EL DÍA QUE DECIDÍ SER MI PRIORIDAD

domingo, 27 de mayo de 2018


A veces, se nos olvida. No recordamos lo que realmente queremos, cuanto deberíamos amarnos. La rutina camufla y esconde nuestras inquietudes, nuestros sueños y deseos, anteponiendo muchas veces a los demás.

EL DÍA QUE DECIDÍ SER MI PRIORIDAD


Pero llega ese día que miramos hacia atrás, y no sé vosotr@s, después de analizar el tiempo vivido, me doy cuenta de que he priorizado demasiadas cosas a lo largo de mi vida; una pareja, un@ amig@, un trabajo...

Así que hoy lo tengo claro. He firmado un contrato conmigo misma y ya no hay vuelta atrás. Voy a intentar ser feliz, voy a ser mi prioridad.

A lo largo de mi vida, he sentido que no, no era la prioridad de los demás, e incluso me convencí de lo contrario, porque a veces es más fácil autoengañarnos que afrontar la realidad.

Ahora que lo veo desde la distancia me veo a mi misma justificando situaciones y comportamientos injustificables, con unos argumentos pobres exculpando a esas personas. "Debe tener un mal día", "Quizás está estresad@", "Demasiadas cosas tiene en la cabeza y no se ha acordado que hoy....", "No puede prestarme atención, porque está ocupad@", "Mañana seguro cuando l@ necesite estará aquí"..Y  un largo etcétera.

Pero una voz en mi interior me dijo "Oye mojigata, tú también tienes tus problemas, que no son pocos. Tú también tienes días en que lo mandarías todo a la mierda, días en que el mundo te come y tienes que mantenerte tú sola a flote... Así que no me vengas con historias, y deja de ser una opción para ser tu prioridad y valora lo que realmente quieres ser y quieres tener en tu vida". Y aunque a veces mi yo interno, esa voz tiene ideas muy locas y poco afortunadas, ese día dio en el clavo.

Por eso, tuve que preguntarme a mi misma qué es lo que quiero y necesito. Y la respuesta fue sencilla: ser feliz.

Así que quiero carcajadas, quiero pasar el tiempo con la gente que me llena de verdad. Disfrutar de mis días haciendo lo que me gusta e incluso perder el tiempo con mis amigas hablando de las cebollas (es uno de los temas top últimamente).

EL DÍA QUE DECIDÍ SER MI PRIORIDAD


Quiero dejar de ser una superviviente y vivir, sin más. Dejar de quejarme, de lamentarme de lo que tengo en mi vida que no me llena, e ir sustituyéndolo por lo que sí. Quiero lanzarme al vacío e intentar conseguir lo que quiero.

Quiero ser mi prioridad, ante todo. Vivir por y para mí.

Pero admito que hay una parte dura en este proceso, reconocer a esas personas que solo me han usado, que no dejan de ser una carga en nuestras vidas. Y sí, aunque no es plato de buen gusto, no me avergüenza admitirlo, he sido muchas veces el segundo plato y no me había dado cuenta.

Es difícil pensar en el pasado y no sentir nostalgia o extrañar a ciertas personas que ya no están en mi vida.

Pero ahora sé que soy valiosa. Soy una auténtica perfecta imperfecta. Y ¡que leches! ¡Me gusta!

Y que me llamen egoísta, porque estoy convencida que los que lo harán serán aquellos que acudían a mi cuando lo necesitaban y desaparecían después. Que ojo, que la cuestión no es estar pegados como lapas, porque cada cual tenemos nuestra vida y nuestros sueños por cumplir, y eso supone invertir mucho tiempo, pero sé que esos que me entienden, que realmente no me ven como una opción, estarán cuando tengan que estar.

De hecho, estoy convencida que llegarán personas nuevas a mi vida que realmente se interesarán por mí.

Tenemos que pensar que la vida es como un libro, estará llena de capítulos con risas pero también con llantos, habrá quizás unos malos en ella pero también habrán aliados, pero lo que no tenemos que olvidar jamás, es que somos los protagonistas de ella y los demás solo son personajes secundarios.

EL DÍA QUE DECIDÍ SER MI PRIORIDAD


Yo llevo casi 36 capítulos ya. Sí, aunque aparente 34 y medio, tengo ya 35 años y en nada empieza el número 36. ¡Que vértigo! Pero sé que me queda mucho por escribir, y no sé si serán muchos capítulos nuevos y si tendré tiempo de releerlos todos, lo que sí sé es que yo voy a ser la protagonista de mi vida.

Y tú, ¿eres el protagonista de tu vida?

¡Un saludo maj@s!

Image and video hosting by TinyPic

29 comentarios:

  1. Me estaba haciendo falta leer algo así, de verdad. Parece como si hubiésemos estado conectadas, porque justamente hoy es el día que he elegido para dar un giro de 180 grados en mi vida y empezar a soltar lastre y ser feliz, pero feliz de verdad, no sobreviviendo, como tú bien dices en el post. Y me encuentro con este artículo que me dice a la cara todo lo que vengo pensando desde hace tiempo y que no me atrevía a reconocer. Pues ya está, ya lo he hecho, y ahora me siento mucho mejor. Que aunque haya estado todo un mes con todos los fines de semana de romería no te creas que he sido tan feliz, no, jajajajajajaja, era como una medicina para intentar curar el espíritu, para olvidar por un rato las cosas que me han hecho tan infeliz en muchas ocasiones.
    Suscribo palabra por palabra tus pensamientos, y me hago el firme propósito de seguir por este camino, esta vez sí, esta vez voy a ser feliz yo también.
    Felicidades por el post, tesoro, y un millón de besos!!

    ResponderEliminar
  2. siempre creo toda persona a pasado por ello, y yo fui una de ellas, muchas veces me importaba mas el bienestar o felicidad de otras personas antes que mi propia felicidad, los cuales no sirvieron para nada, me trajo dolor. aprendí a decir que primero soy yo, segundo soy yo y tercero soy yo. lindo post

    ResponderEliminar
  3. Que bonita pubicación. Creo que es muy importante identificar a las personas y a los proyectos que no enriquecen y no aportan. Es importante tener dignidad, porque la vida humana es valiosa y tenemos capacidad para lo bueno, y es lo que hay que procurar en nuestras vidas. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto,comparto que la vida es un libro lleno de capitulos y tenemos que pensar que somos la parte protagonista en ciertos capitulos, por lo que tenemos que ser nuestra prioridad y no siempre vernos como meros actores de nuestra vida

    Hay que pensar más en un equilibrio emocional y saber valorar cada momento de nuestra vida de la que somoslos protagonistas

    ResponderEliminar
  5. Hola, no es egoísmo, al contrario aprenderse a amara a uno mismo es siempre primero, la felicidad esta ligada contigo directamente, no disfrutas ni amas las cosas si no empiezas contigo, me parece genial que tomes tiempo para ti, para re descubrirte, aceptarte y disfrutar las cosas que te gustan y te apasionan, yo lo hice hace un par de años y hoy disfruto mucho el hacer lo que hago y ver primero por mí, aprendí a decir "no" que era lo principal que me aquejaba, deseo que sigas disfrutando de quien eres.

    ResponderEliminar
  6. La edad es solo un numero, lo importante es valorarnos y darnos la prioridad que tenemos. Me gustan tus pensamientos.

    Sigue disfrutando al maximo cada dia y sacando provecho a todo lo que realmente te hace muy pero muy feliz!

    ResponderEliminar
  7. Hola Carolina! muy sincero tu post, un golpe de realidad que lo estas afrontando muy bien, tienes mucha razón que tenemos que darnos prioridad a nosotras mismas y muchas veces no lo hacemos por la familia, parejas, amigos e hijos. como que nos olvidamos un poco de nosotras! ser feliz es tan fácil pero nosotros mismo nos complicamos muchas veces! se feliz, se tu prioridad! me ha gustado mucho tu post! feliz cumpleaños adelantado por más paginas! besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Carolina!

    Me ha encantado esta entrada porque es una llamada de atención en toda regla.
    Y digo llamada de atención porque todos y cada uno de nosotros deberíamos de hacer lo mismo. Establecernos como prioridad y vivir en lugar de sobrevivir y estar pensando en el bienestar de los demás anteponiéndolo al nuestro.

    ResponderEliminar
  9. hola, desde luego este post es sensacional y el titulo ya apunta maneras a lo que vas a leer, me ha encantado y es cierto que tendemos a hacerlo, lo de olvidarnos o dejarnos en ultimo lugar y deberiamos estar en nuestro primer lugar, yo tambien estoy practicando ser primero yo, mimos para mi, jeje.

    ResponderEliminar
  10. Me a gustado mucho lo que nos has compartido hoy. Si que es verdad que hay que ser egoístas en algunos temas, precisamente en este, en el que tanto lo cuestionamos, donde salen tantas preguntas como ¿y si yo no estoy aquí, quién hará esto? A veces tenemos que ser egoístas, y quien no lo entienda que es por nuestro beneficio propio, es por que no le importas y punto. Un beso!! me encanto leerte.

    ResponderEliminar
  11. Ser mi prioridad es algo que debemos hacer para poder ser felices con uno mismo y con el resto de personas de nuestro entorno.
    En el momento que describes que te preguntaste qué necesitas, y te contestas SER FELIZ, me identifico taaanto...
    Yo también me considero una auténtica perfecta imperfecta, y es más, me encanta.
    Y me gusta rodearme de personas que me SUMAN, y alejarme o pasar de gente que me resta energías.
    Saludos de otra auténtica perfecta imperfecta...

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Estoy 100% de acuerdo en todo lo que has dicho. Y no, no es de ser egoísta, sino de ser feliz, feliz de verdad.
    Porque a lo largo de nuestra vida, conocemos a mucha gente, gente que de verdad nos quiere y quiere lo mejor para nosotros, pero también conocemos gente, que pensamos que son amigos, pero que en verdad para ellos solamente somos alguien que les sirve para x en determinados momentos y ya está. Así pues, me alegro que te hayas dado cuenta, y retires de tu vida, lo que no te hace feliz.
    Disfruta la vida!
    ¡Una abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa
    Me ha gustado mucho tu post, ojalá mi yo de hace un par de años lo hubiera leído y reflexionado a fondo sobre esto porque si, no era la prioridad de nadie y mucho menos la mía.
    Ahora soy mi prioridad, a la par con otras también te lo tengo que decir. Pero si que me apunto a lo de dejar de lamentarme por las cosas que no me llenan y cambiarlas por las que si, porque en mi mano esta tomar las decisiones, eliminar las quejas y priorizarme a mi misma para llenar mi vida con cosas que me hagan feliz a mi
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!

    La verdad es que no puedo estar más de acuerdo con todo lo que dices en el post. :) Yo hace tiempo que decidí ser mi prioridad, que decidí tomar las decisiones basándome en qué es lo que yo quiero, y no en lo que quieren los demás para mi, y la verdad es que soy mucho más feliz así.

    Acabo de cumplir los 30, y cuando echo la vista atrás no recuerdo una época en la que me sintiera más YO de lo que me siento ahora mismo. Así que respondiendo a la pregunta que nos lanzas: Si, soy la protagonista de mi vida. ^^ Y para nada considero que eso sea egoista.

    Un post muy bonito, en serio.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Me quito el sombrero. Que gran post!. Muchas personas hemos pasado por situaciones similares a las que aquí cuentas. Siempre poniendo a las prioridades y necesidades de otros antes de las nuestras. Al final nos damos cuenta que hemos perdido gran parte de nuestra vida tratando de complacer a otros para al final que no quede nada. Muchas de esas personas después se van y si te he visto no me acuerdo. Una debe llenar las necesidades propias antes de la de los demás para poder ser felices. Y no, eso no es ser egoistas, eso es autocuidarse, darnos cuenta que nosotros también somos seres humanos y que como el resto, existimos. La vida es muy corta para no velar por nosotros mismos. Si tu no lo haces, nadie lo hará por ti, cada quien es dueño de su vida y de su tiempo en ella. Así que adelante. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Es importante valorarnos y pensar que somoslos que tenemos que manejar nuestra via y asignarnos una prioridad para nuestro momentos. Y si conseguimoos enfocar nuestra vida a un clima personal más positivo,conseguiremos más fortaleza espiritual

    Me encanta tu reflexión

    ResponderEliminar
  17. Hola Carolina. Me hace gracia que cuando, muchas mujeres (o personas, vamos a dejarnos de géneros :) ) llegamos a esa conclusión, se nos tacha de egoístas, de sólo pensar en nuestro propio beneficio, cuando más allá de eso se trata de amor propio. Yo creo que el gran fallo es hacer con nuestra vida lo que los demás esperan de ella, en lugar de perseguir nuestros sueños o más fácil aún: simplemente ser felices.

    Me alegro muchísimo que hayas firmado ese "contrato" contigo misma, es algo que todos, me incluyo, deberíamos hacer de por vida.

    Un beso y espero que consigas toda la felicidad del mundo.

    ResponderEliminar
  18. Hola preciosa mía. Y bien que has hecho y haces. Porque evidentemente aunque una tenga pareja, no debe ser esto un motivo para dejarse. Para no dedicarse tiempo o dedicar tiempo a las prioridades que una tiene. Así como tampoco se debe dejar a un lado lo que una siente, lo que le apetece hacer... Yo hace poco también firme contrato conmigo misma en el que, me dije que el mundo beauty me gusta, ¿por el qué dirán voy a ocultarlo? No.... paso, pa'lante. Al que le guste y quiera seguir acompañándome, será más que bienvenido y, al que no, chao. jejejej. Me encanta leerte chica. Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola!Que bonito post muy motivador para estos días que estoy viviendo, siempre a mis amigas les aconsejo que es muy importante primero uno ser feliz para transmitirlo al mundo pero eso no quiere decir que debes actuar como los demás quieren que seas. Muy buena elección de elegir ser tu prioridad y después pensar en las personas que te rodean. Nada como amarnos, querernos y valorarnos por lo que somos,libres! Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Aunque suene egoísta cada uno debe ser su propia prioridad. Es la únuca forma de conseguir metas, objetivos de llegar a alcanzar la felicidad y el rumbo que le lleve la vida.
    Estoy segura que independiente de tu edad, van a venir unos capítulos muy buenos y por lo que veo largos jiji. Y oye, mejor de risas que de llantos, pero que si hay llantos que sean de felicidad por algo que costó, pero que conseguiste.

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa! Creo que mientras nos vamos haciendo adultos la vida nos lleva por diferentes situaciones que nos hacen llegar a esta conclusión, más tarde o más temprano, lo importante es tomar conciencia que solo tenemos esta vida y que si no nos centramos en nuestras prioridades y necesidades nadie más la hará por nosotros, a veces perdemos mucho tiempo tratando de hacer feliz a los demás, se feliz tu!

    ResponderEliminar
  22. En 9casiones lo soy y en otras soy papel secundario jejeje pero todo depende desde la perspectiva, algunas veces quieres pasar de incógnita para que no afecte tu estado de ánimo y en otras siempre serás el personaje principal que este de repite más ocasiones durante el año cuando eres madre te vuelves papel secundario de forma inconsciente pero se requiere la atención a tus seres amados tus hijos se vuelven una prioridad hasta que van creciendo empiezas a fijar más la atención en ti misma.

    ResponderEliminar
  23. Hola Carolina, considero que cuando llegas a ese tipo de decisión en la vida es porque es necesario parar en algún momento y decir de todo lo que tengo me necesito a mi misma, porque muchas veces sin querer nos faltamos el respeto por agradar a los demás. Me ha encantado tu entrada.

    ResponderEliminar
  24. Has hecho una muy buena reflexión ye encanta que seas la dueña de tu vida todos lo tenemos que hacer al igual que ser egoísta con uno mismo. Sigue escribiendo muchos más capítulos y sobre todo no dejes de reír. 😘 😘

    ResponderEliminar
  25. Primero felicitarte guapaisima.
    Por desgracia y por suerte todas nos hemos visto en esta situación en algún momento de nuestras vidas, pero si que has reflexionado muy bien y estoy de acuerdo con tu reflexión.
    Yo hace un año atrás que hice lo mismo y la verdad estoy más feliz que nunca. Es difícil de llevar pero se consigue ya que algunas personas que sacas de tu vida son gente querida y Cuesta superar.
    La cuestión es estar firme a tu desicion.

    ResponderEliminar
  26. Hola guapa, pues me parece chapeau lo que has decidido porque es algo que ya hice yo en su dí: dejar de anteponer a todo el mundo a mí y ser feliz con lo que tengo. Tampoco justifico a nadie su mal comportamiento, todos tenemos malos días y no vamos por ahí como macarras así que bueno, la cosa es comportarse y sobre todo vivir en el respeto. Un besazo

    ResponderEliminar
  27. Que triste como empieza tu entrada, triste por real, que mal que nos acabemos olvidando de nosotros mismos detrás de la rutina y de las cosas que quieren los demás, ese contrato que has firmado lo debemos firmar todos y mira, te confieso que soy bastante de priorizarme, al menos comparado con la gente que me rodea, pero aun asi siempre puedo aprender a valorarme mas y a mirar mas mis deseos y mis sentimientos, aunque te dire que cuando lo haces las personas te tachan de egoísta, de no saberte poner en su lugar y no entenderles, pero oye… nuestra vida es solo nuestra y somos nosotros quienes decidimos llenar o malgastarla!

    ResponderEliminar
  28. Hola guapa,
    una vez más has dado en el clavo y me has llegado al corazón. Lo que nos cuentas lo llevo sintiendo muchos años y fíjate que con unos pocos años más pero me he acabado de caer del árbol este mismo año(aunque empecé hace tiempo "inconscientemente"), rompiéndo todas mis ataduras (que no son pocas) autoafirmándome cómo soy realmente e intentando abrirme camino en lo que verdaderamente me gusta y disfruto. Plantando cara a lo que no me hace feliz o me amarga la existencia y dando carpetazo a todo aquello que aún sin darnos cuenta arrastramos y cada vez huele más... todo es un proceso, nos vamos transformando pero las decisiones para hacerlo de una manera u otra están en cada uno de nosotr@s. Un placer leerte como siempre. Besos.

    ResponderEliminar
  29. Un gusto volver a leer tus artículos, sin duda el título de este lleva una gran verdad implícita... "El día que decidí ser mi prioridad", algo que no siempre hacemos, mas cuando vives en una sociedad que te puede tachar de egoísta si lo haces, sin embargo es de lo mas beneficioso tanto mental-física-emocionalmente.

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!