USA TU TALLA

sábado, 13 de marzo de 2021


A pesar que los sujetadores son una pieza básica en el armario de toda mujer, y aunque resulte un poco incomprensible, no todas utilizan la talla adecuada.

USA TU TALLA


El problema radica principalmente en la copa o las bandas de sujeción, aunque también podemos hallarlo en los aros, tipo de material o estilo.

Por eso hoy en blog, he decidido hacer este artículo para despejar todas las dudas posibles, y que todas podamos usar la talla correcta de sujetador.

Para empezar a concienciarnos de la importancia de usar el sujetador indicado, es importante conocer los problemas que se pueden ocasionar de no hacerlo.

PROBLEMAS

Uno de los primeros problemas con los que nos podemos topar es con el síndrome de la salida torácica, que se caracteriza por un dolor en hombro, brazo y cuello, e inclusive puede conllevar a hormigueo en brazos y manos, y eso es debido a que los vasos sanguíneos y/o nervios en el espacio entre la clavícula y la primera costilla (abertura torácica) se comprimen. Este lo pueden llegar a padecer, en general, mujeres con el busto grande y que no lleven los tirantes ni las bandas correctas de sujeción.

Otro de los problemas son a raíz de llevar el sujetador muy apretado, dando lugar a dolores de espalda así como una apariencia distorsionada del busto, porque ante la presión, los senos suelen salirse del sujetador generalmente por la área superior e inclusive por los laterales. Esto es causado a que las bandas aprisionan entre las axilas y la parte baja de la espalda.

Pero no todos los problemas vienen de llevar demasiado ajustado o pequeño, porque por otro lado, el uso de sujetadores de tallas superiores a la que se necesita, hace que los senos se caigan por la gravedad, y no haya una buena sujeción de las mamas.

Y aunque parezca algo que sobra comentar, hay que tener una buena higiene con ellos, porque pueden provocarnos salpullidos y hongos, debido a las bacterias del sudor que se van acumulando en el tejido del sostén.

USA TU TALLA


TALLA

Sin duda es la primera cosa que toda mujer debe tener presente cuando queremos comprar un sujetador, sin olvidar que ésta en muchas ocasiones irá cambiando, ya que según la etapa de la vida en que nos encontremos el busto puede aumentar o disminuir.

En cualquier caso, para lograr dar con la talla indicada, debemos tomar el contorno de la espalda por debajo del pecho, y en cuanto a la copa, está resultará del a diferencia entre la talla del contorno por debajo del pecho y la talla del contorno por encima del mismo. Así pues, las medidas resultantes de este cálculo serán las que nos servirán para saber la talla exacta de nuestro pecho, lo cual nos servirá de gran ayuda para compras online.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la talla europea no es la misma en diferentes países, por ejemplo la europea no es la misma que la francesa o española, y con el auge de las compras online, es algo que tenemos que tener presente.

TEJIDOS

Natural: La fibra natural común que se usa en los sujetadores es el algodón, ya que es muy transpirable y suave contra la piel, por lo que es la opción ideals para el día a día. Además, de ser cómodo para climas cálidos.

Eso sí, no es la opción para proporcionar el apoyo más necesario.

Otra fibra natural es la seda, que es muy duradera, liviana y cómoda, además de ser útil para eliminar la humedad de la piel. 

Semi-natural: La más popular es el rayón, que a menudo se mezcla con otras telas naturales o sintéticas, y principalmente con poliéster o spandex para dar un mayor grado de elasticidad.

Es un tejido muy suave que puede copiar a la perfección la apariencia de los artículos de algodón o seda, aunque dependerá de su proceso de fabricación. Un beneficio adicional es que tiene la capacidad de evitar la decoloración  o la contracción después de lavados repetidos.

Sintético: Hoy en día prácticamente todos los sujetadores contienen una cierta cantidad de fibras sintéticas, y es que este tejido es necesario para agregar flexibilidad y estiramiento, cosa que a menuda carecen ciertas alternativas naturales. 

Una gran opción es el spandex, y combinado con poca cantidad con un material como el algodón, se garantiza que se mantenga la durabilidad y la transpiración, además de tener la flexibilidad requerida. Otro punto a favor es que este material recupera su forma incluso después de haber sido estirado repetidamente, pero por contra, presenta un riesgo de irritación de la piel para muchas personas.

USA TU TALLA


TIPOS DE SUJETADORES

Aunque conocer la talla es lo más importante, no es suficiente, porque, primero entre diferentes marcas hay diferencias en las mismas tallas, y por otro lado, un sujetador con aros no hace la misma función que uno con foam, deportivo o de lactancia.

Aunque hay muchos tipos de sujetadores, y obvio que cada sujetador, según sus características, cumple unas funciones concretas. 

Clásico: es el modelo más popular y está compuesto por copas con aro rellenas de foam que mantienen, sujetan y realzan la forma el pecho de manera natural.

Sin aros: con o sin relleno, son simulares a los clásicos, pero resultan más cómodos de llevar ya que al no tener aros de adaptan con más facilidad a cualquier talla o forma de pecho.

Sin tirantes: los tirante de estos sujetadores o son de quita y pon o directamente no existen. A diferencia de otros como el bandeau, que veréis después, este sí aporta sujeción, por lo que para chicas con mucho pecho también pueden usarlos.

Triangular: para pechos pequeños, redondos y que puede que apunten un poco hacia abajo, un sujetador en triángulo sin aros, hará que se realcen naturalmente.

Push up: para pechos relajados o caídos, ayuda a levantarlos y crear volumen, y gracias al relleno, se realzan de un modo natural.

Reductor: para mujeres con mucho pecho y que quieren disimularlo. Eso sí, reducir no significa aplastar, así que el sujetador debe apretar lo suficiente para crear menos volumen y moldearlo, pero sin maltratar al pecho. Suelen tener los tirantes anchos y las copas muy amplias tanto en la parte superior como en la zona más próxima a la axila.

Bralette: igual que el triangular, es un sujetador que no cuenta con ningún tipo de sujeción, por lo que es más adaptado para pechos pequeños y/o atléticos.

Deportivo: es recomendable para la práctica de deporte, aunque también podemos llevarlo para otras actividades. Este sujetador controla el rebote de un modo efectivo, los tirantes son ergonómicos y controlan la humedad.

Bandeau: también para mujeres con poco pecho, ya que simplemente es un banda o una tira de tela elástica. No tiene tirantes, ni copas ni cierres. Su soporte es mínimo pero sí aporta comodidad.

Balconet: es un sujetador que realza el pecho y es ideal para pechos redondos.

Plunge: es solo para mujeres con poco pecho ya que no cuenta con mucha sujeción. Al tener mucho escote, es ideal para prendas con escote V.

USA TU TALLA


Halter: para pechos laterales o este-oeste, coloca el pecho firme y consigue centrarlo, además de corregir el desequilibrio si hay asimetría entre los pechos.

Corazón: realzan el escote y hacen que un pecho pequeño se vea más voluminoso. Se les llama así por la curva de la copa des del centro hacia los tirantes recuerda al trazo del dibujo de un corazón.

T-shirt: es el que se adapta a casi todos los tipos de pechos. Cuenta con una estructura fija que sujeta y centra el pecho.

Bustier: es un megamix entre un sujetador y un corsé. Sujeta el pecho y puede cubrir el torso  hasta la cintura. Al tener una banda ancha, el cierre de los ganchos es más amplio, aunque no es el mismo que tiene un corsé.

Multiposición: los tirantes de este sujetador se desmontan por lo que nos permite graduarlos y podemos abrocharlos de diferentes formas de tal modo que no se vean, por ejemplo sin ideales para prendas que nos dejan la espalda al aire.

Copas adhesivas: no es sin duda la opción más cómoda, y menos si tienes mucho pecho, aunque si es apta para mujeres con poco pecho, firmes y/o atléticos.

Para mastectomía: son sujetadores sin aros, pero que sujetan bien todo el torso y espalda. Para poder evitar el roce o las marcas en la piel, no llevan costuras. El cierre suele estar por delante para poder evitar molestias que pueden ir surgiendo a causa de mover mucho los brazos. Tienen unas fundas para colocar las prótesis.

De maternidad o lactancia: cada copa posee un sistema e apertura que permite dejar el seno al descubierto para que el bebé pueda acceder al pezón sin que la mami tenga que quitarse el sujetador. Se puede empezar a llevar durante el embarazo una vez que los sujetadores habituales se queden pequeños.

Pero ahora que hemos visto algunos de los problemas o inconvenientes que pueden surgir de no utilizar el sujetador adecuado, hemos hablado un poco de las tallas y los tipos,vamos a descubrir las características del sujetador correcto.

TIPS PARA ACERTAR CON TU SUJETADOR

Fíjate en el tirante: una vez lo hayas ajustado, no debe resbalar ni hundirse en los hombros.

Para comprobar la banda (la parte que sujeta el aro y ayuda a mantener toda la sujeción), ésta debe estar nivelada alrededor de la caja torácica. Para ello separa la banda de tu torso tirando de ella con los dedos y observa el espacio que deja, que no debería ser mayor de 5 cm.

Las costuras interiores y el aro, nunca deben descansar sobre la mama, y además tienen que cubrir todo el seno hasta llegar al área de la axila.

Las copas tienen que envolver toda la mama, deben sostener el seno, sin dejar abultamientos ni espacios en los laterales o zona inferior y/o superior. Para comprobar si es tu copa, prueba de doblar tu espalda hacia delante, si el pecho se sale, no es tu talla, es decir, el pecho debe quedar bien sujeto dentro de ella.

El frente central o puente del sujetador deben descansar planos, sin protuberancias y contra el esternón, si no es así, hay que probar una talla más de copa, y si baila mucho, una menos.

USA TU TALLA


LARGA VIDA DE TU SUJETADOR

No solo para alargar la vida del sujetador, sino además para mantener una buena salud y firmeza de nuestros senos, es importantísimo su cuidado.

El principal consejo sería mantener el sostén en su vida útil, y la clave está en el lavado, aunque es recomendable que cada mujer tengamos unos 5 sujetadores e ir turnándolos durante la semana.

Pero volviendo al lavado, también es importante cómo hacerlo, es decir, lavarlo a mano es lo ideal para prevenir que se deforme o pierda elasticidad, al igual que lo es hacerlo con un jabón suave. Pero si sois de las que prefiere la lavadora, lo mejor será colocarlo en una bolsa especial para su lavado. Así conseguiremos la máxima protección frente a los daños que puede ocasionar la lavadora. En referencia al ciclo, siempre debe ser en el de ropa delicada.

Sobre su secado, lo sé las secadoras automáticas son muy prácticas, pero son un auténtico monstruo deforma sujetadores, mejor dejarlos secar al aire natural.

Y eso es todo, por hoy maj@s.

Eso sí, antes de irme, querría señalar que a la hora de ir a probarse un sujetador debemos tener en cuenta que, como he comentado antes, hay diferencias entre las marcas, y ya no solo respecto a la talla, sino también en la forma. 

Eso quiere decir que si por ejemplo te pruebas un sujetador estilo bralette de la marca "X" y te queda mal, no significa que tengas que descartar esa opción, simplemente sigue probando en otras marcas, si realmente te gusta el modelo, porque quizás halles el que sí se adapte a tu pecho.

Aunque cierto es que hay tipos de sujetadores que nos favorecen a todas o mejor dicho, a un determinado tipo de pecho, pero con todo el abanico de formas y modelos, te aconsejo que abras tu mente y no te limites a probar con un solo tipo de sujetador por el simple hecho de que lo hayas usado siempre. Explora otras posibilidades, pero con paciencia.

Espero, como siempre, que este artículo os sea de utilidad.

¡Un saludo maj@s!



22 comentarios:

  1. Y yo que pensaba que me sabía todos los tipos de sujetadores que había y por el listado que compartes alguno se me despista. Sí que fastidia cuando sabes tu talla y porque hayan cambiado el fabricante o cambies de tienda empieces la búsqueda de cero, porque o te aprietan o te sobran...bss!

    ResponderEliminar
  2. Que buena entrada,muy informat8va y detallada para elegir el brasiere adecuado según cada necesidad es bueno tener diferentes modelos porque cada escote necesita un modelo específico.

    ResponderEliminar
  3. Excelente... no sabía que habían tantos tipos de sujetadores y es verdad las tallas varían por país. Por otra parte además de lo dicho creo que algo bueno a tomar en cuenta es que el sujetador o banda sea grueso ya que da firmeza al busto y si por salud es mejor lavarlos a mano y tener bastantes... Gracias por los consejos muy precisos.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa
    Ay que información tan importante nos compartes hoy!! Estuve muchos años usando sujetadores que no eran de mi talla porque no sabía bien como encontrar la adecuada. Todo lo que nos cuentas es esencial para acertar con la talla y llevarlo de manera cómoda.
    Eso si, no tenía ni idea de todos los tipos de sujetador que hay, es que la mayoría ni me sonaban!
    Tomo nota de los consejos para mantenerlos bien durante más tiempo
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    Esto de la ropa interior es todo un mundo del que nosotras mismas aún hoy en día desconocemos. Yo siempre que puedo me dejo asesorar por las dependientas porque me ha pasado alguna vez de "emperrarme" en un modelo y ellas decirme que no es adecuado para mí, y no, no lo es. Al final los que llevo más cómodos son los que me dicen ellas. Por no hablar de cuidarlos, era de las que metía todo en la secadora (a lo bruto) y me duraban dos telediarios... Desde que cuido mi ropa interior no sólo dura mucho más sino que como compras menos me permito comprar diseños más bonitos.
    Un gran post!

    ResponderEliminar
  6. ¿Hola? No sabía que existía tantos modelos de sujetador, como se nota que casi siempre me compro los mismos jajajaja voy a tiro hecho. Me gustaría pedir alguno a alguna web que he visto pero no me atrevo nunca por si no doy con mi talla, me cuesta un poco conseguir un sujetador que me sirva porque si me quedan bien de contorno me quedan pequeños de copa y al revés, así que muchas veces tengo que optar por los alargadores de clips de la parte del cierre. La verdad que últimamente suelo usar sin aros porque me resultan mucho más cómodos para trabajar y para el día a día. Me he enamorado del de la foto de portada, es precioso. Y como dices cuando vaya a comprar algunos nuevos optaré por probar otras marcas hasta dar con la que se ajuste a mi busto. Gracias por todos los consejos, me ha encantado el post.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola, cuanta información aportas y sinceramente no conocía ni la mitad de los tipos de sujetador que existen, si es cierto que comprar online es un riesgo para estas prendas, a mi me tiene pasado de ser demasiado grandes o pequeños, y tener que regalarlos, si compro en tienda me pruebo muchísimos pues no soy de una marca en especial, lo que necesito es comodidad, no soporto un sujetador apretado o demasiado flojo, también tengo la suerte de tener poco pecho y por casa nunca lo llevo puesto. Unos buenos consejos que siempre deberíamos tener en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Carolina! Me he quedado impresionada, no sabía que existía tantos tipos diferentes de sujetadores. Al final siempre opto por los mismos modelos e igual me vendría bien cambiar. Con respecto a la talla tienes toda la razón después de la lactancia cuando volví a los sujetadores de antes comprobé que mi talla había cambiado. Ninguno de los sujetadores de antes me valían. Tuve que comprar sujetadores nuevos que se adaptasen a mí nueva talla. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Reconozco que antes solo me fijaba en la talla, más tarde también por la copa, asñi descubri lo iportante que es elegirlo correctamente, en el posto lo explicas muy bien y me viene fenomenal

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Pues me acabo de marear, madre mía, cuantos tipos de sujetadores hay 😳😳😳😳😳 y yo sólo tengo tipo T shirt y "los normales" que ahora no sé en qué categoría encajarlos.
    Como siempre, un post muy completo y muy trabajado, nunca me voy de tu Blog sin aprender un montón de cosas nuevas. En este caso me llevo cómo prestar más atención a la hora de elegir y cuidar una prenda tan importante.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Hola!! Qué buen post y qué bien me viene!! Yo uso sujetadores deportivos. Me gusta la comodidad. También creo que los uso porque no sé muy bien la talla que tengo. Tus consejos me van a venir genial para renovar mis sujetadores. Por otro lado, estoy de acuerdo contigo: hay que tener varios para cambiarlos. Yo me pongo uno cada día.

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa, pues solo tengo una exigencia con los sujetadores y es que sean cruzados pues siempre siempre siempre se me bajan las tiras y es un rollo, asi que la unica solucion que he encontrado es esa... o tipo Tshirt que tambien tengo, no sabia que habia tanta variedad! besos

    ResponderEliminar
  13. madre mia, por primera parte me quedado alucinada con la cantidad de tipos que hay, me sabia unos cuantos, pero me faltaban otros tantos jajaja la verdad que no es tan fácil como puede parecer elegir un sujetador que se adapte a nuestras necesidades y tipo de pecho. Yo tengo poquito pecho, pero siempre suelo usar el mismo tipo.
    Volveré a leer tu post tranquilamente, que es mucha info que asimilar, la verdad que está super completo y currado, enhorabuena!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Me costó mucho saber cuál era mi talla, hasta que me dijeron las medidas que me tenía que tomar. Uso el de multiposición, ha sido un verdadero descanso no tener que volver a subir los tirantes. Son bastante escasos y había una marca que los fabricaba y eran estupendos, pero dejo de hacerlos como los hacía para cambiar por un modelo donde todo se quita. Hay otros, de este mismo estilo, que son parecidos a los deportivos, pero no tan rústicos y tampoco, exclusivamente, para hacer deporte. Es un rollo buscarlos, pero para mí, no solo fue un descubrimiento, sino que un tremendo descanso.

    ResponderEliminar
  15. Cuanto necesitaba un post así. Ante tanta opción de sujetador, me pierdo un poco. Llevo tiempo que no acierto. He engordado, pero tengo el pecho pequeño. Suelo gastar pushup porque voy más cómoda y realza, pero no acierto con el contorno. Es bastante complicado. Sobre la clase de copas A, B, C... no me queda muy claro cuál utilizar. Para el entorno me he comprado como un trozo más que se añade (no sé el nombre), pero noto que aún voy perdida. Es un dilema.
    Tu post es completísimo, me ha parecido muy necesario y de lo que se habla poco.
    Gracias por tocar el tema.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. He de confesar que hace muchos años atrás pensaba que todos podía utilizarlos, que todos los modelos y diseños me iban, y lo pasaba luego fatal , por los dolores de espalda o porque me sobraba o faltaba jajaja y más aún para las mujeres de tallas más grandes. luego supe que es un mundo y que es necesario buscar tu talla correcta y un diseño que no solo sea estéticamente precioso, que sea el correcto y te ayude. Me encantan las imágenes preciosa.

    ResponderEliminar
  17. Vaya, que información tan interesante :D
    Nunca he tenido problemas con el sujetador, nunca me ha apretado ni me ha provocado ningún tipo de molestia por ese motivo me ha sorprendido saber lo que puede ocurrir pero lo bueno es que ya lo sé y que ahora ya dispongo de toda la información necesaria por si algún día lo necesito ^^

    ResponderEliminar
  18. Siedo chico tengo que confesar que nunca he mirado el tipo sujetador y mi experiencia comprando para mis exs eran un caos, pero es bueno tu post para saber diferenciar y tomar medidas para caz Tjpo de sujetador

    ResponderEliminar
  19. Hola que importante es saber usar una talla adecuada de sujetador, conocer nuestro pecho primordial y encontrar un diseño adecuado para sentirnos cómodas y confortables, me parece un post super completo y lleno de información de valor

    ResponderEliminar
  20. Hola nena, que interesante tu post, yo soy de las que siempre batallaba para encontrar la comodidad en los bra... Así que opte por el deportivo y es el que uso siempre, sin rellenos sin nada, super cómodo y a veces me pongo con encaje que son muy cómodos y se is jejeje no sabia que había tanto que saber sobre los sujetadores, pero me gusto aprender. Besos!

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado esta entrada y toda la información que nos aporta. Cierto es que estamos totalmente desinformadas al respecto y muchas veces que vamos a comprar nos dejamos llevar por gustos y no por lo que realmente necesitamos.

    ResponderEliminar
  22. Que locura!! Dar con la talla correcta es más complicado de lo que parece. Hay que tener en cuenta un montón de cosas y muy pocas mujeres lleva la talla adecuada. Nos quedamos en la estética y dejamos pasar de largo todos los tipos que hay. Por fin alguien que lo explica tal y como es.Muy bien 👍

    ResponderEliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!