miércoles, 27 de abril de 2016

ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

Cuando una persona tiene que irse ya sea por obligación o por decisión, a un país extranjero, no siempre adaptarse es tan fácil como uno se imagina antes de partir, aunque puede que la cultura instaurada en el país "adoptante" sea muy similar a la del país de origen.

ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

La diferencia entre las costumbres, el comportamiento, los valores,  e incluso los cambios en sonidos, olores, colores... pueden suponer a veces, lo que se conoce como un choque cultural, desencadenando un cóctel de emociones como pueden ser el miedo, la inseguridad, ansiedad, desorientación...

Y de eso os quiero hablar hoy, en el post adaptarse a un nuevo hogar.

Según los expertos, antes de adaptarse a un nuevo entorno, el individuo pasa por 4 fases diferentes:

Euforia: Cuando se pone un pie en ese nuevo "hogar", todo lo que aprecia en el entorno, ya sea por ser algo novedoso o por la percepción de que se ha ido de su país de origen con la idea de cambiar de vida, suele hacer que el individuo se sumerja en un estado de euforia. Se percibe el país de acogida, como el país que brindará una multitud de oportunidades, y los individuos se sienten capaces de alcanzar cualquier meta ideada. Estas primeras sensaciones ayudarán a que un@ se sienta confiad@, pero a veces demasiado y puede ser perjudicial, ya que las expectativas que se suelen crear en este periodo, suelen ser demasiado altas y muy poco realistas.

Choque cultural: En esta fase un@ se da cuenta que conforme van pasando los días, en el nuevo país de residencia, existen costumbres que son desconocidas, como pueden ser el tipo de comidas, dónde ir a comprar o realizar una actividad, el idioma, la dificultad de encontrar una vivienda o un trabajo, etc. Lo cual, hace que el individuo busque desesperadamente algo que le sea familiar o sea similar a lo que tenia en su país. Según los expertos en esta fase hay mucha gente que tira la toalla, ya que todo lo nuevo les resulta agresivo, o por contra, empiezan a relacionarse con ciudadanos de su país de origen, limitándose así a permanecer en una especie de "gueto cultural".

Stress cultural: En esta fase poco a poco se van desarrollando estrategias de adaptación que hacen que se empiece a entender las nuevas costumbres, el nuevo sistema de valores del este nuevo país, lo cual hará que el individuo vaya adaptándose. Esta fase se la considera el paso previo a la adaptación completa.

Adaptación: Superados todos los obstáculos, el individuo se ha adaptado completamente en el nuevo país de residencia y adopta plenamente los nuevos valores, solapándolos con los propios y combinando la nueva cultura con la propia. En esta fase, se comienzan a sentir todos los beneficios del cambio, como la comodidad del nuevo hogar, la tranquilidad del nuevo ambiente, en fin, que se aprecian las nuevas ventajas que ofrece el país de acogida. Ya por fin, el inmigrante empieza a sentir confianza y entusiasmo que le harán seguir hacia adelante.

ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

Pero aunque los expertos digan que estas fases son incluso necesarias para poder adaptarse a un nuevo país, cuando uno se encuentra en la tesitura de plantearse irse o no de su país de origen, de su hogar, van a invadir su mente muchas dudas, muchos pros y contras, que seran los que en realidad le harán lanzarse en esta nueva aventura.

Así que, cuando se haya analizado bien la posibilidad de emprender este nuevo camino, es importante que cuando se cierren las maletas, se cierre la puerta de el "viejo hogar" y se ponga el pie en el nuevo, el individuo debe:

Haber hecho bien los deberes: Investigar sobre el que será su nuevo hogar. Sus costumbres, sus tradiciones, gastronomía... para no ir, digamos "a ciegas", así aunque todo será algo nuevo y quizás extraño, se parta de una base de conocimientos sobre el nuevo entorno.

Haberse preparado para extrañar a la familia: Es recomendable llevar una especie de "botiquín de primeros auxilios", llevar al nuevo hogar objetos familiares, fotos, música, etc, esto hará que el proceso de transición sea más fácil, al igual que no perder el contacto con los familiares, eso sí, sin dejar que se cree una dependencia hacia ellos.

Mantener la mente abierta: Es decir, que no se intente juzgar las primeras impresiones. Lo ideal es observar de una modo objetivo para poder entender la nueva cultura, el nuevo ambiente, y mientras se va aprendiendo in situ sobre ello, abrir lo máximo posible la mente para evitar con ello que el sentimiento de desesperación e incomprensión invadan a un@.

Esfuerzo: No vale rendirse a la primera por no conocer, por ejemplo, un idioma. Ser perseverante y esforzarse en aprender todo lo nuevo que ofrece el nuevo país, es decir, demostrarse a uno mismo el interés hacia el mismo, hará que tus habilidades e integración se incrementen.

Familiarización: Es importante que cuando se va a un nuevo país no se asuma o interprete un comportamiento desde un punto de vista totalmente subjetivo, lo que es conocido como el "filtro cultural". Es decir, para que se me entienda. El comportamiento  de una sola persona no es información veraz, por lo que se debe intentar descubrir los nuevos comportamientos de un modo general, de los individuos del país de acogida, y valorarlos para poder entender y familiarizarse con las nuevas costumbres, aunque sean de un modo coloquial.

No dejarse llevar por las apariencias aunque tengas conocimientos sobre la nueva cultura: Supongo que esta premisa hará que os sintáis confundidos. Me explico. Tal y como decía Geert Hofstede, psicólogo, "la cultura es como una cebolla que puede ser pelada capa a capa, para revelar el contenido". Dicho en otras palabras, debe pasar un tiempo considerable antes de llegar a entender una cultura en su contexto social e histórico, por lo que cuando se va a un nuevo país, la paciencia, las ganas de aprender e ir descubriendo no deben perderse nunca, aunque pasado cierto tiempo se crea que ya conoces bien los nuevos rituales, protocolos o costumbres.

No cerrarse: Es importante hacer un esfuerzo para conocer a las personas de tu nuevo ambiente, porque al fin y al cabo, serán tu "nueva familia" en este nuevo hogar. Ser curioso, pero con respeto, interesarse por las noticias del nuevo país, asistir a eventos, fiestas... harán que la adaptación sea más fácil y provechosa. Al igual que lo será intentar no encerrarse en los "guetos culturales" que os decía antes. Es decir, es bueno relacionarse con gente de tu país de origen, porque ell@s serán quizás una de las mejores armas para la nueva adaptación. Pero si se cae en el error de encerrarse, puede que se forme una burbuja que hará que el individuo se emcierre en su interior y no intente descubrir y aprovechar todo lo que el nuevo país le está ofreciendo.

ADAPTARSE A UN NUEVO HOGAR

Concienciarse de la nueva cultura: Con eso quiero decir que un@ tiene que ser consciente que es el que se tiene que adaptar a la nueva cultura y no lo contrario. Es decir, cuando se va a un nuevo país es un error intentar "imponer" tu propia cultura, creencias, a tu entorno. Con ello, no quiero decir que un@ deba perderlos, sino adaptarlos. Mucha gente cae en el error de no querer abrir su mente, e intenta encerrarse en sus costumbres y creencias de antaño. Se debe tener presente que el "nuevo hogar" te está acogiendo, y es importante intentar ser una pieza más sin perder claro está, tus raíces.

Intentar alcanzar una estabilidad: Esto no tiene misterio alguno, porque es lo que cualquiera necesita para vivir ya sea en su país de origen como en uno nuevo. Simplemente se trata de establecer una rutina para que adoptemos un sentimiento de seguridad.

No perder jamás el buen humor: No ser duro con uno mismo, tod@s cometemos errores. Así que si por ejemplo cometes un error cultural, ya sea con el nuevo idioma, ¡ríete de ti mism@ y l@s demás se reirán contigo! Como bien sabemos, es precisamente de los errores que un@ aprende, y el hecho de afrontarlos con buen humor, harán que un@ no despierte el sentimiento de inseguridad o impotencia ante esta clase de hechos. Por otro lado, comportarse de este modo hará que la gente que rodea al individuo, lo admiren por su tenacidad, por su esfuerzo en aprender a pesar de los errores.

Y ya centrándome en temas más "oficiales", también es importante:

Conocer las leyes: Es de suma importancia conocer las leyes del nuevo país de residencia para evitarse problemas con las autoridades.

Ubicar la embajada: Aunque se vaya con todos los papeles en regla y demás trámites burocráticos, es importantísimo conocer bien dónde se encuentra la embajada de tu parís de origen.

Bien, hemos visto en este artículo, de un modo general, cómo intentar adaptarse a un nuevo hogar, pero claro está que a partir de ahí, pueden darse dos posibilidades, que la adaptación sea un desastre y por consiguiente se desencadenen unos procesos psicológicos negativos, o por contra aprendamos a ver el vaso medio lleno y se desencadenen unos procesos psicológicos positivos.

Así que descubre ambos procesos en estos links:

Procesos psicológicos negativos de adaptarse a un nuevo hogar.

Procesos psicológicos positivos de adaptarse a un nuevo hogar.

Pero no solo eso, me gustaría que si tú has sido o eres inmigrante y te gustaría contar tu experiencia, te pongas en contacto conmigo mediante mi mail: mimetatusalud.carolinallovera@gmail.com, para realizar un posts dedicado exclusivamente a que compartáis con tod@s nosotr@s vuestra experiencia. Muchas gracias.

Ahora si....

¡Un saludo maj@s!

42 comentarios:

  1. Me lo vas a decir a mi que a lo largo de mi vida he cambiado de país, ciudad, colegio y de todo muchas veces... Al final te acostumbras y te adaptas a la situación, pero llega un momento que deseas estabilidad y volver a tu país o cuando menos no tener que volverte a marchar y empezar de nuevo, así que espero me dure mi estado actual.
    Es duro cuando te tienes que marchar por buscar una vida mejor y a la fuerza dejar tu entorno. Pero también es duro cuando no puedes decidir por ti mismo, como fue mi caso cuando era niña que dependía del trabajo de mis padres y tenía que ir a donde ellos fueran.
    En cualquiera de los casos, aprecio mucho el post que hoy nos presentas porque vamos a tener que ver mucha gente marcharse de España tal como están las cosas y esta información es de gran ayuda.

    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Para mí las personas que se van de su país para buscarse un futuro mejor son de admirar de un modo incondicional. E imagino la dureza que debe ser encontrarse en esa tesitura, vamos yo no sé si podría...
      Celebro que te haya gustado el post y que hayas contado tu experiencia.
      Besos cielo

      Eliminar
  2. Yo llevo desde siempre en el mismo sitió y estoy deseando ya poder irme a otro lugar. Muchas gracias por los consejos, son de mucha ayuda si tienes pensado irte. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Pues mi más sincero..¡Olé tú!
      Supongo que a veces hay situaciones en la que es necesario para mejorar a nivel personal..
      Así que si al final emprendes esa aventura, te deseo todo lo mejor y más.
      Besos

      Eliminar
  3. Creo que este post se adapta perfectamente tanto a las personas que cambian de país y tienen que adaptarse a uno nuevo, como a las que hemos sufrido ese cambio dentro de un mismo país y hemos tenido que integrarnos también en otra cultura, otra forma de hacer las cosas, de vivir, de hablar, de todo. Porque parece mentira, pero sin salir de España te encuentras, a veces, abismos entre unas comunidades y otras, y tienes que hacer un esfuerzo especial por adaptarte, respetar y cumplir con aquél dicho de "allá donde fueres, haz lo que vieres". De todas formas no es tan brusco ni difícil como cuando se cambia de país, eso sí es verdad, porque también hay que añadir la burocracia y la distancia de tu hogar y tu gente. Lo has explicado fantásticamente bien en este post, no esperaba menos de tí! jajajajaja. Y pienso como Gladys, que tal y como están las cosas, le va a ser muy útil a muchos jóvenes que ya están pensando en la posibilidad de marchar lejos. Un beso de los grandes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Totalmente de acuerdo. Cambias a veces incluso de ciudad puede suponer un cambio súper béstia. Te lo digo yo que me piré por estudios a 160 kms de casa, y al principio era un caos. Pero vamos, me adapté todo lo que pude y es más, ahora a veces lo hecho de menos jejeje. Claro está que la comparativa con tu adaptación es de chiste, que lo tuyo si fue un cambio radical.
      Cierto es, y como bien dices, que creo que el hecho de mantenerte en un mismo país, a pesar de las diferencias culturales de las zonas, es menos brusco para l@s que se van a otros países, a veces, tan y tan diferentes al de origen.
      Celebro que te haya gustado el post. y muchas gracias, como siempre, por tus palabras.
      Te adoro tesoro MUACKS

      Eliminar
  4. Me ha encantado el post guapa.
    http://lassietemaravillasdeamanda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Muy buen post, Carol :)
    Tal y como estoy ahora estoy dividida respecto a este tema: estoy deseando cambiar de aires, pero veo tantas pegas e inconvenientes que me llevará mucho tiempo decidirme. Quizá el primer paso sea a otra ciudad española y luego, si se tercia, a otro país...
    Bss, estoy de sorteo, te animo a participar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Muchas gracias.
      Bueno, si de verdad de apetece, si lo necesitas.. es intentar ver el lado positivo de todo ello. ¿Que te va a costar? Seguramente, pero sabes... el mundo está hecho para l@s valientes ;)
      Si das el paso, ya nos cuentas y a ver que tal.... (que seguro que genial)
      Besos guapa

      Eliminar
  6. Muy buen post a mi me paso estando de vacaciones en un pais extranjero casi un mes me costo mucho adaptarme y encima habia mucha diferencia cultural asi que se me hizo bastante duro ,a lo mejor si fuera otro pais no se ,seguramente acabaria echando de menos mi hogar.Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es que, como en casa en ningún lado ¿verdad? Aunque todo es proponérselo.
      Por eso siempre digo que admiro a toda esa gente que se embarca a retos como estos. Yo soy como tu.. no se si podría a corto plazo, aunque al final supongo que es como todo, te adaptas aunque cueste, y si no.. te vuelves para tu hogar..
      Besos

      Eliminar
  7. A mí me encantan los cambios y considero que no me cuesta demasiado adaptarme, sobre todo si voy con alguien de mi entorno. Sola siempre es más difícil. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Bueno, va a personalidades. Y desde mi humilde y honesto punto de vista..¡eres una suertuda! Jejejeje
      Claro está, que emprender un nuevo camino con alguien a quien conoces, es más reconfortante que hacerlo sola.
      Besos

      Eliminar
  8. Muy buen artículo. Yo he estado en esa situación, la verdad no tuve muchos problemas de adaptación, primero antes de salir de España, como tu dices tienes Euforia, pero luego cuando llegas te da un poco de miedo, pero poco a poco, nos adaptamos, y cuando dejas el pais y vuelves a España, estas alegre, contenta... pero siempre te queda las ganas de volver de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Ya me lo imagino... Cuando emigras por X tiempo, durante ese periodo ese nuevo país es tu nuevo hogar, por lo que es totalmente normal que una vez lo dejas, lo añores, ya que en el período que has estado viviendo ahí han nacido nuevas raíces...
      Besos guapa.

      Eliminar
  9. el año pasado vivi fuera de casa y la verdad me gusto el ver que a mi alrededor haces como una familia. No son solo tus amigos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Bueno, en eso se basa también la adaptación. Conocer nuevas personas y crear nuevos vínculos con ellas.
      Celebro tu buena experiencias.
      Besos

      Eliminar
  10. Que buenos consejos , hola guapi , yo vivi cerca de 8 años fuera de aqui y la verdad que los puntos que mencionas son realmente importantes a tener en cuenta , muchas gracias port compartir , un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Muchísimas gracias por tus palabras. Celebro horrores haber podido transmitir el mensaje de un modo correcto.
      Besos

      Eliminar
  11. El cambio fue directamente de país, tenía tanto miedo a lo desconocido, pero sabes ha sido la experiencia más bella de mi vida, conocer otra cultura, conocer gente maravillosa, valorar más mi patria y familia, todo ha sido y es una vivencia llena de experiencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      ¡Claro que sí! Cambiar da miedo... pero más miedo da no intentarlo.
      Celebro que tu experiencia sea tan y tan buena
      Besos

      Eliminar
  12. Nunca me había parado a pensar todo esto, porque de momento tampoco he tenido que cambiar bruscamente de residencia. Unos consejos muy buenos como siempre Carolina. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Muchas gracias tesoro por tu visita y animarte a comentar.
      Besos

      Eliminar
  13. Siendote sincera.. No veo que yo puediese hacer esto...tus consejos son excelentes pero irme sobre todo fuera de España... como que no. Ya dentro de nuestro pais me lo pienso mas y eso que cada comunidad tiene sus comidas costumbres y demas... Me cuesta mucho, la verdad- Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      No si... yo cuando tuve la oportunidad de ir a trabajar a Italia, después de terminar la carrera, me cagué viva .. y rechacé la oferta. Soy una persona familiar, apegada mucho a mis seres queridos, y aunque he vivido a kilómetros de ellos... sabía que estaban a hora y pico si me daba un bajón.
      Por eso admiro tanto a esos valientes.
      Besos guapa

      Eliminar
  14. A mi me pasó cuando tuve que irme a Irlanda a vivir, eran otras costumbres sobre todo gastronómicas. Has clavado todo el proceso por el cual se pasa y a veces cuando ya te estás empezando a adaptar, vuelves a tener que cambiar de sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Puf... eso sí que ya debe ser la "repera". Adapatarse a un lugar para luego irse de nuevo...
      Muchas gracias por tus palabras, de verdad, y más viniendo de personas que habéis vivido la experiencia
      Besos

      Eliminar
  15. Hola guapa!
    Me encanta este post!! Super completo y con unos consejos geniales.
    Adaptarse a un cambio tan grande como es mudarse fuera es complicado y tener ayuda siempre viene bien.
    En mi caso la adaptación fue muy fácil porque tenía "fecha de caducidad" y, lo más importante en mi opinión, porque fue un cambio buscado jeje
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola cielo!
      Jajaja claro, supono que cuando buscas el cambio porque lo necesitas (sea cual sea el motivo) es diferente. Pero eso de TENER que irte porque no te queda más remedio, tiene que ser algo ..... brutal.
      Muchísimas gracias por tus palabras guapa.
      Besitos

      Eliminar
  16. ¡Hola! He leído cada punto que has citado y a cada cual son muy importantes. Yo vivo fuera de mi ciudad y lo que me está costando más es vivir sin mi familia, pienso que te acostumbras pero el 100% no lo haces nunca. Alcanzar la estabilidad también cuesta aunque es importante crearse una rutina estricta para no perder el rumbo, eso lo llevo genial. Muy buen post y muy inspiring. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Muchísimas gracias por tus palabras cielo. ^_^
      Los cambios, sean como sean, siempre pueden ser un poco duros. Es lo que comentaba antes, a veces irse de tu ciudad, de tu núcleo familiar, aunque sea en el mismo país, ya es la pera. Lo digo por experiencia. Pero lo de cambiar de país.. en mi caso o me los llevo a todos conmigo o sería una tortura. Así que por ello, admiro tanto a esos valientes.
      Besos

      Eliminar
  17. Q post tan interesante!!! De primeras cuando nos mudamos s Alemania creía q no podría adaptarme pero intente centrarme ver los pros y los contras y nunca perder el buen humor!! Tú post me parece una guía genial para esas personas q se encuentren en la misma tesitura!! Un besazooooo y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Muchísimas gracias por tus palabras, y por contarnos algo de tu experiencia.
      Besos

      Eliminar
  18. Un post genial para aquellos que lo hacen por primera vez, yo he pasado por ello muchas veces en mi vida...de ciudad en ciudad y de país a país...Así que es un proceso que tengo muy superado, lo más fuerte "extrañar a mi familia" pero el tiempo lo cura todo y aprendes amar y disfrutar de lo que tienes y te rodea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Mi más sincera admiración. Si plantearmelo una sola vez ya lo veo duro, hacerlo más veces... es solo para súper héroes.
      Besos

      Eliminar
  19. Muy buenos consejos, he de reconocer que me queda en la espinita haber vivido en el extranjero pero me tiraba demasiado la familia. Quieras que no ahora vivo a 300 y pico km de ellos y estoy en nada si sucede algo pero me tira mucho así que con esa espinita me quedaré.. muakss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Bueno, no sabes nunca que caminos se pueden cruzar en tu vida.. Así que nunca digas nunca jamás. Quizás dentro de un tiempo te lo planees de nuevo y decidas lanzarte a la piscina. ;)
      Besos guapa

      Eliminar
  20. Es complicado adaptarse totalmente, siempre notarás la diferenciam lo importante es estar rodeado de personas que te hagan sentir en tu casa. Muy sabio tus consejos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias por tus palabras. ^_^
      Toda la razón del mundo, creo que adaptarte es un camino difícil y que puedes conseguir, pero siempre habrá sentimientos encontrados..
      Besos

      Eliminar
  21. Me ha resultado muy interesante este post, a mí la simple idea ya me estresa así que no me veo capacitada para dar el paso, pero por si acaso siempre está bien contar con los recursos adecuados, desde luego el planteamiento base y la manera de pensara abierta son claves. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Bueno, hay personas que no sabemos salir de nuestra zona de confort, en las que me incluyo. como he dicho antes, cuando me surgió la oportunidad lo desestimé por miedos... Pero con el tiempo te das cuenta que quizás esos miedos eran un simple aviso de que no me convenía. No se...
      Sin dudarlo, los que se aventuran a ello, son de admirar.
      Besos

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!