mira que nosotros mi marido y yo, nos encantaría en unos años irnos a vivir a USA aun siendo un sueño, ya sabes, los cambios de ser un lugar nuevo, sus culturas, costumbres, etc..son aspectos con los que lidiar si o si sea el motivo que sea de dicho cambio.
    Gracias por enseñarnos tanto. Un abrazo

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!