viernes, 9 de octubre de 2015

DISCALCULÍA

¡Hola maj@s!

¡Ya viernes! Y este finde viene con puente (estoy por llorar de la emoción, aunque me espera unos días de no parar....).


DISCALCULÍA

Hoy Mel nos habla de la discalculía. La verdad que cuando me ha pasado el artículo he hecho cara de ¿qué diantres será eso? Seguida de cara de....chata, ¡lo que te queda por aprender!

Así que me he enganchado a la pantalla y me he puesto a leer de "pe a pa" el artículo para no perderme nada. Pero, como no me gusta hacer ningún spoiler, os dejo ya con el post de Mel.

"¡Hola, hola, hola! ¡Ya es viernes, ya es viernes! Espero que tengáis un montón de cosas que hacer en el fin de semana, aunque bueno, descansar y no hacer ni el huevete también es válido, ¿eh? Hoy os traigo un post dedicado a la Discalculía, una dificultad de aprendizaje que afecta a las operaciones matemáticas. ¿Recordáis el artículo de la Dislexia? Pues el siguiente va por un camino parecido. Así que… ¡vamos a allá!


La Discalculía: Qué es, posibles causas y tratamiento.


La Discalculía es la dificultad del aprendizaje que afecta a la habilidad de comprender los números, operaciones y problemas matemáticos

Algunos niños y jóvenes, tienen complicaciones a la hora de entender sumas y restas sencillas. 

En muchas ocasiones, los alumnos saben lo que tienen que hacer en las clases, pero, lo que no comprenden es por qué lo hacen, es decir, la lógica y los motivos.

Cabe destacar, que los números son algo muy importante en la rutina diaria y para manejar el entorno. 

También, la Discalculía puede afectar las destrezas sociales (frustraciones, fracaso escolar…), a la orientación (pueden perderse fácilmente en actividades al aire libre) y al manejo del tiempo.

Hoy por hoy, ni los científicos ni los profesionales de la Educación saben qué porcentaje de alumnos padecen esta dificultad de aprendizaje. Y tampoco saben la edad exacta en la que pueden aparecer, aunque hay indicios que los primeros síntomas suelen darse en la primera etapa de la Educación Primaria o incluso unos meses antes.

Las causas tampoco son conocidas actualmente, aunque los profesionales se mueven entre estas posibilidades:

Genética: todavía no se ha comprobado al cien por cien, pero la Discalculía podía estar relacionada con la herencia. Hay estudios de científicos que hablan que los bebés recién nacidos con familia que tienen la dificultad de aprendizaje están más expuestos a tenerla también que los que no tienen esa ascendencia. Pero, como decía antes, no hay nada seguro de momento.

Diferencias en el cerebro: Algunos estudios han comprobado que hay ciertas distinciones entre un cerebro de un alumno con Discalculía a otro que no la tiene. Sobre todo en las áreas de memorización y de aprendizaje.

Entorno Social: también ha habido investigaciones que hablan de que un bebé con problemas de beso, prematuro o un feto que haya estado expuesto en el útero materno al alcohol, tabaco o diversas drogas, podría desarrollar dicha dificultad de aprendizaje.

Accidente o lesión cerebral: una lesión cerebral puede ser una posible causa de la Discalculía.


DISCALCULÍA

¿Cómo se puede reconocer la Discalculía?

En Educación Primaria.

Pobre reconocimiento de signos, símbolos y números.
Dificultad con operaciones matemáticas simples.
Problemas para comprender terminología matemática básica, tal como: menor qué, mayor qué.
Bastantes complicaciones para resolver un problema matemático sencillo y en las ocasiones cuando lo hacen, no lo logran entender.
Pueden presentar problemas para identificar la hora.

En Bachillerato.

Los alumnos pueden tener problemas al leer un mapa.
Pueden presentar dificultad con las mediciones matemáticas.
Evitan cualquier juego de cálculo o de estrategias matemáticas.
Problemas de orientación en actividades al aire libre.

¿Cómo puede diagnosticarse la Discalculía?

En primer lugar, haciendo una visita al médico para descartar que el alumno no presente ningún problema físico,  de audición o de visión. Y así, poder proceder a la revisión de un especialista en la materia.

En segundo lugar, encontrar un profesional de la educación que aplique al alumno diversas pruebas para afirmar que se trata de la dificultad de aprendizaje y no de simples problemas con la asignatura. También, el especialista debería asesorar a las familias de todo el proceso.

Información recogida: Una vez con el análisis previo del pediatra o médico de cabecera y el especialista en educación o psicólogo, se pone el marcha el tratamiento y las pautas a seguir más adecuadas para el alumno y las familias.

La Discalculía en el aula. ¿Qué se puede hacer en clase?

Los maestros y profesores deben ser conscientes de la dificultad del alumno concreto y podría reducir las tareas de matemáticas para sobrecargar y saturar al estudiante.

Adaptar los objetivos y los contenidos para que los alumnos que presenten Discalculía no se frustren al intentar conseguirlos.

Uso de ejemplos reales que vinculen las matemáticas con el día a día de las personas.

Permitir que el alumno utilice papel cuadriculado para que hacer columnas de números le resulte más sencillo.

Fragmentar las lecciones.

¿Qué pueden hacer los padres y familiares en casa?

 Lo primero de todo, no asustarse. La Discalculía es una dificultad de aprendizaje que los expertos pueden tratar con terapias y desarrollar estrategias y actividades para los hijos.

Aceptar el reto de educar a un niño con Discalculía. No es fácil, pero tampoco es algo agotador ni muy complicado. Como decía antes, con las estrategias, intervención y actividades adecuadas se pueden simplificar mucho las cosas.

¡La información es poder! En Internet hay muchísima documentación sobre dicha dificultad de aprendizaje. Incluso, algunos padres cuentan sus experiencias con sus hijos. Puede ser muy bueno informarse para entender mejor a los hijos.

Jugar a juegos de matemáticas en familia.

Motivarle: Cada avance en matemáticas para los niños y jóvenes con Discalculía es todo un logro. Los padres deberían felicitarle por cada pequeño y gran progreso.


DISCALCULÍA

Crear un clima de confianza y seguridad: asegurándole que no pasa nada por equivocarse y por pensar las cosas antes de plasmarlas en un papel.

Un lugar único para la realización de deberes: la organización es de gran utilidad para los alumnos con Discalculía. Les favorece mucho que siempre sea en el mismo sitio donde hagan los deberes. Además, eso les tranquiliza y hace que se concentren mejor.

¡Hasta aquí el post del viernes! ¿Qué os ha parecido? 

Espero que la información os haya sido de utilidad. ¿Conocéis algún caso de Discalculía? Estaré encantada de leer vuestras experiencias en los comentarios.

¡Nos leemos la próxima semana, mis cosas preciosas!
Publicado por Mel. redactora del blog www.nuncajamasyyo.com"

Interesante, ¿verdad? Ya sé que es lo que os suelo decir siempre que termina el artículo de Mel, pero ¿qué queréis? La chica siempre aborda temas que despiertan mucho interés, al menos a mí.

Así que hoy sí, que no añado más sobre el tema, porque sería pecar de "lista" y ya os he dicho que hasta hoy, era un tema totalmente desconocido una servidora.


ACTUALIZACIÓN: El Mundo de Mel ya no se encuentra en el blog, ya que en la actualidad la autora ya no colabora en Mi meta, tu salud.

¡Un saludo maj@s!

6 comentarios:

  1. yo me he quedado igual que tu? discalqueee?
    no lo habia oido nunca, me ha parecido super interesante el post. Enhorabuena Mel!
    Un besazo a ambas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos pues Jejejeeje
      Pero nunca te acostarás sin saber una cosa más. Celebro que te haya resultado de interés.
      Besos

      Eliminar
  2. La verdad es que nunca había escuchado hablar de este concepto y me has dejado totalmente alucinada. Cierto es que todos los días se aprenden cosas. Me ha parecido un artículo muy interesante! Gracias Mel. Un beso chicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola tesoro!
      Yo tampoco, pero siendo sincera me ha encantado que Mel tratase el tema, porque a mí personalmente me ha resultado súper interesante.
      Besos guaaaaaaaapísima

      Eliminar
  3. en Infantil también se puede ver quién va a tener discalculia, y hay muchos más casos de los que pensamos.
    Me ha encantado el post porque mucha gente no sabe ni qué es.
    un beso enorme y que tengas buen día de fiesta, tesoro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Pues yo ignoraba por completo el tema la verdad, por lo que me ha encantado que Mel me informase sobre ello.
      Muchísimas gracias por tu aportación.
      Besos reina y que termines de tener un feliz día tú también

      Eliminar


Tu opinión también cuenta. Y me gustaría mucho saberla ¡Anímate a comentar!