RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

jueves, 19 de marzo de 2020


Situaciones tan y tan comunes como una entrevista de trabajo, el tener que realizar un examen, o resolver un tema laboral, entre otros, suelen hacernos padecer tensiones musculares, sufrir dolencias abdominales a causa de los nervios, e incluso experimentar temblores, sequedad de boca, y tener pensamientos catastróficos que nos hagan dudar de nuestra efectividad, lo cual supone que los picos de estrés se disparen hacia lo más alto, y en consecuencia, nuestro salud y bienestar se vean afectados por ello.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

Pero como uno de mis lemas, el cual da nombre a mi blog, "mi meta, (es) tu salud", hoy voy a hablaros de la técnica de relajación muscular progresiva de Jacobson, para que podáis focalizar toda vuestra atención a una serie de ejercicios musculares, con lo que poco a poco, podréis aliviar esas tensiones y alejar de vuestra mente, esas ideas disruptivas que nos general malestar.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

Empezamos por lo principal, definir en qué consiste la RMP (relajación muscular progresiva).

La relajación muscular progresiva de Jacobson, está dirigida a que podamos conseguir unos niveles profundos de relajación muscular, y para ello, lo esencial e indispensable es poder identificar el nivel de tensión muscular que experimentamos en las diferentes partes del cuerpo a través de ejercicios de tensión y relajación. O dicho en otras palabras, saber escuchar lo que nos dicen nuestros músculos cuando empezamos a ponernos nerviosos. 

Por ejemplo: cuando notamos que empezamos a sentir ansiedad, solemos fruncir el ceño, tensar los músculos en general, cambiamos mucho de posición, entre muchos otros, y aunque a priori no notemos esa tensión en las diferentes partes del cuerpo, sí están ahí e incluso mucho antes de que la ansiedad empiece a manifestarse.

Por ello, si sabemos identificar ese tipo de tensiones, podremos evitar que el estrés llegue a la cima y nos desbordemos sin poder evitarlo.

Pero además, de ser una fabulosa estrategia para poder canalizar la ansiedad y reducir el estrés como os acabo de comentar, también tiene múltiples beneficios para nuestra salud, entre los que se encuentran: reducción de la presión arterial, favorece el descanso siendo más profundo y reparador, reduce las convulsiones en personas epilépticas, entre otros.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

Y no me enrollo más, que aunque podría hablaros más del tema e incluso aportaros más matices, seguro que en esta ocasión, lo que os va a ser de más utilidad va a ser la práctica y no la teoría, así que, coged boli y libreta, y a tomar apuntes.

De antemanos deciros que aunque os hable de los ejercicios que podéis realizar en casa, lo ideal es siempre empezar a practicarlo con una persona que sea profesional sobre el tema, para que os pueda guiar en todo momento en vuestra fase de aprendizaje y evitar que adquiráis malos vicios a la hora de poner en práctica los ejercicios, aunque intentaré explicarlo de la mejor manera posible.

OBJETIVO

Aprender a reconocer y a relajar la tensión muscular de todo el cuerpo.

Aprender a realizarla en casa y practicarla a diario, y una vez aprendida la técnica, poder aplicarla en cualquier sitio.

Aprender a aplicarla ante acontecimientos de nuestro día a día e incluso en situaciones que puedan ir surgiendo.

Hacer de ella un hábito.

CONDICIONES INICIALES

Aunque os acabo de comentar que podremos aplicarla en cualquier sitio, las primeras sesiones es indispensable hacerlas en casa, ya que solo ahí podremos crear un ambiente tranquilo, libre de distracciones y ruidos, con una temperatura y luz agradable.

Para poder llevarla a cabo, bastará con situaros en un sofá, sillón o cama, donde tengamos un apoyo suficiente para la espalda, cabeza y nuca, y a la vez, podamos estirar cómodamente las piernas.

Tema ropa, no es necesario que os tuneéis mucho, bastará con que uséis ropa cómoda. Nada de ropa que nos apriete demasiado.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

GRUPOS MUSCULARES 

Aunque, y lamento mucho que sea así porque voy a intentar sintetizarlo lo mejor posible sin dejar nada importante en el tintero, puede resultar un poco complicado al leerlo, ya os digo que son ejercicios muy pero que muy sencillos, y que una vez los hayáis practicado un par de veces, seguro que podréis dominar todo el proceso con muchísima facilidad. Pero, para facilitaros más si cabe, el aprendizaje de los ejercicios, voy a agruparlos por las zonas que vamos a trabajar para así poder recordarlas mejor. Así pues, vamos a empezar con las manos e iremos avanzando hasta terminar con los ejercicios de las extremidades inferiores (piernas).

El procedimiento, como os he advertido, es muy simple, solo tenemos que concentrar nuestra atención en cada uno de los músculos que estamos trabajando, y básicamente son ejercicios de tensorelajación (tensión y relajación).

Importante también que, cuando se lleven a cabo los ejercicios prestemos atención a nuestra respiración. Es decir, inspirar lentamente por la nariz, mantenerlo y luego expirar lentamente por la boca.

Y ya sí, antes de entrar de lleno en materia, cuando hayáis relajado todo los músculos, es bueno intentar permanecer lo más tranquilos y relajados que podáis, mientras hacéis un recorrido por todo el cuerpo para relajar, si es necesario, un poco más cualquiera de las zonas que podamos sentir más tensas, y proseguir con crear una imagen mental en la que nos sintamos relajados, como puede ser, por ejemplo, estar al lado del mar escuchando las olas.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

MANOS, BRAZOS Y ANTEBRAZOS

Puños. Cerrar los puños todo lo fuerte que podáis durante unos 5-10 segundos para poder sentir la tensión que esto nos produce, y posteriormente relajar la mano por completo para así percibir la diferencia entre esa sensación de tensión y la de relajación. 

Parte anterior de los brazos. Doblar los brazos para tensar la musculatura de la parte anterior de los mismos, manteniendo la posición durante unos 5-10 segundos, y posteriormente relajar dejando que cuelguen a lo largo de nuestro cuerpo. 

Parte posterior de los brazos. Extender los brazos todo lo rígidamente que podamos para así sentir la tensión en la parte posterior de los mismos durante 5-10 segundos y después relajarlos. Durante la relajación, extender los brazos, como en el anterior ejercicio, y dejar que los músculos se desplieguen y caigan con todo su peso sin ningún tipo de tensión. 

HOMBROS Y NUCA

Hombros. Encojemos los hombros elevándolos hacia la nuca, para que os hagáis una idea, es la pose que se hace muchas veces inconscientemente para expresar el "no sé", todo lo que podamos hasta que sintamos la tensión en ellos. Nos mantendremos así durante unos 5-10 segundos, y después poco a poco los vamos soltando dejando que estos caigan con todo su peso y se desplieguen. 

Nuca. Aunque soy consciente que muchos de vosotros ahora mismo estaréis pensando que es imposible tensar la musculatura de la nuca, deciros que, como todos los músculos de nuestro cuerpo, podemos tensarlos y relajarlos. Para tensarlos apretad la parte posterior de la cabeza contra el respaldo del sillón, sofá o cama, todo lo fuerte que podamos, pero sin pasarnos, durante unos 5 segundos, y posteriormente, después de haber sentido esa sensación de tensión, relajar sin ejercer ningún tipo de tensión ni presión sobre ella. 

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

FRENTE, CEJAS Y OJOS

Frente y cuero cabelludo. Elevar las cejas con fuerza intentando ejercer toda la tensión que podamos y mantener esa posición durante unos 5-10 segundos, para después relajar la zona, intentando mantener los ojos cerrados y sin moverlos, para aumentar la sensación de relajación. 

Ojos y entrecejo. Fruncir todo lo que podamos la zona del entrecejo mientras cerramos con fuerza los ojos, durante unos 5 segundos, y después relajar. Seguro que en esta ocasión vais a sentir más la sensación de alivio que supone destensar la zona. 

LENGUA, MANDÍBULA Y LABIOS

Lengua. Tensar la musculatura de la lengua colcocándola sobre el paladar superior y hacer presión hasta sentir tensión en la misma e incluso en la zona del cuello, durante unos 5 segundos. Posteriormente, relajarla dejando que caiga por su propio peso y se hunda en el fondo de la boca.  Pasado esto, realizar el mismo ejercicio pero esta vez, contra el paladar inferior.

Mandíbula. Podemos tensar la mandíbula apretando los dientes durante unos 5 segundos y luego relajar dejando de ejercer esa tensión, separando ligeramente los dientes. 

Labios. La musculatura de los labios y a la vez, del rostro, podemos tensarlos presionando un labio contra el otro, como en los anteriores casos, durante 5 segundos y posteriormente relajar dejando que los labios descansen juntos, ligeramente entreabiertos.

PECHO Y ESTÓMAGO

Pecho. En esta ocasión realizaremos el ejercicio en dos fases;

Respiración pulmonar: Realizaremos una inspiración lenta y profunda para introducir el aire en la parte superior de los pulmones (notaremos como el pecho se eleva), mantendremos la respiración durante 5 segundos para percibir la tensión que se produce en en en el pecho, y después expulsaremos el aire lentamente. Seguidamente, volveremos a respirar profundamente y percibiremos de nuevo esa tensión en el pecho, la cual contendremos mediante la respiración unos segundos, y expulsaremos el aire poco a poco. Ya veréis como notaréis en cada repetición una sensación de alivio y relajación a la hora de expulsar el aire. Repetir durante un minuto, mientras que nos concentramos en todas las sensaciones de relajación que vamos sintiendo.

Respiración diafragmática: Inspiramos aire de un modo lento por la nariz hasta llevarlo a la parte inferior de los pulmones (notaremos que el vientre se eleva). Mantendremos la respiración durante unos 5 segundos en la que vamos a sentir cierta tensión en la zona abdominal. Después expulsamos el aire poco a poco, mientras nos concentramos en las sensaciones que vamos experimentando al desplazarse la zona ventral e ir relajándonos poco a poco. A continuación volvemos a inspirar con profundidad y repetiremos el proceso durante un minuto.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

Estómago

Encoger los músculos situados en la zona periférica del estómago como si estuviésemos preparándonos para recibir un golpe.Sentiremos la tensión que se va acumulando en la zona al mantenerlos encogidos y rígidos.Mantendremos la posición durante unos 5 segundos y después relajamos la zona. Repetir varias veces, durante aproximadamente un minuto, para así poder percibir todas esas sensaciones que van surgiendo a medida que poco a poco nos vamos relajando y nos dejamos llevar.

ESPALDA

Apoyando los  hombros contra el respaldo de la silla o el cabezal de la cama, nos inclinamos un poco hacia adelante para que la espalda quede arqueada y sintamos la tensión que se va ejercitando en toda ella. Mantendremos esa posición durante 10 segundos, y posteriormente nos relajamos volviendo a la posición inicial y dejando caer el peso de nuestro cuerpo en el respaldo.

NALGAS Y PIERNAS

Extendemos las piernas hacia delante con fuerza y dirigiendo los dedos de los pies hacia abajo para tensar la zona de los muslos y nalgas. Mantenemos la tensión de las piernas y nalgas unos segundos, y posteriormente las relajamos por completo. Repetir la rutina durante un minuto mientras vamos sintiendo como esa tensión va desapareciendo poco a poco y nos dejamos llevar, nos relajamos, mientras desplegamos la musculatura todo lo que podamos.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

TODO EL CUERPO

Durante un periodo de tiempo de entre 2 o 3 minutos, debemos concentrar toda nuestra atención a relajar todos los grandes músculos de nuestro cuerpo, y ya no vamos a concentrarnos en tensar más, sino  en relajar. Dejemos el cuerpo absolutamente relajado, mientras apreciamos cómo nos vamos hundiendo en la cama, sofá o sillón, mientras nuestro cuerpo se hace cada vez más y más pesado. Debemos concentrar esa sensación en la mente, disfrutar de ella mientras percibimos esas sensaciones tan agradables que van surgiendo de relajación absoluta. Durante el proceso es mejor mantener los ojos cerrados e intentar traer a la mente la imagen que previamente habremos seleccionado, la cual nos invita a relajarnos con solo pensarla. Al cabo de unos minutos, abrir los ojos y volver a mover el cuerpo con lentitud hasta adquirir un tono muscular normal. Ojo con levantarnos de un modo brusco, ya que nos podemos marear.

Y con esto, a grandes rasgos, ya habremos terminado con los ejercicios.

Es importante practicarlos cuantas más veces mejor, hasta poder dominar al completo la técnica, ya que los beneficios que podremos obtener, compensarán con creces todos esos esfuerzos invertidos en el aprendizaje, aunque veis que son muy pero que muy sencillos.

Muchos de mis pacientes me comentan que les resulta extraño que si queremos relajarnos empecemos primero tensando, y como puede que sea también una de vuestras dudas, dejadme que os comente que es mucho más sencillo aprender a diferenciar algo cuando lo provocamos intencionadamente, que cuando se produce de un modo inconsciente.

El hecho de tensar la musculatura hará que después se produzca de un modo automático el mecanismo de auto-recuperación, y eso nos ayudará a relajarnos. Y es por ello que aprender a detectar esas primeras señales, poder controlarlas y poner los medios necesarios para discriminarlas, nos ayudarán a aprender a estar siempre lo más relajados posibles, tanto a nivel externo como interno.

RUTINAS SEMANALES

Primeras 2 semanas

Practicar los ejercicios de cada uno de los grupos musculares a diario, a poder ser 3 veces al día, combinadas con técnicas de respiración, lo cual nos ocupará unos 30-45 minutos en total.

Recordar que una respiración profunda y voluntaria nos mantiene físicament activos, intelectualmente lúcidos y nos ayuda a equilibrar y controlar las emociones.

Tercera y cuarta semana

A medida que vayamos progresando iremos reduciendo el tiempo de relajación, pasando de los 30-45 minutos iniciales a hacerlo solo en 15-20 minutos, combinando siempre los grupos musculares, con la respiración y pensando con esa imagen que os ayude a relajaros, como puede ser, escuchar las olas del mar mientras estamos tumbados en la playa, el sonido de la naturaleza en plena montaña...

Lo que sí haremos durante estas semanas, es practicar la relajación rápida (tensar todo el cuerpo y relajarlo rápidamente, concentrándonos todo lo que podamos e intentando alcanzar un pico considerable de relajación), que podemos hacer de pie, sentados o incluso andando.

Una vez superada esta relajación rápida, intentaremos relajar todo el cuerpo sin pasar por la fase de tensión. ¿Es posible? ¡Claro que sí! Solo bastará con que intentemos abandonar nuestro cuerpo, soltar toda la tensión, dejar que sintamos esa pesadez del mismo, y aprender detectar qué señales son las que nos indican que nos estamos relajando.

RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

Quinta y sexta semana

Ya vamos dominando más nuestro cuerpo, ahora toca también unirlo con totalidad con nuestra mente, así pues, vamos a asociar la relajación a nua palabra que nos tranquilice o relaje. Por ejemplo, en mi caso es, fluir, así que uniéndola con las actividades que esté llevando, es decir, estableciendo esa asociación entre palabra con relajación y actividad, conseguiremos aprender a estar relajados en muy poco tiempo a la vez que realizamos diversas actividades, como pueden ser andando, de pie, estando sentados, trabajando...

Séptima semana y siguientes

Ya podemos decir que somos ya unos auténticos gurús de la relajación.

En estas semanas practicaremos la relajación rápida varias veces al día en situaciones no estresantes, para así poner a prueba todo lo que hemos aprendido y que podamos dominar la técnica cada vez mejor.

Y ya estaremos en condiciones óptimas para empezar a aplicar la relajación en situaciones tensas o que nos generen ansiedad. Así pues, si nos ponemos nerviosos en el metro, por poner algún ejemplo, podemos hacer nuestros ejercicios, practicando la relajación rápida, de un modo disimulado y sin que nadie se de cuenta, y así sentir como nos vamos relajando poco a poco.

En definitiva, la relajación muscular progresiva, ya no solo nos va a ayudar a educar a nuestros músculos para que se destensen en momentos de tensión, sino que además al ayudarnos a reducir nuestros niveles de ansiedad, aumentará la autoeficacia que puede sentir una persona cuando logra dominarla cuando decida aparecer sin más.

Así que, ya contáis con una brillante herramienta que si entrenáis y ponéis en práctica de un modo correcto, puede ayudaros a cerrar con llave la puerta de la ansiedad.

Espero, como siempre, que este artículo os sea de utilidad.

¡Un saludo maj@s!


30 comentarios:

  1. Pues tomo nota de estos ejercicios para relajar los músculos ya que puedo aprovechar el tiempo que estoy en la casa y de paso disipar tensiones, lo explicación me ha quedado clara, gracias!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, pues no conocia la tecnica por este nombre, o si lo supe en su dia me habia olvidado, pero haciamos algo asi cuando estaba en la facultad estudiando psicologia para el afrontamiento a las situaciones de estres o en las fobias... hace años que ya no toco el tema, pero es tal cual lo dices, no te digo que leerte no me haya venido bien para estos dias en los que ojala pudiera encerrarme en casa pero me toca ir al hospital y es una situacion que nos produce angustia a todxs! besos

    ResponderEliminar
  3. Una relejación muscular es muy importante y más en estos días que hemos de estar en casa. Nos anotamos este metodo para ponrlo en practica y que sabemos que nos va a ir de maravilla. Un gran post que lo tendremos muy presente!

    ResponderEliminar
  4. Holaa
    Yo creo que la relajación es súper importante. Yo intento hacer sesiones de meditación pero es verdad que no conocía éste método y es verdad que cuando una está nerviosa empieza a tensar los músculos. De hecho estos días, por muy tranquila que intente estar me doy cuenta que en algún momento estoy súper tensa. Ya sea mirando las noticias o leyendo algo que me inquiete. Considero que estos días son ideales para intentar cambiar hábitos y mejorar o añadir alguno nuevo.
    Gracias por tu post!
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Hola muy buenos los consejos,aprovechare este tiempo de quedarnos en casa para comenzar a practicarlos. Muy claro y ejemplificador. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola wapa! Son muy buenos consejos y más en la fechas que estamos que con esto del virus la gente no sabe como relajarse. bssss

    ResponderEliminar
  7. Hola :)

    Jejeje! si supongo que tengo que imprimir esto y reelerlo para hacer estos ejercicios bien bien porque si necesito hacer estos ejercicios, no quiero ponerme personal con mis cosas pero si es necesario buscar formas de liberar estrés y esta técnica de relajación muscular esta buena. Gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  8. No conocía este método, me parece super interesante y la verdad hay momentos del día que uno necesita si o si relajarse y olvidar un poco todo este estrés que nos afecta, emocional, física y psicológicamente. Gracias por compartir. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Me viene muy bien ocupar estos días para relajarme, mantener a raya la ansiedad, la relajación muscular ayuda bastante y sus beneficios son muchos para los músculos y articulaciones. Saber cómo y dónde dar el masaje adecuado para así no maltratar y pueda disfrutar del momento, el artículo viene excelente y si es posible mantener a raya la ansiedad mejor aún.

    ResponderEliminar
  10. No conocía este método de relajación muscular, y es muy interesante lo que explicas. Creo que uno a veces está tan absorto con sus problemas, que es importante conocer estos métodos para llevar una rutina más tranquila.

    Un saludo grande!

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa
    Ay pues no conocía ni me sonaba de nada la técnica de relajación muscular progresiva de Jacobson y mira que me sorprende porque siempre he tenido muchos problemas musculares y conocer esta técnica creo que me habría venido fenomenal!
    Voy a poner en práctica todo lo que nos comentas, ahora tengo tiempo de estar en casa tranquila y probarlo y creo que puedo obtener muchos beneficios de esta técnica Jacobson
    Gracias por compartir con todos los detalles y trucos :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Me viene genial, ya que soy una persona muy nerviosa y a veces los nervios y la tensión me juegan malas pasadas. Gracias por compartir la rutina, ahora toca ponerla en práctica. Un besote

    ResponderEliminar
  13. Antes que nada darte las gracias por este fantástico post. Debido al confinamiento muchas personas acabamos con tensiones y estos ejercicios son maravillosos para relajarnos. He tomado nota para ponerlo en práctica con mis seres queridos.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta leerte, somos muy afines y siempre me llevas a un pasito más. Que importante la relajación del.cuerpo , no conocía el método de JACOBSON pero me gusta, porque práctico de diario la relajación , ahora soy un poco más consciente de cómo hacerlon

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa! No conocía La relajación muscular progresiva de Jacobson por lo que tu post me ha parecido realmente interesante y útil porque yo debido al estrés y a que estoy muchas horas sentada sufro mucho de dolor de espalda debido a la tensión muscular, ahora que ya se como hacerlo me lo apunto sobre todo aprender bien los ejercicios de respiración y lo de apoyar los hombros contra el respaldo de la silla me vendrá genial para cuando este en la oficina relajar un poco la espalda. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta!! soy de tensionarme mucho pero mucho y cuando aprendí a darme cuenta fue revelador porque ahora con ejercicios como los que comentas puedo relajarme y se que es un bien no solo para mi mente sino para mi bienestar y salud física. Recomiendo mucho este tipo de prácticas. De nuevo gracias por compartir y ayudarnos!

    ResponderEliminar
  17. Hola, Carolina.
    No podía haber caído en mis manos en mejor momento este artículo tuyo, la verdad que me hace muchísima falta relajar los músculos y ahora que tengo tiempo de sobra voy a aplicarme estos ejercicios tuyos porque suelo estar en tensión continua y sí, hasta la nuca la tengo tensa y con estas situaciones de si tengo que salir por alguna fuerza mayor, ya que en casa soy la única que puede hacerlo, y encima tener que ir corriendo, controlando las distancias, con miedo, etc me pongo más que nerviosa y mi cuerpo termina resintiendose a lo largo del día. Muchas gracias 😘
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Carolina! muchísimas gracias por compartir todo esto! he flipado,en serio, a la vez que a medida que leía me daba cuenta de lo bien que me va a venir ponerlo en práctica. Me siento super identificada porque mi trabajo me genera mucha tensión y porque además la ansiedad a veces no me deja dormir... Gracias!!

    ResponderEliminar
  19. Hola! no conocía esto de la relajacion muscular progresiva de Jacobson. soy una persona que vive muy tensa y que cada mañana me despierto muy tensa. Justo esta entrada me vino muy bien para ponerlo en practica.

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola!
    Me ha parecido un post muy interesante, sobre todo ahora que debido a la cuarentena tengo los músculos destrozados. No sé si podré hacer los ejercicios ahora, pero desde luego,cuando esto termine necesito arreglarme los músculos ya. No conocía este método, así que me lo llevo apuntado.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  21. Wow, me viene como anillo al dedo esta lectura, estoy pasando por un momento de estrés tremendo.
    Y lo mejor es que podemos hacerlo en un tiempo en casa o en oficina.
    Gracias

    ResponderEliminar
  22. ¡¡Holii Carolina!!
    Te aviso que yo para las técnicas de relajación, mala no, lo siguiente.
    Nunca se me ha dado bien eso de relajarme en plan "técnica". Y mira que he ido a clases, pero nada, lo único que consigo es ponerme más y más nerviosa y mandarles a todos donde Cristo perdió el gorro.
    Mi plan de relajacióno anti-estrés que yo misma he montado es, trapo, plumero, guantes y a pulir toda la casa. No pienso en nada, solo me dedico a limpiar con meticulosamente. Y luego me quedo super-relajada, y ya de paso duermo bien.
    ¡¡Bssos!!

    ResponderEliminar
  23. Con todo el caos que estamos viviendo viene muy bien esta técnica y aprender a descargar el estrés que todos estamos viviendo, conociendo nuestro cuerpo. Lo bonito de esto es que lo podemos hacer desde casa, prestar atención a la respiración es muy necesario. Quinta semana para ver los resultados puede ser un poco duro para las personas que no tiene paciencia. Muy curioso el nombre de esta técnica.

    ResponderEliminar
  24. Seguramente me vuelva a pasar por aquí más pronto que tarde, porque no sabes lo bien que me van a venir estos ejercicios. Lo que me parece curioso es poner la parte en cuestión en tensión (más de la que ya tenga) para luego sentir más alivio. Parece que nos estamos machacando jajaja. Lo dicho, lo probaré, bss!

    ResponderEliminar
  25. Hola! Pues con decirte que son excelentes consejos, super agradecida! Ya he guardado la pagina en el móvil para tenerlos siempre a la mano, usualmente el estrés tiende a hacer estragos en mi y he pensado en ejercicios de relajación, y estos me cayeron como anillo el dedo, genial!

    ResponderEliminar
  26. hola tesoro!!
    Yo siempre tengo tensión muscular y unas contracturas de caballo. Llevo desde los 27 años en masajistas..
    La verdad es que tu post me da ayuda para cuando empiezo a sentirme peor que tensiono generalmente la cara primero pero no frunzo el ceño.. Las tecnicas de relajacion me vienen de maravilla, las hago sobre todo en la baañera y cuando hacia natación tambien lo hacia en la piscina por mi cuenta porque esa relajacion va mucho mas rapida. BSS

    ResponderEliminar
  27. Hola!
    es una buena herramienta para saber cuando estamos a punto de explotar y como ir destensándonos. A mi me vendría muy bien por el tema cuello: conforme me voy poniendo nerviosa y estresándome, noto como se me va encongiendo. Luego cuesta lo suyo que vuelva a la normalidad así que iré practicando y añadiendo partes del cuerpo a ver como me va. Gracias!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  28. Hola, no conocía la RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON pero me parece bastante bueno y súper fácil de hacer, creo que no tiene complicación alguna y que mejor que después de un día de estrés puedas aplicar la tecnica.
    Gracias por la info, me llevo anotados los pasos a realizar, saludos.

    ResponderEliminar
  29. Hola guapa, que pasada de post, me ha parecido super interesante, no conocia de nada este tipo de relajación muscular y la verdad es que me hace falta, por mi trabajo me paso demasiadas horas sentadas, gracias

    ResponderEliminar
  30. Hola! Pues has dado muy buenos consejos. Falta me hace la relajación. El principio me ha parecido un poco al mindfulness porque cuando lo practico me concentro en cada parte de mi cuerpo. Esto que explicas va más allá. Lo de cerrar y abrir el puño y demás ejercicios, ten por seguro que los practicaré. Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!